gobierno

por la defensa de los ciudadanos

En estos tiempos que corren, en muchos momentos del día, me siento desprotegido de toda acción del gobierno de este país: España. Unas veces porque los que gobiernan favorecen a unos ciudadanos frente a otros, como si los que vivimos, trabajamos y pagamos impuestos en Madrid fuésemos o estuviésemos hechos de otra pasta.

En otras ocasiones, el Gobierno con sus leyes absurdas, premia a determinados colectivos con leyes partidistas, oportunistas y de mal gusto, frente a quienes trabajamos emprendiendo, frente a quienes abogamos por la familia, frente a quienes defendemos la libertad de enseñanza o frente a quienes generan contenidos de calidad en el mundo del cine, de la música o la cultura, sin estar, por ello, sujetos a una siglas, del color que sean.

Anoche, me habría gustado asistir a la concentración que hubo en las puertas del Teatro Real de Madrid, en el que se celebraba la esperpéntica ceremonia de entrega de los Goya, que supuestamente premia aquellas películas y documentales aplaudidos por cada uno de los espectadores que acudimos cada semana a ver las historias, que fabrican directores, productores, guionistas, maquilladores, actores y un sinfín de personas, para ocupar nuestro tiempo de ocio.

Desde hace muchos años, no se si 25 he seguido esta ceremonia, pero últimamente, desde hace tres o cuatro años, me han parecido una pantomima, una representación burda a favor de unos pocos, defensora de intereses políticos e intereses de unos pocos, por quienes no puedo sentirme representado.

En esa manifestación ciudadana, maticemos los de manifestación, porque no nos autorizaron a manifestarnos, ya se sabe quien aprueba las manifestaciones en Madrid, la delegada del Gobierno, fiel servidora de las consignas de Zapatero y González-Sinde, ni estábamos 5 o 6, como seguro señalarán algunos medios, ni estábamos sólo los internautas. Detrás de cada una de las caretas de Anonymus, estamos muchos ciudadanos, muchos internautas, que abogamos por una oferta de contenidos real, sin cortapisas, sin manipulaciones y sin leyes-trampa, como al Ley Sinde, que más que defender a los autores de contenidos, lo que tratará de hacer es machacar a todo aquel que haga enlaces, en blogs, en Google o en las redes sociales, por el mero hecho de hacer una reseña de los mismos.

La ley Sinde no defiende a los creadores de contenidos; es una ley más propia de sistemas políticos más parecidos al totalitarismo, más parecido a regímenes del estilo de la Venezuela de Chaves, la Bolivia de Evo Morales o la Cuba de Castro. La ministra González-Sinde siguiendo las consignas del lobby americano trata de colarnos, en una disposición metida con calzador en una Ley, la supuesta defensa de los autores de contenidos.

Y no, no es así. Esa disposición pretende defender a unos pocos, pero en ningún caso los derechos de los consumidores, quienes finalmente son los que pagan el cine, mejor dicho, los que ya no pisarán un cine, un teatro o comprarán discos de “artistas”, que como Alejandro Sanz, se permiten el lujo de decir que los internautas le robamos de lo que come, después de ver la pedazo de mansión que tiene el artista.

Anoche no pude asistir a la concentración de Anonymus, pero me sentí representado por todos los que allí estuvisteis, pasando frío y mojando vuestras cabezas, en el convencimiento de la defensa de los consumidores, en definitiva defendiendo a los ciudadanos, de bien, que en este país no nos sentimos arropados por alguien que no hace leyes para la ciudadanía, sino para unos pocos, y para salvar el culo.

Tampoco vi la ceremonia de entrega de los Goya, pero no era problema, porque hoy, gracias a Gabriel Molino he disfrutado del discurso de Alex de la Iglesia, un director del que algunas películas me gustan y otra no, pero que al menos, sea el Presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias cinematográficas de España, enlace que por cierto sigue caído a estas horas,  o sea porque es un ciudadano más, ha sido de los pocos que ha levantado la voz, para defender, a quien realmente hay que defender, porque no lo olvidemos, como decía en su discurso,

si no defendemos a aquellos que viene a ver nuestras películas, finalmente, la industria del cine pasará a mejor vida

Decía Alex, que estamos en un momento en el que sin público no son nadie, y que la crisis, las acción ha provocado el cambio de las reglas del juego: Internet es el presente, forma parte de nuestras vidas.

