Madrid 2020

Y a la tercera… No fue la vencida

madrid2020Entre las personas que trato habitualmente eran muy pocos los que confiaban en el COI. Más bien, existía un cierto tufillo, que no auguraba un buen resultado. Muchas voces, en las últimas horas, hablan de conspiración, de caza de brujas, de manías persecutorias a España, y lo cierto es que a la tercera no ha sido la vencida.

Madrid ha sido presentada como sede olímpica en tres ocasiones consecutivas pero el palo en esta ha sido monumental. Y parece, que de nuevo estaba cantado. Los miembros del Comité Olímpico Internacional lo señalan cada vez que hay una elección, un evento importante o unos Juegos: sus viajes, sus estancias son, casi podría decir, a todo trapo, a todo tren. Ayer leía que alguno de esos miembros esperan poder dos acompañantes, no sólo a los juegos, sino a todo aquello que organiza el comité.

Además el COI se ha caracterizado por querer organizar los Juegos Olímpicos en ciudades y países en los que las inversiones vayan a ser de gran calibre, sin escatimar gastos.

Y en Madrid, en esta ocasión, no paramos de hablar de austeridad, algo que no le gusta al COI. España, Madrid, sufre una crisis económica sin parangón en nuestra historia, pero nuestros políticos no quieren entenderlo así: a un descenso mínimo en el paro, le dan una importancia máxima que no tiene. Los ciudadanos no necesitamos unos Juegos Olímpicos, a mi me habría gustado, porque la realidad es otra. El paro llega al 27%, cada día se destruyen muchas empresas, las ayudas a los emprendedores no llegan, se hacen muchas promesas y después no se cumplen. Los bancos no dan crédito y seguimos cayendo en picado y, sinceramente, así mejor no desarrollar unos Juegos Olímpicos en los que no se pueda ni se deba gastar. Solucionemos primero nuestros problemas, que por otra parte sin muy graves. No estamos en crisis, estamos ante un cambio de época, ante una revolución y el cambio, el tan ansiado por todos, todavía tardará en llegar, al menos diez años, y como señalaba el sábado Marc Vidal en su blog, lo primero que hay que hacer es atender a la realidad, realidad que nos indica que estamos ante un cambio de ciclo….

Algunas de las imágenes vistas en la sesión de asignación de la ciudad organizadora de los juegos en 2020 son para olvidar. Sin actitud. Si Madrid u otra ciudad española planea organizar unos juegos en el futuro, de verdad aprendamos a hablar en inglés, que hoy por hoy es el idioma del COI, quienes nos representen no pueden por menos que hablar la lengua de Shakespeare, entenderla y conocer el significado de sus palabras.

A los miembros del COI, finalmente, parece que las explicaciones sobre el dopaje no han convencido. No me extraña. Parece que después de la operación Puerto, todo el mundo se ha ido de rositas, y sin embargo a nivel internacional, muchos son los deportistas salpicados por los casos de dopaje. Las respuestas no fueron convincentes. Es más la respuesta de Alejandro Blanco, presidente de la candidatura española no dejo contento a nadie.

A la tercera no ha sido la vencida… y, por favor, no presenten más a Madrid como sede de una Juegos Olímpicos con una representación como esta. Necesitamos políticos que cuando se les pregunte por algo, respondan con contundencia, sin miramientos a lo que se le pregunte.

Estratégicamente, incluso a nivel de marketing, creo que las cosas se podían hacer de otro modo. Aunque insisto, finalmente, que el patio no esta para tirar cohetes, y presentarnos por tercera vez no era necesario: nuestro país está a otras cosas más importante.

Muchos deportistas a quienes admiro, como Rafa Nadal o Pau Gasol, han salido a la palestra a defender a la candidatura, razones muy loables, pero Tokyo había planteado la candidatura de una forma mucho más acorde a los tiempos, sin escatimar en lo inescatimable.