Internet de pago vs Internet gratuito - Enrique Martinez Bermejo
1574
post-template-default,single,single-post,postid-1574,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Internet de pago vs Internet gratuito

Buscando en el buscador de personas, 123people, información sobre algunos conocidos, entre ellos mi hermano David, hoy Responsable de Desarrollo Corporativo de Caser, descubría un par de artículos de 2003 en los que se defendía un modelo de pago en internet, sobretodo al hablar de medios de comunicación:

Algunas voces, como Noelia Fernández, directora de producción de Yahoo Iberia por entonces, señalaba, que si a un usuario de correo electrónico con 6 Megas, le ofrecías 150 megas, lo normal era que pagase por ese extra:

No se trata de pagar por lo que ya usas, sino de pagar por un uso más sofisticado del servicio. Se paga por un extra.

Por entonces, hace sólo 6 años, el portal Terra disponía de tres paquetes de acceso a su información: el gratuito, el básico y el premium. Por entonces, los ingresos llegaban en un 55% de la publicidad, y un 45% del pago por acceso a los contenidos de comunicación.

Desde Expansióndirecto.com se afirmaba, que:

Nuestra política es cobrar. Hemos sido los primeros en España en lanzar contenidos de pago, pero estamos contentos de que otra gente se lance. Antes el mercado no estaba preparado y nadie sabía calibrar el precio que había que cobrar…

Por entonces, tanto ElPais.com como ElMundo.es se sumaron al modelo de negocio de pago por suscripción, sobretodo a la hora de descargar la versión pdf de ambos diarios.

Seis años después, pareciese que ha pasado una eternidad, asistimos a dos hechos de relevancia en la prensa, y por ende en Internet:

  1. La prensa escrita, qué antaño cobraba por acceder a determinados contenidos, HOY, sólo cobra, y no en todos los casos, por descargar la versión papel del día. Hoy, sin embargo, y a diferencia de entonces, podemos acceder en tiempo real a toda la información, que entonces, había en el papel. La información se renueva continuamente; lo que paso hace 10 minutos, puede haber cambiado en cuestión de segundos, y quedar obsoleta, o bien renovarse, y poder acceder a la misma una hora después.
  2. El acceso a contenidos premium, el acceso a servicios de correo electrónico,  de los llamados de “alta gama”, el acceso a dominios .es, que antaño estaban limitados para determinados usuarios, de pago por supuesto, hoy son accesibles para todo tipo de usuarios, y aunque en determinados casos, haya que hacer un desembolso económico, sin embargo, es bien recibido.

El acceso a la mayoria de los contenidos, que circulan por la red, hoy, es prácticamente gratuito. En algunos caso, como en la información de contenido para adultos, se exigen determinados micropagos para el acceso a esos contenidos, pero en la mayoria de los casos el acceso a la información, por parte del usuario, es gratuito.

El modelo de ingresos online se basa en otros parámetros, en otros modelos, como son el publicitario, el de los patrocinios, el de la suscripciones a determinados contenidos, y otros formatos, que sin embargo difieren mucho de las afirmaciones del año 2003.

Aconsejo la lectura del artículo que entonces, escribían Eva Martín y Juan F. Marcelo en IDG.es, titulado “Bienvenida la Internet de Pago“.

Mario Tascon, por entonces en ElPais, y hoy en LaInformación.com afirmaba, que “cuando cobras por la versión digital, las pérdidas son menores que si tienes esa versión gratis. Incluso, aunque sea un precio distinto y más bajo, se recupera algo de dinero de sus lectores digitales…”

Ver para creer, sólo casi siete años después, el panorama ha cambiado sobremanera. La aparición de la tarifas planas de conexión a la red, contribuyó a ello.

En la telefonía móvil, que hasta hace muy poco, conectarse a la red era de locos, por la velocidad, pero sobretodo por los costes, hoy comienzan a aflorar tarifas planas reales como los adsl: como la conocida del iPhone 3G. Cambiando incluso el concepto y el nombre a lo que hoy conocemos como Internet Móvil.

Muchos hemos pasado esta travesía en el desierto, queda camino por recorrer, pero en 6 años hemos ganado mucho terreno. Queda camino por recorrer, sobretodo en temas de privacidad, y en temas de descargas de contenidos. Asistimos a una nueva época, y queremos estar metidos dentro del ajo.

1 Comment

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.