nadie habla de lo que hay que hablar - Enrique Martinez Bermejo
647
post-template-default,single,single-post,postid-647,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

nadie habla de lo que hay que hablar

Es cierto, no merece la pena seguri escuchando a Zapatero, porque como bien dicen, Marc Vidal, vive en un mundo paralelo, más cercano a los mundos de yuppie, o los mundos de ciencia ficción. Las autoridades monetarias y económicas de Europa preveen un crecimiento negativo en España de -2%, y una tasa de paro, cercana a los 4 millones de desempleados, sin contar con el millón de catalogados en formación, que a este paso, jamás serán empleados.

Quien, a estas horas, puede dar un hilillo de credibilidad a Pedro Solbes, que trata de contradecir a los datos que prevee Bruselas, en cuanto a paro para el 2010, 19%, en cuanto al PIB, o a la creación de empleo. En España, como es costumbre, en vez de hablar de los que toca, y de los que REALMENTE NOS INTERESA A LOS ESPAÑOLES, se habla de datos y más datos, con los que se trata de encubrir lo que sucede en nuestra economía. Decir que la culpa es del sistema neoconservador americano, y echarle las culpas a la construcción, es tirar una piedra de acero, y mirar para otro lado.

La situación económica que se nos avecina, recuerda mucho al hundimiento del Titanic, en el que primero fueron cayendo las clases bajas y medias, después la medias-altas, para finalmente, ver que la crisis afectará a todos, incluso a la aristocracia de las finanzas, y del resto de los sectores.

Tratar de promover el consumo es suicidarse con una piedra de 1000 kilos. Decir, que con la bajada del precio del petróleo, y con la bajada de tipos, se favorece el consumo, es estar mirando para otro lado, es no estar donde hay que estar. Como un vicepresidente de un gobierno, después de oir las previsiones de la Comisión Europea, puede afirmar con rotundidad:  “No veo en estos momentos que el paro alcance los cuatro millones de trabajadores”. Si el paro real es de casi 4 millones.

Si los augurios encima vienen de un compañero de partido Joaquín Almunia, Comisario de Economía de la Unión Europea

No Comments
  • finbarrus
    Posted at 10:07h, 20 enero

    Lo peor de todo, Kike, es que la gente se traga todas esas mentiras y tolera sin límites la sucesión continua de errores, sin exigir responsabilidades. ¿Y la oposición, a qué se dedica?

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.