el modelo de prensa tradicional está caducando - Enrique Martinez Bermejo
1283
post-template-default,single,single-post,postid-1283,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

el modelo de prensa tradicional está caducando

Cuando el pasado día 30 de abril de 2009, es decir el jueves pasado, se publicaron por parte de la CNMV los resultados económicos, correspondientes al primer trimestre del 2009, del grupo PRISA, no me ha quedado otra que reflexionar sobre el modelo de negocio, y el modelo informativo de tan vasto monstruo de la comunicación.

Después de ver algunos datos, como la caida en los ingresos de un 30%, de la publicidad en un 36% y junto a la caida del beneficio hasta límites insospechados, desde los 25.18 millones de euros del primer trimestre de 2008 hasta los 2,93 millones de este primero de 2009, es decir una caida del 88%, no nos queda otra que tratar de explicar a los medios tradicionales, que el modelo de gestión y el modelo de negocio de la prensa tradicional está, cuanto menos, en fase de caducidad.

Horas después al terminar de leer el post de Enrique Dans, la muerte del periódico, su reflexión me hizo pensar, durante todo el fin de semana, sobre el negocio de la prensa en papel. En las pasadas jornadas de la Catosfera en Granollers, muchos de los presentes, como Marc Vidal o Fernando Blanco, ya auguraban que vendrían tiempos complicados para la prensa tradicional. Durante muchos meses nuestros gobernantes han tratado de mantenernos lejos de la realidad, pero en este momento, no sirven de nada fórmulas de este tipo.

El modelo de negocio de PRISA no se sostiene en pie, por más vueltas que sus directivos traten de darle. Para muestra un botón, los ingresos publicitarios online no llegan ni a los tres millones de euros, es decir, ni el 1,5% de los ingresos. Promotora de Informaciones, S.A, además tiene pendiente el pago de unos super millonarios créditos, algo así como 4.000 millones de euros. Con esos ingresos, como va a pagar sus deudas. Algunas voces señalan que el Gobierno inyectará dinero en PRISA. Permitidme pero yo lo dudo bastante. PRISA es un cadaver, y el problema, y quizás más grave, es que en su caída va a arrastrar a otros muchos.

En el momento actual ver a un grande, quizás el más grande, grupo de comunicación en España, al final sirva para que nuestros políticos, nuestros ideólogos, se den cuenta de la magnitud de la crisis, de la crisis, no sólo de los medios, sino también de la crisis de poder.

Ya lo apuntaba Enrique Dans en la presentación de unas jornadas sobre Anunciantes en Redes Sociales, el pasado jueves día 30 de abril, al señalar, que los medios tradicionales de comunicación, iban camino de la desaparición. El modelo de comunicación en papel va camino de desaparecer, y en este momento, con mayor virulencia, y a una velocidad de vértigo, el modelo no se sostiene; los ingresos decrecen mensualmente, y finalmente acabarán con el modelo tradicional.

No quiero ser agorero, pero modelos como el de “lainformación“, con todos sus dimes y diretes, y con todas las dificultades que están atravesando, me parece una buena forma de hacer información.

2 Comments
  • porantonomasia
    Posted at 11:31h, 04 mayo

    Y yo que me alegro.

    Es normal que viendo el progreso de internet en occidente, los medios de comunicación tradicionales pierdan posiciones. De todos modos, tuvieron tiempo y posibilidades de hacerse un buen hueco y muchos las desaprovocharon, asi que…

  • porantonomasia
    Posted at 12:31h, 04 mayo

    Y yo que me alegro.

    Es normal que viendo el progreso de internet en occidente, los medios de comunicación tradicionales pierdan posiciones. De todos modos, tuvieron tiempo y posibilidades de hacerse un buen hueco y muchos las desaprovocharon, asi que…

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.