estrategias de marketing

¿Qué está fallando en mi estrategia en twitter?

FailHace unos meses, en concreto tres, analizando qué está fallando en mi estrategia en twitter,comencé a darme cuenta que utilizaba esta herramienta de una manera muy diferente. El proceso comenzó en el mes de diciembre, no ha ocurrido de la noche a la mañana y al final del análisis llego a una conclusiones que trataré de poner en marcha a partir de ahora.

En los últimos años, desde diciembre de 2007, el uso que he dado a twitter ha sido muy dispar. Comencé escribiendo sobre noticias que ocurrían en el entorno publicitario en el que trabajaba, continuó, desde que abrí mi blog, en una comunicación mixta de publicaciones propias relacionadas con el marketing online junto a otras de aquellos que me parecían referente por quienes son y lo que escriben y, desde hace unos meses publico acciones muy puntuales relacionadas con mi trabajo en la Universidad Internacional de la Rioja, sin dejar de lado a quienes me aportan mucho con sus conocimientos.

Los resultados no han sido malos, personas y marcas que me parecen muy respetables (gracias a todos) comparten los contenidos que publico y el número de followers ha ido creciendo hasta situarse en 2348 en el día de hoy. Sin embargo, cada día encuentro nuevas personas que me siguen que no conozco de nada. Personas que trabajan en empresas o profesiones que no me aportan nada, más si cabe me desaportan. Siento ser crítico.

¿Por qué cambio mi forma de compartir contenidos en twitter?

La razón más grande en este sentido gira en torno al hecho de la autopromoción como un hecho que en ocasiones pienso que puede rozar el spam y otras razones giran en torno a lo poco que me aportan determinadas publicaciones, que no hacen sino deshumanizar mi perfil personal.

  1.  Muchas veces publico varias veces el mismo post, organizado en el tiempo eso sí, pero siempre conduce al mismo lugar, al mismo enlace. Si el lector accede varias veces a mi Time Line y siempre encuentra el mismo enlace, posiblemente le canse.
  2. A veces he programado algunos tweets a lo largo del día para conseguir tráfico a mi blog, y creo que distraen al lector, y el primer impacto se diluye en el segundo, el tercero, hasta llegar a cansarle.
  3. Promocionar en twitter mis publicaciones una y otra vez, al final no crea comunidad. Cuando el lector ve una publicación buena lo hace saber, y no es necesario publicar y republicar de nuevo. Twitter no es un medio de comunicación masivo, sino un medio personal.
  4. Mientras escribo de esa forma mi faceta humana se pierde. Comparto aquello que me resulta útil. Sin embargo cada día utilizo más twitter para trabajar y eso me distrae. Escribo en mi blog sobre una temática casi exclusiva profesional, dejando lo personal a un lado.
  5. Llevar a cabo este tipo de procesos me lleva mucho tiempo.

¿Qué voy a cambiar?

  1. Compartiré aquello que aporta valor, de gente conocida y de personas que desconozco pero que aportan mucho valor con su trabajo.
  2. La publicación que haga en mi blog la publicaré una sóla vez al día. Esto posiblemente reste visibilidad, tráfico y alcance al blog. Si trataré de distribuir la publicación del post una vez cada semana.
  3. El título del post y de lo que publique en relación con mi blog trataré que siempre sea el mismo, para no quitarle atención. La idea de poner el hashtag #repost para que puedas valorar si leerlo de nuevo o no, me ha parecido una de las mejores ideas que me han dado estos meses.
  4. Se acabaron los tweets programados. A nivel profesional esta tarea la hago de forma artesanal. ¿Por qué entonces no hacerlo a nivel personal?
  5. Esto traerá menor tráfico, menos tweets, menos visibilidad y menos seguidores. Es un hecho. Pero la idea de fondo es ganar en coherencia, respeto, credibilidad y consideración.

¿Funcionará?

Pues la verdad es que no lo sé, pero quiero hacerlo para lograr una cierta integridad. Analizaré lo que voy a hacer y dentro de unos meses, posiblemente en agosto escriba para ver que ha pasado.

