eatsandtwitts

Twitter: cinco años

Hace unos dias los “gorgojos” del pájaro mas conocido de la red cumplían cinco años. Aquello que comenzó como una forma de comunicacion entre amigos, muy en la onda de los comienzos de Facebook, se ha convertido, a día de hoy, en un fenómeno que traspasa incluso las barreras idiomáticas.

En mi caso particular, por circunstancias profesionales, desembarque en la familia tuitera a finales de 2007; he visto muchos cambios, siendo el mas relevante el de la llegada de la publicidad a través de patrocinio de términos, la proliferación de los trending topics o términos mas populares y el aterrizaje de muchísimas empresas, que han descubierto con twitter una forma de estar en las conversaciones de los consumidores, de sus fans, de sus referidos, para en definitiva conocer sus gustos, sus pensamientos sobre tal o cual marca y poder así, llegado el momento, enterarse de lo que se dice de ellas en esta potente herramienta.

Pero twitter es mucho mas que todo esto. El crecimiento tan brutal que ha experimentado en los últimos dos años ha traído muchos cambios en el ecosistema de los contenidos y en la forma de transmitirlos.

Si hasta hace no mucho las empresas comenzaban a utilizar Facebook para comunicar con sus consumidores, ahora se han percatado de la importancia de dar un giro hacia la integración de las herramientas, y a tratar de llegar a cualquier sitio, sea en una plataforma o en otra.

Twitter es utilizado diariamente para recabar todo tipo de información; muchos usuarios solo escriben, retuitean o mencionan desde la herramienta del pajarito azul y enlazan esos contenidos de forma automática con sus principales redes sociales, llamase Facebook o Tuenti.

Otra gran cantidad de usuarios se informan de lo que ocurre en el panorama mundial a través de twitter leyendo noticias de cualquier lugar del mundo desde su Time Line, en muchas ocasiones en tiempo real, como ocurrió hace unas semanas con el terremoto de Japón o hace un año en Chile. Esos mismos usuarios son los que siguen cualquier evento, deportivo o social desde la pantalla de su ordenador o de su teléfono inteligente.

Con la proliferación de las herramientas de geolocalizacion y con la llegada de terminales inteligentes o smartphones como el iPhone, BlackBerry o aquellos que desarrollan el código abierto como Android, nos encontramos con un panorama que nada tiene que ver con el de hace cinco años, en los comienzos de Twitter.

Sin embargo, como siempre, hay que preguntarse, a nivel personal o a nivel profesional, si es interesante utilizar twitter, si seremos capaces de mantenerlo, de escribir contenidos, de contestar a nuestros seguidores y de llegar a una interacción con el consumidor que consiga llevar a nuestra marca hasta las metas que ansiamos.

Todos los dias se acercan a mi TL personas que quieren o que tratan de seguir lo que escribo en mi timeline, me parece una idea genial, pero hay que tratar de interactuar y seguir a quienes aporten intereses en tus conversaciones. Es algo que explico con detenimiento a esas empresas que quieren conseguir objetivos, en muchos casos cuantificables económicamente.

Es importante si utilizamos twitter tener seguidores, personas a las que interese lo que decimos, si no, es una perdida de tiempo. Tampoco es algo que vaya a subir como la espuma, requiere su tiempo. Sobretodo para las marcas pequeñas, las poco conocidas, que sin embargo son las que, en momentos de crisis como el actual, deben lograr una interacción mayor con el usuario, para conseguir sus objetivos, sean de branding sean de ventas o sean para mejorar su reputación de marca o arreglar algún desaguisado.

Y un fenómeno que ha llamado poderosamente mi atención, ha sido la llegada casi en tromba de muy buenos periodistas a los TL de mucha gente en twitter. Cuando hasta hace muy poco, algunos de ellos veían a twitter como una poderosa herramienta que les podía quitar su puesto de comentaristas de la actualidad y muchos pensaban, que si esto no cambiaba podía ser el fin del periodismo tradicional, muchos de ellos han sabido acomodarse a los nuevos tiempo. Hoy muchos de ellos están mucho mas cerca del lector, aspecto que ha contribuido a generar una confianza diferente en los medios de comunicación: periodista como @melchormiralles, Juan Ramon Lucas o Pedro J. Ramirez, que hasta hace poco era poco menos que inaccesibles, hoy puedes mantener una conversación con ellos gracias a twitter.