Los internautas somos ciudadanos que defendemos un modelo de consumo diferente, que visionamos películas en la pantalla de nuestro ordenador porque la industria del cine no nos concede una oferta de contenidos en condiciones.

La entrada de una ministra de Cultura, en la gala de entrega de los Goya, abucheada como lo fue ayer, González-Sinde, no tiene precedentes, pero es a lo que deben ir acostumbrándose. Los ciudadanos no tenemos miedo, no nos van a callar, ni los que gobierna ni los que vendrán.

Y, como bien señala, Enrique Dans, al terminar su post de hoy, una clase política que no defiende a los ciudadanos, no merece ningún respeto por parte de estos, y el mejor modo de demostrarlo es en las urnas, en los próximos comicios, locales o nacionales. A mi, ya no me vale el dicho “es que no hay otro”, en clara referencia a votar al PP.

Lo siento, y tengo amigos en ese partido político, porque la hipocresía que han demostrado al apoyar este disposición trampa escondida en la LES, sinceramente apoya las tesis del gobierno, las tesis de las Sociedades de Gestión de contenidos y los dictados del gobierno americano, y no significa, otra cosa que una bajada de pantalones en toda regla.

Se que este post, me creará ciertas enemistades, no me importa, estoy cansado, como muchos otros, de los ataques a la ciudadanía con leyes que no van a ningún sitio, y que sólo persiguen salvar el culo de unos pocos, no de todos aquellos que les votamos.

Los ciudadanos de este país, dispongamos o no de Internet, no nos vamos a callar, y seguiremos en nuestra cruzada por lograr algo mejor para nuestros hijos.

….y llego el esperpento

Sirva de antecedente a este post que, aunque no viajo mucho, al menos últimamente, la actitud en si de dejar sus puestos de trabajo los controladores aéreos de España no es defendible bajo ningún punto de vista, y estoy en contra de ese tipo de actitudes.

Ahora bien el gobierno de este país ha sentado dos precedentes:

1. Ante situaciones delicadas, a la hora de negociar un convenio colectivo o unas condiciones salariales o laborales de un grupo de trabajadores, de esas profesiones llamadas sensibles, ha abierto la puerta a una sedición similar, quebrantando muchos principios que imperan en nuestro ordenamiento jurídico y democrático. Si ante una negociación laboral, del tipo que sea y con quien sea, el gobierno no llega a un acuerdo e impone sus tesis mediante decreto ley, es decir mediante “ordeno y mando”, corre el riesgo de encontrarse ante una situación muy similar, de nuevo, a la del pasado día 3 de diciembre.

Desde luego ante la situación económica en que nos encontramos actuar ante sectores sensibles de la población trabajadora con chulería y despotismo no condujo a buen puerto. Es mas el gobierno se equivoca con esa política torticera del ordeno y mando.

2. Estableciendo la situación de estado de alarma, establecida en la constitución del 78 para casos de extrema gravedad, como fueron por ejemplo los atentados del 11-M en Madrid, se ha creado un precedente de difícil solución. Entre otras cosas porque asesorado por no se sabe muy bien quien, en el decreto ( una vez mas, ordeno y mando) que dictamina el estado de alarma, se mezclan muchos términos que cualquier jurista con dos dedos de frente habría hecho de una forma mas cabal, dictaminando alguna resolución mas acorde a Derecho.

Mas el esperpento, lejos de alejarse, ha llegado hasta un limite, ciertamente peligroso, al prolongarse el estado de alarma, que inicialmente debe tener 15 dias, hasta casi un mes mas, simplemente porque un ministro o ministros no se fían ni un pelo de los controladores, a pesar de haber firmado un documento para realizar su trabajo al 100 por 100, durante las Navidades, nada mas y nada menos que poniendo como testigo al Congreso de los Diputados, cámara de representación del pueblo español.

El Gobierno de Zapatero cava cada vez mas hondo, no solo su agujero sino el de muchos españoles, a los que de manera poco cortes, ha bajado los salarios, ha subido el IVA, ha retirado las ayudas de 425€ a trabajadores que no tienen paro ni trabajo o han retirado las ayudas a la maternidad. Por no hablar de la mas que posible subida de la edad de jubilación a los 67 años o la bajada de las pensiones.