Perderé  followers en twitter. Perderé lectores en el blog, aunque seguro ganaré lectores de calidad. Desde el mes de diciembre encuentro muchos followers del entorno del multi-level que no me aportan nada y que tapan lo que otros si quieren que conozca.

En Facebook hice una limpieza de contactos. En twitter lo haré. Es importante para mí. No soy un coleccionista de contactos. Puedo aportar contenidos de valor, pero quiero hacerlo con grandes dosis de coherencia.

Desde el mes de diciembre, coincidiendo con el nacimiento de mi cuarto hijo, me siento más liberado en ese sentido. Quienes me conocen lo saben.

Es una nueva etapa y creo que va será más fructífera que la que empezó hace ya casi 7 años en la red del pajarito azul.

A nivel profesional determinadas cosas no se pueden cambiar, pero es esa faceta la que me ha enseñado a publicar de una forma mucho más coherente.

Imagen: Dagny Mol

3 errores en una estrategia de marketing content

marketing content

Como sabes desde hace algún tiempo, tener una buena estrategia de comunicación es importante para que tu reputación alcance el punto deseado. Y una de las patas de esa estrategia es el marketing content. Cada día los buscadores al rastrear la web buscan nuevos contenidos, contenidos de calidad que ayuden a posicionar nuestra marca, personal o profesional y por ende nuestra identidad digital. Para ello debemos tener especial vigilancia en no cometer errores como los que explico a continuación.

  1. Confundir marketing de contenidos con la creación de enlaces. No deberías escribir para conseguir que temas con mucha viralidad se difundan rápidamente por la Red, es importante que con esos contenidos nos dirijamos a nuestros potenciales clientes para mostrarles que podemos ofrecerles lo que necesitan, lo que nos demandan. Limitarnos a hacer popular nuestra marca es un error, es importante conocer que es atractivo para nuestros clientes.
  2. Si no tenemos unos objetivos claros y precisos es mejor no lanzarse al vacío con una estrategia de marketing de contenidos. No debemos ponernos a escribir contenidos de forma indiscriminada, sin antes tener claro que contenidos nos traerán resultados positivos. Si el objetivo es solo cuantificar la viralidad de nuestros contenidos, estaremos cometiendo un error.
  3. El último error consiste en no llevar a cabo una investigación previa que nos permita diseñar una correcta estrategia. Si antes de escribir no hacemos este ejercicio previo podemos tener un blog con textos inconexos, que no conseguirán atraer la atención del lector. Si éste se disipa en nuestro blog, nuestra marca no logrará el grado de confianza necesario para atraer a potenciales clientes.

Finalmente un consejo para terminar: debes tener un mensaje de marca que conecte de forma rápida y fácil con los internautas.

marketing content

Derechos de imagen: JNFerree y Enrique Pratas

Una nueva etapa

Hace ya algunos meses me ronda la idea de dedicar este blog, en mayor medida, a escribir sobre marketing, publicidad, el Social Media Marketing, en definitiva, a estrategias de marketing digital que, además, son las que llevan todo mi tiempo de trabajo.

Por tanto, de ahora en adelante, trataré de escribir todas las semanas sobre temas relacionados con mi trabajo, sobre algunos clientes, sus estrategias, resultados, al mismo tiempo que convierto este blog en un foro para escribir, debatir, hablar de otras estrategias que desarrollan otras agencias, otras marcas, en definitiva, tantos profesionales que desde que me embarqué en esta aventura de la comunicación no han dejado de animarme cada día a seguir adelante.

Hablaremos de las colaboraciones que he desarrollado durante este año y las que seguimos desarrollando, con  Congreso Redes, Manuel P. Mac-Mahon, Sonia Alonso, los nuevos clientes, y un largo etcétera.

Durante los últimos días he llegado a un acuerdo de colaboración, a nivel de contenidos con los chicos del Grupo Control, editores de la revista Interactiva. Por tanto, como verás en la cabecera del blog, podrás acceder a los contenidos de las revistas referentes de marketing y publicidad en España desde este blog, para estar bien informado sobre lo que se cuece en el mundo del marketing y la publicidad.

Cualquier sugerencia que tengas, querido lector, será bien recibida.