ventas

Fans o ventas. Estrategias Corporativas

por qué muchas empresas tienen verdadera obsesión por el número de fans en sus estrategias corporativas de marketing online

Estrategias Corporativas

La mayoría de las empresas que desarrollan estrategias corporativas de marketing online, en las que la presencia en plataformas sociales juega un papel importante, fijan como moneda de medición el número de fans que tienen en las redes sociales.

Sin embargo me atrevería a decir, sin temor a equivocarme, que la mayoría de las empresas, en todas sus estrategias corporativas de comunicación buscan al final del proceso aumentar sus ventas. El branding es fundamental, la reputación de marca, la presencia en diferentes redes y/o plataformas y la generación de contenidos es básico, no puede ni debe descuidarse, pero al final el CEO querrá conocer si las ventas han aumentado.

Desde que las redes sociales se utilizan en las estrategias corporativas de comunicación empresariales, el número de fans se ha convertido en el objetivo prioritario de su actividad. Desde hace algunos meses, algunas empresas buscan y hablan de otros objetivos, pero, por qué el número de fans continúa siendo la métrica por excelencia.

1. Posiblemente es la única métrica que entienden.

Al venir del mundo offline en el que las métricas estaban relacionadas con los impactos en la audiencia, el número de fans es lo más similar a esta forma de medir que tiene los departamentos de marketing.

La terminología que utilizamos en el social media marketing es complicada y, además estaba muy lejos de los objetivos comerciales de la empresa.

Al hablar de diferentes formas, de términos inusuales y tratar de medir en un entorno poco tangible, las empresas se han centrado en medir con el único término que entienden al 100 por 100.

2. El número de fans aumenta el ego.

Es algo que posiblemente viene del marketing offline y que además lo alimenta el propio ego individual. Por eso las empresas venden el número de sus fans como una medida de éxito.

Hacen campañas centradas en conseguir fans, en muchas ocasiones para ver como el contador de fans cambia y para estar por delante de su competencia más directa.

3. Es la única manera para que, internamente, se acepte la presencia de la marca en redes sociales.

Parece que la única forma de justificar la estrategia en redes sociales es hablar del número de fans o seguidores.

Lo positivo: todo el mundo entiende esta forma de medir. Ahora, lo negativo… cuando estamos inmersos en tiempo de crisis cada acción debe tener un retorno definido y claro para la empresa.

Las empresas viven de las ventas y no del número de fans o seguidores.

Que una empresa tenga muchos fans en redes sociales nos indica que la salud de esa marca en redes sociales es buena, pero ¿y el retorno empresarial?

Lo habitual es que si hemos querido aumentar nuestros fans con rapidez, hayamos hecho sorteos, regalos, campañas de publicidad, etc.

Tendremos por tanto una gran base de fans o seguidores, pero… ¿ocurre algo cuando hablamos? los contenidos que generamos ¿tienen acogida o producen poca interacción (engagement)? al hablar de nuestra marca ¿qué ocurre?

– La poca interacción provocará que nuestros contenidos cada vez tengan menos visibilidad.

– Al no verse los contenidos y al no haber interacción, las comunicaciones de la marca tendrán poco o nulo efecto y, por ello, el retorno para la marca es poco probable. Sin clics no hay tráfico y sin tráfico no tenemos nada.

– Al centrarnos en la obtención de fans, lo normal es desviarse de los objetivos de la empresa. Continuar con este tipo de estrategias corporativas en social media lleva a muchas empresas a  entender que su función es nula.

Si queremos que las estrategias corporativas en social media tengan éxito debemos definir un Social Media Plan (objetivos, audiencia, qué movimientos quiero hacer, estrategias, plan de tácticas y medición).

Si el objetivo de las estrategias corporativas de social media es la venta, diseñemos una estrategia orientada a la obtención de leads y ventas. Tiene su complejidad, pero demostrará que es posible vender desde las redes sociales.

Imagen: Scott Rubin

Próxima parada: 28 de mayo

Parece que al fin llegará el 28 de mayo, o más bien a partir de entonces: el iPad desembarca en nuestra vidas, y lo hace, como todo lo que sale de la factoría de Cupertino, pisando muy fuerte desde el principio.

Las ventas del primer mes, sólo en el mercado yankee, así lo corroboran, 1.000.000 de ipads. Los post escritos durante estos primeros seis meses de 2010 así lo confirman. Para algunos será el lanzamiento del año, para otros no. Lo que si es cierto, es el ruido que se ha montado, a nivel mundial, con el lanzamiento de iPad, y el más que posible lanzamiento del iPhone 4G.

