2%: el precio del dinero - Enrique Martinez Bermejo
617
post-template-default,single,single-post,postid-617,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

2%: el precio del dinero

Esta mañana, leyendo el post “Los Tipos al 2%“, de Marc Vidal, me volvía a hacer la misma pregunta que me hacía a finales de noviembre, escuchándole en el Inspirational Festival en Boadilla del Monte: cuándo, tanto el Gobierno, como el BCE Europeo, como los organismos de gobierno europeo, se darán cuenta, qué el camino no es bajar el precio del dinero al 2%, o al que sea.

Los más optimistas del partido, pensaban que los tipo bajarían un 0,25%, pues no, se han vuelto a equivocar, y para que luego algunos “desalmados” sin nombre ni apellidos, critiquen a quienes saben de economía, los tipos en la zona euro han bajado hasta el 2%, es decir hasta el nivel del 2003.

Algunos dicen que esto es buenísimo, porque libera a las familias que pagan hipotecas, ya que el EURIBOR está al 2,6%, y el BCE preveé que siga bajando.

Otros, como Trichet, dicen que es una medida necesaria para “mantener el equilibrio entre una inflacción en significativo declive desde la 2ª mitad de 2008, y la pronunciada ralentización de la economía europea”.

La inflacción en la zona euro ha terminado en 1,6% anual en 2008. Y el Gobierno español prevee que la inflacion en julio estará por debajo del 1%.

No quiero ser muy agorero, pero este sistema económico tiende hacia un único lugar: la deflación y la caida más bestial que se recuerde de la economía mundial. Tanto bajar los tipos del dinero, tanto bajar el euribor, tanto hablar de caida de la inflacion, podrá conducir a un espejismo de la realidad: donde no se consume por miedo, y por tanto nadie invierte, bueno sólo unos poquitos.

La economía actual con este sistema está provocando que, en lugar de ayudar a las empresas, con créditos blandos, con financiación de sus actividades, con bajadas en los impuestos, y un largo paquete de medidas de ayuda a la pequeña y mediana empresa, se produzca el cierre, y por consiguiente el despido de muchas personas, de muchas empresas.

Insuflar dinero a la economía, en la manera que se está haciendo, dando las mayores cantidades de dinero a las grandes compañías, va a conducir a un desastre económico de medidas incalculables.

Las ayudas a las familias, por ejemplo en España, son mínimas, por mucho que nuestro presidente, se encargue de decirnos por activa y por pasiva, que no es así. Las ayudas a las empresas, cuanto menos, pueden ser calificadas como basura. Ni que decir tiene, que los autónomos, somos los que peor saldremos parados. Pagar impuestos, IVAS, etc, etc, muy bien, pero ayudas, ni una. Pero ni por parte de este Gobierno ni por la Unión Europea.

Veremos como acaba la campaña de Navidad y la de Rebajas, donde a pesar de los descuentos en los precios, parece que el descenso en las ventas ha sido considerable.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.