La ley de la vida - Enrique Martinez Bermejo
995
post-template-default,single,single-post,postid-995,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

La ley de la vida

Debería ser un sábado, éste, para descansar, atender a mi madre, ver a mis hermanos, pasear con mi novia, y acompañar a mi futura familia política, en un fin de semana de celebraciones, onomásticas y cumpleaños.
Sin embargo, y sin dejar de hacer éstas y otras cosas, es un sábado diferente, por no llamarlo triste. La vida va y viene, y no se detiene, pero cuando, nada más despertar, ves a una madre sufriendo, por las amistades, que no solo enferman, sino que se convierten en enfermos terminales, te da un vuelco el corazón.
Pilar Calderon, la madre de uno de mis mejores amigos, la íntima amiga de mi madre, el bastión donde apoyarte, en tantos y tantos momentos duros, como los sufridos por mamá, ayer cayó gravemente enferma.
Y, como ocurre en algunas ocasiones, parece que esta vez estamos en un punto sin retorno.
Para mi madre, es una gran pérdida, y lleva dos en menos de un mes. Para mi, es muy difícil expresar los sentimientos, pues de solo pensarlo se me empañan los ojos.
Conozco a Pilar desde hace 34 años, su hijo Javier es compañero de primeros juegos, adolescencia y madurez, aunque desde su matrimonio nos hemos visto poco. Su hermano mayor, con la diferencia de edad, aunque poca, siempre fue y será un ejemplo de profesionalidad, la hermana de enmedio, Rosario, está casada con otro amigo del colegio.
Prefiero escribir este post, aún en vida de Pilar. Una luchadora, una persona entregada a su familia, sus hijos, sus nietos, sus nueras, sus amigas del colegio de sus hijos, y todos aquellos que hemos tenido la suerte de tocar con las yemas de los dedos de la mano, tanta y tanta bondad.
No quiero, por menos olvidarme de Fernando, el hijo, con sindrome de Down, de Pilar. Si de algo debemos estar orgullosos los que la conocemos, es de la fuerza, hasta los últimos días de su vida, por cuidar a Fernando.
Con ese arte que siempre has tenido, va por ti Pilar.

No Comments
  • Bitacoras.com
    Posted at 18:01h, 23 marzo

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Debería ser un sábado, éste, para descansar, atender a mi madre, ver a mis hermanos, pasear con mi novia, y acompañar a mi futura familia política, en un fin de semana de celebraciones, onomásticas y cumpleaños. Sin emba…

  • Esa gran luchadora « Blog kike martinez-bermejo
    Posted at 22:03h, 14 julio

    […] Esa gran luchadora Haría cuatro meses el 21 de julio, qué escribí un post en mi blog sobre una de las mejores amigas de mi madre, Pilar Calderón, titulado “La Ley de la Vida“. […]

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.