Internet y los medios de comunicación - Enrique Martinez Bermejo
1055
post-template-default,single,single-post,postid-1055,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Internet y los medios de comunicación

Hay muchos lugares, y no precisamente pequeños, en Estados Unidos, en los que la prensa tradicional ha dejado de existir hace relativamente poco. El diario quizás más conocido, el USA Today, goza de una cierta buena salud, debido en gran parte al alto número de suscripciones, a lo largo y ancho, no sólo del pais, sino de todo el planeta; y sin embargo, muchos de esos medios locales, debido en gran parte a los cambios en los usos de sus habitantes, han dejado de acercarse a los estancos o tiendas de periódicos, a comprar el diario local, porque desde hace algún tiempo, pueden leer la prensa en sus ordenadores, en, practicamente, tiempo real, sin tener que esperar al día siguiente para consumir la información que demandan.

Por ello es, seguramente, una de las causas principales en el descenso de las ventas de los periódicos, lo que ha llevado, a muchas cabeceras a, en ocasiones replantearse el negocio, y en otras a desaparecer, debido a que el lector, en muchas ocasiones, ya ni siquiera lee las noticias en las versiones online de los periódicos, sino que lo hace en las agencias de noticias, en blogs, en redes sociales, etc.

Debido al cambio que se está produciendo a la hora de consumir información, muchos anunciantes han comenzado a reducir sus inversiones en medios tradicionales, como prensa, radio o televisión. Muchas de estas inversiones se están redirigiendo al nuevo soporte, que no es tan nuevo por cierto, que es Internet, aunque en diferentes formatos, ya sea a través de las redes sociales, de los blogs, de herramientas de comunicación social, u otros como redes horizontales o comunidades de usuarios de determinados servicios.

Por otra parte, a la hora de consumir o tomar partido por uan determinada línea editorial, Enrique Dans en sus conferencia sobre el papel de los medios de comunicación, en las Segundas Jornadas de la Catosfera en Granollers, apuntaba algo, que comienza a estar en boca de mucha gente: para qué necesito una línea editorial del director, o sobre determinados contenidos, si leyendo los blogs sobre ese tema, junto a los comentarios que hacen los usuarios, puedo formarme una opinión bien válida y correcta. Si quiero saber sobre una cuestión política, no tengo más que leer los blogs sobre el tema, que escriben determinados políticos, de muy diferentes signos, y llegar a una conclusión determinada, sin tener que esperar al editorial en papel del director del diario, que, por otra parte, ya no leo a diario.

En este momento no necesito, por otra parte, leer noticias sobre determinados productos. Cuando tenemos conocimiento de la nocividad de un producto, de un buen hotel, de una compañía de viajes con buenas ofertas, de unas buenas entradas para un concierto de música, la opinión de los diarios tradicionales, aun con su formatos online, ya no tienen la relevancia de antaño. Ahora forjamos nuestra propia opinión en comunidad, en comunicación con nuestros amigos, con nuestros contactos profesionales, incluso con personas, que sin conocerlas físicamente, nos ofrecen información de calidad respecto a esos productos, esas ofertas o esos viajes. Buscamos, utilizando herramientas sociales, como las redes sociales tipo Facebook, MySpace o Tuenti o herramientas como twitter, esa información, en los canales que nos aportan valor, conocimiento, etc.

Durante este fin de semana, asistiendo a las Segundas Jornadas de la Catosfera, Antonio Fumero, señalaba, que si en este momento, quizás la tecnología no estaba pudiendo con nosotros. y polemizaba, como en él es habitual, y mira que me gusta esa forma de hablar, sobre si el uso de todas estas herramientas tiene una utilidad o son utilizables en general. Pienso, que dichas herramientas no deben ser un fin, sino un medio, para llegar al conocimiento de la información relevante, para cada uno de nosotros. Lo que no puede ocurrir, y en eso coincido con Antonio, es que lleguemos, y parece que comienza a ser así, a un momento, en que ante la busqueda de información, se desnaturalice la persona. Es cierto qué, quizás, seamos unos pocos los que sentimos de esta manera, a la hora de informarnos, y de recoger y opinar sobre los contenidos que suceden a nuestro alrededor, pero cada vez somos más.

El fenómeno de las redes sociales, como herramienta de comunicación, entre el qué  escribe e informa y los que leemos y opinamos, es muy reciente en España, pero cada vez son más los que, a nivel personal están presentes en las mismas de una manera participativa, y hasta en ocasiones, colaborativa. No hay más que darse una vuelta por las redes sociales catalanas de la comarca del Penedes o por el proyecto Guadalinfo.

El problema, mas acuciante, que tiene el modelo de negocio de la información es el de su forma de financiación, a través de la publicidad, que si bien, podemos considerarlo en un segundo plano, pienso que es, uno de los principales causantes de esta crisis en el medio de comunicación.

El anuncio en prensa escrita, en radio, o en televisión tradicional, ha perdido fuerza y vigencia, debido entre otras cosas, a las bajadas de audiencia, que provocan, menos periódicos vendidos, menos audiencia radiofónica, y por supuesto caida en las audiencias televisivas. La rentabilidad, palabra clave en este negocio, ha provocado, quie muchos anunciantes se hayan replanteado, ante la bajada de las audiencias, si conviene seguir manteniendo esta forma de comunicación, en la que cada vez menos, los clientes finales, participan.

En muchas ocasiones la publicidad es intrusiva, nos visitas sin pedir permiso. En la prensa escrita, radio y televisión es algo habitual. Aunque, en descargo de algunos modelos online, la solución no ha acabado de llegar a buen puerto. Y, sin embargo, hay modelos de comunicación, en redes sociales, que han sabido entender, en cierta manera, la forma de hacer publicidad, y qué, no sólo no sea intrusiva, sino qué hasta se realice la conversión enventa, qué, no lo perdamos de vista, es lo que persigue la publicidad.

En cuanto a los formatos de hacer publicidad en medios de comunicación online, sean del tipo que sean, no hay una cierta unanimidad, en cuanto a los mismos. Existen voces muy críticas con los anuncios por pago que realiza Google, que de alguna manera se está conviertiendo en una gran agencia de medios, pues piensan, las mismas, que el posicionamiento de las marcas debe ser natural, sin mediar un posicionamiento por pago.

Otras voces hablan de la contextualización de los anuncios, en relación con los contenidos, a los que se enfrenta la industria publicitaria, por considerarlos un modelo tan intrusivo como los antigüos pop-up.

Finalmente habría que hablar sobre otros tipo de contenidos, en los que sin llegar al grado de informativos, el modelo de negocio, debe cambiar sustancial y radicalmente; tales comom la música y el cine.

Qué opinas de esta realidad?

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.