profesion

Una aclaración oportuna

En contadas ocasiones, desde hace casi dos años, he hecho alguna alusión en mi blog a temas relacionados con mi persona, sea en el ámbito laboral o en el personal. Durante la mañana de hoy he recibido todo tipo de muestras de apoyo, bien por twitter, como la de Elena García Alonso o las de Gonzalo Iruzubieta, y otras de diferentes ámbitos.

Cuando el pasado 31 de mayo de 2009 dejé de trabajar en la revista Interactiva, de forma voluntaria, y debido, sobretodo, a la situación por la que atravesaba la revista a nivel publicitario, desde diferentes ámbitos se me sugirió que no escribiese nada en este blog, mi blog, para no levantar posibles suspicacias. Hubo quien, en el desconocimiento de la situación, llegó a publicar que me habían despedido, sin ser cierto, pero Javier Piedrahita de MarketingDirecto, se disculpó casi de inmediato conmigo. Hubo, también, quienes trataron de cambiar mi forma de pensar, respecto de determinados profesionales de nuestro sector, al señalarles como poco creibles. A todos ellos, y a que quienes lo comunicaré personalmente, sólo les debo admiración.

En mi carrera profesional, también en la personal pero de otra forma, he tratado toda mi vida, casi por imperativo legal de mi difunto padre, publicista de los de antes, de ser un profesional de los pies a la cabeza, y, si debía exponer una opinión, una crítica, un desacuerdo o cualquier comentario, he tratado de hacerlo sin faltar el respeto a nadie.

Posiblemente, estimado lector, haya llegado a tus oidos que cambié de empresa a primeros de enero de 2010. Si, es cierto, he cambiado, y ha sido, voluntariamente, sin haber pedido a nadie, nada, absolutamente nada. O eso creía hasta hace unos días.

El pasado 13 de enero, a 161 personas, les escribí un email en el que comunicaba mi cambio de aires profesionales, para desarrollar mis conocimientos y aptitudes en una agencia digital de marketing y publicidad, LAYERBIT, donde espero confirmar muchos buenos augurios para este 2010. En ese email hice un comentario sobre mi anterior empresa, FINDASENSE, al señalar, “que no es oro todo lo que reluce”. Es posible que ese comentario fuese desafortunado, sin embargo, quería mostrarles a esas personas que mi paso por esta empresa había tenido unas expectativas demasiado grandes o demasiados ambiciosas, y que, pareciendo oro todo lo que haciamos, en muchas ocasiones el trabajo desarrollado no era todo el oro que debiese, al menos es mi particular visión del trabajo que he hecho, que podrá estar bien o mal, y que trataba de hacer una labor comercial, que quizás no se había hecho con la debidas instrucciones en su tiempo, conclusión que saqué entonces.

A veces en la vida los matrimonios empresariales no funcionan, si se puede se arreglan, y, sino, se llega un acuerdo, y cada uno a sus quehaceres, que, además, en los tiempos que corren no estamos para perder el tiempo.

Sin embargo parece que ese email ha abierto algunas heridas, en muchos casos insalvables y, que en algunos casos, están abriendo otras mucho más grandes y que, posiblemente, no coagulen nunca.

  • Algunos de los receptores del email se han sentido dolidos o traicionados, no lo sé, por mis palabras.
  • Las personas que dirigen Findasense han creido ver en las mismas, un desprecio hacia su empresa, asi como hacia sus personas.
  • Se han vertido acusaciones, sobre mi persona, al señalar que yo he hablado mal de Findasense como empresa, y de Rafa Fernández y Tomy Lorsch, como personas.
  • Me han llegado rumores, en algunos casos confirmados, sobre la pretensión de distorsionar mi imagen, con hackeos de mis cuentas de mi blog, de mi perfil en twitter, creando uno similar al mio, y de otras redes sociales.
  • Lo más grave, que en el día de hoy, he tenido conocimiento a través de varios amigos, que Tomy Lorsch, ha vertido acusaciones muy graves contra mi, en relación con ese email al afirmar: “En lugar de trabajar tengo que estar pensando en denunciar a nuestro ex comercial. Si te ha llegado un Mail suyo, le hemos despedido hace about 3 hours from Echofon

Quiero dejar constancia en mi blog de tres temas:

  1. Quiero pedir disculpas a esas personas, que se han sentido ofendidas por mi email, al haber entendido una ofensa por mi parte hacia la empresa Findasense y sus directores. Me consta por alguno de los ofendidos, que esto parece más bien una rabieta por otras cosas, porque ellos no han manifestado nada similar a las acusaciones vertidas por TL.
  2. En los meses previos a mi contratación por parte de Findasense, sus directivos hablaron conmigo de temas importantes, a la hora de trabajar con ellos: yo no puse en duda nada, y, como soy mayorcito, hice lo que creí conveniente. Las personas que conozco, y, a las que aprecio, son apreciadas por su catadura moral, personal y profesional.
  3. Quiero, desde aquí dejar zanjado este tema: YO NO HE SIDO DESPEDIDO POR NADIE DE FINDASENSE. Quien así lo ha afirmado miente, y, si es así, que lo demuestre mediante el escrito, que supuestamente debería haber firmado.

Muchas gracias a todos por vuestra comprensión. Yo me dedicaré a seguir trabajando, y hacer las cosas bien con quienes trabajo.

Nota: Si alguno de los aludidos en este post quiere comunicarse conmigo puede hacerlo en kike.mb@gmail.com