martinez bermejo

10 años sin ti.

Dicen que hoy es “Blue Monday”, el día más triste del año. Debe ser casualidad, sigo pensando que es mera coincidencia.

Los 19 de enero, desde hace 10 años, es un día de muchos recuerdos. Mi padre se nos fue este día de invierno del año 2005. Hacia frío como hoy, aunque la noche anterior no había nevado, como si ha pasado hoy. Ayer estuvimos casi todos los hermanos celebrando el 75 cumpleaños de mamá. Nos acordamos mucho de ti. Yago celebró Misa para ti, y alguna lagrima saltó.

IMG_0733.JPG

Hoy, 10 años después, soy consciente de cuántas cosas nos enseñaste en la vida: a ser buenas personas, a ser buenos profesionales, a querernos todos a pesar muchas veces de las circunstancias, a ayudarnos unos a otros, y, sobretodo, a tener muy presente, que a pesar de las circunstancias, siempre trataste de hacernos felices a todos.

Hoy, como el 19 de enero de 2005, es una día para recordarte especialmente, aunque en casa lo hacemos todos los días. Tu nietos, que no te han conocido, muchos días preguntan por ti. Cuando ven tus fotos se emocionan y me emocionan. Tengo una familia maravillosa, lo que tu siempre quisiste que tuviésemos. Hoy nos acordamos de ti, de tus risas, de tus comentarios, de tus caricias, de tus enfados también, aunque siempre muy pocos y de tu faceta profesional, siempre amigo de tus amigos, y profesional donde los haya.

Esta mañana mientras salía de casa para llevar a los niños me han venido a la mente esta melodía. Descansa en paz papá.

Tú nos dijiste que la muerte

no es el final del camino,
que aunque morimos no somos,
carne de un ciego destino.

Tú nos hiciste, tuyos somos,
nuestro destino es vivir,
siendo felices contigo,
sin padecer ni morir.
Siendo felices contigo,
sin padecer ni morir.

Cuando la pena nos alcanza
por el hermano perdido,
cuando el adiós dolorido
busca en la Fe su esperanza.

En Tu palabra confiamos
con la certeza que Tú
ya le has devuelto la vida,
ya le has llevado a la luz.
Ya le has devuelto la vida,
ya le has llevado a la luz

Cuando, Señor, resucitaste,
todos vencimos contigo
nos regalaste la vida,
como en Betania al amigo.

Si caminamos a tu lado,
no va a faltarnos tu amor,
porque muriendo vivimos
vida más clara y mejor.
Porque muriendo vivimos
vida más clara y mejor.