Durante los últimos quince días he escuchado de todo, para bien y para mal: todos, si todos, llegamos a una conclusión unánime: los controladores se pasaron con ese plante laboral, nadie esta a favor de su actitud reivindicativa.

Sin embargo somos muchos los que pensamos que el gobierno se paso tres pueblos, pero no solo con los controladores, también con los funcionarios, los médicos y muchos otros que conocéis perfectamente. Esta situación se les escapa de las manos y prolongar la medida del estado de alarma hasta el 15 de enero, pasándose por el arco del triunfo la postura de los controladores, no ha sido la mejor solución, por mucho que el PP se haya abstenido en la votación.

Otros muchos abogan por el despido de todos los controladores, como me sugería un conocido hace unos dias, esgrimiendo argumentos del tipo… “moralmente no estoy de acuerdo con ZP, pero ha hecho muy bien con el estado de alarma, con las bajadas de salarios, con que cobren menos y, finalmente con que les despidan”. Lo mismo podría yo pensar de esas empresas que han recibido encargos de trabajos a dedo por parte del gobierno, para terceros países afines a las tesis de ZP, que no son precisamente de la UE, sino de gobiernos en los que imperan el poder dictatorial.

Seria interesante, querido lector, que para no quedarte con una lectura parcial que leyeses dos posts de dos importantes analistas de nuestro entorno, Marc Vidal, que en Unanimidad Sospechosa, explica claramente la situación real de AENA y muchos de los interrogantes que se han suscitado en los últimos días, alrededor de las cuentas y la deuda de esta empresa pública y  a Melchor Miralles qué en su post “Sí, estamos en estado de alarma” deja muy claro cual es la postura de un gobierno anclado en el ya, tristemente famoso, ordeno y mando, y que no quiera obedecer que se atenga a las consecuencias.

No se puede hacer peor

Había confirmado mi asistencia al debate-coloquio del pasado martes, organizado por el Grupo Negocio y Executive Forum en el hotel NH Zurbano, en el que Jaime Mayor Oreja iba a hablar sobre la realidad moral de España.
Posiblemente algunos de los lectores de este blog podáis pensar que qué hacía yo en ese coloquio: no pude asistir por ineludibles compromisos profesionales, y Mayor Oreja me parece uno de los políticos mas íntegros de este país.
Errores a parte, que todos tenemos, Mayor Oreja es de esa clase de políticos que dice las cosas claras, sin rodeos, sin circunloquios, cuando le preguntan por su opinión, y no hace juegos malabares con sus manos, ni reduce la velocidad normal al hablar.

El gobierno de España, dirigido por Rodriguez Zapatero, lleva unos meses de errores tras errores, unos de carácter económico, con medidas anticrisis que nada tienen que ver con la economía, como la disposición final de la Ley de Economia Sostenible sobre las descargas de contenidos en Internet, que atenta contra nuestros derechos fundamentales o, como la medida, que aprobaran el 30 de abril, por Decreto-Ley, prohibiendo a las compañías aéreas cobrar por la segunda maleta; otras de marcado carácter social, como la aprobación de una ley de aborto libre, sin ningún tipo de consideración a la opinión, por ejemplo de los padres; o la tan manida cuestión de la jubilación, al tratar de subirla a los 70 años. En definitiva medidas que, sinceramente, sirven de poco, y no lo decimos quienes no creemos en su política, voces como la de Joaquin Leguina, Jordi Sevilla y altas personalidades del PSOE, opinan lo mismo.

Sin embargo en el tema del terrorismo de ETA, se llevan la palma. Mayor Oreja afirma que el gobierno ha retomado las conversaciones con la banda terrorista: ZP lo trata de disparate y mentiroso; otros de irresponsable, otros de “por favor…”. Mayor Oreja ha señalado, en las últimas horas,

que las palabras de Zapatero, que le tachó de mentiroso por afirmar que el Gobierno está negociando con la banda terrorista ETA, son las “mismas” que las de “hace tres años” cuando calificó a los ´populares´ de “irresponsables” mientras él “estaba negociando política y abiertamente con la organización sobre el derecho a la autodeterminación.

Y yo me hago dos reflexiones:

1. Si el gobierno no esta negociando con ETA, porque ayer el diario La Gaceta afirma, con fuentes fidedignas y de alta solvencia, que el Partidos Socialista de Euskadi (PSE) se reunión con cargos de Batasuna el pasado fin de semana. Si no hay negociación, no la hay, ni a escondidas, ni en países vecinos. Como se puede tener la poca vergüenza de afirmar que no hay negociación, después de asistir al funeral por el gendarme asesinado en Francia, y cinco minutos después destaparse este pastel.

