vida

#meme Cosas que han cambiado tu vida

Hasta hoy, cuando he escrito en varios memes que me han mandado algunos amigos, pero no había propuesto ninguno desde aquí. Y me gustaría conocer vuestra opinión sobre algunas cosas que hayan cambiado vuestras vidas. Si hace unos días hablaba de esas marcas a las que soy fiel, hoy hablaremos de aspectos, quizás, mas personales de cada uno.

1. Paternidad. Sin temor a equivocarme, el pasado sábado 17 de julio, mi vida cambio de forma radical. Como me apuntaba Elena Garcia Alonso, desde Cádiz, mi existencia no volverá a ser como antes. Poder estar presente en el momento del nacimiento de mi hijo, será tercera persona en acariciarle, son cosas que no tienen precio, y que, posiblemente, tampoco pueden expresarse con palabras. Nuestro hijo, en su cercana primera semana entre nosotros, tiene cosas de los dos y, por encima de todo, nos ha hecho muy felices. Desde el primer momento de su llegada ha traído mas alegría a nuestro hogar. Y, si bien, la primera noche en casa fue complicada, al no estar acostumbrados a tareas de este tipo, sin embargo, nos vamos haciendo a la idea que la llegada de Enrique es la mayor alegría de nuestras vidas.

2. La segunda cosa que ha cambiado mi vida, y ha sido en los últimos meses, ha sido el hecho de comenzar a trabajar por mi cuenta, en MB Comunicación 2.0. A primeros de 2009 conversando con Toni Mascaro, CEO de eMascaro, me animaba a dar este paso, que sin duda, cambiaría mi vida. Tarde todavía unos meses en tomar la decisión, pero, sobretodo, después de algunos meses tortuosos a finales de 2009, como algunos conocéis, me embarque en esta nueva aventura profesional. Se que no son tiempos muy buenos para emprender, pero necesitaba hacerlo. Y esta segunda parte de 2010 debe ser la de consolidación de la agencia. Como sabes en MB Comunicación tratamos de dar soluciones estratégicas de comunicación y marketing a aquellos clientes que están empezando a desarrollar su negocio en la red. A todo aquel que tenga, en mente, un negocio propio, mis mas sinceros ánimos y apoyo para, no solo comenzar, sino sobretodo para perseverar.

3. Escribir un blog. Hace dos años, animado por Juan Luis Polo, CEO de Territorio Creativo, me anime a escribir, al menos intentar, este blog. El próximo sábado hará dos años de la primera entrada, en la que hablaba de mi padre, a raíz del encuentro con el periodista y humorista Pedro Ruiz, amigo de mi padre, cuando cenaba con mi, por entonces novia y hoy esposa, para celebrar su cumpleaños. Ha llovido mucho, grandes cambios, otros mas pequeños. Acontecimientos importantes, tanto a nivel personal, como mi boda hace 10 meses, otros a nivel profesional como la entrega de los Premios interactiva, entradas sobre herramientas tecnológicas, sobre gadgets o temas de interés para los lectores de mi humilde blog.


Comienzo el tercer año de este blog, com aires renovados, y con la intención de aportar experiencias profesionales, y contando aquellas que a nivel personal van surgiendo en el día a día.
Durante este tiempo he tratado que quienes pasáis por él, tengáis una idea clara de quien es, que hace y a que se dedica Kike Martínez Bermejo.


Espero seguir contando con vuestra inestimable colaboración y vuestra presencia en el mismo.

Mando este meme a @juanluispolo @leili77 y @tonimascaro

Con la vida en los talones

Ayer, 27 de mayo de 2010, de nuevo, por segunda vez, en apenas año y medio, tuve la oportunidad de asistir a la presentación del segundo libro, de mi buen amigo el doctor Jesús Poveda, que ha escrito junto a la fenomenal escritora Silvia Laforet, si, si, la sobrina de Carmen Laforet, en las instalaciones del estadio Vicente Calderón.

Con la vida en los talones” narra las diferentes situaciones y tribulaciones, por las que pasan una serie de personas desde la perspectiva de diferentes enfermedades. Se trata de casos de pacientes del doctor Poveda, amigos y conocidos de la autora, y pacientes del doctor José María Villalón, de quien he aprendido, que en la vida no hay que quejarse, sino tratar de cambiar aquello que no nos gusta.

Como padrino de ceremonía, la presentación del libro estuvo dirigida por el doctor Villalón, por el sociólogo Amando de Miguel y por los responsables de Espasa Calpe, la editora de la citada obra.

Como reflejaba el doctor Villalón, si algo debemos aprender de la lectura de este libro, es que si hay y existe voluntad y empatía con la persona enferma, es posible ayudar a los demás. Si te pones en el lugar del otro, en su tribulación, entonces podrás ayudar a las personas.

