Obama

Desayuno Nacional de Oración

Desde 1953, el primer jueves del mes de febrero, y organizado por The Fellowship Foundation, viene celebrándose este acto, que reune, bajo el paraguas de la presidencia norteamericana, a la flor y nata de este pais. Desde hace unos cuantos años, el Presidente de los Estados Unidos, tiene la facultad de invitar a una serie de personajes, que por su relevancia puedan aportar su experiencia y su quehacer en este acto.

Entre quienes han asistido a este Desayuno se encuentran  la Madre Teresa de Calcuta, Bono (solista del grupo irlandés U2) o Tony Blair.

The Fellowship Foundation es una organización americana compuesta por miembros ultraconservadores directamente ligados a la religión cristiana, fervientes defensores de los valores de la familia, de la fe, de la vida humana. Se trata de uno de los lobbys más poderosos en defensa de la familia, qué, además, defiende la vida y está en contra de leyes como las que defienden el aborto o la eutanasia. Desde 1969 está dirigida por Douglas Coe. Desde 1953 organiza el Desayuno Nacional de Oración.

Con motivo de la celebración, en la mañana de hoy, del Desayuno Nacional de Oración, el presidente Barack Obama tuvo la deferencia con España de invitar a José Luis Rodríguez Zapatero, quien es conocido por sus profundas convicciones laicistas, muy lejanas, a años luz, de las raices profundamente religiosas de este acto.

La asistencia de Zapatero a este acto, además, se ha producido en un momento de alta tensión política en nuestro pais:

  • Hace unos días falleció, en acto de servicio, el soldado español de origen colombiano John Felipe Romero Meneses, quien fue despedido ayer, en el Cuartel del Bruch en Barcelona, con honores de Estado por su entrega y su dedicación a la lucha por los más débiles. A este acto acudió Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, así como la Ministra de Defensa, altos cargos de la administración militar, así como el presidente del PP, Mariano Rajoy. El presidente excuso su ausencia por el viaje al Desayuno Nacional de Oración: PRIMER ERROR.
  • La situación de la economía española corre por el peor momento de sus historia, el pasado martes conocimos la cifra de parados más alta de nuestra historia, 4.028.000 parados, aunque aconsejo leer el post de hace dos días de Marc Vidal, en que nos explica que la cifra real es de 5.436.637 parados. Zapatero suelta lastre y anuncia unas medidas para limitar las pensiones, subir la edad de jubilación, hacer recortes de 50.000 millones de euros no se sabe como, y se va al Desayuno Nacional de Oración: SEGUNDO ERROR.
  • Zapatero es un agnóstico convencido, que aboga por convertir a España en un estado laicista, en el que además, la moral no esté presente en la vida pública; en el valga todo con tal de estar en el poder, en el que puedan dictarse leyes, a sabiendas injustas, para conceder derechos a unos pocos, aquellos que le proveen de sus votos. Zapatero no cree en Dios, ni en la Biblia, ni en la familia, ni en nada que se le parezca. Sólo le interesa figurar y hacerse la foto de rigor. Pues para que aprenda: a la reunión previa que tenía esta mañana, antes del Desayuno Nacional de Oración, con Obama, éste no ha asistido por llegar tarde. TERCER ERROR.

Como sabréis, a estas horas, Zapatero se ha permitido el lujo de hacer mención de un pasaje del Deutoronomio, que por si alguien no lo sabe, es la Segunda Ley, que Moisés entrega a los judios, después de la Primera que son los Diez Mandamientos, que recibe de Dios en el Monte Sinai.

El pasaje al que ha hecho referencia ZP, hace unas horas, es incompleto, no termina como él lo ha terminado. Los pasajes, señor presidente, se leen en su totalidad y no hasta donde a usted le interesa:

14 “No explotes al jornalero pobre y necesitado, tanto de entre tus hermanos como de entre los forasteros que estén en tu tierra, en tus ciudades. 15 En su día le darás su jornal. No se ponga el sol antes de que se lo des, pues él es pobre, y su alma lo espera con ansiedad. No sea que él clame a Jehovah contra ti, y en ti sea hallado pecado”.

Obama, que de tonto no tiene un pelo, posiblemente haya pensado, que al no asistir en mayo a la cumbre de la UE, sería un buen gesto invitar a ZP al Desayuno Nacional de Oración, aunque de tal palo tal astilla, ya que los dos tienen bastantes ideales en común.

