presentacion

facebook: de red social a plataforma de comunicación

Cuando hace unos meses Mark Zuckerberger, fundador de Facebook estuvo en Madrid, me quedé con las ganas de asistir a algunos de los eventos en los que participó; sin embargo, hace unos días recibí la invitación de Stephanie Castro, directora de la agencia Text100, para asistir hoy, en Madrid, a la presentación del nuevo director comercial de Facebook para el sur de Europa, Diego Oliva.

Diego Oliva, director comercial Facebook Sur Europa

Diego Oliva, residente en Paris, viene de trabajar en diferentes paises en el mundo de la publicidad online, más concretamente, como responsable de operaciones de TradeDoubler en España, Italia, Holanda, Bélgica, Suiza, Austria, Portugak e Irlanda. Sin duda, un profesional de la publicidad online con muchas tablas a sus espaldas.

En palabras de Blake Chandlee, director comercial de Facebook en EMEA, se trata de un excelente profesional que combina un profundo conocimiento del mercado español con su larga experiencia en publicidad online, y que tendrá la oportunidad de ayudar a las marcas y empresas a aumentar su presencia y comenzar un efectivo diálogo con sus clientes a través de Facebook.

Blake Chandlee

Por tanto Facebook parece, que al fin da el salto, y no precisamente libre de dificultades, de lanzarse al mercado de la publicidad online, facilitando a las empresas herramientas, a través de las cuales poder obtener resultados cuantificables y dirigidos a targets cualificados y bien determinados.

A día de hoy Facebook tiene entre sus usuarios a 200 milones de usuarios activos, del los cuales más del 70% se encuentran fuera de USA, y aunque no son muy dados a dar cifras de negocio, en España hay cerca de 4 millones de usuarios activos, que suponen una tarta muy targetizada de usuarios, muy suculentos para las diferentes marcas, que por otro lado hace poco han comenzado a crear perfiles de empresa en Facebook, algunas de ellas con un cierto éxito.

A día de hoy Facebook recibe ingresos por publicidad a través de dos canales, uno el tradicional de publicidad online con cargo a tarjeta de crédito del usuario, y que podemos ver en el lado derecho de nuestros perfiles; y otro la venta directa a agencias de medios, agencias de publicidad, y marcas de toda clase, que en España, ya está realizando un equipo dirigido por Diego Oliva. Sin ir más lejos, en el día de ayer en Valencia, Blake se reunía con las principales agencias del medios a nivel mundial, para presentar los nuevos formatos publicitarios.

Facebook con estos nuevos formatos publicitarios, que va a ir introduciendo en los próximos meses, trata de cambiar el modelo publicitario de la plataforma, desligándose, en palabras de Blake Chandlee, de los formatos tradicionales que propone la IAB, como los banner, skycrappers, superbanner e Interstitials, proponiendo otros formatos, no vistos aún en España, que van más dirigido a los formatos de texto y de “engagement” con el usuario.

Facebook se propone en los próximos meses, pasar de ser una red social, a una plataforma de comunicación en la que, a nivel de desarrollo las empresas mejoren la experiencia de los usuarios de Facebook. De entrada, y son ideas del propio Zuckerberg, Facebook no se ve como una red social, que deba competir con Tuenti o con MySpaces, ya que el consumo de información de los usuarios de Facebook es muy diferente al que hacen esas otras redes sociales. Mark, desde Palo Alto, empuja a Facebook hacia algo más allá de lo meramente tradicional, con un constante cambio, una evolución, y un movimiento continuo, que le hace huir de las redes tradicionales, para convertirse en una plataforma de comunicación entre usuarios, y entre usuarios y marcas.

Parece que por fin, las redes sociales, no se si porque le ven las orejas al lobo, o porque el pastel de la publicidad es tan suculento, pero se deciden a dar un paso, y una vuelta de tuerca a sus planteamientos iniciales, que en el caso de Facebook, tuvieron en 2004. Se veía venir un cambio, quizás no tan radical, pero vistos los recientes escarceos de muchas marcas, y no tan escarceos, en Facebook, a través de las Páginas, era previsible, que algo se cocía en la mente de los chicos de California.

Finalmente, es de recibo felicitar a la agencia, que ha organizado este encuentro con Diego Oliva y Blake Chandlee, se trata de Text100. No les conocía personalmente, y su trabajo me parece fantástico. La presentación, en inglés, y traducción del propio Oliva, ha sido perfecta, y no sólo por el super aperitivo, más bien casi comida, que nos han servido, del que no tengo imágens para no dar envidia.

Una matización para acabar, y no se trata de ser crítico con la Ley de Protección de Datos, pero en encuentros como el de hoy, a veces tengo la impresión de ver a infiltrados del ministerio de cultura entre los asistentes, al intentar poner entre la espada y la pared a los responsables comerciales de Facebook, con preguntas capciosas, sobre el papel de este red, en torno al papel de los menores, y al posible envío de ciertos contenidos publicitarios de dudosa reputación, qué sin embargo en esta red no existen.

