inversión publicitaria

Inversión publicitaria en la SuperBowl

Desde hace bastantes años, si no recuerdo mal, desde el invierno de 1983 o 1984, sigo con cierta regularidad lo que ocurre en la NFL (National Football League), el deporte rey en el pais de las barras y estrellas. A mitad de los 90, durante una temporada, practiqué este deporte y, de no haber sido por una lesión peligrosa, posiblemente habría podido jugar, quizás, con algunos amigos de infancia, a los que, no se sabe muy bien como, les pico un día el gusanillo del futbol americano.

En aquellos tiempos seguía a jugadores de la talla de Joe Montana, quarterback (QB) de los San Francisco 49er, junto a su fullback, Roger Craig y el widereceiver, Jerry Rice; tiempo después a los Troy Aikman y un largo etcetera. Después de seguir la temporada regular, haciendo el pino puente, pues al no ser el deporte rey en España, había que ingeniarselas para poder ver a 22 tipos dándose mamporros por un balón amelonado.

Todos los años, la temporada regular culmina en la SuperBowl, posiblemente el programa, evento, show más visto en la televisión norteamericana. Hablamos de un partido en el que sólo las entradas para ver la gran final del año, tienen precios superiores a los 1000 dolares. Evento en el que la publicidad cobra una dimensión no conocida en el resto del mundo, por algunos anuncios, que duran 30 segundos se pagan 300 millones de dolares.

Este año, el ganador del trofeo Vince Lombardi, ha sido New York Giants, que gana su segunda superbowl casi consecutiva, contra el mismo equipo, New England Patriots.

Y, por supuesto, quien se hace de oro, es el mundo de la publicidad, la cadena televisiva que emite el evento más visto del año en los Estados Unidos. Algunos de sus anuncios son memorables, con remakes en cuatro superbowls, como el What´s Up? de la cerveza Bud Weiser, que tuvo su réplica 8 años después, con la llegada de Obama.

Este año no podía ser de otra forma, y la publicidad ha sido la gran triunfadora, pese a los recortes, evidentes a nivel mundial, algunos de los anuncios mejor hechos, por su mensaje, lo tienes a continuación:

Todos ellos tienen su momento de gloria, son auténticas obras de arte, la inversión por parte del anunciante, como por parte de la agencia es, sencillamente, brutal, gestionando los anuncios con microsites, perfiles sociales, aplicaciones móviles y un largo etcetera. No hay más que ver el portal que monta la NFL después de cada SuperBowl desarrollando aplicaciones conmemorativas de la SuperBowl para todos sus fans.

La inversión publicitaria, en un evento como éste, supera el orden de las cosas. En Europa, no conozco eventos con una notoriedad y una audiencia tan potente. Sólo es comparable a las Olimpiadas o un Mundial de Fútbol, pero las inversiones, a un solo partido, no tienen parangonen Europa.

Y, sin embargo, pienso que a las marcas que se anuncian en diferentes medios, necesitan mirar la estrategia de todas esas marcas a la hora de desarrollar una estrategia de comunicación que conlleve, por supuesto, una conversión, una venta. Es curioso como Coca-Cola triunfa en todo el  mundo, pero los anuncios de Pepsi de la SuperBowl venden allí donde su competidor no llega. Incluso compañías como CareerBuilder se animan a desarrollar una historía para llegar a sus cliente.

Como puedes ver se trata de una concepto diferente, que poco a poco aterriza en España, gracias a las grandes agencias, y muchos profesionales que se encargan de enseñar a las marcas de aquí, que el modelo publicitario, la inversión publicitaría y la forma de llegar al consumidor debe cambiar. En ello estamos, pero aún nos falta…

¿Viste la SuperBowl? ¿Qué te pareció? ¿Piensas que las marcas en España se han dado cuenta sobre la importancia de invertir en publicidad de una forma integral?