Sin embargo, y después de leer el discurso de ZP en Washington, en el que ensalza al pueblo americano, por el que siente una gran admiración, habrá alguien en la administración Obama, que le recuerde a ZP la falta de respeto que tuvo hacia el pueblo americano, en el famoso desfile de las Fuerzas Armadas, en que al paso de los soldados americanos optó por sentarse. La admiración por un pueblo, señor presidente de España, debe ser una realidad constatada, y no, un “hoy te quiero, mañana te odio”, “hoy me arrimo a ti, mañana te llamo perro judio”.

Zapatero se ha sentido, por lo visto, molesto por la no asistencia de Obama, el próximo mayo a la cumbre de la UE y Estados Unidos, y somos muchos los que entendemos a Obama, porque, precisamente, parece que Europa es un aliado fiel de Estados Unidos, y, con la que está cayendo en USA, mejor quedarse allí o resolver problemas con otros países, mucho más acuciantes que el español.

Como alguien que no cree en Dios, no ya digamos que sea católico, sino todo lo contrario, al defender políticas que van en contra del desarrollo de la persona, de la defensa de la vida, de la defensa de la familia, si, de la familia, y, no de eso que él llama familia, se permite el lujo de nombrar un pasaje del Deuteronomio, simplemente por figurar, por quedar bien.

Esteban González Pons, vicesecretario de comunicación del PP, señalaba anteayer, que le parecía una desfachatez, por parte de Zapatero, que éste fuese a rezar con la familia Obama, y no, con la familia del soldado muerto. Algún avispado del PSOE señaló que plantear este tema así era una inmoralidad política.

Estimados señores del PSOE y del Gobierno de España, ustedes no son nadie para hablarnos de moralidad política, cuando están acabando, desde sus escaños políticos con España.

Y después de Bush, qué???

Después de algunos años de gobierno de la Administración Bush, llegó Barack Obama, esperabamos algo, y parece que llegó, todo empezó una tarde bebiendo una cervecita:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=TKP3CDLxjdU&hl=es&fs=1&]

100 días después…

Hace unos días, Barack Obama cumplía 100 días al frente de la Presidencia de los Estados Unidos de América, y en muchos aspectos de la economía americana, como él se ha encargado de señalar, no han ido tan mal las cosas, si bien, como apuntaba, a renglón seguido, aún queda mucho por hacer y mucho que trabajar.

Durante esos 100 días, unos pocos más a día de hoy, algunos dirigentes del mundo, como los de nuestro pais, se han querido eregir en los nuevos Obama´s, al manifestar que el nuevo mandatario americano, mantiene posturas muy cercanas a las ideas socialistas de algunos. Y en el último video de la factoría socialista, de cara a las elecciones europeas del 4 de junio, se nos intenta vender la idea de comparar el caso español y europeo con el americano.

Alana Moceri, responsable del Partido Demócrata en España, en su post “Obama no es socialista” explica muy bien cual es la idiosincracia del pueblo americano, y sobretodo trata de explicarnos como ni Obama es socialista, ni practica políticas socialistas, ni los Republicanos son similares al PP.

Desde hace mucho tiempo corren vientos por parte del socialismo y, en algunos casos, también de la derecha, con los que quieren convertirse en los salvadores del mundo, al más puro estilo Obama. No me parece mal, sobretodo en ciertas formas, pero no olvidemos dos cosas vitales: nuestro sistema político no es presidencialista como el yankee, ni Barack Obama, Clinton o Kennedy, que eran demócratas, jamás pondrán en marcha las políticas fundadas en el socialismo que proponen los socialistas españoles.

Entiendo al ver este video, que algunos americanos como Alana, no puedan, cuando menos, que emitir un cierto voto de censura y de crítica.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=oCeSiqz-y7k&hl=es&fs=1]

sacrificio económico

Después de leer y ver, tanto ayer como hoy, la entrevista en la NBC a Barack Obama, puede comenzar a verse una pequeña luz en el tunel de la gran crisis que estamos sufriendo. Ciertamente, aunque era y soy bastante escéptico con las políticas de Obama, creo que a partir de hoy, primero leeré y escucharé lo que propone, porque nunca es tarde para reconocer, que si toma esas medidas que ha anunciado para el sector del automóvil, entonces el buen camino parece que comienza a tomarse, al menos las sendas que conducen a una solución a estos problemas..

