¿Es importante tener un blog o no? - Enrique Martinez Bermejo
162
post-template-default,single,single-post,postid-162,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Es importante tener un blog o no?

Después, de haber comido en el día de hoy con Julio Alonso, y de llevar tres meses escribiendo este blog, creo que la pregunta del título está formulada incorrectamente. Habría que preguntarse, si tener un blog aporta o no algo a quienes lo leen, y si me aporta a mi algo como marca, es decir como, en mi caso, a  kikemartinezbermejo.

Desde hace unos días le doy vueltas a esta pregunta, y la verdad es que después de leer y escuchar a varios bloggers en el día de ayer y de hoy, llego a la conclusión siguiente: por supuesto, que si un blog te aporta algo, por mínimo que sea a tu marca, a lo que haces, a lo que dices, a la profesión en que trabajas, a tus gustos, etc, puede ser interesante tener un blog. Si, por el contrario, eres de los que piensan que no merece la pena que los demás, los conozcas o no, sepan de tu vida, de tus aficiones, de tus gustos, etc, pues entonces, efectivamente no merece la pena.

Sin ir más lejos, en mi caso, trabajo dentro del marketing digital, y personalmente, escribir un post con cierta regularidad, me ha aportado dos cosas muy importantes: aprender a hablar mejor y a decir cosas interesantes y que interesen a los demás. No sé si lo voy consiguiendo, o no, eso lo dirán mis lectores, pero doy un dato que me anima a seguir publicando este blog, desde julio de 2008 han entrado en mi blog cerca de 1.500 visitas. No son muchas, en eso estoy de acuerdo, pero jamás hubiese pensado que entrarían a verme ese número de personas.

Hoy un buen profesional de esto del marketing, Joan Jiménez, me ha mandado una fábula muy interesante sobre el branding, tanto de las cosas, como de las personas, y me ha hecho reflexionar mucho sobre la importancia de promover tu marca, sobretodo escuchando a los demás, leyendo, aportando cosas de valor a los demás. Os aconsejo leer la fábula que hoy ha publicado sobre la forma de hacer branding, muy aplicable para la gente que tenemos un blog o que pretendemos tenerlo, BRANDLAND

En la comida, que referenciaba más arriba, Julio Alonso, al que igualmente tuve oportunidad de escuchar ayer en First Tuesday, nos decía a los comensales, de la importancia que tienen los bloggers en sus diferentes ámbitos de influencia, se convierten en muchas ocasiones en auténticos prescriptores, y en referentes de sus sectores y, en la mayoría de los casos, no se trata de profesionales del periodismo, sino de personas, de carne y hueso, que tienen gusto por algo, y que además saben comunicar a sus iguales, y convertirse en referentes. Julio hablaba, por ejemplo, del caso de Applesfera, en el que uno de sus bloggers, que trabaja en otra empresa, había conseguido que alrededor de su mesa de trabajo, 15 personas hubiesen cambiado su PC por un Mac. Este es un claro ejemplo de un blogger profesional, que con sus posts consigue que sus iguales lleguen a cambiar sus hábitos de compra y de consumo. Es cierto de todas formas, que se trata de un caso muy particular, pero es que en el mercado hay varios ejemplos de éste tipo, en el mundo del motor, los móviles y tantos y tantos sectores.

En un mundo que tiende a la globalización y en el que, cada día más, vemos menos la TV y utilizamos otros soportes para estar informados, para ver una película, comprar un automóvil, una motocicleta, una cama, una casa, o cualquier otra cosa o servicio, la labor de los bloggers profesionales y la de los blogs personales, se convertirá, y ya está ocurriendo, en un referente para los demás, sino que se lo digan a la gente de WEBLOGS, pinchando en este link, puedes ver sus estadísticas.

Buenas tardes…

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.