negociacion

Deslegalizacion=Atentado

Esta mañana a las 9.00, cerca del recinto ferial del Campo de las Naciones de Madrid, ha tenido lugar el último acto de barbarie, de los locos de siempre, que solo buscan sembrar el caos y el horror en este país.
Parece que, como siempre, avisan de la colocación de la bomba, no se si con el fin de avisar, o con el fin de matar a cuantos mas y mejor. De nuevo no lo han logrado, pero poco ha faltado… Era la hora de llegar a trabajar de mucha gente, a Ferrovial o a tantas empresas que trabajan en la zona.

Nuestro ministro del Interior esta vez creo que acierta: después de la sentencia, de deslegalizacion de los partidos pro-eta, dictada anoche por el Supremo, era normal un atentado de los de siempre.
Lo preocupante es que la furgoneta fue robada anoche, lo que hace sospechar que, de nuevo Eta tiene infraestructura en Madrid, y esto es una novedad.
Hasta ahora, y más después de la tregua, los terroristas traian los vehículos cargados de exlosivos desde fuera… Esta vez no.

Y mas preocupante si cabe, me parece la posición del PNV y EA: por un lado condenan el atentado y piden el fin de Eta, como decía decía hoy Ibarretxe Eta Kampora, y por otro lado se condena la sentencia del Tribunal Supremo, que impide a las formaciones políticas aberztales presentarse a los comicios vascos. Siempre jugando al doble juego, al doble rasero: en fin, a lo de siempre, hoy digo una cosa y mañana la contraria.

La condena del terrorismo no solo es contra los que matan, atentan, extorsionan o asesinan, también es contra los que apoyan, o intentan apoyar a los terroristas ampardoa en el Estado de Derecho.
Hasta que los políticos nacionalistas no tengan clara esta posición, será difícil llegar a una solución

los 7 pecados del comercial

Hace unos días tuve la dicha de asistir a una conferencia en el Foro de Comerciales de Publicidad, en la que José Manuel Velasco, director comercial de DIRCOM, y director de comunicación de Unión Fenosa, nos hablaba de los siete pecados capitales de los que un buen comercial debe huir, a la hora de negociar con un cliente:

  1. LUJURIA. Durante bastante tiempo, muchos comerciales han soñado por qué sus interlocutores fueran mujeres, en cada relación profesional con una agencia, con un cliente o una central de medios. Y, en muchas ocasiones, se han encontrado con que eran hombre, con quienes se negocia. No por un tema machista, que hubiese más hombre que mujeres, simplemente, como por ese afan de negociar con una mujer. En las reuniones comerciales, DA IGUAL si el interlocutor es un hombre o una mujer, lo importante, lo más importantes, es NO DEFRAUDAR LAS EXPECTATIVAS DEL CLIENTE.
  2. GULA. En este mundo de la publicidad parece que sólo ganan dinero unos pocos, pero comer, lo que es comer, comen todos los días a la carta. Las negociaciones con los clientes, para además conocerle mejor, deben ser por las mañanas, y a ser posible antes de la comida. Las grandes comilonas dan sueño, y la falta de oxígeno no es nada buena para uan conversación de negocios.
  3. PEREZA. Hablaba José Manuel de aquellos comerciales que llevan el “concesionario” vacio, o los que llevan presentaciones con logos de la competencia, o aquellos que llegan a las reuniones, y lo único que saben decir es ¿dáme algo?. Es importantísimo prepararse las reuniones, personalizar las presentaciones, y tener en cuenta siempre la estrategia de negociación.
  4. ENVIDIA. Quizás, el pecado por antonomasia en España, da igual que sea en publicidad o donde sea. Pero en nuestro campo, la practican quienes dicen, “yo he visto que a la competencia le das más”. La tierra para el que se la trabaja. Es vital dejar a un lado los logros de la competencia, sino, la venta se irá a otro sitio… menos al nuestro.
  5. AVARICIA. Llegaron algunas risas, se ve que algunos nos veíamos reflejados, con la técnica del favor. Muchas veces uno al pedir un favor, luego se siente obligado o maniatado a continuar, casi por obligación con esa relación profesional. Lo importante es crear relaciones de largo recorrido, en la que no existan los favores, sino el trabajo bien hecho.
  6. SOBERBIA. Ya lo decía San Agustín, “la soberbia no es grandeza, sino hinchazon”. Quienes llegan a una reunión y lo primero que hablan es que conocen al jefazo, por ejemplo a Florentino en Unión Fenosa, como fulanito, le caiga mal, al interlocutor, la hemos fastidiado. Creo, como el conferenciante, que el mejor camino a la hora de mantener una relación profesional duradera es la humildad.
  7. IRA. Quizás fue el que menos entendí. Pero si me quedó clara una cosa, ganar a un cliente se tarda toda una vida, perderlo, es lo más fácil. Por eso “cabrear” a un cliente, es lo peor que debe hacer el buen comercial.