“Con la vida en los talones” es una obra que, conforme pases de un capítulo a otro, te conducirá a unas ganas terribles por vivir la vida que tenemos, con las dificultades propias de la misma.

Al mencionar el sociólogo Amando de Miguel la individualidad del hombre, que necesita de los demás para llegar alto, en algunas ocasiones surgen a su lado, como por arte de magia, la presencia de Ángeles. Algunos podrían pensar que delira, pero no, a su edad, y después de todo lo pasado en su vida, lo dice con el convencimiento de quien, al ver pasar a su lado a la escritora Silvia Laforet, afirma que un Ángel bueno está cerca de él.

Amando de Miguel, se preguntaba entonces si todas las tribulaciones tendrían solución, realmente: y leyendo el libro nos tocará descubrirlo.

A Jesús Poveda, le debo muchas cosas en la vida, pues un servidor, aunque no de forma grave, sin embargo ha pasado por visicitudes y tribulaciones en la vida, y ver, a un amigo escribir un segundo libro me alegra sobremanera, más si cabe al comprobar, que su sentido del humor no ha cambiado con el paso de los años, cuando rememora, que este libro está alterando el orden público, su lectura tiene efectos secundarios, colaterales, que podremos descubrir con su lectura. Este libro, es, con palabras del autor, “un amigo, un amigo paciente que nos espera, sentado en la mesilla, a que lleguemos a leerlo”.

Este llibro supone un quiebro a la historia, en el que una de las enseñanzas a tener en cuenta, es que debemos conocernos a nostros mismos y, después “partirnos de risa”. Debemos cultivar el sentido del humor de los niños. Los relatos son contundentes, y es significativo cuando quiebras sus propios límites.

En cualquier caso, “Con la vida en los talones” es una apuesta, ya que cuando hay una voluntad, una ayuda, se puede salir hacia adelante. No solo tienes que querer, sino encontrar también a alguien, que te puede ayudar.

En muchas ocasiones, en muchas situaciones de nuestras vidas No basta con saber, ni saber hacer, sino que hay que hacer. Como señalaba el doctor Poveda, le llamaba mucho la atención, cuando en la novela VIVEN, los protagonistas llegan a darse cuenta de las cosas, y a tomar decisiones acertadas, es cuando son conscientes de que nada ni nadie les va a rescatar. En ese momento es cuando eres libre, cuando utilizas tu libertad para tomar decisiones, decisiones, que afectarán a tu vida, de aquí en adelante.

Finalmente, en la presentación, las emocionadas palabras de Silvia Laforet, respnden a la pregunta “sobre la solución de todos los problemas”, cuando afirma, convencida, que no todo se puede solucionar, lo que debemos solucionar, ante la enfermedad propia o la de un ser cercano, es la actitud que tomes, con esa actitud vivirás mejor. Y, “con la actitud llegamos al amor: buscar amor y cuando das el amor es cuando te emocionas“.

Para Silvia, conocer a los personajes del libro ha sido un honor. Las diferentes entrevistas, los momentos de silencio, cada persona, cada caso… Nada pasa por casualidad, todo paso por algo.

Lo importante, palabras de los autores, que suscribo al pie de la letra, es seguir viviendo con la vida en los talones, seguir viviendo con fuerza cada día, aceptándonos como somos, siendo como somos, dejando, en caso de necesitarlo, a los demás que nos ayuden, que nos den un consejo, una palabra de ánimo, un consejo.

El único dolor extremo, que tiene difícil solución, es el dolor del alma. Tendremos, en nuestras vidas, días delicados, días alegres, pero cuando llegue el dolor al alma, es importante encontrar el sentido de las cosas en los amigos. Frente a los problemas debemos ser constructivos, sólo de esta forma encontraremos una solución a las cosas.

Como decía finalmente, el doctor Poveda, “el libro de Matemáticas se suicidó por la cantidad de problemas que tenía

No suelo aconsejar la lectura de ningún libro, pero, el autor de #Conlavidaenlostalones, además de amigo, defiende los ideales, en lo que se fundamenta la vida del autor de este blog. Por ello, os recomiendo la lectura del mismo.

25 de febrero de 2010: un día triste

Durante esta semana, a raíz de la votación que se llevó a término ayer en el Senado, tuve la ocasión de comentar con algunas miembros del PSOE sobre la Ley de Salud Sexual y Reproducción, con la que el Grupo Parlamentario Socialista junto a su Gobierno quería aprobar el aborto libre en España, sin ningún tipo de condena para nadie. La conversación fue muy muy agria, porque al padre, al hombre, tan necesario en la procreación de una nueva vida, se le quiere quitar su protagonismo. Las hordas feministas de este pais han pretendido siempre que, nosotros, los padres, no tengamos ni voz ni voto en el futuro nacimiento de nuestros hijos. Las mismas personas trataron de recordarme que, en el embarazo, la única persona que tiene voz y voto es la madre; ni siquiera el bebé que va a nacer. Es algo evidente, porque aun no puede hablar, está indefenso, come, respira… a través del cordón umbilical que le une a su madre, etc, etc, pero es una VIDA HUMANA, y no, como algunas trataban de convencerme, “bueno es un espectro, es una semillita”. Basta ya de tanta ignorancia. Las mujeres, llamadas progresistas, junto con muchos hombres, han pretendido durante mucho tiempo hablar del aborto, como un derecho, no sé si fundamental, o no, pero es lo que han pretendido.

