una tarde en el Auditorio - Enrique Martinez Bermejo
581
post-template-default,single,single-post,postid-581,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

una tarde en el Auditorio

Ayer por la tarde tuve la oportunidad de asistir a un concierto de música clasíca en el madrileño Auditorio Nacional, sito en la madrileña calle de Príncipe de Vergara. Y en una época, en la que las salas de cine, se las ven y desean para dar a los espectadores buenas películas, sin embargo, otros modelos de ocio, como el señalado, sin embargo, siguen dando a los espectadores-oyentes, ocasión de disfrutar de la música de todos los tiempos, por unos precios bastante asequibles.

Auditorio Nacionalhttp://www.auditorionacional.mcu.es/programacion/portada

Ayer fueron dos horas de audición, con piezas de Ludwig van Beethoven, sinfonía número 1, en do mayor, y de Sofia Gubaidulina, con una obra magistral con flauta de Sharon Bezaly, Poema-cuento, y La hora del alma, para percusión, mezzosoprano y orquesta, con Juanjo Guillen, como percusionista, y la contralto Nathalie Stutzmann, dirigidos magistralmente por Mikhail Agrest.

Sinceramente si os gusta la música clásica, y tenéis oportunidad de acercaros al Auditorio, merece la pena escuchar a Juanjo Guillem. Escuchar a la Orquesta y Coros Nacional de España es siempre un placer, dirigidos por Josep Pons.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.