ifema

OME 2012

La semana pasada, como muchos sabréis, se celebró en Madrid el evento, quizás más importante en España, de marketing digital, el OMExpo junto a ExpoeCommerce. Por tercer año, la feria más importante del sector de la publicidad y el marketing digital, se celebraba en Ifema, disponiendo un único pabellón para todo el evento.

El OME de este año, bajo mi punto de vista, ha tenido varias caras, y me explico:

1. Echo mucho de menos, cada vez con mayor frecuencia, eventos de marketing online, en los que el protagonismo sea compartido por los ponentes, sean o no de renombre, y diferentes clientes o empresas que expongan su estrategia online. En este punto, creo que hay eventos, que lo hacen cada vez mejor, como Congreso Redes, que aunque sólo tengo un año de vida, compagina la presencia de expertos en redes sociales con casos de éxito, o no, de empresas que utilizan estrategias de marketing online para su comunicación, sus ventas, sus relaciones con el cliente o sus procesos de recursos humanos. Los ponentes en esta edición han sido de lo mejorcito que se puede escuchar hoy en día, pero sólo había unas pocas marcas presentes en el mismo.

2. En esta edición me ha gustado escuchar a expertos de la talla de Gaby Castellanos, con su charla, interactiva y participativa, sobre la realidad más actual del Social Media Marketing, en el que las diferentes marcas deben tener muy presente, que todo aquello que no compartan con el cliente, y el no fijarse en las emociones, las relaciones y los sentimientos de sus clientes acabará por matar el social media marketing de esa compañía. Una charla en la que con determinados ejemplos, Gaby consiguió lo que pocos consiguen, atención y participación de la audiencia.

Asistí a la charla de Manuel Jurado sobre determinados aspectos del SEO, y me pareció otra forma diferente de hablar a la audiencia, de explicar las cosas que pasan en relación con el marketing en buscadores, de una forma amena, por alguien que lleva unos cuantos años dedicado a este tema, ahora BigmouthMedia.

En el evento por excelencia de marketing online, no podía faltar una mención especial para Antonio Gimeno y los chicos de Hoyreka, quienes, cada vez que hablamos, me convencen más sobre la importancia de los contenidos y las grandes posibilidades de colaboración. Poder saludar a Javier Piedrahita de MarketingDirecto, a Ismael ElQudsi de Internet República, quien en esta ocasión no era ponente, forma parte del devenir del OMExpo. Y por supuesto, no me puedo olvidar de la iniciativa que han tenido los socios de la agencia Ontwice, junto a profesionales de algunos medios, como Quique Infante, de organizar The Valley, como una nueva iniciativa encaminada a la formación de los profesionales del marketing digital, y con quienes posiblemente llegue a alguna forma de colaboración, sobre todo en lo relacionado con la generación de contenidos.

Saludar al director de Interactiva, Jesús García-Risco, y mantener algunas reuniones, en especial con los creadores del buscador web, doofinder, terminaron de perfilar mi asistencia a OME.

3. La cara, quizás más amarga del OME, no tiene nada que ver con la organización del evento directamente, ha sido la imposibilidad de comunicación por intente dentro del pabellón en el que se celebraba OME. Es una vieja batalla de IFEMA, que sinceramente, debería acabar de una vez por todas. En un evento de marketing digital, en el que la presencia de profesionales que utilizamos herramientas como smartphones, portátiles con internet, no podemos estar sujetos a las gracias de una empresa com kubiwireless y su acuerdo con Ifema, por el cual si quieres wifi, debes pagar al día cerca de 25€, con el agravante, que no se hasta que punto roza la ilegalidad, que muchos de los asistente no pudimos conectar a internet con nuestra tarifas planas de datos, por la saturación de comunicaciones simultáneas: pero por lo visto y escuchado a las operadores de telefonía móvil, Ifema no les permite colocar antenas como las que se colocan en grandes acontecimientos deportivos, simplemente porque hay un canon o llamase como se quiera, por el que debes pagar si quieres internet de calidad a la empresa de turno que trabaja con Ifema, que es la misma que trabaja en varios aeropuertos españoles.

