Gina

el twittering acabara con los blogs??

Leyendo hoy la columna de Gina Montaner, en Libertad Digital, en la que deja constancia del apabullante predominio en la utilización de Twitter sobre redes sociales, como Facebook, o sobre ediciones digitales de periódicos, o sobre los blogs, me gustaría hacer un par de matizaciones.

Dentro de la cultura digital, que entre muchos estamos creando y alimentando, la utilización de herramientas, del llamado Web 2.0, suponen conseguir una comunicación más real y enriquecedora con nuestros amigos, con las marcas que consumimos, y con los usuarios que consumen esas marcas que desconocemos, creando así un ecosistema o comunidad en la que, cada miembro es valorado por lo que es.

Afirmar, indirectamente, o en algún caso directamente, que el email ha muerto, o que las redes sociales y los blog tienen sus días contados, es no saber de que va esta vaina, como le gusta decir a mi gran amigo Claudio Cossio, que en su blog habla sobre como comprar, por ejemplo, una propiedad en Estados Unidos, velando ante todo por la privacidad de cada uno de los actores de este proceso.

En muchas ocasiones, y cada vez con mayor frecuencia, muchos ciudadanos utilizamos Twitter, para en 140 caracteres comunicar hechos que suceden a nuestro lado; y al mismo tiempo utilizamos otras herramientas de comunicación que no son excluyentes, como son los blogs, las redes horizontales y verticales, y muchas otras herramientas. No le quito la razón en cuanto a que sus hijas utilicen twitter para comunicar con determinadas/os amigos, pero sin embargo, chavales de esas edades utilizan muchísimo más hoy en día Tuenti para comunicar con sus amigos, por ejemplo en España.

Twitter está pasando a ser utilizada por un espectro mucho más amplio que los jóvenes, como por ejemplo empresas, diarios, etc. La utilización por parte de personajes públicos, o celebrities, no deja de ser un intento para llegar a sus fans, a sus seguidores, visto que además, la utilización de los 140 caracteres, cada vez más, se está convirtiendo en una herramienta comercial.

Finalmente afirmar que la privacidad y el recato han muerto, en esta cultura de la nueva comunicación 2.0, es no estar muy enterado de como se utilizan estas herramientas, ni las redes sociales, ni twitter, ni nada que se le parezca, porque si de algo hemos aprendido, en estos últimos años, es a respetar la intimidad y la privacidad de las personas, aunque siempre aparezca alguien que trate de vilipendiar ese tesoro tan bien guardado, o aparezcan nuevos falsos profetas, que amparados en las mesas y sillas del poder se dediquen a tildarnos de ladrones de contenidos o “violadores” de la intimidad.