Pero, en este caso, siempre hay peros, algunos de esos periodistas se han rodeado de equipos de personas que son los generan, moderan y comentan contenidos en los TL de sus seguidores: no me parece mal, en ocasiones es necesario, pero twitter debería ser una herramienta mucho mas personal, los gorgojos los lanzan un pájaro, cada uno lanza el suyo, se pueden unir, como ocurre en las bandadas, para gritar todos juntos, como ha ocurrido en las recientes revueltas de países árabes, pero cada persona expresa su opinión personalmente. Barack Obama tiene sus gestores de su perfil digital y me parece razonable, porque entre otras cosas hablan con todo el que se acerca a su TL, pero algunos periodistas, con twitter han pensado que podían actuar como en las Cartas el director, donde en muchos casos es un grupo de asesores quienes contestan y escriben. No es que me parezca mal, sinceramente es que no lo comparto.

He puesto antes el ejemplo de Melchor Miralles, os aconsejo entrar en su perfil de twitter y leer su blog: a mi ese es el periodismo que me gusta, el del señor que investiga, que busca la noticia, que se preocupa de estar en los medios, de hacer colaboraciones, en definitiva, dar información y reflexión de lo que pasa en el mundo. Él utiliza twitter, y se de buena tinta que lo gestiona él; otros, recién llegados, creando grupos de personas, de tres a cinco, han montado un perfil en twitter que, en muchas ocasiones, sabes que no gestionan ellos mismos en exclusividad: tendrán mucho trabajo, puede ser, pero estar cerca del consumidor es una de las ideas de twitter.

La interacción qué ha conseguido twitter en la televisión ha sido brutal, consiguiendo que determinados términos, en tiempo real, fuesen los mas buscados en la red, como paso, hace unos días, con el inesperado final del concurso musical Operación Triunfo, que con el hashtag #otlive consiguió llegar a unas cuotas de penetración de marca inimaginables hace unos años.

Las marcas son conscientes de que esto no es una moda pasajera, y que si pierden este tren, pueden tener difícil reengancharse. Lo que pasa es que hay que hacer las cosas bien. Poner a un becario que no sabe de nada en un puesto así, venderle una moto al cliente o prometer el oro y el moro, esta llevando a muchas marcas, a caminar con pies de plomo, y mas con la que esta cayendo a nivel económico.

Dónde llegaremos? No es predecible, yo al menos trato de ser cauto, y explicar a los clientes, que hay que trabajar muy duro, ser muy constantes, escuchar al consumidor y entenderle.

A nivel de uso por parte del usuario, el abanico de ventajas que ya ofrece twitter, ha logrado posicionar a la herramienta del gorgojo, como una de las preferidas para informarse, para saber que dicen sus marcas, sus amigos, sus conocidos referentes de tal o cual sector, en definitiva para tener información de primera mano, reflexión profesional y cercanía de unos con otros a golpe de click.

A nivel de la profesión de marketing, con la creación de determinados eventos, como #eatsandtwitts con twitter como telón de fondo, hemos conseguido desvirtualizarnos y ponernos caras cada ciertos meses, para compartir conocimientos, ideas, experiencias, que hacen mas fácil la comunicación.

Oí hace poco, esta semana en concreto, que facebook y twitter tienen los dias contados, que esa furia de uso esta decreciendo, no lo se, pero los datos son demoledores de todo lo contrario: 500 millones de usuarios en FB y 200 en twitter, no son datos que hagan pensar en esa dirección, mas si cabe cuando este crecimiento tan bestial se produce desde hace unos meses.

Ya veremos…

Y tú, querido lector, que experiencia tienes con twitter?

