el papel de los medios de comunicación en la red
2159
post-template-default,single,single-post,postid-2159,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

el papel de los medios de comunicación en la red

Ayer tuve la oportunidad de asistir a una mesa redonda en Ficod, que versaba sobre las claves de futuro de los medios de comunicación online.
Moderada por Juan Valera de Periodistas 21, entre los componente estaban Chus del Río, director de Contenidos de Prisacom; Rosalía Lloret, directora general de desarrollo digital en Unidad Editorial; José Luis Rodríguez, director general de Godó Digital; Juan Luis Moreno Ballesteros, director de estrategia de Internet en Grupo Vocento; Mario Tascón, fundador de La Información y Alfredo Peña, director de multimedia en LaSexta.
He de puntualizar que llegué a la mitad de la mesa, pero parece que no me perdí gran cosa, porque el plato fuerte parece que llegó en ese momento, cuando uno de los asistentes, protagonizó una de las frases célebres de Ficod2010, al afirmar que “Twitter no es un medio de comunicación” y, efectivamente, es posible que no sea un medio de comunicación al uso, es mucho más, porque cada vez más gente, utilizamos twitter para estar informados.
Por tanto algo no tan bien hecho estarán haciendo los medios de comunicación, cuando hay una desbandada generalizada para obtener información. Posiblemente, como señaló Juan Luis Moreno, el papel no desaparezca en un breve plazo de tiempo, como trataba de hacerles ver con sus críticas, el periodista Javier Piedrahita en una de sus inquisitorias reflexiones, como responsable de MarketingDirecto. Sin embargo, me gustaría apuntar que o cambian mucho las cosas, o el papel está condenado a convertirse en el soporte residual. ¿Cuántos puestos de trabajo han desaparecido de las rotativas de papel? ¿Cuántos trabajadores han sido reconvertidos a las cabeceras digitales? Los monstruos de la comunicación parece que continúan abogando por un modelo, en el que el papel es importante.
Pero el episodio más jugoso de la mesa ocurrió casi al final de la misma, cuando Rosalia Lloret de Unidad Editorial, con un discurso que no había visto en mucho tiempo, cuestionó sin morderse la lengua el papel de las centrales de medios a la hora de vender la publicidad a los medios, y atreverse a cuestionar, fuera de un contexto más amplio, que las agencias de publicidad no hacen bien su trabajo a la hora de distribuir la publicidad de los anunciantes en los medios de comunicación, que las centrales no targetizan ni segmentan el público objetivo de los anuncios de las marcas con qué trabajan.
No dudo, que algunas agencias venden impresiones por kilos, pero cuestionar el trabajo de las agencias y centrales de medio en estos términos, cuanto menos me pareció esperpéntico. Que los medios de comunicación se dediquen a cuestionar a las agencias y centrales de medios a la hora de contratar anuncios, cuando ellos, precisamente ellos, no han hecho los deberes, por ejemplo al vender formatos infumables, que por ejemplo no permiten dicha segmentación, me parece una falta de respeto a todos aquellos que nos dedicamos a la comercialización de espacios publicitarios digitales.
La nota de humor final fue puesta, como señalaba anteriormente, por Javier Piedrahita, al cuestionar el modelo de pago por información, que practican todos medios. Jesús del Río apunto, que él cuando viaja en avión, cuando se toma un café o cuando compra un libro lo paga. Ninguno de los presentes dudamos en este sentido, pero el modelo de pago online que se intenta vender desde plataformas como Orbyt, en mi humilde opinión no es similar a cuando compro un vuelo en la red.
Si puntualizaré a Javier Piedrahita, que meter en el mismo saco de los contenidos de pago Mario Tascón, fundador de La Información, creo que estaba fuera de contexto, porque si de algo ha presumido LaInformación, después de convertirse en el tercer medio digital, ha sido de ofrecer todos sus contenidos a sus lectores de forma gratuita, mediante el modelo de inserción de diferentes formatos publicitarios en su portal, con una segmentación bastante bien hecha.
Al terminar la mesa intercambiando impresiones con Julio Alonso de WeblogsSL coincidimos en que la postura de la directora de digital de Unidad Editorial había sacado sus afirmaciones de contexto, y debería haber explicado su postura en un escenario más ajustado a la realidad.
Yo sigo pensando que los medios de comunicación deben seguir teniendo un papel relevante en la comunicación digital, pero algunos de ellos deben cambiar mucho sus formas de ofrecer la información a sus lectores. Decir que herramientas, como las redes sociales o twitter, no son formatos reconocidos para ofrecer o viralizar sus contenidos, es cuanto menos estar fuera del contexto actual. Muchos blogs especializados se han comido muchas secciones de los medios de comunicación tradicionales, simplemente, por la razón de la especialización.
Hoy, si quiero leer algo sobre Apple, sobre el lanzamiento de un nuevo modelo de automóvil, sobre unos muebles o un restaurante donde comer, ya no acudo a la prensa tradicional, en su formato papel o su formato digital, sino que lo hago, por este orden, en twitter, blogs especializados y redes sociales. Y, por una única razón, el contenido es el rey y la opinión que vale es la de los usuarios. El papel del periodista debe, en ese sentido reconvertirse, porque de lo contrario, ocurrirá, como en los ochenta, cuando se decía que había más abogados en España, que litigios que defender y juicios que celebrar.
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.