Algunos podrán hablar de oportunismo, pero Obama pretende hacer algo con la economía, que debería haberse hecho hace 20 o 30 años. Ese rapapolvos que pretende dar a uno de los sectores más importantes de la economía norteamericana, debería servir como ejemplo para las autoridades europeas. Podéis ver la entrevista en el programa “Meet the press” de la cadena NBC.

Obama habla de no dejar caer a las principales empresas de Norteamérica, pero con un control tan extremo y tan radical que provocará medidas muy duras para esas empresas, como las señaladas para el sector del automóvil.

Espero que tanto en nuestro pais, como en el resto de Europa, a la hora de dar ayudas económicas a empresas en crisis, se planteen esas ayudas, con las medidas de control, adecuadas, al menos similares a las que Obama pretende aplicar, para que no se produzcan los desmanes de tiempos pasados. El sacrificio económico que, suponen las medidas a aplicar, conllevarán probablemente un cambio radical en la economía, no sólo americana, sino también en la española y europea. Noticias de este calibre darán que hablar, en los próximos meses, para bien. Y sino, que se lo digan al IBEX, que, siendo festivo en España, ha subido un 6,42%, recuperando así los 9.000 puntos.

Barack Obama, Presidente de USA

La verdad es que, desde que anoche escuche el discurso de Obama, llevo dándole vueltas a si escribir este post, o no. Sobretodo porque escucho a tanta gente que, sin tener ni idea de quien es Obama, se arrima a su hombro con una facilidad pasmosa, sin pararse a considerar quién es Obama y qué propone al pueblo americano para gobernar los próximos cuatro años.

Hay quiene piensan que, por ser Obama demócrata, es uno de los suyos porque es de izquierdas. Ay, quienes tengan este pensamiento, que equivocados están. Barack Obama es un liberal con unas ideas del mercado, que en algunas cosas difieren de McCain, pero en el fondo es un liberal, podrá serlo más o menos, estoy de acuerdo, pero no deja de ser un defensor del liberalismo económico. Que nadie piense que con Obama vamos a volver a un pasado diferente. No, no señores, las formas es posible que cambien, pero en la sustancia es la misma. Es posible, y muy posible, pienso yo, que la economía, con las nuevas medidas que va a tomar Obama a partir del 20 de enero de 2009, pegue un cambio bastante considerable.

Otros, pensando en clave social, piensan o intuyen que Obama va a dar un giro de tuerca tan bestial a la política social americana, que USA va a ser más parecido a Cuba que a la propia esencia del pueblo americano.

Otros creen que, por que Obama, es partidario de los matrimonios gays, del aborto o de la eutanasia, entonces es más cercano a las ideas de Zapatero o de cualquier dirigente europeo similar. No, señores, siguen equivocados.

Una gran mayoría, españoles y europeos, tienen una visión tan particular de la tan traida pregunta de Radio Caracol a los dos candidatos sobre el posible encuentro con ZP, que llevan dos meses dando caña, caña sobre este tema, y confundiendo a la opinión pública: McCain, y sino volver a oirlo, en ningún momento dijo que no se iba a reunir con ZP, dijo que se reuniría con los amigos de Estados Unidos. Él no entro a valorar quién es o quién no es amigo del pueblo americano. A Obama se le preguntó en referencia a algo que McCain nunca dijo, y claro se armó la parda. Mi opinión sobre este tema es, que ZP se ha ganado lo que se ha ganado, a fuerza de despreciar a los soldados americanos en un desfile. Si fuese al revés, estaríamos 100 años dándole vueltas a este tema. Ahora no nos quieren ni ver en el G-20, no me extraña, lógico y normal, si este señor que nos gobierna no se entera de que va la economía de mercado. Según ZP no había crisis y eramos el país más solvente del mundo, pero quien se cree… claro el ombligo del mundo.

Personalmente, en las ideas básicas de la convivencia y por lo que entiendo del liberalismo, y de aspectos tan importantes, como la vida humana o como el trato que se deban dar a las personas, estoy más cercano a los postulados de McCainn. Sin embargo, la elección de Barack Obama no me disgusta en todo, porque creo que la política económica, que propone Obama, puede dar con las claves, para comenzar a solucionar la grave crisis, que sufrimos desde hace algunos meses.