Si te ha gustado este artículo haz click en el botón de twitter y envía lo a tus amigos. Muchas gracias por tu colaboración.

Twitter tres años después…

Gracias a los chicos de TwopCharts esta mañana me he enterado que estoy en twitter desde hace tres años, nada más y nada menos. Y por eso he pensado en escribir esta entrada para hacer un poco de historia sobre una de las herramientas de microblogging más importantes que existe, hoy por hoy, en el ecosistema de comunicación digital: TWITTER

A finales de noviembre de 2007, unos meses después de empezar a trabajar, como responsable de publicidad de la revista Interactiva Digital, tuve la oportunidad de asistir a una charla, sobre los parabienes del futuro sistema operativo que desarrollaba Google, llamado Android, y que tres años después ha visto la luz, para hacerle competencia, no sólo a Apple, sino a Nokia y RIM. En aquella animada charla, en la ETSIT del campus universitario de la Complutense, tuve la oportunidad de conocer a una persona, que aunque había oído hablar de él, bastante bien sea dicho de paso, que me ha ayudado a entender el cómo, el por qué, y el para qué de twitter, él se llama Enrique Dans. No es este el post para hacer publicidad de qué hace o no Enrique, pero por entonces, al crear mi cuenta en twitter, a la primera persona que comencé a seguir fue a Quique Dans.

Curiosamente, rebuscando y preguntando en twitter esta mañana de lunes, Francisco Mesa me recomendaba el blog de twitter, sobre el número de usuarios en twitter, he encontrado un dato curioso: en marzo de 2007, Enrique Dans tenía 108 seguidores, Eduardo Arcos 308; doce meses después los números llegaban hasta los 1.491 y los 1519, respectivamente; hoy, tres años después, Enrique anda por los 119.103 seguidores y Eduardo por los 92.843.

En mi TL (Time Line) entonces, en 2007, personas que siguiesen mi conversación había pocos, creo recordar que a final de ese año andaban por los 10, a quienes les agradezco seguir lo poco que yo pudiese aportar al ecosistema digital. Hoy, tres años después, esos seguidores han subido hasta 1.182. A todos y cada uno de ellos les estoy agradecido por leerme, seguirme o simplemente estar ahí.

Sin embargo, ¿qué ha pasado en twitter en los últimos tres años? Daría mucho para escribir esta pregunta, pero básicamente señalaré que el mundo ha cambiado tanto, que aunque se vaticinaba una crisis, nadie podía imaginarse que llegaría hasta dónde nos encontramos en este momento.

Twitter, que en 2007, tenía pocos usuarios, en septiembre de 2008 se aupaba hasta los 3 millones de usuarios, como podíamos leer en el blog de Bitelia, y en 2009, Roberto Cerrada señalaba en su blog que el número de usuarios únicos de twitter llegaba hasta los 20 millones; y en 2010 llegamos a la mágica cifra de 100 millones de usuarios en twitter. Por tanto el crecimiento en cuanto a usuarios está ahí, aunque lo realmente espectacular es el número de twitts que se escriben al día, que rondan los 65 millones.

Si en 2007, en twitter sólo estábamos unos cuantos locos, unos cuantos frikis como gustaba llamarnos a quienes teníamos cierta debilidad por la tecnología, la información online y la necesidad de crear un mundo más accesible, que podría conseguirse con una utilización de Internet, más cercana al usuario de la calle, hoy, en 2010, cada vez más personas utilizan twitter, para, como le decía esta mañana a Antxón de San Sebastián, poder estar informado en unos minutos, sin necesidad de ir al kiosko  a comprar la prensa escrita. En mi caso, como en el de muchos, las noticias las sigo en twitter, porque entre otras cosas el periodismo tradicional tergiversa, en muchas ocasiones la información, como ocurrió, por ejemplo, hace unos días con el plante de los controladores. En twitter, ante tamaña situación, estábamos informados sobre lo que realmente ocurría.