Os dejo algunas imágenes del otro gran show de la SuperBowl: el intermedio.

         

         

         

Consumo tradicional o digital?

Cuando fue la ultima vez que leíste la prensa en papel..,? Cuando descargaste una canción por ultima vez? Consumes televisión, prensa, radio… pero donde?

Estas y otras muchas preguntas sobre el consumo nos la hacemos cada día quienes nos dedicamos a esto del marketing y la publicidad digital.

Hasta no hace mucho tiempo, la mayoría de los clientes, a la hora de orquestar una campaña de publicidad o comunicación, le orientábamos hacia un modelo mixto de medios tradicionales, esto es, prensa, radio y TV, especializados o generalistas.

Hoy en día, y sin que podamos retornar a situaciones del pasado, estas inversiones aconsejamos diversificarlas, pero sobretodo ajustarlas a la búsqueda de los clientes potenciales allí donde se encuentran.

Esta mañana, de domingo, tan similar a otros días, he estado leyendo la prensa, y me preguntaba Juan Luis en twitter, si en papel o en que soporte?

Me hizo gracia la pregunta, porque ya no recuerdo cuando compre el ultimo diario en papel.

Desde el año 2005 no leo la prensa en papel. Comencé a leer la prensa diaria a través de Google News, evitando así algunos formatos publicitarios, que si bien traían fuertes ingresos a los periódicos digitales, no dejaban de ser un engorro para el lector. En esos tiempos bombardeábamos al lector con múltiples formatos, cada vez que hacia click en una noticia. Hoy algunos continúan con ese modelo, pero la mayoría optan por modelos diferentes.

En 2007 con la irrupción del iPhone, el auge de las pseudo-tarifas planas y el aumento del parque de móviles en España, comenzó una nueva etapa a la hora de consumir contenidos digitales, confirmando las lecturas a través de diferentes aplicaciones, que con la llegada del iPhone 3G a España se ha llegado a una situación más que beneficiosa para el usuario, que ahora puede leer su diario tradicional en formato digital, bien a través de su propia web o bien en su aplicación móvil.

Hoy son muchos los usuarios que no solo consumen contenidos en sus smartphones o en sus tabletas, sino que además generan leads y conversiones al hacer transacciones económicas desde los mismos, lo que conlleva que muchas marcas se planteen opciones diferentes para llegar a más y más clientes.

El consumidor tradicional, en muchos casos, se ha transformado en consumidor digital. ¿Cuántas familias que en 2005 leían la prensa papel, hoy lo hacen en sus teléfonos móviles o en sus tabletas de ultima generación?

En nuestro país y, mas si cabe desde la publicación del estudio de medios digitales de hoy, el consumo de medios tradicionales parece que va descendiendo a gran velocidad, y si en 2009 no teníamos muy claro cuanto crecería la inversión en medios digitales, sobretodo por la incipiente crisis que se nos venia encima, si podemos decir que en este 2010 lo digital se posiciona como tercer soporte, superado solo por la TV y los diarios, aun cuando sus crecimientos son mínimos.

Si a todo esto añadimos algunas facilidades tecnológicas que, desde diferentes estamentos o empresas privadas, facilitan la conexión y el acceso, casi en cualquier momento y lugar, a esos contenidos digitales, podemos concluir que nos vamos convirtiendo en consumidores digitales.

Muchos días tomo un bus en la puerta de casa, la mayoría tienen conexión wifi gratuita a Internet. Uno de los conductores tiene un Kindle de Amazon, algunos viajeros se les ve con un iPod, otros llevan smartphones, casi todos pueden conectarse para consumir contenidos, de una forma u otra. Pueden comprar cosas a través de sus móviles, escribir sobre una noticia, hacer un comentario en su red social y un largo etcetera, que ha conseguido que el consumidor se coloque en la cúspide de la comunicación de las marcas.

Y tú, querido lector, consumes contenidos digitales o tradicionales?