italia

El último adios

El pasado martes terminábamos nuestras vacaciones, desayunando en Trujillo, en un hotel que os recomiendo visitar, el Izan de Trujillo, cuando recibí un SMS, complicado de digerir: acaba de fallecer el padre de uno de mis mejores amigos romanos, Giulio Battioni.

Conocí a Augusto Battioni en persona el 5 de octubre de 2002, con ocasión de la canonización en Roma de San Josemaría Escrivá, Fundador del Opus Dei. Por entonces Augusto ejercía su profesión de cardiólogo en un hospital romano y veía como iba creciendo su familia, junto a Antonella, su esposa, y el pequeño de sus hijos, Giulio. Augusto y Antonella tiene otros dos hijos, Giorgio y Flavia, a quienes tuve la oportunidad de conocer durante aquellos días.

Lo que más me llamó la atención fue la predisposición de Augusto para alojar en su casa a un amigo de su hijo, mejor dicho a varios amigos de su hijo; sin embargo, conmigo y por aquello de hablar el italiano y tener la edad de su hijo mayor, las conversaciones tuvieron bastante profundidad.

Años más tarde, en mayo de 2006, estuve de nuevo en Roma, en la ordenación sacerdotal de mi hermano pequeño Yago, que hoy vive en Murcia. Por entonces, Giulio estudiaba en Palermo, pero me pidió, encarecidamente, que estuviese con sus padres, durante esos días y, qué además, a ellos les gustaría acudir a la ordenación sacerdotal de mi hermano. En esta ocasión las confidencias fueron más allá, pues cualquier conversación que tuvimos aquellos días fue en italiano, aunque en ocasiones Antonella, profesora de inglés, apuntaba ciertos matices en la lengua de Shakespeare.

En 2008, Giulio se casó con Chiara, y volví a Roma para su boda. Para entonces, la enfermedad de Alzheimer comenzaba a hacer estragos en la vida de Augusto. Han sido tres años de cierto sufrimiento, que terminó el pasado martes 20 de septiembre.

Para mí, ha sido un palo muy grande, como bien sabe Giulio, qué era el ojito derecho de su padre. Vaya desde aquí mi más sincero homenaje, para una persona, que supo estar en todo momento al cuidado de su familia. Con los ojos vidriosos por la emoción no pude decirte hasta luego, en el día de ayer en Roma, en gran parte por las circunstancias y porque no daba tiempo material, pero ocupas un lugar preferente en mi corazón, como ejemplo de vida familiar.

Un abrazo Augusto.

Nota: Me habría gustado traducir, con detenimiento este post al italiano, pido disculpas por los errores.

Martedì scorso abbiamo finito la nostra vacanza, prima colazione a Trujillo, in un albergo che vi consiglio di visitare, il Trujillo Izan, quando ho ricevuto un SMS, digestione complicata: il padre è appena morto uno dei miei migliori amici, romani, Giulio Battioni.Augusto Battioni incontrato di persona il 5 ottobre 2002, in occasione della canonizzazione di Roma di San Josemaría Escrivá, fondatore dell’Opus Dei. Augusto poi esercitato la sua professione in un cardiologo ospedale sembrava romana e la sua famiglia è cresciuta, con Antonella, la moglie ei figli piccoli, Giulio. Augusto e Antonella ha altri due figli, Giorgio e Flavia, che ha avuto l’opportunità di incontrare in quei giorni.Ciò che più mi ha colpito è stata la volontà di agosto a casa per accogliere un amico di suo figlio, piuttosto a diversi amici di suo figlio, ma la cosa con me e parlare l’italiano e hanno l’età del vostro figlio maggiore, i colloqui sono stati abbastanza profondo.

Anni dopo, nel maggio del 2006, ero di nuovo a Roma, presso l’ordinazione di mio fratello Yago più giovane, che ora vive a Murcia. Da allora, studente Giulio a Palermo, ma mi ha chiesto, sinceramente, che era con i suoi genitori in quei giorni e, inoltre, vorrebbero partecipare all’ordinazione di mio fratello. Questa volta i segreti erano al di là, come ogni conversazione che abbiamo avuto in quei giorni era in italiano, anche se a volte Antonella, insegnante di inglese, ha sottolineato alcune sfumature nella lingua di Shakespeare.

Nel 2008, Giulio Chiara sposato, e tornò a Roma per il loro matrimonio. Da allora, la malattia di Alzheimer ha cominciato a devastare la vita di Augusto. E ‘stato tre anni di vera sofferenza, che si è concluso il Martedì 20 settembre.

Per me, era un bastone molto grande, come sapete Giulia, che era il prediletto di suo padre.Andare da qui il mio sentito omaggio ad una persona che conosceva in ogni momento sotto la cura della sua famiglia. Con gli occhi vitrei con emozione non ho potuto dire addio, ieri a Roma, in gran parte dalle circostanze e perché non c’era il tempo materiale, ma occupa un posto speciale nel mio cuore, come un esempio di vita familiare.

Un abbraccio Augusto.

Nota: Vorrei tradurre questo post tutta italiana, mi scuso per gli errori.

de boda italiana

Cuando publique este post estaré volando hacia el aeropuerto Leonardo da Vinci de Roma, para asistir el sábado a la boda de uno de mis mejores amigos, Giulio Battioni, que se casará con su novia de toda la vida. Será un hecho, para ir tomando nota, camino del 19 de septiembre.