2. Si, como dicen, no hay negociación, por qué continúan defendiendo o justificando la labor de Chavez en Venezuela: este señor es un dictador, se mire por donde se mire, como lo es Raul Castro u otros dignatarios internacionales. Si en mi propia casa, un juez ve indicios de cooperación al terrorismo de los dirigentes de otros países, lo lógico, el hacer las cosas bien, será apoyar a nuestro Juez, y ante las descalificaciones del político venezolano, al menos hacer una declaración positiva defendiedo nuestro sistema judicial, que cuando nos critica, siempre son los malos.

Si no hay negociación con ETA, por qué los terroristas que viven en Venezuela no son extraditados y condenados a cumplir sus penas? No olvidemos que éstos han sembrado el terror en nuestro país desde los años sesenta.

Para el gobierno de ZP, sin embargo, todo debe hacerse de esta forma, contentar a unos pocos, los allegados, y pensar que son unos iluminados, y que los demás estamos equivocados, empezando por Rajoy y terminando con Mayor Oreja.

Llegados a este punto deberíamos recordar a ZP que en la anterior legislatura también se le acuso de estar negociando con ETA, la cual negó, y después a bajarse los pantalones, cuando se asesina a alguien.

Las medidas a tomar, en este tema y en otros, deben ser efectivas, claras y contundentes, sin dejar resquicio a la interpretación, mala o buena. Este gobierno no lo puede hacer peor, bueno si, si que puede, pues ahora va a dictar normas por decreto-ley.

Y finalmente otra paradoja, si el Gobierno no negocia con ETA, y su partido mantiene una acuerdo con el PP para gobernar en el Pais Vasco, por qué negocia en otras políticas apoyos por parte del PNV. Pero que les van a dar ahora a estos, que ya no gobiernan. Que incongruencia no? Al igual que Mayor Oreja, pienso que algo raro ocurre, no se si será negociación, pero el juego que hizo el PNV en sus últimos años de gobierno en Euskadi, condujo al pacto PP-PSOE para la nueva legislatura actual, y ahora nos encontramos con negociaciones con ellos para sacar adelante políticas económicas infumables.

El PSOE, mejor dicho el gobierno de ZP, llega hasta posiciones no defendibles en política. Zapatero, desde hace muchos meses, trata de desviar la atención de la opinión pública hacia temas, cuanto menos mundanos. Y, aun a pesar de la defensa que hacen algunos de sus afiliados, seguimos siendo el hazmereir en Europa: si tenemos tanta presencia en Europa, por qué a la hora de sacar adelante a Grecia no somos el pais que lleva la voz cantante; por qué cuando se habla de los ratios de endeudamiento estamos al nivel de Portugal o Grecia.

Abramos los ojos, no se puede hacer peor, aunque el problema de fondo, es que vamos cuesta abajo, sin frenos, sin casco, y sin que haya una ambulancia al final del precipicio.

regular para unos pocos no es democrático

Llevaba varios días queriendo escribir un post sobre algunos temas interesantes, para el negocio de quienes trabajamos de una forma u otra en Internet, sin embargo, el panorama que vivimos los internautas se ha visto sacudido en las últimas horas por dos noticias, una que va a crear ciertas dosis de inseguridad jurídica en nuestro pais, y, otra, que afecta o mejor dicho nos afecta, en lo personal, por la enfermedad de alguien cercano.

El Gobierno de España, por mano del mandamás de turno, ora Zapatero, se saca de la manga una modificación de las leyes que tratan de regular el mundo digital: desde ahora cuando alguna página no le guste al Gobierno, a la SGAE, o a cualquiera de sus secuaces, podrán cerrarla con una discreccionalidad que camina en el filo de la legalidad. Las leyes, al menos hasta ahora, se dictan para una generalidad: ¿no es ese el espíritu de la ley en España?

Parece ser que no, que aquí para defender a unos y a otros se pueden dictar leyes restrictivas de los derechos fundamentales de otros. El Gobierno con estas medidas pretende amparar bajo su paraguas a todo aquel, que sea criticado por otro, en el uso de la libertad de expresión.