Les recuerdo a sus señorías, que los derechos, al menos en nuestro Ordenamiento Jurídico, se otrogan a las personas, en razón de lo que son, personas. No se otorgan por el genero que cada uno tenga. Porque, entonces, como les comentaba, si a mi me gusta correr, por qué no me asiste el derecho a correr, a circular a 300km por hora, sin recibir ningún tipo de sanción; o, por qué no me asiste el derecho a educar a mis hijos de una forma que yo considere oportuna, sin necesidad de estudiar una asignatura, que lo único que trata es de desnaturalizar a nuestros hijos, al hacerles entender que todo vale.

Ayer, 25 de febrero de 2010, fue un día muy triste, para nuestra joven democracia: el Senado, mejor dicho los senadores socialistas, aprobaron esta ley; ley que conculca el derecho a matar a todo aquel no nacido, que no quieran que nazca, porque no les venga bien, o por lo que sea. En esa agria conversación reclamé a algunas personas del PSOE, por qué su partido no promueve alternativas al aborto, como ayudas económicas, ayudas por tener más hijos, más de dos. Ayudas para la escolarización allí donde quieran los padres. No de esas cosas no quieren ni oir hablar. Pretenden que nos callemos aquellos que queremos tener mas de dos hijos.

Trascribo a continuación la nota de prensa de la Asociación Provida, con ocasión de la aprobación en el Senado de esta ley, lo siento, porque es muy dura, posiblemente hiera algún tipo de sensibilidad, no es mi intención, pero si lo es, que nuestras conciencias estén preparadas para oir cosas duras en tiempo difíciles. Ya está bien de tanta hipocresia: en el aborto hablamos de VIDAS HUMANAS, no de objetos, de piedras, de un quiste, que a nuestro antojo podamos decidir quien merece la pena que viva y quien no. En un momento de la aludida conversación, una militante del PSOE, sugirió que aquellos bebes que fuesen a nacer con una malformación, no merecía la pena que viviesen. Quien habla así, permitanme la licencia, lecciones de democracia que las de en su guetho, no en España.

Pero este terrible día, lejos de desanimarnos, nos urge a actuar más fuerza, cariño y dedicación hacia los no nacidos y sus madres y hacia tantas personas que necesitan curarse de las heridas del aborto

Tras la votación de la Ley del aborto

25 de febrero de 2010

Tras la votación de la nueva ley del aborto, queremos manifestar nuestro dolor por los no nacidos, que quedan por ley despojados de todo su valor y sus derechos, por las mujeres embarazadas en dificultades, y especialmente por quienes han puesto el pulgar hacia abajo, entre tantas mentiras y prepotencia. Agradecemos su trabajo a los senadores y diputados que han defendido la vida de todos y se han implicado de corazón en defender a los más inocentes y débiles. Ellos nos reconfortan y nos hacen no perder la confianza totalmente en el poder de servicio al bien común que debe tener la política.

A los que se regocijan porque ha salido adelante esta inicua ley, les transmitimos nuestro más sincero pésame porque su conciencia y la historia les pasarán factura. No nos gustaría estar en su piel en estos momentos. Sólo la maldad o una culpabilísima ignorancia pueden justificar tan sibilinamente una ley que de principio a fin impone la cultura de la muerte como norma suprema. Sus mandatos pasarán pero nadie podrá recuperar las vidas que por su decisión van a eliminarse de la forma más cruel e inhumana. A quienes disfrazan de libertad el asesinato de inocentes y dan la espalda a los problemas de las mujeres les deseamos que a lo largo de su vida puedan arrepentirse y reparar en algo el sufrimiento que va a arrastrar el cuerpo y el alma de tantos seres humanos. Nos produce una inmensa pena y una profunda indignación la mentira, el encubrimiento de quienes se enriquecen con sangre inocente y los favores políticos a cambio de un voto de muerte.

Pero este terrible día, lejos de desanimarnos, nos urge a actuar más fuerza, cariño y dedicación hacia los no nacidos y sus madres y hacia tantas personas que necesitan curarse de las heridas del aborto. Esta lucha no ha sido inútil y estamos seguros que muchos más se unirán a la defensa de la vida humana y su dignidad, porque hay mucha gente buena en nuestra querida y maltrecha España.

