rebelion en la granja - Enrique Martinez Bermejo
1485
post-template-default,single,single-post,postid-1485,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

rebelion en la granja

A principios de los años ochenta, debido a diferentes atentados terroristas y a una situación insoportable en España, comienza a existir un grupo de personas que dedicando sus vidas a contrarrestar el terrorismo, trataron de terminar con algunos elementos peligrosos de ETA.
Quince años después hubo un juicio, precedido de la investigacion de los periodistas Ricardo Arques y Melchor Miralles, que condeno a algunos policías y altos cargos del Ministerio del Interior a altas penas de prisión.
En aquella ocasión, debido a las chapuzas por un lado, y a las faltas de sinceridad y objetividad por otro, se creo una situación muy peligrosa para el país: muchos terroristas se frotaron las manos, cuando quienes iban a matarles, no solo no lo consiguieron, sino que tuvieron que pagar sus negligencias y chapuzas con la carcel.

Diez años después, se cometió en España el más sanguinario atentado de nuestra historia: el 11 de marzo de 2004, tres días antes de las elecciones generales, y provocado por las explosión de 10 paquetes explosivos en varios trenes del Corredor del Henares, se produjeron 195 víctimas, y  1857 heridos. Durante muchos días, algunos vivimos en estado de shock; lo habíamos vivido en los atentados contra el WTC el 11 de septiembre de 2001, pero esta vez nos había tocado muy muy cerca. Algún conocido, amigo o familiar podía viajar en esos trenes.

tren11m

Anoche, cinco años después, tuve la ocasión de conocer a Jose Maria de Pablo, un abogado madrileño, que en la causa del 11-M defiende a cuatro docenas de víctimas, un sin fin de heridos, e incluso a los GEOS que asaltaron el piso de Leganes el 2 de abril.
Fue en una cena-coloquio en casa de mi buen amigo el doctor Poveda. Como siempre agradecer a Pituca y Miguel su dedicación a cada uno de los que asistimos.

Chema, como le llaman sus amigos, contó algunas cosas, escritas en su libro “la cuarta trama”, sobre los explosivos, sobre las pistas en la explosión del piso de Leganes, sobre los servicios de seguridad de la policía, sobre el CNI, que, viendo las caras de los asistentes, mas de uno no dejábamos de salir de nuestro asombro.
La prensa en aquellos días, la prensa durante el juicio, el juez Gomez Bermudez, los confidentes, los condenados, la policía, la guardia civil, el CNI, y el Ministerio del Interior, no han dicho toda la verdad sobre este atentado. Se escondieron y destruyeron pruebas, que hubiesen aportado decenas de pistas, para llegar a algún punto de compresión. Las teorías inventadas, como la de las moléculas voladoras, los falsos testimonios, pero sobretodo la ocultación de información, han conducido a una situación que roza un mundo irreal.

Casi al finalizar su exposición pudimos deducir que los culpables no fueron al-kaeda, posiblemente tampoco ETA, y posiblemente tampoco ningún servicio secreto de ningún país.

Finalmente en un ejercicio de practicidad, después de escuchar a Chema de Pablo, podríamos deducir y es algo que defiendo, que hubo una conspiración en la que hubo muchos actores, los autores materiales fueron la cabeza de turco de este atentado, los árabes que cometieron esta masacre, no eran yijhadistas, pero, sin embargo estaban a las ordenes de alguien con mucho poder.

Posiblemente, dentro de unos años, como ya ocurrió con los GAL, descubriremos que ocurrió en aquellos días de 2004.

Al hacer una reflexión en el coloquio hable sobre la corrupción durante siglos del poder, y como durante muchos siglos, durante muchos regímenes políticos se produjeron situaciones en las que los máximos mandatarios dictaban ordenes para acabar con determinadas situaciones peligrosas para el régimen establecido.

En nuestros días nuestros politicos tomaron decisiones para acabar con ETA; otros para acabar con aquellos que amenazaban la paz internacional con sus planteamientos islamistas; otros para acabar con la persecución religiosa. Pero todos, han tomado decisiones, que unas veces son equivocada y otras no. Alguien, al afirmar por mi parte que Franco también mato indirectamente a algunas personas, me acuso de mentiroso, y me pidió que diera datos conclusivos. Ahí van, por si lo lee… Franco a finales de los años sesenta aprobó la eliminación de ciertos terroristas de ETA. Franco, en la Guerra Civil española, firmo ordenes para disparar bombas sobre territorios a conquistar, que provocaron la muerte de muchas personas. Cuando se dan ordenes de este tipo, se dan ordenes que pueden matar personas.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.