Facebook, al igual que otras redes sociales, vela por la seguridad y tiene mucho cuidado con los perfiles de menores de 18 años. Más del 70% de usuarios de Facebook superan los 25 años, ni siquiera están en la Universidad, sino que se dedican a trabajar.

Esa fijación, con el tema de la privacidad de esos perfiles, me parece, que en ocasiones, ralla lo paranóico. Quizás esos que se dedican a criticar a Facebook o a Tuenti, deberían ser los que deberían criticar las formas educativas, de gobiernos como el actual, que propagan el todo vale, y que nuestros hijos menores hagan lo que les venga en gana, para luego echar la leña, las culpas y los asesinatos sobre las redes sociales.

Crónica televisiva del año en que murio el tomate

Esta tarde he asistido, en el Aula Magna del Instituto de Empresa,  a la presentación del libro “Crónica televisiva del año que murió el tomate“, escrito por Susana Alosete. La verdad es que ha sido uno de esos eventos a los que debería acudir con más asiduidad. Precisamente porque no ha sido, como el resto de presentaciones de libros a las que he asistido últimamente.

photo-3

En lugar de hacer una presentación al uso, en la que diferentes personajes tratan de explicar los pormenores de la obra a presentar, y a esbozar un semblante del autor, esta tarde a lo que hemos asistido ha sido a una excepcional mesa redonda, en la que diferentes personajes, ante una audiencia de entre 70 y 100 personas, nos han hecho una extensa radiografía de la situación de la televisión en España, ante la inminente llegada de la televisión online, o la televisión sobre IP.

Junto a Susana Alosete se encontraban Jesús Moreno, subdirector de contenidos de Antena 3 Multimedia; Concepción Cascacoja, profesora de la Universidad Carlos III de Madrid, y autora del libro Prime Time; Gonzalo Martín, consultor de nuevos medios audiovisuales, y Javier Capitán, perdiodista conocido de sobra por todos los presentes.

A la TV, tal y como la conocemos, le queda poco tiempo. Necesita un reconversión brutal, un reinventarse el modelo de comunicación audiovisual, tan necesario, como que el televidente ha cambiado. Hoy hay personas que ven la televisión como antaño, sentados en su butaca con el mando a distancia a la derecha, o a la izquierda. Son los consumidores tradicionales; junto a ellos están los nuevos consumidores, que apenas utilizan la pequeña pantalla para ver contenido audiovisual, sino que lo hacen en la pantalla de sus pc, y consumen los contenidos a horas muy diferentes de los primeros, para ellos no existe el modelo de prime time, pues hacen un consumo audiovisual a la carta.

photo-4

La configuración, por parte de las cadenas actuales, de las parrillas televisivas no tienen razón de ser para este, cada vez más grande, grupo de consumidores. Pués, sobretodo, ya no consumen televisión. Y por último, están, estamos, aquellos que nos hemos cansado del modelo televisivo, y a penas utilizamos la televisión, excepto para recabar, en ocasiones, cierta información en directo, o semi-directo, o bien para visionar eventos, que por desconocimiento, no logramos ver en la nueva pantalla, que es internet.

La televisión. actualmente, está creando conversaciones entre usuarios, en redes sociales, en blogs de todo tipo, en herramientas de comunicación como twitter, y sin embargo, esas conversaciones no están volviendo a la teñevisión, con la pérdida tan brutal de comunicación bidireccional, que podría ser utilizada por los anunciantes.

Se habla de la poca consistencia de la televisión interactiva, pues cada vez que se ha tratado de probar el modelo interactivo en la televisión, ha sido un rotundo fracaso. No será más bien, que el modelo sobre el que se ha tratado de imponer esa, supuesta, interactividad, estaba caduco. No será más bien, que con el cambio, que la crisis está agravando, se hace necesario un nuevo modelo de comunicación audiovisual, en el que el modelo de ingresos sea diferente a todo lo realizado hasta ahora. No habrá que reinventar un modelo en el que se utilicen todas las herramientas de comunicación posible, y se pongan al servicio del usuario.

En el momento actual, el del cambio de modelo económico, se impone un profundo cambio en la forma de hacer televisión. Un mirar hacía atrás, un no querer observar los cambios que se están produciendo, el no tratar de hacer programas y contenidos, en los que el usuario pueda participar, no cambiando finales, como entienden algunos la interactividad, sino dotando de bidireccionalidad a la comunicación audiovisual, es lo que la industria de la producción televisiva debe cambiar, y sobretodo, escuchar, a los que entienden, y por encima de todo a ese usuario, que ve la TV en Internet, o en TV tradicional, o en cualquier otra pantalla, como un iPhone.

Que programas como el Tomate hayan desaparecido, no sólo se debe al desencanto de la audiencia, sino a la caducidad del modelo televisivo, en el qué, además, la inversión publicitaria, tan vital e importante, sufre una crisis de identidad, y qué debe reinventarse hacia un nuevo modelo, donde prime más la creatividad, y no tanto el spot publicitario.