Cada vida importa

Hace ya más de 20 años, que comencé a echar una mano, a uno de mis mejores amigos, el doctor Jesús Poveda de Agustín, prestigioso psiquiatra madrileño, qué comenzaba, a finales de los ochenta, a realizar labores asistenciales, en las clínicas abortistas de España, persiguiendo sólo una cosa, que por otro lado debería ser el fin a perseguir por el Estado, en su labor de defender los derechos de sus ciudadanos, no era otro que ayudar a la madre embarazada, a la familia embarazada, a tener a su hijo, aportando no sólo soluciones de ayuda psicológica, sino también ayuda económica, ayuda para trabajar, etc.

Desde entonces, a través de Jóvenes Provida, primero, y del Grupo Provida después, ha dedicado su vida a la defensa de los más débiles, y no sólo del no nacido, como se encargan de manifestar quienes denostan al doctor, sino también la vida y la dignidad de la mujer, y la del esposo. En definitiva, desde entonces, su labor asistencial ha venido defendiendo la dignidad de la mujer, la dignidad del no nacido, la dignidad del esposo, definitivamente, la dignidad de la persona y de la familia, como bien se encargo de manifestar el 18 de junio de 2005.

En la semana de la Fería de Abril de 1992, conocí a una de la personas que más me han ayudado en mi vida, Rafael Lozano Rubio, hoy gerente del Foro Español de la Familia. Juntos, y unidos por la amistad que profesamos al doctor Poveda, recorrimos España, Europa, defendiendo unos ideales en favor de la protección del no nacido, de la protección de la vida humana, desde el momento de su concepción, hasta el momento de su muerte natural.

Y es este punto, es cuándo me pregunto, qué es lo que piensan todos aquellos que defienden el aborto libre, sobre la personalidad del no nacido, y no hablo de asuntos jurídicos. Una ministra del Gobierno, actual, de España, decía hace poco, que el fruto de la concepción no es un SER HUMANO, entonces qué es? Una piedra, una célula, un no se qué. Todos, si, si, TODOS, y cada uno de los que poblamos este planeta, hemos pasado por esa fase, TODOS, hemos sido concebido en el seno de nuestras madres, perdón, los in-vitro no, pero si se han desarrollado en la placenta de sus madres.

Entonces protección desde cuándo. Yo lo tengo muy claro, desde el momento de la concepción. Pero quienes hablan de células, sin más, hablan de protección cuando naces, y que pasa los nueve meses anteriores, es que no eres nadie. Me gustaría saber que opinión, tienen todos los que así piensan sobre su persona, qué pensarían si sus madres hubiesen dudado, como lo hacen ellos.

Años más tarde, conocí a Manuel Cruz, oriundo de Guadalajara, quién en su afan de defensa de los derechos de los no nacidos, recibió en algunas ocasiones agresiones por parte de quienes no pensaban como nosotros. Con la ayuda de muchas personas, y no precisamente de la administración del Estado, creo la Fundación Vida, desde dónde promueve políticas sociales de ayuda a la mujer embarazada, que tiene problemas económicos, psicológicos, etc.

Loli Pérez, una gran amiga, desde hace unos cuantos años, ayuda, a través de Red Madre, a mujeres, que ante la disyuntiva del aborto, no reciben ningún tipo de ayuda, por parte de las instituciones públicas. Desde hace muchos años, y además constatado al hacer algo parecido a un Mistery Shopping, los establecimientos de planificación familiar, no me gusta llamarles clínicas porque allí no curan a nadie, no ofrecen a la mujer embarazada otra salida que el aborto. El aborto es un negocio: en lugares como Dator o Isadora, sus dueños, saltándose a la torera, la ley actual de despenalización del aborto, se han forrado con esta “actividad” durante años.

No se trata de ser moralista, ni de creerse Dios, ni de ser cristiano, ni chorradas supinas, como he tenido que aguantar desde el sábado pasado en Twitter, por personas sin escrúpulos, que a día de hoy, no saben qué es un aborto, qué es una persona con Síndrome de Down, qué es una persona con espina bífida, qué es, en definitiva, una persona humana, con nariz, con boca, con oidos, con corazón, con alma, con sentimientos.

El pasado sábado, 17 de octubre, acudí con mi mujer, a la Manifestación en favor de la vida en Madrid, que bajo el lema CADAVIDAIMPORTA,

desea expresar que en relación al aborto nos importan todas las vidas: la del bebé no nacido, la de la madre embarazada en situación de desamparo social, la de la mujer que ha abortado y se enfrenta a la memoria de ese drama, la del padre responsable del embarazo y quizá también del aborto, etc. Por eso el lema escogido: porque CADA VIDA IMPORTA. Todo aborto tiene dos víctimas al menos: la mujer que aborta y el bebé que no nace; y de ambas nos queremos preocupar.