Por último, hay quienes piensan que Obama va a sacar a sus soldados de Afganistan, de Irak, y de tantos sitios donde realizan labores de pacificación, como de ayuda humanitaria. John Fitzgeral Kennedy, Jimmy Carter, Ronald Reagan y Bill Clinton eran y son demócratas. Kennedy era católico, no lo olvidemos; Obama es de color, no lo olvidemos. Todos estos “comandantes en jefe” llevaron a su país a conflictos bélicos, con resultados bien distintos y, en algunos casos, dolorosos. Pensáis que Obama va a ser diferente. Los Estados Unidos de América se han ganado, a lo largo de su historia, un papel en la salud del mundo. Sin ese papel, habría triunfado  el nazismo o el comunismo, qué sería peor????

Soy de la opinión que Barack Obama va a ser un muy buen Presidente para el pueblo americano, y va a beneficiar al resto del mundo en algunos aspectos, sobretodo económicos. En otros, habrá gente que esté de acuerdo y gente que no. Lo que para mí si está clarísimo, y cristalino, es que McCainn tenía formas de pensar, y sobretodo, formas de ejecutar diferentes a la que tiene el próximo presidente de USA, y con las que me siento más identificado. Hoy he estado en dos conversaciones, en una se hablaba con mucho respeto de uno y de otro, pero en la otra se ponía a caldo a McCainn, porque ha ganado Obama. Me quedo con la primera, qué por otra parte, es la más cercana a como piensa el pueblo americano.

Finalmente, y como muchos habreis oído las palabras de Barack Obama, y no os habréis parado a pensar como se hacen las cosas en América, cuando un senador pierde las elecciones a Presidente, a continuación las palabras de John McCainn:

Remarks from Senator John McCain
November 4, 2008 “Thank you. Thank you, my friends. Thank you for coming here on this beautiful Arizona evening.

My friends, we have — we have come to the end of a long journey. The American people have spoken, and they have spoken clearly. A little while ago, I had the honor of calling Senator Barack Obama to congratulate him on being elected the next president of the country that we both love.

In a contest as long and difficult as this campaign has been, his success alone commands my respect for his ability and perseverance. But that he managed to do so by inspiring the hopes of so many millions of Americans who had once wrongly believed that they had little at stake or little influence in the election of an American president is something I deeply admire and commend him for achieving.

This is an historic election, and I recognize the special significance it has for African-Americans and for the special pride that must be theirs tonight.

I’ve always believed that America offers opportunities to all who have the industry and will to seize it. Senator Obama believes that, too. But we both recognize that though we have come a long way from the old injustices that once stained our nation’s reputation and denied some Americans the full blessings of American citizenship, the memory of them still had the power to wound.

A century ago, President Theodore Roosevelt’s invitation of Booker T. Washington to dine at the White House was taken as an outrage in many quarters. America today is a world away from the cruel and prideful bigotry of that time. There is no better evidence of this than the election of an African American to the presidency of the United States. Let there be no reason now for any American to fail to cherish their citizenship in this, the greatest nation on Earth.

Senator Obama has achieved a great thing for himself and for his country. I applaud him for it, and offer in my sincere sympathy that his beloved grandmother did not live to see this day, though our faith assures us she is at rest in the presence of her creator and so very proud of the good man she helped raise.

Senator Obama and I have had and argued our differences, and he has prevailed. No doubt many of those differences remain. These are difficult times for our country, and I pledge to him tonight to do all in my power to help him lead us through the many challenges we face.

I urge all Americans who supported me to join me in not just congratulating him, but offering our next president our good will and earnest effort to find ways to come together, to find the necessary compromises, to bridge our differences, and help restore our prosperity, defend our security in a dangerous world, and leave our children and grandchildren a stronger, better country than we inherited.

Whatever our differences, we are fellow Americans. And please believe me when I say no association has ever meant more to me than that.

It is natural tonight to feel some disappointment, but tomorrow we must move beyond it and work together to get our country moving again. We fought as hard as we could.

And though we fell short, the failure is mine, not yours.

I am so deeply grateful to all of you for the great honor of your support and for all you have done for me. I wish the outcome had been different, my friends. The road was a difficult one from the outset. But your support and friendship never wavered. I cannot adequately express how deeply indebted I am to you.

I am especially grateful to my wife, Cindy, my children, my dear mother and all my family and to the many old and dear friends who have stood by my side through the many ups and downs of this long campaign. I have always been a fortunate man, and never more so for the love and encouragement you have given me.

You know, campaigns are often harder on a candidate’s family than on the candidate, and that’s been true in this campaign. All I can offer in compensation is my love and gratitude, and the promise of more peaceful years ahead.