El OME o cualquier evento que se celebra en Ifema, en el que la asistencia de público especializado, como fue el de la semana pasada, no puede permitirse estos lujos. En mi caso, el primer día, mi recién estrenado iPhone4S gasto la batería en tres ocasiones en pocas horas, tratando de encontrar comunicación con las diferentes aplicaciones que utilizo para comunicarme en la red. El segundo día decidí apagar el iPhone en vista del éxito del día anterior.

Efectivamente, el sector del marketing y publicidad online, goza de buena salud, y es uno de los motores que está consiguiendo que las empresas entienda que el nuevo ecosistema económico y de comunicación con sus clientes ha cambiado, aunque queda mucho camino. Ecosistema en el que las marcas deben ser cada vez más conscientes sobre la importancia de hacerse amigos de los consumidores, que estos hablen de las marcas, que se emocione al hablar de tal o cual marca, y que las empresas que nos dedicamos a esta bonita tarea seamos entendidos como amigos de las marcas. Un claro ejemplo, que a muchos no gustará, es el caso de Apple, que ha sabido entender que necesita su consumidor potencial; a diferencia de empresas, como Loewe, que equivocan su estrategia de comunicación a la hacer campañas como la última, que aboga por la modernidad.

Como las actuaciones políticas nos afectan negativamente…

Cuando hace unos meses vine a trabajar cerca de la plaza de Bilbao, algunos amigos me advirtieron sobre una de las problemáticas de esta zona de Madrid: el Alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, vive cerca de aquí. En serio, les contesté, bueno eso será bueno para este barrio, el de Justicia…

Han pasado seis meses, y no les quito ninguna de sus razones: el barrio de Justicia está literalmente levantado: hay obras en cada esquina, y lo que es más grave, además de levantar la plaza de Alonso Martínez para hacerla peatonal, muchas calles que fueron levantadas, en primera instancia, durante el mes de julio y agosto, para poner tubos de medio metro de diámetro para no se sabe qué, ahora vuelven a reabrirse para meter no se qué otra conducción: antes gas, ora luz, ora teléfono, cada día, cada semana una canalización.

El Ayuntamiento de Madrid camina por terrenos pantanosos: hace unos años el Alcalde decidió soterrar la M-30, para quien no conozca Madrid, es el anillo interno de Madrid, el más antiguo; no contento con esos 3 años de obras, este verano, nuevas obras, nuevas reformas, por toda la capital de España, traslados de estatuas de una esquina a otra, como la de Colón, en definitiva perjuicios para todos los que vivimos en Madrid, para todos los que nos movemos por la capital para trabajar, para disfrutar de nuestro ocio, para salir de viaje, para cruzar a ver a un amigo, en definitiva, para cualquier movimiento por esta gran ciudad.

¿Quién nos va a pagar todas las horas perdidas en atascos? ¿Quién nos devolverá la salud perdida con tanta polución? ¿Será el Alcalde? He tenido la suerte, no se si calificarla como  buena o mala, de cruzarme con el Alcalde de Madrid, en repetidas ocasiones, y, en alguna, he tenido la tentación de quejarme… para finalmente no hacerlo.

Sin embargo, y después del atasco tan brutal de esta mañana, una hora y cuarto para recorrer 3-4 kilómetros, y del atasco del pasado viernes en Madrid, que me costó la nada desdeñable broma de 35€ en taxi, no me faltan razones para, el próximo cruce de miradas, pedirle explicaciones, ya qué además, soy votante de su candidatura, en las pasadas elecciones municipales.