No voy a entrar a valorar cuanta gente estuvimos allí manifestándonos en favor de la defensa de la vida humana, y de la dignidad de la mujer, del no nacido, y del hombre. Pero si aclararé algunas cosas, para todos los incrédulos o para todos aquellos que juegan con las cifras:

  • En estadios de futbol, como el Santiago Bernabeu o el Camp Nou, caben cerca de 100.000 personas. La calle Alfonso XII de Madrid, que va desde Atocha hasta la Puerta de Alcalá, mide cerca  de kilómetro y medio. En ese espacio caben varios estadios como los citados.
  • En conciertos de música, como los celebrados en Hyde Park en Londres o en estadios de futbol en USA, los asistentes superaron, en unos casos, el millón de personas, y en otros, los 100.000 espectadores. En ambos casos, por metro cuadrado, igual había más de 6 personas.
  • El recorrido de la manifestación del sábado estaba lleno de gente, los 76.000 metros cuadrados. Pero el Paseo de Recoletos, el paseo del Prado, la calle Alfonso XI, la trasera de la calle Alcalá, Serrano, etc, también estaban llenos de personas.

Hoy, un medio de comunicación, afín al Gobierno, habla de 52.000 asistentes. NO sabe lo que dice. NO estuvo allí. Que no hubo 3 millones de personas, no lo discuto, pero que sólo hubo 100.000, no se lo cree, ni el que lo ha escrito.

CadaVidaImportaCadaVidaImporta

Cabecera Manifestación

El pasado sábado, atendiendo la petición de un buen amigo, Jorge Salinas, y utilizando los medios de comunicación social, que a nivel profesional utilizo, le mantuve informado de lo que ocurría en la Puerta de Alcalá, a través de mi Twitter. Lo volveré a hacer, que no lo dude nadie, pero posiblemente desde hoy comienze a bloquear a bastantes followers que tengo, simple y llanamente por sus descalificaciones, que en ocasiones han llegado a lo personal: gente como un tal @Kokevegan, que tiene dada de baja su web, no sé el mótivo, se permite el lujo, de hablar de mi en estos términos “venga no te enfades, abortuelo. cuida tus espermatozoides que son potenciales cristofrkis”, o, “¿Madrid capital of Life? no hijo no, vete a Bangla Desh y sabrás lo que es una capital of life: te financio la vasectomía tronco”. Otros como @cristaljar, se permiten el lujazo, de tratar de puentear mi twitter por hablar sobre que los niños de Síndrome de Down no estaban en la manifestación: perdón, el que tiene síndrome de down, qué es un conjunto de enfermedades, tiene la misma dignidad que tu y que yo…..pero a que viene mear tanto fuera del tiesto. Otro como @Alfatob, señala  “@kikemb dice que el aborto es la 1ªcausa de mortlidad el España. Haha, deberías de ver las estadísticas de tràfico”, sinceramente, la gente en nuestro pais lee lo que le interesa: desde 1985, en España, a causa del aborto, han muerto 1.450.000 niños. Hoy, datos del 2009, al año mueren por causa del aborto, 120.000 niños no nacidos, muchos más que por accidente de tráfico.

Quienes leeis este blog, quienes no lo leeis, quienes leen la prensa, quienes leen estadísticas, a mi CADAVIDA ME, repito ME IMPORTA. Pero por encima de todo hay que tener datos contrastados, y no dejarse influir, por lo que dice la ministra de turno. Y me da igual que sea del PP o del PSOE.

Nuestro anterior Presidente del Gobierno, d. José María Aznar, ¿pudo haber derogado la ley de despenalización del aborto? ¿pudo haberla reformado? Posiblemente, y dado como está estructurado el poder legislativo NO. Que aistiese a la manifestación del sábado, es un acto de cinismo por su parte: puede ser, pero las personas tenemos derecho a equivocarnos, y podemos rectificar.

En la manifestación del sábado quedó muy claro, que una gran parte de la sociedad española no estamos de acuerdo con la ley que pretende aprobar este gobierno, y seguiremos manifestándolo. NO estamos de acuerdo, y nadie nos va a callar. El Gobierno, con su hiprocresia habitual y con su soberbia manifiesta pretende hacer ver al resto de la sociedad, que los peligrosos somos los que defendemos la vida humana, los que apostamos por las ayudas a la mujer embarazada, los que apostamos por la protección al no nacido.