La ceremonia será en una bonita iglesia, cercana al LungoTevere, en la Basilica Santa Sabina all´Aventino, y después comida en una típica Villa Romana. Es la segunda ocasión qué asisto a unos desposorios italiano, aunque el primero fue en León, y la verdad, es que son bodas un tanto diferente a las españolas, más si cabe, cuando, además, la novia, en esta ocasión es de Calabria.

El lunes próximo escribiré sobre esta boda un post homenaje a mi gran amigo Giulio, maestro va por tí y por Chiara. Ciao. Auguri.

camino al desastre económico

Desde hace unos meses tengo la ligera impresión, sobretodo al leer noticias relacionadas con nuestros gobernantes, qué en general hay mucha gente que vive en una burbuja retroalimentada por los postulados económicos del ministro Solbes, el mismo que ayer decía, que si en la próxima reunión de Londres, se toman las medidas adecuadas, podremos estar ante un cierto crecimiento y un cierto levantamiento de la economía, en el segundo semestre del 2009.

Muchos otros piensan que para que la economía caiga hasta niveles insospechados es necesario que haya una guerra o una catástrofe natural de brutales dimensiones. Y, no, no es necesario, si simplemente con los parches, recontraparches, y demás medidas tomadas por el gobierno, están alimentando la crisis para que al final, lleguemos a un punto de no retorno. Algunos pensamos, y por ello nos llaman locos, que dejar el dinero en el Banco es una locura, porque en este momento, ya se están produciendo situaciones, en las que sacar 20.000 € de un banco, se considera como algo impropio de una economía de mercado, y puedes tardar hasta 5 días en conseguir retirar esos fondos.

La economía mundial está sufriendo un cambio, pero no un cambio coyuntural o doméstico, si no un cambio de modelo económico, un cambio en la forma de trabajar, un cambio tan radical, que podría equipararse a los cambios naturales, como los del terciario al cuaternario, de los dinosaurios a los animales que conocemos hoy.

En España, la situación comienza a ser, cada vez más preocupante: si ayer nos enterabamos que el 34% de las empresas reciben negativas a la hora de pedir un crédito, si por otra parte, la Bolsa de Wall Street retrocedía hasta los niveles de 1997, y eso que allí se hacen un poco mejor las cosas, y que las medidas, que se están tomando de ayudas a las pequeñas y medianas empresas, no están sirviendo de nada, y si por si faltase alguien más a la fiesta, el Presidente del BBVA se aventuraba a pedir al Gobierno que cierre las entidades financieras, que no tienen solvencia, ah y que a los usuarios de las mismas, nos den una bofetada en la cara.

Al mismo tiempo, comenzamos a recibir protestas de las embajadas americanas, tipo Bolivia, porque se echa a ciudadanos de su pais, por encontrarse en situación ilegal. No tengo nada contra los ciudadanos bolivianos que llegan a España, o que están aquí, en la situación que estén, pero lo que si es vergonzoso, es que nuestro Gobierno deja entrar a quién quiera y cómo quiera, y no ponga barreras a la inmigración. Sigue entrando gente a nuestras fronteras, que huye de la situación económica de sus paises, y sin embargo, aquí estamos en una situación muy difícil. Si no se pone remedio a esta faceta, al final será el pueblo el que salte, y no precisamente para salir a manifestarse a la calle.

Nos hemos convertido en un pais de mansos y de ignorantes, y a fuerza, de seguir como borreguitos a nuestros gobernantes, nos hemos ganado lo que tenemos. Las ayudas, esas que cacarea tanto ZP, a la Banca, para qué han servido, para qué se han utilizado, ¿no creeis que mejor se podrían dar, directamente, a los que solicitamos ayudas al ICO?

Compensa tener el dinero en el Banco, muerto de risa? O debajo del colchón de casa? Y, por qué no invertir en depositos extranjeros, qué tienen algo más de solvencia? O, al final, tendremos que salir del pais por piernas?

Son muchas preguntas, algunos, en nuestros trabajos, proponemos unos ciertos cambios, pero esos cambios deben ser realizados comenzando por la raiz, no por el tejado, como han pretendido y siguen pretendiendo muchos gobernantes europeos.

El próximo viernes viajaré a Roma, a la boda de uno de mis mejores amigos. Me han dicho gente, de confianza, que trabaja para el Estado italiano, que allí las cosas están peor que en España. Sobretodo que no me asuste, pero que al menos, determinadas medidas de Berlusconi, están sirviendo para algo; pero que en España somos todavía más orgullosos que los italianos, y nos cuesta reconocer cuando las cosas no se hacen bien; desde la perspectiva, ellos, me preguntan todas las semanas, y nos auguran un camino muy, muy negro, muy pantanoso, muy enfangado.

Después de leer el post “Corralito Español” de Marc Vidal, no cambia mi semblante, porque hace tiempo que leo sus consideraciones y recomendaciones; pero si me asusta que, si no se toman medidas oportunas, ocurra lo que pasó con el Corralito argentino. Que salgamos del euro será muy peligroso, pero caer en una situación económica, de esa magnitud, nos llevará por caminos difíciles de solucionar.