La profesión de comercial es una profesión para ganarse la vida. Unos ganan dinero, otros un poco más, y otros mucho dinero. Lo importante es ganar dinero de una forma sostenible, y mantener una relación con nuestros clientes duradera en el tiempo.

La crisis está muy chunga. En ocasiones, como dice Albert Pujadas, es más un hecho psicológico. Tarde o temprano las medidas llegarán a los mercados. En este momento se valora de forma muy especial la buena labor comercial, el buen asesoramiento. El comercial es el primer slabon de la cadena comercial.

Los tiempo de crisis son tiempo de comercialización, y son los tiempos de los buenos comerciales

la justicia del miedo

Previamente a las elecciones en el Pais Vasco se planteo en fase de instrucción el enjuiciamiento por  un delito de prevaricación,  (negociación con los “representantes políticos de una banda armada”), del actual Lehendakari, Juan José Ibarretxe, el jefe de los socialistas vascos, Patxi López junto a Rodolfo Ares, y el de siempre, el sinvergüenza de Arnaldo Otegui y cinco de sus secuaces.

Este tipo de presuntos delitos deben ser juzgados por el Tribunal Superior de Justicia del Pais Vasco, que es como el Tribunal Supremo en las Comunidades Autónomas que tiene delegada la competencia de impartir justicia, sin menoscabo, de poder recurrir la citada sentencia, en última instancia, ante el Tribunal Supremo.

Al comenzar el juicio la semana pasada, el Presidente del Tribunal, el magistrado Fernando Ruiz Piñeiro, se planteó la posibilidad de suspender el juicio. En el día de hoy, se ha producido la suspensión del juicio por las negociaciones con Batasuna, por encontrarse el Pais Vasco, en proceso de precampaña electoral.

Después de escuchar en el día de hoy: a Ibarretxe decir, que “Esperemos que nunca más el diálogo político se siente en el banquillo en este país y que este sinsentido se haya acabado para siempre”

Y de oir a Otegui, por boca de su abogada, que el sobreseímiento de la causa era “la única salida que tenía el tribunal” porque “las acusaciones populares no tenían legitimidad para seguir adelante”.

Sinceramente… se me queda una cara de tonto, por no decir otra cosa, que me hace llegar a una reflexión muy sencilla: en este pais, llamado España, y con este gobierno, vale absolutamente todo. Negociar con una banda terrorista queda legitimado, después de ver y escuchar, a estos dos señores, y verles disfrutar de lo que dice. A parte de escuchar a Patxi López diciendo:

“Que la justicia no puede judicializar la labor política….”

Pero que se han creido estos políticos de hoy en día: precisamente, el Poder Judicial tiene una labor de control sobre el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo; que pasa que la política, los políticos, etc, están fuera de ese poder. Este juez no tiene ninguna culpa, simplemente, viendo el panorama, y probablemente, temiendo por su vida y por otros parametros judiciales, habrá tomado esta decisión, y que le vamos a hacer. En el Pais Vasco, en este pais, como dice el Lehendakari, hablar con terroristas, o con sus defensores, de un pacto político es algo normal.

Las cosas que ocurren en ese “pais”, no es que clamen al cielo, es que dan auténtico pavor, auténtico miedo. Y encima llevamos así 40 años, subyugándonos a los que dicen 200.000… no se como llamarlos.

¿Qué opinas de esta realidad de la justicia del miedo?