El valor de los blogs
2145
post-template-default,single,single-post,postid-2145,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

El valor de los blogs

Hasta hace muy poco tiempo, cuatro o cinco años, el número de blogs escritos en español y en España eran mas bien pocos. La conciencia de identidad digital apenas era reconocida por nadie. Me vienen a la mente solo dos ejemplos de blogs de aquella época, que hoy son conocidos, pero que entonces eran, como decían algunos, unos visionarios, si bien yo pienso que estando adelantados a su tiempo, sin embargo tuvieron el valor de emprender dicha faceta en sus vidas. Uno es Enrique Dans y otro Marc Vidal.

Hoy, 3 de noviembre de 2010, hay inmensa cantidad de blogs, tanto personales, como especializados, y en creciente numero los de contenido empresarial.

Pero cual es la ventaja de los blogs, frente a otras formas de comunicación, como es, por ejemplo, la prensa tradicional o la especializada? Si aun querido lector no conoces la respuesta, vamos a ella: la comunicación tradicional, especializada o generalista, se realiza en una sola dirección, el periodista escribe para el lector, sin esperar respuesta de este ultimo. Alguno podrá decirme que con los nuevos diarios digitales esto no es así, y no le falta un ápice de razón, porque en algunos puedes compartir la noticia con tus contactos, en otros puedes dejar un comentario, pero en todos ellos la línea editorial del medio impone, por un lado la línea de información del periodista y, por otro el no poder devolver o aportar una opinión sobre tal o cual noticia.

En los blogs, debido a su vocación y a su nacimiento, el que bloguea, el blogger, lo hace para que la comunidad lea, opine, comente, y hasta, en muchos casos, a diferencia de la prensa, pueda compartir el 100 por 100 del post con sus contactos, simplemente citando la fuente.

Han surgido blogs de todo tipo, los que hablan de publicidad, de marketing, de las diferentes formas de estar en Internet, de estrategias, de cocina, de automóviles, de pisos, de viajes, de cine, de teatro, de dispositivos móviles, de motos, de fútbol, en definitiva de cualquier área de nuestras vidas. Consiguiendo, además, que mucha gente no busquemos las cosas en las webs de muchas marcas, sino que buscamos opiniones en blogs y referencias en las redes sociales.

Sin embargo ese valor que hablábamos al principio, se consigue cuando el blogger atrae hacia su espacio web a un numero de personas, indeterminado, que generan conversación en torno a tal o cual tema.

Los blogs profesionales y los blogs de las marcas pienso que deben ser lugar de confluencia de opiniones, positivas, neutras o negativas, sobre una marca, sobre lo bien o lo mal que hace las cosas, y debe servir para que la propia imagen de la marca, su reputación, su branding se enfoque hacia una dirección correcta, producto de la conversación generada por los usuarios de la misma.

La vocación del blog, lejos de convertirse en una exaltación propia del blogger, debe dirigirse hacia un fin y unos objetivos claros, en unos casos, los del blog personal, de comunicación, de hablar sobre sus gustos, sobre las cosas que hace etc, no estando bien visto copiar lo que otros dicen, ni dedicarse a enlazar, única y exclusivamente, los contenidos de otros. Y en el caso de una marca, el objetivo debe ser todavía mas claro; algunas ideas, hablar de sus productos, de los comentarios de los usuarios, en tal o cual red social, generando una conversación positiva en torno su marca, moderando o no los comentarios que hablen sobre esa marca.

Lo que si he aprendido en estos cuatro últimos años, es que un blog, en el formato que sea, personal o empresarial, debe actualizarse con cierta frecuencia, y no escribirse a impulsos, de ahora me conviene o en este momento no. Cosas que explicar, hablar sobre nuestra competencia, sobre comentarios de tal o cual usuario, se puede convertir en el punto sobre el que desarrollar un tema u otro.

Que es difícil, no lo dudo, y doy fe de ello, ya que desarrollar un tema requiere, cuanto menos informarse, leer a otros, suscribirse a otros blogs, utilizar herramientas como twitter o Facebook con cierta soltura, y estar preparado para la alabanza y para la crítica feroz y despiadada.

Y en el siguiente post me gustaría hablar sobre el uso de twitter en relación con los blogs y la presencia personal o profesional en la redes sociales.

Has pensado en tener tu propio blog? Necesitas que alguien te asesore sobre tal o cual blog? Cual es tu experiencia como blogger?

4 Comments
  • David Ortega
    Posted at 18:49h, 03 noviembre

    Hola Kike!
    la cuarta palabra imagino que es “tiempo”. Ha volado.
    Por lo demás, gran post.

  • David Ortega
    Posted at 18:53h, 03 noviembre

    Me refiero a “poco tiempo” 😉
    abrazos!

  • Kike MartinezBermejo
    Posted at 23:34h, 03 noviembre

    Gracias David por la apreciación

  • Leo Borj
    Posted at 10:34h, 06 noviembre

    La verdad es que la regularidad es una de las características que contribuyen mucho a dar valor a un blog, práctica muchas veces olvidada por los que como yo lo tenemos como un “hobby”, olvidamos el caracter “bitacórico” del formato y procrastinamos con asiduidad.

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.