En todos los paises civilizados y democráticos los gobernantes dictan leyes para el pueblo, no para satisfacer las necesidades de unos pocos, como el caso que nos ocupa con la SGAE; ocurre igual con otros colectivos que dicen sentirse discriminados por la mayoría, a los que el gobierno actual de España ha tratado de proteger otorgándoles una normativa que regule sus “supuestos derechos”.

Los internautas, quienes descargamos contenidos, quienes criticamos a personajes como Bautista o como Ramoncín, resulta que ahora vamos a ser tratados como terroristas digitales. Nosotros, la gran mayoría, no somos dignos de las leyes de un gobierno, que sólo dicta leyes para unos pocos. Este Gobierno se deslegitima dictando normas de esta calaña, como señala Enrique Dans hoy en su blog:

Este no es mi gobierno. Esto no es una democracia. Si este país tuviese lo que hay que tener, el sinvergüenza que ha permitido la aparición misteriosa de este “quinto punto”, que ha llevado a cabo este atropello a la democracia, tendría que estar dimitiendo mañana mismo. Esto es equiparable a un auténtico golpe de estado digital, es uno de los episodios más impresentables y alucinantes que hemos podido ver como nación supuestamente en democracia: las leyes no las tramitan los ministros ni el Parlamento, las tramitan los talibanes de los derechos de autor, y hacen con ellas lo que les da la gana sin encomendarse a dios ni al diablo. Se publican, y a correr: lo que opinen los ciudadanos, da exactamente igual.

Cuando pensaba en esta entrada recibo vía twitter la noticia de la enfermedad de Emilio Márquez: muchos le conoceréis, otros muchos no, y, a muchos os caerá bien o mal, es la grandeza del ser humano, tener amigos o conocidos, qué te caeran bien o mal o regular, pero que en un momento de necesidad siempre tienen una palabra de ánimo.

La última vez que vi a Emilio fue el Eats&Twitts, que Antonio Domingo organizo en el Palacio de Hielo de Madrid: estuve hablando con Emilio sobre sus nuevos proyectos, y ya entonces noté que en su rostro algo no iba bien. Pensaba que era algo temporal.

No ha sido así, hoy Emilio en su blog escribe sobre el linfoma que padece. Hasta el día que hablé personalmente con él, nos conociamos por twitter y por leer su blog. Desde aquel día he leido con mayor detenimiento su blog y su twitter, y quiero, expresarle, igual que he hecho hoy en su blog, todo mi apoyo ante esta enfermedad.

Son tiempo complicados Emilio, pero como te decía hoy al mediodía, tu enfermedad es, quizás, un toque de atención, para tí que la sufres, y para quienes te conocemos.

Todo mi cariño para ti, y, cualquier cosa que necesites, me tienes a un golpe de click…. :) :) :)

Por si no sabes a quien votar….

Ciertamente, ante la situación económica y, sobretodo, ante la situación del desempleo en España, me ha parecido una campaña excepcional, la llevada a cabo en algunas ciudades con el lema que aparece en la instantánea.

Por si aún no lo sabes...Sencillamente me parece una vuelta de tuerca más. Quizás nuestros gobernantes y nuestros políticos deberían aprender.

las otras provocaciones de ZP: Blanco, Salgado y Gabilondo

No nos olvidemos, como recuerda Marc Vidal en un post sobre economía de ayer, que Zapatero con el nombramiento de los nuevos ministros, continúa con sus provocaciones y afrentas, no sólo a la clase política, sino lo más grave a la ciudadanía. 

El nombramiento de la ideologa del Plan-E, Elena Salgado, como ministra de economía y vicepresidenta segunda de no se qué, con sus medidas populistas no tiene ni la más remota idea de como sacarnos del atolladero económico, en que no ha metido su predecesor Pedro Solbes, quién en los últimos tiempos, aunque ya lo hizo con Felipe, manifestó un gran desconocimiento de las formas de hacer política económica, tomando medidas impopulares, y prestándose al juego, no de un presidente de gobierno, sino de un secretario general del PSOE.

Angel Gabilondo, hasta ahora Rector de la Universidad Autónoma de Madrid, se propuso durante sus años de mandato universitario, conseguir, y bien que lo llevo a término, mercantilizar la Universidad Autónoma, dirigir a los demás Rectores por la senda de la mercantilización de toda la Universidad, como Presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, aplicando la misma política de imposición de las empresas en el resto del estado. Consiguió aplicar la política gubernamental de desinformación y desatención a las reclamaciones de estudiantes y profesores, aprobando a escondidas los cambios que convertirán a la UAM en una universidad adaptada al Espacio Europeo de Educación Superior. En definitiva, se propone con el Plan Bolonia llevar la misma política educativa, que ya ha practicado en la UAM. Si quieres leer más sobre Gabilondo.

