No se puede hacer peor - Enrique Martinez Bermejo
1830
post-template-default,single,single-post,postid-1830,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

No se puede hacer peor

Había confirmado mi asistencia al debate-coloquio del pasado martes, organizado por el Grupo Negocio y Executive Forum en el hotel NH Zurbano, en el que Jaime Mayor Oreja iba a hablar sobre la realidad moral de España.
Posiblemente algunos de los lectores de este blog podáis pensar que qué hacía yo en ese coloquio: no pude asistir por ineludibles compromisos profesionales, y Mayor Oreja me parece uno de los políticos mas íntegros de este país.
Errores a parte, que todos tenemos, Mayor Oreja es de esa clase de políticos que dice las cosas claras, sin rodeos, sin circunloquios, cuando le preguntan por su opinión, y no hace juegos malabares con sus manos, ni reduce la velocidad normal al hablar.

El gobierno de España, dirigido por Rodriguez Zapatero, lleva unos meses de errores tras errores, unos de carácter económico, con medidas anticrisis que nada tienen que ver con la economía, como la disposición final de la Ley de Economia Sostenible sobre las descargas de contenidos en Internet, que atenta contra nuestros derechos fundamentales o, como la medida, que aprobaran el 30 de abril, por Decreto-Ley, prohibiendo a las compañías aéreas cobrar por la segunda maleta; otras de marcado carácter social, como la aprobación de una ley de aborto libre, sin ningún tipo de consideración a la opinión, por ejemplo de los padres; o la tan manida cuestión de la jubilación, al tratar de subirla a los 70 años. En definitiva medidas que, sinceramente, sirven de poco, y no lo decimos quienes no creemos en su política, voces como la de Joaquin Leguina, Jordi Sevilla y altas personalidades del PSOE, opinan lo mismo.

Sin embargo en el tema del terrorismo de ETA, se llevan la palma. Mayor Oreja afirma que el gobierno ha retomado las conversaciones con la banda terrorista: ZP lo trata de disparate y mentiroso; otros de irresponsable, otros de “por favor…”. Mayor Oreja ha señalado, en las últimas horas,

que las palabras de Zapatero, que le tachó de mentiroso por afirmar que el Gobierno está negociando con la banda terrorista ETA, son las “mismas” que las de “hace tres años” cuando calificó a los ´populares´ de “irresponsables” mientras él “estaba negociando política y abiertamente con la organización sobre el derecho a la autodeterminación.

Y yo me hago dos reflexiones:

1. Si el gobierno no esta negociando con ETA, porque ayer el diario La Gaceta afirma, con fuentes fidedignas y de alta solvencia, que el Partidos Socialista de Euskadi (PSE) se reunión con cargos de Batasuna el pasado fin de semana. Si no hay negociación, no la hay, ni a escondidas, ni en países vecinos. Como se puede tener la poca vergüenza de afirmar que no hay negociación, después de asistir al funeral por el gendarme asesinado en Francia, y cinco minutos después destaparse este pastel.

2. Si, como dicen, no hay negociación, por qué continúan defendiendo o justificando la labor de Chavez en Venezuela: este señor es un dictador, se mire por donde se mire, como lo es Raul Castro u otros dignatarios internacionales. Si en mi propia casa, un juez ve indicios de cooperación al terrorismo de los dirigentes de otros países, lo lógico, el hacer las cosas bien, será apoyar a nuestro Juez, y ante las descalificaciones del político venezolano, al menos hacer una declaración positiva defendiedo nuestro sistema judicial, que cuando nos critica, siempre son los malos.

Si no hay negociación con ETA, por qué los terroristas que viven en Venezuela no son extraditados y condenados a cumplir sus penas? No olvidemos que éstos han sembrado el terror en nuestro país desde los años sesenta.

Para el gobierno de ZP, sin embargo, todo debe hacerse de esta forma, contentar a unos pocos, los allegados, y pensar que son unos iluminados, y que los demás estamos equivocados, empezando por Rajoy y terminando con Mayor Oreja.

Llegados a este punto deberíamos recordar a ZP que en la anterior legislatura también se le acuso de estar negociando con ETA, la cual negó, y después a bajarse los pantalones, cuando se asesina a alguien.

Las medidas a tomar, en este tema y en otros, deben ser efectivas, claras y contundentes, sin dejar resquicio a la interpretación, mala o buena. Este gobierno no lo puede hacer peor, bueno si, si que puede, pues ahora va a dictar normas por decreto-ley.

Y finalmente otra paradoja, si el Gobierno no negocia con ETA, y su partido mantiene una acuerdo con el PP para gobernar en el Pais Vasco, por qué negocia en otras políticas apoyos por parte del PNV. Pero que les van a dar ahora a estos, que ya no gobiernan. Que incongruencia no? Al igual que Mayor Oreja, pienso que algo raro ocurre, no se si será negociación, pero el juego que hizo el PNV en sus últimos años de gobierno en Euskadi, condujo al pacto PP-PSOE para la nueva legislatura actual, y ahora nos encontramos con negociaciones con ellos para sacar adelante políticas económicas infumables.

El PSOE, mejor dicho el gobierno de ZP, llega hasta posiciones no defendibles en política. Zapatero, desde hace muchos meses, trata de desviar la atención de la opinión pública hacia temas, cuanto menos mundanos. Y, aun a pesar de la defensa que hacen algunos de sus afiliados, seguimos siendo el hazmereir en Europa: si tenemos tanta presencia en Europa, por qué a la hora de sacar adelante a Grecia no somos el pais que lleva la voz cantante; por qué cuando se habla de los ratios de endeudamiento estamos al nivel de Portugal o Grecia.

Abramos los ojos, no se puede hacer peor, aunque el problema de fondo, es que vamos cuesta abajo, sin frenos, sin casco, y sin que haya una ambulancia al final del precipicio.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.