A continuación puedes leer el manifiesto leído por Benigno Blanco, Presidente del Foro Español de la Familia, al finalizar el acto del 17-O:

El Gobierno Español pretende modificar la vigente legislación en materia de aborto para despenalizar totalmente su práctica y reconocerlo como un derecho a través la conocida como “nueva ley del aborto”. Dicha iniciativa supondría la desprotección total de las dos víctimas del aborto: el niño no nacido, que carecerá de toda protección jurídica, y la mujer, abocada al aborto sin alternativas posibles.
Con la nueva Ley anunciada se privará a la mujer de su derecho a la maternidad, no se hará nada por evitar abortos y crecerá cuantitativamente el inmenso fracaso que es siempre un aborto provocado. Además la nueva “ley del aborto” pretende imponer con carácter obligatorio y coactivo en todos los servicios y centros sanitarios y educativos la ideología de género y su visión de la sexualidad y la persona.
Esta iniciativa del Gobierno obliga a todas las personas que valoran la vida humana y el derecho a la maternidad a manifestar públicamente su compromiso con el derecho a la vida y con la mujer embarazada para evitar que se degrade aún más el ya precario e insuficiente compromiso de la legislación española con el derecho básico a la vida.
Porque CADA VIDA IMPORTA, queremos hacer llegar a la opinión pública y a las fuerzas políticas las siguientes consideraciones y peticiones: 1) Cualquier enfoque legal o político que olvide al niño que en virtud del aborto no llega a nacer o que olvide el problema que para algunas embarazadas puede suponer un embarazo imprevisto, dará lugar a situaciones injustas e incompatibles con el equilibrio de derechos y bienes que el humanismo exige en esta cuestión.
2) Ante esta iniciativa legal contraria a la dignidad del ser humano, y conscientes de que todos deberíamos coincidir en aquellas políticas públicas orientadas a evitar que las mujeres tengan que pasar por el terrible drama de un aborto provocado, demandamos del Gobierno y de todas y cada una de las fuerzas políticas:
a) La retirada del anteproyecto de “ley del aborto”. b) El impulso y promoción de una red solidaria de apoyo a la mujer embarazada, para que ninguna mujer se vea abocada al aborto por carecer de información y alternativas viables para afrontar los problemas que están en la base de la decisión de abortar, así como la ayuda y el apoyo necesarios para que la mujer que ha sido víctima de un aborto pueda superar las consecuencias del mismo. c) La potenciación y agilización de la adopción nacional, incluyendo la creación de un protocolo por el cual se informe a la mujer de esta alternativa en caso de embarazo imprevisto. d) El compromiso del ordenamiento jurídico y de las políticas públicas con la única solución progresista y humana en materia de aborto: proteger siempre al no nacido como a cualquier otro ser humano y proteger siempre a la mujer para que nunca se vea abocada al aborto.

e) La promoción de una pedagogía de la Cultura de la Vida que reconozca y valore la dignidad del ser humano desde el momento de la fecundación hasta la muerte natural, y que enmarque la sexualidad humana en un ámbito de amor, respeto, responsabilidad y apertura a la vida; y como consecuencia de ello, que informe de las consecuencias reales del aborto, tanto para la mujer como para el niño.
f) La protección del derecho a la maternidad, considerando todo aborto como un inmenso fracaso, digno de ser evitado mediante políticas sociales activas y solidarias con la mujer.
3) Pedimos a los poderes públicos, a los grupos sociales y a cada ciudadano el respeto responsable y activo hacia el contenido de este manifiesto.

Finalmente, quienes estuvimos el sábado en Madrid, en la manifestación CADAVIDAIMPORTA, lo hicimos porque quisimos, y en nuestro ideario de vida está la Defensa de la Vida. No entiendo a todos aquellos que critican, que en esta Manifestación haya ciudadanos que lleven la bandera de España, y en otras de otra índole, lo aplaudan, y no haya ni una crítica.

Esa gran luchadora

Haría cuatro meses el 21 de julio, qué escribí un post en mi blog sobre una de las mejores amigas de mi madre, Pilar Calderón, titulado “La Ley de la Vida“.

Han sido cuatro meses de lucha, de lucha por vivir, de lucha por ser mejor, de lucha por ver a sus nietas, a sus hijos, a sus nueras, y a su yerno, y de lucha por tratar de contentar a todos aquellos que estaban cerca de ella. Han sido cuatro meses muy duros, sobretodo desde que hace muy poco, le enviaron a un hospital de Cercedilla, donde ha pasado los últimos días de su vida.

Una vida entregada a sus hijos y a su familia, a su esposo, Guillermo, hasta el día que también nos dejó. Mi madre fue quien me enseño a rezar, siendo bien pequeño, y Pilar quien me preparó para hacer la Primera Comunión. Además siempre nos tuvo mucho cariño a todos mis hermanos; ella, junto a su esposo y sus tres hijos vivían en el mismo barrio que nosotros, cerquita del Retiro.

Hoy, Pilar, se nos ha ido, y pienso que se nos ha ido, con el deber cumplido con creces. Sus últimas horas, ayer mi madre me decía que creía que no llegaría al jueves, han sido un ejemplo para todos los que la queríamos.

Esta tarde he podido charlar con sus hijos, de su madre, de su enfermedad, de sus hijos, y de todas las personas a quienes Pilar ayudo en algún momento de su vida.

Desde aquí quiero darle un sincero Homenaje a Pilar, pienso que te lo mereces, no es para menos. Felicidades Pilar porque has llegado a la meta, y seguro que disfrutas, ya, seguro, de la compañia de Guillermo, pero sobretodo, de Nuestro Señor y de su Madre la Virgen María.