Hoy, tres años después, además de tener muchos usuarios más, en el ecosistema del microblogging de twitter, con sus 140 caracteres en contra de lo que muchos pensaban en 2007, han ido entrando muchas marcas, que se han unido a la conversación de los usuarios, para precisamente hacer un ejercicio de escucha del consumidor, al que tenía muy, pero que muy abandonado. El consumidor era eso, un consumidor de productos. Hoy, gracias a la redes sociales, los consumidores tenemos voz y voto, y no sólo opinamos sobre tal o cual campaña, sino que nos hemos convertido en referenciadores y prescriptores de muchas marcas. Las marcas, en ese sentido, unas más que otras, se han dado cuenta, y cada vez es mayor el número de marcas, que entre sus filas, de forma interna o externa, tienen una persona que escucha, modera y aporta contenido de valor, para el usuario, en el ecosistema digital, utilizando, por ejemplo twitter, como un vehículo de comunicación, escuchando y aportando soluciones al consumidor.

Twitter, además, es utilizado por muchas personas para establecer nuevos contactos profesionales, nuevas amistades, como una forma de entretenimiento para conocer sobre tal o cual película, obra de teatro, ropa o automóvil, que estamos interesados en comprar. La aparición de términos de búsqueda, llamados “hashtags” y simbolizados por el signo “#”, han significad un cambio bestial, por ejemplo, a la hora de hablar de una marca, de disfrutar de un evento deportivo como el último mundial con 2.000 tweets por segundo, de seguir un evento tecnológico como Ficod, en el que hubo 25.000 tweets en tres días, o simplemente, seguir una conversación sobre tal o cual tema de interés.

Twitter ha supuesto tal cambio en la forma de comunicar, que muchos periodistas, que antaño, renegaban de todo lo que olía a Internet, pues les sonaba a pérdida de derechos adquiridos, hoy han descubierto el valor, que aporta esta herramienta de microblogging, repito con 140 caracteres, a las noticias, a sus conversaciones con los lectores, en definitiva, y, al igual que ocurre, por ejemplo con Facebook o Linkedin, a darse cuenta, que el importante, hoy, ya no es la marca o lo que dice la marca, sino el usuario.

Por tanto, el creciente uso de twitter, lejos de parecer un espejismo, viene a confirmar que el ecosistema creado a raíz de la aparición de las tarifas planas de internet, junto al creciente uso de las misma en smartphones, tiene visos, no sólo de mantenerse en el tiempo, sino de alcanzar cotas inimaginables por aquellos locos, que hace tres años comenzábamos a utilizar twitter y las redes sociales para hacer contactos profesionales, para recuperar amistades o para seguir un hecho histórico, a través de los Trending Topics, mediante diferentes aplicaciones o widgets.

Aquellos que empezábamos a utilizar twitter en 2007 lo hacíamos a través del servicio web del portal de microblogging, que sin embargo hoy tiene una interfaz, no sólo adecuada a los nuevos tiempos, que puedes personalizar como bien quieras. Hoy, llegando al final de 2010, podemos utilizar diferentes clientes para acceder a twitter, tanto a nivel de aplicaciones desktop como aquellas adaptadas o desarrolladas en formato móvil, como TweetDeck, Twettie, Twitter for iPhone, HootSuiteTweetMeme, entre otras muchas, sin olvidarnos de aquellas aplicaciones que permiten acortar las largas url´s de nuestros enlaces, o subir nuestros momentos fotográficos o de video a nuestro timeline.

Si Facebook ha supuesto un cambio para los usuarios de Internet, con sus cerca de 500 millones de usuarios, Twitter promete convertirse en modelo de comunicación en el momento, entre diferentes usuarios, y entre éstos y las marcas que, cada día con mayor profusión, utilizan los medios digitales para comunicar con sus consumidores.