La convocatoria de la Noche en Blanco, el pasado 19 de septiembre de 2009, por parte de nuestro Alcalde, estuvo a punto de costarme algún mal mayor: fue el día que me casé, y nuestro “querido Alcalde” comunicó su celebración 10 días antes, a bombo y platillo: cortar el tráfico en el centro de Madrid para celebrar un evento cultural… No tengo ningún problema con esos actos culturales, pero por qué no se celebran en los Recintos Feriales de IFEMA en la zona Norte, donde hay parking, acceso en transporte público, y espacio suficiente para meter a medio Madrid. Algunos familiares tuvieron que recorrer medio Madrid andando para llegar al Hotel Ambassador, harina de otro costal, de quien hablaré proximamente. La fotografías que queriamos hacernos en los Jardines de Sabatini, fueron una utopía, no había forma de llegar a ellos, y cuando estuvimos cerca, la marabunta de gente, nos impedía acercarnos a los mismo. Para llegar al hotel tuvimos que recorrer 800-900 metros andando, ante la imposibilidad de acercar el coche a la puerta del hotel. Otra actuación política más.

El coche que recogía a mi futura esposa en sus casa, del barrio de Justicia, no pudo ni acercarse a la puerta, el Alcalde ha peatonalizado también su calle. Junto a la casa en la que viví 34 años, unas obras de un parking, impiden aparcar vehículos en la puerta de casa, so pena de una multa de agarrate y no te menees, simplemente, para que los buses escolares aparquen cerca de los institutos.

El gobierno central con su manido Plan E, se ha encargado de cabrearnos a muchos españoles con tantas y tantas obras: muchos comen por ellas, pero a otros muchos, muchos más, muchísimos, nos están perjudicando la salud, y sobretodo la paciencia.

Los atascos diarios, debido a las obras faraónicas de Ruiz Gallardón, las nubes de polvo, las largas colas de espera en los Hospitales, aunque sean de la Comunidad de Madrid, gobernada también por el Partido Popular, aunque con otro talante. Y unido, a los casos de corrupción en políticos de toda la CCAA de Madrid, no me dejan mucha alternativa de maniobra.

Posiblemente, en próximos comicios electorales, mi voto vaya hacia otro lado, hacia aquellos que hagan cosas por las pequeñas empresas, por los autónomos, por las mujeres embarazadas, por quienes tenemos hijos, por quienes trabajamos por el bien de los nuestros, y de los ciudadanos, de esta ciudad, y de este pais.

Deslegalizacion=Atentado

Esta mañana a las 9.00, cerca del recinto ferial del Campo de las Naciones de Madrid, ha tenido lugar el último acto de barbarie, de los locos de siempre, que solo buscan sembrar el caos y el horror en este país.
Parece que, como siempre, avisan de la colocación de la bomba, no se si con el fin de avisar, o con el fin de matar a cuantos mas y mejor. De nuevo no lo han logrado, pero poco ha faltado… Era la hora de llegar a trabajar de mucha gente, a Ferrovial o a tantas empresas que trabajan en la zona.

Nuestro ministro del Interior esta vez creo que acierta: después de la sentencia, de deslegalizacion de los partidos pro-eta, dictada anoche por el Supremo, era normal un atentado de los de siempre.
Lo preocupante es que la furgoneta fue robada anoche, lo que hace sospechar que, de nuevo Eta tiene infraestructura en Madrid, y esto es una novedad.
Hasta ahora, y más después de la tregua, los terroristas traian los vehículos cargados de exlosivos desde fuera… Esta vez no.

Y mas preocupante si cabe, me parece la posición del PNV y EA: por un lado condenan el atentado y piden el fin de Eta, como decía decía hoy Ibarretxe Eta Kampora, y por otro lado se condena la sentencia del Tribunal Supremo, que impide a las formaciones políticas aberztales presentarse a los comicios vascos. Siempre jugando al doble juego, al doble rasero: en fin, a lo de siempre, hoy digo una cosa y mañana la contraria.

La condena del terrorismo no solo es contra los que matan, atentan, extorsionan o asesinan, también es contra los que apoyan, o intentan apoyar a los terroristas ampardoa en el Estado de Derecho.
Hasta que los políticos nacionalistas no tengan clara esta posición, será difícil llegar a una solución