Y qué podemos decir de José Blanco, más conocido en la arena política como Pepiño Blanco. En su presentación en el día de hoy, para provocar a su predecesora Magdalena Alvarez, invita a Esperanza Aguirre, y a los principales constructores, para qué, para provocar. Pepiño, siempre, desde sus inicios ha sido provocador y un metiroso, como podemos leer este artículo de Andrés Aberaturi, al hablar de la presencia de, por ejemplo, los sacerdotes en los hospitales. Instalado desde ayer en el Ministerio de Fomento, ojito con su política. Si el Plan E era un disparate, los planes que se propone Blanco nos pueden llevar a las profunda de las ruinas. 

Con estas provocaciones, entre las muchas llevadas a cabo en los últimos cinco años, ZP pretende hacernos creer que va a sacar al pais de donde está, y culpabilizar de todo a la crisis internacional. Lo que no se dá cuenta es que el virus lo tiene dentro. 

La última provocacion de ZP: González-Sinde

Traer a ministros de la época más corrupta de la historia de España, es un signo inequívoco de inmadurez política, pero la provocación del Presidente del Gobierno, con el nombramiento de Angeles González-Sinde, al frente de la cartera de Cultura, llega hasta niveles, ciertamente, peligrosos.

Desde el minuto cero de su nombramiento, la ministra, se va a encontrar con la firme oposición, no de quienes descargamos ilegalmente contenidos para luego comercializar con ellos, sino de quienes no entendemos la aprobación del dichoso canón, de los que no entendemos la política de toma y dale de los derechos de autor, de algunos de los artistas españoles, que en vez de dedicarse a ofrecer contenidos, se dedican a protestar, y, en algunos casos, a prohibirnos la utilización de los contenidos con fines visuales o con fines auditivos, y de todos aquellos que abogamos por una utilización racional de los contenidos, de sus descargas, y que no entendemos de los miedos de los artistas, si en vez de tanta zarandaja, se propusiesen utilizar los medios online para conseguir un beneficio racional, sin molestar a los usuarios.

Nosotros estamos unidos en esta cruzada por el reconocimiento de nuestros derechos. Esos artistas, que amparados por la SGAE, dirigida por el señor Bautista, lo tienen bastante crudo, si piensan, que como en otros ámbitos de la política, piensan que nos vamos a estar callados, y vamos a seguir las directrices injustas de Zapatero. Hasta que no lleguemos a esos parametros de sintonia, con éste u otro gobierno, no dejaremos de defender nuestros derechos.

Yo, como internauta, como autor de este blog, no estoy en contra de los derechos, que puedan tener los artistas, a los que respeto, simplemente abogo por un sistema más justo, a la hora de disponer de tal o cual contenido. Si el gobierno de Zapatero se dedicase a combatir los delitos cometidos por la mafias de la pirateria, que si utilizan los contenidos para medios ilícitos, posiblemente otra gallo cantaría, apoyado, eso sí por una regulación de los derechos de autor.

Pero como pasa en este pais de chimbamba, siempre hacemos las cosas al reves, y tratamos de castigar al debil, al indefenso usuario, que se descarga una canción para su boda, y debe sufrir los embites de los justicieros de la SGAE. 

baner_sindeVienen tiempo muy oscuros para quienes utilizamos la red, para trabajar, para escribir, para comunicarnos con nuestros amigos, y un largo etcetera.  Enrique Dans lo califica de pesadilla.

No quiere entender Zapatero, que con la decisión de nombrar a esta persona, lo único que va a conseguir es disminuir nuestra competitividad y hacer un feo a nuestra capacidad de innovar. Y, como señala, la Asociación de Internautas, que ZP, además, no se da cuenta de lo importante que es difundir el conocimiento en condiciones de libertad para potenciar la creación de nuevos descubrimientos y así aprovechar la capacidad de la sociedad de incorporar esos avances a su actividad productiva. 