Adios o hasta luego

Cuando hace dos meses tuve la oportunidad de acercarme a la presentación del libro “el buen adiós” de Jesús Poveda y Silvia Laforet, pensé que lo leería en una semana, y finalmente han sido dos meses exactos.
Aprender a leer, con lo que conlleva en cuanto a la comprension de lo leído, lo hice hace años. Aprender la diferencia entre un adiós y un hasta luego, también. Y, sin embargo, después de leer el Buen Adios, estos dos conceptos han cambiado.
Reflexionar sobre los cuidados paliativos, sobre una información precisa, correcta y bien hecha al paciente en estado terminal, sobre qué es y qué no es eutanasia, y sobre las diversas formas en que la muerte nos llegará, y por las que debemos aprender a vivir con la muerte, como un estado por el todos deberemos y pasaremos en nuestra existencia, me ha llevado a hablar y escribir sobre este magnífico ejercicio de reflexion sobre la vida, sobre el adiós, el hasta luego, y el sentido trascendente de la muerte.
La lectura de esta reflexion, realizada por el prestigioso doctor Jesús Poveda, ha conseguido dar un sentido a las cosas que han pasado en mi vida, y, de cara al futuro, servir como preparación al momento del “hasta luego”, que, ineludiblemente, nos llegará a todos. Como muchos sabréis mi padre falleció hace 4 años, y si bien el doctor Poveda y yo nos conocemos hace mucho tiempo, y el fue de gran apoyo entonces, ahora, al leer sus escritos, consigo cerrar en parte, ese duelo que me ha acompañado desde entonces. Ha habido tiempos difíciles, y aunque el dolor nos acompañe, debemos cerrar esas pequeñas heridas poco a poco. Leer sobre la información al paciente, dando valor a la persona, y tratar de explicar con gestos, con palabras, pocas en ocasiones, con el orden y la limpieza, que se tiene una enfermedad y que con determinados cuidados se puede paliar el sufrimiento, me lleva a pensar, que en el futuro, y sabiendo que las circunstancias de cada uno son particulares, deberemos informar y ser informados con cierto criterios de verdad.
Durante la lectura de este libro, como también sabréis, falleció uno de mis mejores amigos, Rodrigo Mayoral, les prometí a sus padres que les pasaría este libro, pues aún siendo una familia que tiene claros muchos principios, sin embargo, al ser un fallecimiento tan repentino, nos ha dejado a todos muy tocados.

A ambos, a Rodrigo y a mi padre, les diría hoy que han tenido un buen adiós, y un sincero hasta luego, pues para quienes tenemos, mejor dicho, quienes le vemos a la vida un sentido trascendente, podemos decir que dentro de no mucho tiempo nos veremos en el sitio que nos tienen reservado en el Cielo.

Sin ser un libro de cabecera de cama, sin embargo, algunas noches he podido reflexionar al hilo de algunas de las palabras del mismo, junto a aquellas que pude cantar en alguna ocasión,

Tú nos dijiste que la muerte
no es el final del camino,
que, aunque morimos, no somos
carne de un ciego destino.
Tú nos hiciste. Tuyos somos.
Nuestro destino es vivir
siendo felices contigo,
sin padecer ni sufrir.
Siendo felices contigo,
sin padecer ni sufrir.

Cuando la pena nos alcanza,
por un hermano perdido.
Cuando el adiós dolorido,
busca en la fe su esperanza.
En tu palabra confiamos
con la certeza que Tú:
ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.
Ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz

que la muerte es un paso más en nuestra existencia, pues nacemos, vivimos y morimos. Y para cada estado de la vida nos preparamos: durante 9 meses, en el cuerpo de nuestras madres para nacer, durante “X” años para crecer, aprender, vivir, tener familia, y, lo ideal, prepararnos llegado el momento para pasar de este mundo al del Padre.

Reflexionar sobre la vida y la muerte me parece un ejercicio a realizar por todos, para así darnos cuenta, en muchas ocasiones, que lo importante no es tener cosas, sino lo que nos aportan las vivencias, lo que pasa a nuestro alrededor. Perdernos esas vivencias, por el hecho de tener y amasar riquezas, nos convierte, en muchas ocasiones, en seres mundanos.

