Tras la estela del iPhone - Enrique Martinez Bermejo
596
post-template-default,single,single-post,postid-596,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Tras la estela del iPhone

De cara a las Navidades que han acabado hace unos días, tanto Movistar como Vodafone, se lanzaron la terrible guerra, que todos los años provocan de una u otra manera: convencer al usuario de que sus terminales con sus contratos son los mejores.

Este año, 2008, la guerra se ha centrado en saber si ganaría Movistar con su Nokia 5800 Xpress Music o Vodafone con su anunciada Blackberry Storm. Antes de hablar de uno u otro terminal, una reflexión importante, en este post y en artículos que he visto en revistas especializadas: el target del usuario de uno u otro terminal es bastante diferente, uno es más residencial y otro más profesional.

Para un uso profesional, la BB Storm pienso que gana por goleada. Tiene aplicaciones que permiten abrir y modificar archivos word, excell y power point. La aplicación de correo electronico es de lo mejor que hay en el mercado. Y el uso de su pantalla táctil con tres posibilidades de pulsación, me parecen señas de identidad suficientes para que, dándole una utilización profesional, me decantase por este modelo. En cuanto a memoria, no es ninguna maravilla, con 1Gb interno, y 8 Gb en micro SD, si lo comparamos con los 80Gb del 5800. Pero, para uso profesional, tampoco creo que haga falta tanta memoria, pues para esos menesteres, tenemos los notebooks, o un portatil, etc.

bb_storm_front_left271x5001

Para un uso más personal del móvil, para oir toda la música del mundo, todos los videos del mundo, la tv, y poder escribir de varias formas diferentes, yo preferiría el Nokia, que además viene con una pua, que permite el reconocimiento de la escritura manuscrita. Es de agradecer que disponga de wifi, aunque no queda muy claro como es la tarifa plana, y si es similar o no a la del iPhone. Con pantalla táctil, su teclado qwerty, y su cámara de 3.2 megapixeles, sin embargo no deja de ser un Nokia.

Ambos tienen ventajas y desventajas dependiendo del uso que queramos darle. Uno tiene wifi, el otro no. Las cámaras son similares. Ambos disponen de GPS. Sus pantallas son prácticamente iguales. La nota más alta, a pesar de la ausencia del wifi, se la doy a la BB Storm.

Donde suspenden ambos terminales, por las prisas en sus lanzamientos, o por la prisas para hacer frente al iPhone de Apple, es en el tema de las aplicaciones. No es momento de descubrir las bondades o desventajas del iPhone, si tiene o no tiene flash, o si su cámara sólo es de 2 megapíxeles. Pero ni Nokia ni Rim disponen de aplicaciones tan heavies, como las que tiene Apple.
Tras la estela del iPhone, andan otros terminales como el Samsung Omnia, con sus 5 megapíxeles, conectividad total, tanto 3G como wifi, memoria de hasta 8Gb, el LG Renoir, con sus 8 megapíxeles, sus aplicaciones externas como el Samsung, o el HTC Touch Diamond, que aun teniendo una cámara similar a la BB Storm, y aplicaciones externas, me parece el terminal más cercano a parecerse un día al iPhone de Apple.
Lo que más me ha llamado la atención de las Navidades en este tema es que no entiendo la política de Movistar, a la hora de sacar o vender el Nokia. Me imagino, que Nokia tendrá ese acuerdo con la operadora dominante en España, pero sigo sin entender, como teniendo el iPhone 3G, en sus versiones 8 y 16 Gb, no ha hecho una campaña de Navidad basada en estos terminales. El iPhone 3G desarrollado por Apple tiene usabilidad, es un potente MP3, pantalla táctil, wifi, 3G, vale que la cámara no es la super cámara, y unas aplicaciones que, dejan boquiabierto a más de uno, y sin embargo, Movistar fundamente su campaña de Navidad en el 5800. Con una tarifa agresiva en voz, y una en datos atractiva, aun bajandola velocidad antes, pienso que se hubiesen comido, no sólo a Vodafones, sino a Orange, y al resto de operadores. Seguiran siendo líderes, pero podrían haber dado un golpe de autoridad, que no han dado, y el iPhone, que tanto bombo y platillo recibió, al final, no creo que hayan vendido lo que Apple les pidió. Pero ésta es harina de otro costal.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.