Finalmente, y como twitter y las redes sociales puedes provocar cierta virtualización de todo lo que se dice o hace en la red, algunos locos de esto, como Antonio Domingo, Raul Albiol o Ismael Teijón con eventos como Eats&Twitts o Futbol And Tweets, ejemplo de desvirtualización, en los que hemos podido ponernos cara, muchos de los que usamos las redes sociales para trabajar, y que no tenemos mucho tiempo para poner cara a tal o cual persona.

¿Utilizas twitter? ¿Qué ha supuesto twitter en tu vida?

Muchas gracias por todo lo aprendido en estos tres años.

Emprender en tiempo difíciles

Corren tiempo difíciles, pero no sólo a nivel de nuestro pais; en muchos lugares la crisis está haciendo mella en grandes y pequeñas empresas. Algunas voces, cada vez más, hablan que no es momento de emprender, sino de arrimar el hombro para salvar un sistema económico en decadencia.

Cuando a nivel estatal se nos habla de arrimar el hombro, de una subida del IVA al 18%, de una serie de medidas impopulares para mantener un sistema de prestaciones sociales, que no tienen ni pies ni cabeza a lo largo y ancho de nuestro continente, el Ayuntamiento de la ciudad más endeuda de España, Madrid, convoca ayer y hoy (26-27 de mayo) un evento, en la madrileña plaza de Colón, para emprendedores, enfocado a la creación de nuevas empresas, en los más diversos sectores de la economía.

En un antiguo subterráneao, que antaño cruzaba debajo del Paseo de la Castellana, se ha celebrado, a estas horas continúa, el I Congreso Nacional de Emprendedores, conocido encuentro de emprendedores, que se celebra desde hace algún tiempo, en diversas ciudades de España, de la mano de Angel María Herrera, Lucas Cervera y Javier Martín.

Y, precisamente, cuando con las medidas gubernamentales no se atiende a los empresarios, sino todo lo contrario, descubres que hay mucha gente, muchas personas, que estamos embarcados en la tarea de sacarnos adelante las castañas del fuego, muchos que están pensando en un nuevo negocio, en una nueva oportunidad de negocio, en definitiva, desarrollar un negocio del tipo que sea.

Los primeros que ganamos con esta actitud somos los propios emprendedores, aunque dificultades no nos faltarán: debemos estudiar las posibilidades de nuestra idea, diseñar un plan de negocio, constituir una sociedad, buscar financiación, encontrar un business angel, y echar a andar.

Señalaba Antonio Saez, fundador de Ya.com, hoy en Interdominios, que a la hora de crear tu empresa debe haber un par de factores importantes en la misma, como son la emoción y la lealtad, a tus socios, a tus empleados, en definitiva, a tu gente. Si no existe un alto grado de emocionabilidad, y sobretodo una lealtad a prueba de bombas, es mejor, dedicarse a otra cosa.

Como sabréis, a principio de 2010, comencé una nueva andadura profesional, fundando MB Comunicación 2.0, donde desarrollo estrategias de comunicación digital. Los comienzos, como en toda nueva creación, no voy a decir que han sido excelentes. Más de un día, he tenido ganas de arrojar la toalla, no es fácil crear tu propia empresa, más si cabe cuando hay gente tratando de ponerte la zancadilla a cada paso que das. Sin embargo, los ánimos, las ganas de hacer algo diferente, y las palabras, de muchos de los emprendedores, que hoy he encontrado en Iniciador, como Bere Casillas con su slogan “Siente la elegancia desde dentro“, Carlos Bravo de Coguan y otros tantos, sirven cada día para mirar hacia adelante, y, como me decía Carlos Barrabes está mañana, a “no darle tantas vueltas a las cosas, porque sino no las haríamos”, pues la verdad a Deportes Barrabes, con esa filosofía, francamente, no le va nada mal.

Eventos, como el de hoy, junto a otros como Eatsandtwitts, FirstTuesday, EmprendeNetwork, deben facilitarnos a quienes empredemos, eso, oportunidades de crecer, de encontrar soluciones a nuestros problemillas diarios y, sobretodo, a hacer causa común, frente a tantas barrabasadas que cometen los gobernantes, e incluso grandes multinacionales, contra todo aquello que huele a pequeño empresario.

