servidores dedicados

¿Dónde alojo mi web?

En muchas ocasiones me preguntan, a la hora de crear un web site, cómo funciona esto de adquirir un dominio. A la respuesta suele seguir la pregunta del alojamiento, es decir, dónde estarán los contenidos de mi página web. En no menos ocasiones, quienes saben de antemano las respuestas, plantean la disyuntiva… ¿servidores dedicados, virtuales o hosting sencillo?

Lo primero y más importante es tener un dominio que refleje, de forma fidedigna, el contenido principal o leiv motiv de la página web, para conseguir un mejor posicionamiento. Lo normal es que si nuestro site es un sitio de ecommerce de comida rápida, el dominio sea algo parecido a “comidarapida.com”. Si nuestro site versa sobre este tema, sería raro que nuestra web tuviese un dominio de venta de vuelos baratos.

¿Es tan importante el dominio? y… ¿dónde debe estar este dominio? El dominio, sus palabras clave, el objeto y el contenido deben estar relacionados. El lugar de alojamiento de nuestro dominio es un factor importante. Lo habitual debería ser que nuestro dominio, estuviese alojado, es decir resida, en el país hacia el cual se va a dirigir la venta de nuestros productos. El proveedor, por tanto, debería ser de España si nuestro target es español. Hoy en día tiene importancia el país en el que está alojado nuestro dominio, pero ni es básico ni penaliza tanto como se comenta en muchos foros.

Los principales proveedores de alojamiento web de España, Arsys, Acens, 1and1 o RedCoruna tienen una serie de ventajas unos con respecto a los otros, pero no son tan exclusivas.

En los últimos tiempo la discusión se está llevando al campo de los servidores, tanto si deben ser dedicados, virtuales, en Linux o en Windows, o cuándo se hace necesario un alojamiento en un servidor o en un pack básico de hosting.

servidor dedicado

A la hora de elegir un tipo de alojamiento, el hosting (en linux o windows) por ejemplo es una solución muy interesante, siempre que gestionemos una o dos webs, diversas cuentas de correo, etc. Su panel de control suele ser muy simple y adecuado a casi cualquier perfil y no requiere de apenas conocimientos técnicos para los procesos más habituales. El espacio web suele estar limitado.

Los servidores son harina de otro costal. Los hay de varias clases:

  • Se conoce como servidor virtual a una partición dentro de un servidor que habilita varias máquinas virtuales dentro de dicha máquina por medio de varias tecnologías.Los servidores dedicados virtuales (SDV) usan una avanzada tecnología de virtualización, que le permite proveer acceso [root] y la capacidad de reiniciarlo cuando desee, igual que un servidor dedicado. Con la posibilidad de instalar sus propias aplicaciones y controlar completamente la configuración de su servidor, los SDV representan una alternativa económica y eficiente para aquellos que desean disfrutar los beneficios de un servidor dedicado pero aun no poseen el presupuesto para hacerlo.
  • El servidor cloud dinámico es una solución para las pequeñas y medianas empresas, que reduce sus costes y mejorar su competitividad. El Servidor Dinámico de permite establecer una configuración básica y adaptable de forma flexible acorde a cada necesidad. Además, se pueden cambiar incluso los sistemas operativos como Linux o Windows. Este servidor puede suponer una alternativa positiva para aquellas empresas cuyas necesidades de recursos cambian con frecuencia o para empresas nuevas que no puedan calcular con precisión la potencia del servidor que van a necesitar para su proyecto.
  • Un servidor dedicado es un ordenador comprado o arrendado que se utiliza para prestar servicios dedicados, generalmente relacionados con el alojamiento web y otros servicios en red. A diferencia de lo que ocurre con el alojamiento compartido, en donde los recursos de la máquina son compartidos entre un número indeterminado de clientes, en el caso de los servidores dedicados generalmente es un sólo cliente el que dispone de todos los recursos de la máquina para los fines por los cuales haya contratado el servicio.

Por tanto es importante finalmente tomar la decisión más adecuada a nuestro negocio. La opción de servidor dedicado es posiblemente la mejor, cuando la gestión de muchos dominios es necesaria por una empresa. La mayor ventaja es que puede ser acomodado a las necesidades de cada cliente, aspecto que es más complicado de conseguir en un hosting compartido.