Finalmente, como en otros sectores de la economía, se impone consensuar una integración, que permita a los ciudadanos interactuar y poder participar, no tanto en las decisiones, que también, como en la aportación de la ideas…

Hablando sobre el adiós

Jesús Poveda de Agustín es una de esas personas, pocas hay y debería haber más, qué cuando pasan a tu lado deján una impronta huella, qué, en muchas ocasiones no se borrará nunca. No recuerdo, el día que le conocí. Si recuerdo vagamente que fue en un campamento de verano, allá por 1980 o 1979, él, un estudiante de medicina, causó en mi, una profunda admiración, y mira, que como el mismo dice, “está más colgao que las maracas de Machín”. Un tipo, que era capaz, con tal de verte sonreir, de subirse a un arbol, a una tirolina, o un gran pedrusco, para enseñarte las maravillas que se ven desde las alturas, allí en los bosques de Torremocha del Pinar, en Guadalajara.

Ayer, en el Círculo de Bellas Artes, en la madrileña calle de Alcalá, tuve la oportunidad de asistir a la presentación de su primer libro, titulado “EL BUEN ADIÓS”, que ha escrito junto a Silvia Laforet. Cómo señalaba, en la presentación el doctor González Barón, Jesús ha puesto las ideas, el argumento, y Silvia, como buena escritora, las palabras, y el toque de sensibilidad.

El buen adios

Mi buen amigo, el doctor Jesús Poveda, hizo, por recomendación del doctor González Barón, la tesis sobre “la información del tratamiento al enfermo terminal”, un tema tan de actualidad hoy en día. Como decía alguno de los asistentes, y corroboró en este post, cuando un amigo tuyo, o un hijo, escribe un libro, es que ya lo ha hecho todo. Jesús se dedica desde hace unos años, en su afan de ayudar a los demás, a dar clases en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

img_0791

Ayer nos presentaban este libro, su primer libro, en su segunda edición, y después de siete presentaciones del mismo, en el que viene a hablar de un tema tan importante en nuestras vidas, como es el aprender a morir, o mejor dicho como le gusta decir a él, aprender a vivir con la muerte. Igual que un día nacimos, un día moriremos, y no hay vuelta de hoja, así será, y no hay que huir de ella, no hacerse el loco. 

Madrid a través de un cristal

En este libro, en el que se combina una buena pluma, con un buen argumento, los autores nos enseñan a respetar a la vida, desde el nacimiento hasta la muerte natural. La muerte es compañera, forma parte de la vida, es compañera del viaje que nos toca vivir. “El buen adiós” es una obra profundamente vitalista:

La vida, continua espiral de encuentros y despedidas, está colmada de momentos en los que debemos aprender a decir adiós. Todas las pequeñas separaciones que hemos de aceptar en el transcurso de nuestra existencia nos preparan, sin apenas darnos cuenta, para el final de la vida tal y como la conocemos; para que ese último adiós que es la muerte, tantas veces acompañada de un doloroso proceso de enfermedad, sea “un buen adiós”.

Este libro recoge experiencias reales de enfermos, familiares y profesionales en situaciones tan comunes como difíciles: muertes inesperadas, enfermedades terminales, la comunicación de malas noticias o la muerte vista por los ojos de un niño. Y partiendo de esas y otras realidades reflexiona en torno a un tema esencial e inevitable, como es la muerte y todo lo que la rodea: los cuidados paliativos, la eutanasia, la atención en el domicilio o en el hospital, el testamento vital, el proceso de duelo adecuado, la buena comunicación en momentos cruciales… En definitiva, un libro lleno de vida y de amor.

 

¿dónde celebrar un evento?

Aún en estos tiempos que corren, en ocasiones las marcas deben celebrar eventos para fidelizar a su fuerza comercial, por ejemplo ocurre con los laboratorios farmaceúticos. Las empresas de organización de eventos deben buscar localizaciones para los más variados eventos o saraos.

Hoy me gustaría mostraros un ejemplo de un sitio, que aún con los años, sigue siendo un referente a la hora, no sólo de organizar un evento, sino por ejemplo cenar con tu pareja o unos amigos, y después tomarte algo, hablando distendidamente y sin los agobios musicales de las grandes macrodiscotecas.

Situado en la confluencia de Villanueva, 2 y la calle Cid, se encuentra este bonito lugar, llamado ALEGORIA, que debe su nombre a la decoración que hay en su interior y que podéis ver en estas fotografías.

img_0639

Tiene un restaurante en la parte alta, en el que poder degustar una buena cena en buena compañía, y un servicio de catering, que más de alguno quisiera tener en su restaurante. Evidentemente tiene una cocina espectacular.

img_0642

Bien dirigido por Fernando Calvo, puedes organizar desde cualquier evento comercial, hasta una presentación de un producto o un libro, pasando por un desfile, o casi lo que se te ocurra. Suelen estar abiertos a todo tipo de sugerencias.

img_0644

La sala por la noche, bajo la dirección de Oscar y David, se convierte en lugar de copeteo y de charla animada, agradeciendo nuestros oidos el poder hablar sin tener que gritar, acompañado de una decoración, qué aunque un tanto suntuosa, no deja de ser agradable para la vista.

img_0638

Os aconsejo acercaros un día, disfrutaréis de la velada.