Steve Jobs, junto a todos los trabajadores de Apple, no dejan lugar a la duda. Todos los días se producen, miles de comentarios relativos no sólo al iPad, sino a todo lo que tiene que ver con la manzana mordida.

Posiblemente, quienes ya disfrutan de iPad en España, quienes tienen un iPhone o quienes tienen un iMac o un MacBook, podrán ser tildados de fanáticos o fanboys de Apple; sin embargo, y pese a todos los dimes y diretes que navegan por la red, la usabilidad y potencia de trabajo de los productos de la manzana quedán fuera de toda duda. Podrán gustarte o no; podrás decir que el kindle de Amazon tiene acceso a más o menos títulos literarios; podrá gustarte más una BlackBerry 9700 o un Nokia de última generación; será Android el software del futuro: TODO ES POSIBLE.

El próximo 28 de mayo aterrriza el iPad en España, tanto en versión Wifi como Wifi+3G (hoy Movistar anuncia que con tu tarifa plana de iPhone, tendrás derecho a una microSIM con tu mismo plan de datos). No sé cuantas peticiones de reserva hay en el App Store de España desde ayer; lo que si es muy posible, es que muchos a la hora de comprarse un netbook con XP, miren antes el iPad, como una solución a su conexión a Internet, y a sus demandas de poder trabajar con un tablet, en el que no olvidemos, existen aplicaciones de todo tipo, color, etc, etc.

Aun no tenemos claro que harán los medios de comunicación para estar en el iPad, pero como bien señalaba Enrique Dans en el mes de abril, esperemos que los medios españoles no traten de ver una tabla de salvación a sus maltrechas economías. A partir del 28, la solución.

¿Integración online, para qué….?

Desde hace unos meses,  sobretodo después de ver como se están poniendo las cosas en el mercado a la hora de vender e invertir para subir la ventas, muchos colegas se vienen preguntando, el por qué, y el para qué de la integración online.

En los últimos días, hoy termina, he venido asistiendo a un curso de Blended Marketing, impartido por Manuel Alonso Coto, profesor del Instituto de Empresa, de quien he hablado en otro post, y me ha hecho recapacitar y tratar de explicar, desde mi modestia, por qué es necesaria la integración online, por lo menos hasta que ciertas formas de medición de resultados no cambien.

Hasta hace muy poco tiempo, las empresas a la hora de vender, solían hacer fuertes inversiones publicitarias en televisión, prensa generalista o especializada, y en radio. Los costes de estas inversiones, dependiendo del soporte claro, eran bastante costosas; más aún cuando las herramientas de conversión daban unos datos, qué aunque creibles por determinados actores del proceso comercial, no dejan de ser un termometro meramente estadístico de medición. Hablo de SOFRES y del EGM.

En el momento económico actual es complicado hacer ver a un anunciante, que concentre toda su inversión, en estos modelos de negocio, en los que sus conversiones a ventas, son una quimera. No hay por dónde cogerlos, aunque nos hayamos acostumbrado a ellos durante muchos años, y muchos profesionales del sector publicitario traten de re-convencernos, qué es lo que hay. No, no, y no. Los 5.000 aparatitos de Sofres, ahora TNS, sinceramente, no pueden considerarse como una herramienta de medición fiable, más si cabe cuando la mayoría de ellos, se rumorea que están manipulados.

Y qué decir del EGM. Ciertos datos estadísticos que se dan sobre la utilización de Internet son muy interesantes, de cara al anunciante a la hora de explicarle la penetración del mundo online en España. Pero no deja de ser una estadística, y los anunciantes lo qué quieren son resultados, no meros números, eso estadísticos. El índice de audiencias en la prensa o en la radio, no producen conversiones reales, y no son muy medibles, aunque nos hayamos acostumbrado.

Esta mañana preguntaba a Javier Godoy, sobre como enfocar este tema, y para la ocasión me ponía en contacto con Gemma, una persona dedicada a esto de la medición de audiencias, pero esta vez online, donde puedes medir hasta lo inmedible. Después de leer un post en su blog, de finales de enero, Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo, trato de explicar, a los colegas incrédulos, que para vender en el medio online, necesitan quitarse la careta de las medición antigua, y utilizar herramientas de análisis web, como las que ofrecen empresas como la de Gemma, la de Javier Godoy, o Nielsen, o Weborama, o Google Analytics.

Pero en todo este, cambalache como le gustaba decir a mi padre, lo importante es la integración, el tran traído blended marketing. Si no tratamos de integrar el offline con el online, nada servirá entonces.

