mar

Ciudades del mundo: barcelona

Posiblemente Barcelona, puerto marítimo, nació como un lugar de intercambio, de comercio entre el continente europeo y el africano, entre Cartago y la península ibérica, lo que ha provacado, que aún con el paso del tiempo, sus habitantes sean grandes comerciantes, como además atestigua la cantidad de firmas que, hoy, se asientan en la Ciudad Condal. Otra cosa es que haya mucha rotación comercial, como afirman muchos de sus habitantes.

img_0830
La ciudad mas importante de Cataluña es, además, conocida como la Ciudad Condal, nombre que, creo, le viene, de la época de los Borbones. El actual Rey de España, Juan Carlos I, concedió a su padre, don Juan, el título de Conde de Barcelona.

img_0829
Durante los ultimos díez años Barcelona ha sufrido las grandes convulsiones de los cambios de la economía, además, en muchas ocasiones, tiene que sufrir que muchos negocios y contratos se vayan a Madrid, donde existe una gran centralización, aunque hoy en día, existen compañias extranjeras, que al iniciar sus negocios en España comienzan en la ciudad catalana, lo que supone una inyección, en muchas ocasiones, de optimismo.

img_0833
No hace mucho tiempo escuchaba hablar de la antipatía de los barceloneses. He de afirmar con rotundidad, que quiénes afirmaban semejante majadería jamás han debido visitar Barcelona. Estar perdido y soloni preguntar a alguien por la calle, te hace sentir como en casa, aunque en todos los sitios cuecen habas.
La cercanía de la montaña junto al mar mediterráneo hace a sus habitantes tener un talante muy diferente al del inferior. En esta ocasión como en otras, puedo afirmar que, Barcelona es sin lugar a dudas una ciudad mucho menos estresante que Madrid: será porque son menos gente, o mas bien por la templanza que proporciona la cercanía del mar, la mezcla de gentes, o simplemente porque al ser más reservados, esas reservas se han convertido en un tópico difícil de entender para el resto de los habitantes de este nuestro país, España.

Una de las frases más impactantes que encontré estos días en Barcelona, fue en las oficinas de Softonic, “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”, de Pablo Ruiz Picasso.