La sombra del poder - Enrique Martinez Bermejo
1258
post-template-default,single,single-post,postid-1258,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

La sombra del poder

En un momento como el actual, en el que cada día se cuestiona en mayor medida el papel de la prensa, de los periodistas, y, sobretodo, el modelo de negocio de la misma, con personas que opinan sobre la desaparición de la prensa escrita tal y como la conocemos actualmente, el director Kevin Mcdonall trae a la gran pantalla este thriller de intriga política e intriga mediática.

El film, que es un canto al buen periodismo de investigación, sin embargo hace constantes referencias a los bloggers, a los que califica como “sanguijuelas” y a la actual tensión entre el formato de prensa escrita y el formato digital. En muchos momentos de la película el director ha sabido reflejar la actual situación de crisis, entre la editorial, anclada en el modelo antiguo, y, el buen periodismo, que no está reñido, con hacerlo bien, sea en un soporte o en otro.

En 2003 la BBC ya produjo una película con el mismo nombre, e iguales protagonistas, interpretada por actores ingleses, “State of Play“, qué es el título original de la película, entonces y ahora con la nueva versión de Mcdonall.

Es curiosa la forma que la distribuidora del film tiene, a la hora de traducir o ponerle un título en español. State of Play es el título original, y evidentemente refleja el estado de un juego, de un partido periodistico, entre un político y un periodista, con la entrada de nuevos actores en la información, tanto la nueva tecnología digital, como los bloggers, y como el escenario de crisis, mundial, que sufren los diferentes medios de información escritos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=RSvRFodDD9E&hl=es&fs=1]

Traducir así el título de la película, me parece una temeridad, pues al final, en la película se prima esa labor de investigación tan propia del Watergate de Nixon, y que durante muchos años, muchos periodistas han perdido, bien por la influencia del poder, o bien por las órdenes dadas desde su dirección.

La prensa tradicional, tanto en el film como en la vida real, teme a los bloggers, Y, por qué? Simple y llanamente porque cuando un blogger escribe sobre una noticia, sea del tipo que sea, no se detiene a pensar, si le va a molestar al director, o a la línea editorial de la publicación. El blogger, cuando escribe en su blog, no trata de informar sobre lo ya informado, sino de crear una conversación en torno a su reflexión.

Hablando un día con Marc Vidal me contaba, que en ocasiones, al hablar con periodistas en la trastienda de un programa televisivo, los propios periodistas, al preguntarle por temas de economía, han comentado que, la prensa no puede decir toda la verdad sobre la crisis. Sin embargo, el blogger puede hacerlo con total libertad, aunque en muchas ocasiones pueda estar jugándose otra serie de cosas.

Al final de la película se pone de manifiesto, algo que resulta muy interesante, y que bascula sobre la importancia de la labor de investigación de los periodistas, sea para escribir en papel o en formato digital. Un periodista puede escribir muy bien, y hacer una excelente labor de investigación, como hizo en su día Melchor Miralles o Woodward y Berstein, y al mismo tiempo, o pasado un cierto tiempo como en el caso de Melchor, escribir un blog, o escribir en formato digital.

La película tiene muchos parecidos con otras de la historia del cine, y si además te gusta el periodismo, del bueno, esta es tu película. Al final el blogger, ya no es tan malo

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.