I am also, of course, very thankful to Governor Sarah Palin, one of the best campaigners I have ever seen and an impressive new voice in our party for reform and the principles that have always been our greatest strength. Her husband Todd and their five beautiful children with their tireless dedication to our cause, and the courage and grace they showed in the rough-and-tumble of a presidential campaign. We can all look forward with great interest to her future service to Alaska, the Republican Party and our country.

To all my campaign comrades, from Rick Davis and Steve Schmidt and Mark Salter, to every last volunteer who fought so hard and valiantly month after month in what at times seemed to be the most challenged campaign in modern times, thank you so much. A lost election will never mean more to me than the privilege of your faith and friendship.

I don’t know what more we could have done to try to win this election. I’ll leave that to others to determine. Every candidate makes mistakes, and I’m sure I made my share of them. But I won’t spend a moment of the future regretting what might have been.

This campaign was and will remain the great honor of my life. And my heart is filled with nothing but gratitude for the experience and to the American people for giving me a fair hearing before deciding that Senator Obama and my old friend Senator Joe Biden should have the honor of leading us for the next four years.

I would not be an American worthy of the name, should I regret a fate that has allowed me the extraordinary privilege of serving this country for a half a century. Today, I was a candidate for the highest office in the country I love so much. And tonight, I remain her servant. That is blessing enough for anyone and I thank the people of Arizona for it.

Tonight, more than any night, I hold in my heart nothing but love for this country and for all its citizens, whether they supported me or Senator Obama, I wish Godspeed to the man who was my former opponent and will be my president.

And I call on all Americans, as I have often in this campaign, to not despair of our present difficulties but to believe always in the promise and greatness of America, because nothing is inevitable here.

Americans never quit. We never surrender. We never hide from history, we make history.

Thank you, and God bless you, and God bless America. Thank you all very much.”




Obama vs McCain

Esta mañana, llegando a la oficina, se me ha ocurrido oir la tertulia de la Cadena Ser a las 9. Y como muchas mañanas, el tema central es la campaña de las presidenciales americanas. La verdad es que escuchar las historias de Rafa Panadero vienen bien, para hacernos una idea de lo que piensa el ciudadano americano de a pie. Lo que ya no me parece tan bien, es la mania persecutoria, que algunos tertulianos tienen, con la manida historia de que Obama recibirá a ZP, porque él no está de acuerdo con la guerra de Irak, o que McCain tiene 5 o 6 asesores, que han sido Secretarios de Estado, o bien que Obama cuenta con Collin Powell, etcetera, etcetera.

Parece mentira, que cada mañana, y más seguro durante esta última semana, tengamos que escuchar decir algunas patrañas sobre la política exterior de los Estados Unidos de América. Casí todos los presidentes americanos, si no es todos, siempre han defendido a su país, por encima de ideas políticas o personales. A la guerra de Irak, a la primera, fue Clinton el que llevó a su país. Y en Afganistan tuvo presencia, al igual que en otros lugares del mundo Clinton, Bush padre, o Jimmy Carter. La presencia de Estados Unidos en el  mundo se lleva a cabo desde un punto de vista de política de Estado. Da igual quien o quienes estén en el poder. A veces, en España, bueno que digo a veces, muchísimas veces, somos muy dados a criticar a los americanos: ojalá planteásmos nuestra política exterior con el 10% de similitud a la del pueblo americano, ojalá el pueblo español estuviese tan orgulloso de sus gobernantes, como, en la mayoría de las ocasiones, está el pueblo americano de sus gobernantes. Ojalá tanto debate Obama vs McCain se viese con la perspectiva del pueblo americano, y no con esa perspectiva ruin de hablar de derechas o izquierdas de un pueblo, que en muchas ocasiones ha demostrado que el patriotismo no es una patraña, como se encargan de predicar algunos estamentos españoles.

No me considero una persona pro-americana, pero de sus gentes, en muchas ocasiones, he aprendido algo muy importante, y es estar unidos en los buenos y en los malos momentos, y defender los debates políticos como una herramienta al servicio de una de las democracias más jóvenes de este planeta.

El pueblo americano, desde hace ya bastante tiempo, cada vez que hay una elecciones, nos da una lección de como se construye una democracia. Y no quepa la menor duda, que Estados Unidos seguirá, tanto al frente de los paises que combaten el terrorismo internacional, como al frente de aquellos otros que velan por mantener ese equilibrio, tan necesario hoy en día. Dará igual que esté Obama o que esté Mccain.