Desde que la situación económica es la que es, desde la revista Interactiva, y más desde el departamento comercial, vengo tratando con clientes de 10 años, a quienes trato de explicar por qué deben invertir en nuestro soporte, y de qué manera. Y la conclusión es la integración: junto a la inversión publicitaria tradicional, como forma de hacer branding, hay que unir, indisolublemente, la inversión online, que podemos medir, y en la que podemos tener cierto grado de retorno.

Y con el anunciante no hay una manera diferente. Habrá anunciantes a los que debamos imbuirles en una acción de inversión 100 por 100 digital, que no significa estar 100 por 100 en Internet, sino en otros sitios, en los que ha llegado la digitalización, por ejemplo, la acción de Coca-Cola Zero que están llevando a cabo en la plaza de Alonso Martínez de Madrid, en la que conjugan el marketing directo con una acción de SMS pull.

img_05731Anoche hablaba con un conocido sobre qué hacer en tiempos de cambio, como los actuales. Y coincidimos en un mismo punto, él desde el punto de vista de un gran soporte, y especialista en marketing, y yo, desde un soporte más pequeño y técnico: si no hay un empezar un modelo de negocio nuevo en la mayoría de las marcas, al final la bofetada va a ser, de las de agarrarse. Por eso algunos especialistas en economía no dejan de hacer sugerencias al mercado, al Gobierno, a los anunciantes, y a todo el que se pone a tiro: o nos olvidamos del pasado, o llegaremos a una situación muy complicada, como dice en su blog, en el día de hoy, Marc Vidal.

Hoy, con lo complicado que está todo, si no hay un camino hacia la integración de todos los soportes y canales de venta, es muy difícil, o al menos va a serlo, llegar a buen puerto, qué piensas al respecto?

quiebra del modelo economico

Antiguamente cuando una empresa reducia la venta de sus productos, podían ocurrir dos cosas: o qué había una crisis, o que ya no le gustaban al consumidor. En situaciones de crisis, como las sufridas en el 29, en el 93 , y en el 2001, determinados sectores de la economía sufrieron convulsiones, unos más y otros menos acusadas.

Bien, pues hoy, cuando los grandes fabricantes de automóviles están negociando con el gobierno de George W. Bush una salida airosa de la situación económica, evitando así la bacarrota, empresa como la Chrysler, deciden ante el elevado stock de productos sin vender, debido a, como ellos dicen, la crisis crediticia, parar la fabricación de sus automóviles durante un mes, desde el viernes 19 de diciembre hasta el 19 de enero.

Lo que nadie explica, es que va a pasar con los trabajadores: les seguiran pagando su salario?, les mandaran a sus casa?, les darán vacaciones obligatorias? Lo único que se dice es que paran todas las factorias durante un mes, debido también a que las ventas se han reducido en sus concesionarios entre un 20 y un 25%.

Hace unos días, en el festival de publicidad online por antonomasia, San Inspirational Festival, Lluis Bassat, habló de la problemática que estaban teniendo, y iban a seguir teniendo, los fabricantes de automóviles, debido en parte, no sólo a los precios de sus automóviles, sino, sobre todo, debido a la falta de creatividad y la falta de sloganes encaminados a satisfacer a los clientes, y dejarse de historias, como la diversión que promovía Opel.

Chrysler en estos momentos, más cercanos a la bancarrota, se plantea, a través de sus fondo de capital-riesgo Cerberus, expandirse hacia el exterior de USA, llegando a acuerdo con empresa chinas, con la alemana Daimler, y hasta con la japo-francesa Nissan Renault, tal y como señalaba ElMundoMotor hace una año. Aunque probablemente esas posibles expectativas, hoy sean papel mojado.

Las posibles soluciones pasan por muchos caminos, pero no, y es una opinión muy personal, por la bajada del precio del dinero hasta el 0,25%, que ha llevado a término, en el día de ayer, la Reserva Federal. Si la inflacción en Estados Unidos ha caido hasta los niveles de 1932, es que algo se está haciendo mal. El modelo económico debe cambiar, en la forma de financiarse, en la forma de vender, en la forma en que se utilizan las herramientas, soportes y canales de venta. Y, hasta en la forma de hacer publicidad y branding de una marca, dejando de lado los grandes despilfarros de dinero, que en este sentido se han hecho durante muchos años. Durante 2009 estaremos entrando en una nueva época de la economía, pero la travesía en el desierto, para quienes no han hecho los deberes en los últimos años, va a ser muy, pero que muy, dura.