No se da cuenta el Presidente del Gobierno, que poco después de conocerse la noticia del cambio en la cartera de Cultura, los internautas ya hemos creado grupos en redes sociales como Facebook, donde no dejaremos de seguir apostando por nuestros derechos.

Los buenos usos del mundo online

Allá por 1994 en este pais comenzó a utilizarse la red para comunicarnos unos con otros, sobretodo a nivel de correo electrónico, y en algunos casos, a nivel del sistema de mensajería instantánea, que es como se llamaba el messenger. Por aquellos días comenzaron a proliferar páginas web que ofrecían la posibilidad de contactar unas personas con otras, bien para ligar, bien para hacer un grupo de amigos de la caza, del esquí, o de los fanáticos de las poesías o el cine. Fueron el origen de las comunidades, no tanto redes sociales, entre otras cosas por no desarrollar una interactuación de los usuarios.

Tuvieron su apogeo, es cierto, y tuvieron sus detractores y sus fans.

En sus origenes se pretendía que las computadoras individuales fuesen la base de la interacción social, como sugería The Network Nation:

Los primeros sitios web de redes sociales incluidos Classmates.com (1995), centrándose en los vínculos con el antiguo colegio, y SixDegrees.com (1997), centrándose en los vínculos indirectos son dos modelos diferentes de la creación de redes sociales que se produjeron en 1999 y que fueron basados en la confianza, desarrollado por Epinions.com, y basada en la amistad, como los elaborados por Jonathan Obispo y se usaron en algunos sitios regionales del Reino Unido entre 1999 y 2001.

En 2005 MySpace consiguió más visitas que Google en cuanto a tráfico virtual. En 2007 Facebook comenzó a permitir desarrollo de aplicaciones externas, estableciendo un modelo que ha sido adoptado por la mayoría de la redes sociales

La creación de redes sociales empezó a florecer como un componente de la estrategia de negocios de Internet, alrededor de marzo de 2005, cuando Yahoo lanzó Yahoo! 360º. En julio de 2005 News Corporation compró MySpace, seguida de la compra de Friends Reunited por la ITV (Reino Unido), en Diciembre de 2005. Varios sitios de redes sociales han surgido de la restauración a los diferentes idiomas y países. Se estima que actualmente hay más de 200 sitios de redes sociales existentes utilizando estos emergentes modelos de redes sociales.

Por tanto las redes sociales desde el año 2005 han sido el lugar donde nos hemos reunido todos para saber de nuestros amigos, de nuestros ligues, en muchos casos, con la llegada de las redes profesionales, de nuestros contactos de trabajo, y en las redes sectoriales o en los diferentes grupos creados ad hoc en las redes tradicionales, seguir y estar informado de que pasa en el mundo del esquí, de la Formula Uno, del tenis, de los JJOO, o de los últimos logros de nuestros alpinistas, o nuestros reconocidos cocineros.

Ahora bien, desde hace unos días y unos meses, algunos medios de comunicación vienen insinuando que las redes sociales, algunas más que otras, son hervideros y cocederos de personas sin escrúpulos, que como en el caso de Sevilla, conducen a un asesinato como el de Marta del Castillo.

El mundo online y sus herramientas de comunicación son, eso, herramientas de comunicación, entre personas, entre empresas y clientes, o entre empresas. El uso qué algunos desalmados le den, es precisamente eso, un uso.

Hace bien poco, alguien me echaba en cara, en broma, claro, que como no tengo hijos, el día que los tenga me enteraré. Y, no, no estoy dispuesto a seguir pasando por esta filosofía, de quienes critican el uso de las redes sociales, amparados en el mal que causan algunos pirados, al entrar en contacto con nuestros jovénes. Tengo un hermano de 13 años y se de lo que hablo.

No será más bien que falta, por un lado ciertas dosis de concienciación social, y por otro dosis mucho más grandes de educación, empezando por quienes nos gobiernan, qué en ocasiones son capaces de decir, como bien denuncia Enrique Dans, que ahora van a despenalizar al “Top Manta“. No será más bien que el mundo está del reves.

Existe tal picaresca en nuestros país, debido sobretodo a la mala educación que reciben nuestros hijos, y a las leyes tan permisivas que hacen nuestros gobernantes, que provoca que por ejemplo en Tuenti, si eres menor de 14 años no debes estar en esa red, y si tienes entre 15 y 18, recomiendan tener autorización de padres o turores para transmitir información personal. No echo la culpa a Tuenti, ni a otras redes sociales, que al menos tratan de cumplir las normas existentes, con su Aviso Legal, sino a la educación, que muchos colegios dan a nuestros hijos, amparados en las normas, que a tal efecto dictan gobiernos como el actual.