La ley de la vida

Debería ser un sábado, éste, para descansar, atender a mi madre, ver a mis hermanos, pasear con mi novia, y acompañar a mi futura familia política, en un fin de semana de celebraciones, onomásticas y cumpleaños.
Sin embargo, y sin dejar de hacer éstas y otras cosas, es un sábado diferente, por no llamarlo triste. La vida va y viene, y no se detiene, pero cuando, nada más despertar, ves a una madre sufriendo, por las amistades, que no solo enferman, sino que se convierten en enfermos terminales, te da un vuelco el corazón.
Pilar Calderon, la madre de uno de mis mejores amigos, la íntima amiga de mi madre, el bastión donde apoyarte, en tantos y tantos momentos duros, como los sufridos por mamá, ayer cayó gravemente enferma.
Y, como ocurre en algunas ocasiones, parece que esta vez estamos en un punto sin retorno.
Para mi madre, es una gran pérdida, y lleva dos en menos de un mes. Para mi, es muy difícil expresar los sentimientos, pues de solo pensarlo se me empañan los ojos.
Conozco a Pilar desde hace 34 años, su hijo Javier es compañero de primeros juegos, adolescencia y madurez, aunque desde su matrimonio nos hemos visto poco. Su hermano mayor, con la diferencia de edad, aunque poca, siempre fue y será un ejemplo de profesionalidad, la hermana de enmedio, Rosario, está casada con otro amigo del colegio.
Prefiero escribir este post, aún en vida de Pilar. Una luchadora, una persona entregada a su familia, sus hijos, sus nietos, sus nueras, sus amigas del colegio de sus hijos, y todos aquellos que hemos tenido la suerte de tocar con las yemas de los dedos de la mano, tanta y tanta bondad.
No quiero, por menos olvidarme de Fernando, el hijo, con sindrome de Down, de Pilar. Si de algo debemos estar orgullosos los que la conocemos, es de la fuerza, hasta los últimos días de su vida, por cuidar a Fernando.
Con ese arte que siempre has tenido, va por ti Pilar.

Hablando sobre el adiós

Jesús Poveda de Agustín es una de esas personas, pocas hay y debería haber más, qué cuando pasan a tu lado deján una impronta huella, qué, en muchas ocasiones no se borrará nunca. No recuerdo, el día que le conocí. Si recuerdo vagamente que fue en un campamento de verano, allá por 1980 o 1979, él, un estudiante de medicina, causó en mi, una profunda admiración, y mira, que como el mismo dice, “está más colgao que las maracas de Machín”. Un tipo, que era capaz, con tal de verte sonreir, de subirse a un arbol, a una tirolina, o un gran pedrusco, para enseñarte las maravillas que se ven desde las alturas, allí en los bosques de Torremocha del Pinar, en Guadalajara.

Ayer, en el Círculo de Bellas Artes, en la madrileña calle de Alcalá, tuve la oportunidad de asistir a la presentación de su primer libro, titulado “EL BUEN ADIÓS”, que ha escrito junto a Silvia Laforet. Cómo señalaba, en la presentación el doctor González Barón, Jesús ha puesto las ideas, el argumento, y Silvia, como buena escritora, las palabras, y el toque de sensibilidad.

El buen adios

Mi buen amigo, el doctor Jesús Poveda, hizo, por recomendación del doctor González Barón, la tesis sobre “la información del tratamiento al enfermo terminal”, un tema tan de actualidad hoy en día. Como decía alguno de los asistentes, y corroboró en este post, cuando un amigo tuyo, o un hijo, escribe un libro, es que ya lo ha hecho todo. Jesús se dedica desde hace unos años, en su afan de ayudar a los demás, a dar clases en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

img_0791

Ayer nos presentaban este libro, su primer libro, en su segunda edición, y después de siete presentaciones del mismo, en el que viene a hablar de un tema tan importante en nuestras vidas, como es el aprender a morir, o mejor dicho como le gusta decir a él, aprender a vivir con la muerte. Igual que un día nacimos, un día moriremos, y no hay vuelta de hoja, así será, y no hay que huir de ella, no hacerse el loco. 

Madrid a través de un cristal

En este libro, en el que se combina una buena pluma, con un buen argumento, los autores nos enseñan a respetar a la vida, desde el nacimiento hasta la muerte natural. La muerte es compañera, forma parte de la vida, es compañera del viaje que nos toca vivir. “El buen adiós” es una obra profundamente vitalista:

La vida, continua espiral de encuentros y despedidas, está colmada de momentos en los que debemos aprender a decir adiós. Todas las pequeñas separaciones que hemos de aceptar en el transcurso de nuestra existencia nos preparan, sin apenas darnos cuenta, para el final de la vida tal y como la conocemos; para que ese último adiós que es la muerte, tantas veces acompañada de un doloroso proceso de enfermedad, sea “un buen adiós”.

Este libro recoge experiencias reales de enfermos, familiares y profesionales en situaciones tan comunes como difíciles: muertes inesperadas, enfermedades terminales, la comunicación de malas noticias o la muerte vista por los ojos de un niño. Y partiendo de esas y otras realidades reflexiona en torno a un tema esencial e inevitable, como es la muerte y todo lo que la rodea: los cuidados paliativos, la eutanasia, la atención en el domicilio o en el hospital, el testamento vital, el proceso de duelo adecuado, la buena comunicación en momentos cruciales… En definitiva, un libro lleno de vida y de amor.