Y no se trata de cohartar la libertad de nuestros hijos, sino de todo lo contrario, de educarlos en el sentido estricto y etimológico de la palabra, que habla de guiar, conducir, formar, instruir. No convertir a nuestros hijos en animalitos, y luego echar la culpa a las redes sociales.

Mentirosos, depredadores, asesinos, cobardes e individuos peligrosos los hay desde Cain y Abel. Si educamos a nuestros hijos con esas pautas de las que habla la educación, quizás nunca más tengamos que echar la culpa a las redes ni a las herramientas de comunicación 2.0, de los errores de una sociedad, que en ocasiones desprecia dar a sus miembros una educación basada en una cierta equidad.

Finalmente, señalar, como culpables de muchos de estos desmanes, a los actuales ministros de Cultura y de Educación, que con sus políticas anti-online, se están cargando la forma de vivir de otras tantas familias españolas, que entre otras cosas, procuramos educar a nuestros hijos de una manera un poco más racional, a lo que les enseñan en algunos colegios, como aquellos en que se estudia educación para la ciudadanía.

Es labor de todos, pero más si cabe, de quien tiene el poder, de promover políticas que protejan a nuestros hijos de esos depredadores, pero no después de un asesinato, sino mucho antes… pero mucho antes.

El buen uso de los medios online debería haber servido para conectar a una pandilla de amigos, y no a un asesino con su víctima, pero de ello no tiene ninguna culpa las redes sociales, sino más bien los individuos que las utilizan.

caos en Madrid

Como sabréis, desde esta mañana a las 7 a.m, está nevando en Madrid, y hacia 12 años que no nevaba tanto. Lo cierto es que aquí no estamos acostumbrados a que cuaje la nieve. Vamos de hecho el día de Reyes nevó una hora y no cuajo nada. Pero hoy hace frío, bastante frío, entre -2 y 1 grado. Y en esas condiciones es normal que cuaje. Si además nos fijamos en lo que ha pasado estos días en el Norte de España, y en el sur, en sitios como Albacete, Almería, Sevilla, o Salamanca, no era de extrañar, que al menos un poco nos tocase en Madrid.

img_0403img_0405img_0410

Lo que no es normal, es la pasividad de la autoridades autonómicas, Comunidad de Madrid, ni locales, Ayuntamiento. Las previsiones meteorológicas habían previsto esta situación, y sinceramente se podría haber hecho algo más. A estas horas (14:07) la M-40 continúa cerrada al tráfico rodado, con el consiguiente caos circulatorio de todos los atrapados en la misma. El Aeropuerto de Barajas ha estado, si no continúa, toda la mañana cerrado al tráfico aéreo. El este y sur de Madrid es un auténtico caos. Algunas autovías de entrada, como la A-2, la A-3 y la A-4 tienen cortados tramos por la nieve acumulada. El Plan de Emergencias, que dicen tener en la CCAA de Madrid, debe ser para cuando hay miles de conductores atrapados en las carreteras, y de el del Ayuntamiento… para que hablar, si la sal se ha empezado a ver a las 13.30.

La zona en la que está la redación de Interactiva, en la zona de Rosales, está el parque del Oeste, allí, la cota de nieve ronda los 20 cm. Esa altura en la calle, supone, con este frío, heladas, y los consiguientes accidentes.

img_0404img_0411

La dejadez, a la que en ocasiones, llega el gobierno del Ayuntamiento de Madrid, y no digamos el de la Comunidad Autónoma, no deja de ser preocupante. Poner ejemplo, en determinadas ocasiones, no sirve de nada, pero en Cataluña, con todas las críticas que sufre, esto no pasa. Y… menos mal que no estamos en los Alpes, o en los Pirineos, o en Sierra Nevada, donde cuando nieva, nieva de verdad. Nota: suspenso, pero con nota de muy deficiente.

Un apunte positivo, Internet, las redes sociales, twitter y alguna emisora de radio, al menos en esta ocasión, han sido verdaderos medios de comunicación 2.0. Algunos no hemos caido en las trampas de la nieve, precisamente, por estar informados de esta forma, para que luego nos critiquen.