A estas alturas, y por mucho que les pese a nuestros gobernantes, quienes, finalmente sacarán esto adelante son los empresarios, a quienes nos deberían tratar con un poco más de atención, y no pensar en mantener un sistema económico obsoleto.

regular para unos pocos no es democrático

Llevaba varios días queriendo escribir un post sobre algunos temas interesantes, para el negocio de quienes trabajamos de una forma u otra en Internet, sin embargo, el panorama que vivimos los internautas se ha visto sacudido en las últimas horas por dos noticias, una que va a crear ciertas dosis de inseguridad jurídica en nuestro pais, y, otra, que afecta o mejor dicho nos afecta, en lo personal, por la enfermedad de alguien cercano.

El Gobierno de España, por mano del mandamás de turno, ora Zapatero, se saca de la manga una modificación de las leyes que tratan de regular el mundo digital: desde ahora cuando alguna página no le guste al Gobierno, a la SGAE, o a cualquiera de sus secuaces, podrán cerrarla con una discreccionalidad que camina en el filo de la legalidad. Las leyes, al menos hasta ahora, se dictan para una generalidad: ¿no es ese el espíritu de la ley en España?

Parece ser que no, que aquí para defender a unos y a otros se pueden dictar leyes restrictivas de los derechos fundamentales de otros. El Gobierno con estas medidas pretende amparar bajo su paraguas a todo aquel, que sea criticado por otro, en el uso de la libertad de expresión.

En todos los paises civilizados y democráticos los gobernantes dictan leyes para el pueblo, no para satisfacer las necesidades de unos pocos, como el caso que nos ocupa con la SGAE; ocurre igual con otros colectivos que dicen sentirse discriminados por la mayoría, a los que el gobierno actual de España ha tratado de proteger otorgándoles una normativa que regule sus “supuestos derechos”.

Los internautas, quienes descargamos contenidos, quienes criticamos a personajes como Bautista o como Ramoncín, resulta que ahora vamos a ser tratados como terroristas digitales. Nosotros, la gran mayoría, no somos dignos de las leyes de un gobierno, que sólo dicta leyes para unos pocos. Este Gobierno se deslegitima dictando normas de esta calaña, como señala Enrique Dans hoy en su blog:

Este no es mi gobierno. Esto no es una democracia. Si este país tuviese lo que hay que tener, el sinvergüenza que ha permitido la aparición misteriosa de este “quinto punto”, que ha llevado a cabo este atropello a la democracia, tendría que estar dimitiendo mañana mismo. Esto es equiparable a un auténtico golpe de estado digital, es uno de los episodios más impresentables y alucinantes que hemos podido ver como nación supuestamente en democracia: las leyes no las tramitan los ministros ni el Parlamento, las tramitan los talibanes de los derechos de autor, y hacen con ellas lo que les da la gana sin encomendarse a dios ni al diablo. Se publican, y a correr: lo que opinen los ciudadanos, da exactamente igual.

Cuando pensaba en esta entrada recibo vía twitter la noticia de la enfermedad de Emilio Márquez: muchos le conoceréis, otros muchos no, y, a muchos os caerá bien o mal, es la grandeza del ser humano, tener amigos o conocidos, qué te caeran bien o mal o regular, pero que en un momento de necesidad siempre tienen una palabra de ánimo.

La última vez que vi a Emilio fue el Eats&Twitts, que Antonio Domingo organizo en el Palacio de Hielo de Madrid: estuve hablando con Emilio sobre sus nuevos proyectos, y ya entonces noté que en su rostro algo no iba bien. Pensaba que era algo temporal.

No ha sido así, hoy Emilio en su blog escribe sobre el linfoma que padece. Hasta el día que hablé personalmente con él, nos conociamos por twitter y por leer su blog. Desde aquel día he leido con mayor detenimiento su blog y su twitter, y quiero, expresarle, igual que he hecho hoy en su blog, todo mi apoyo ante esta enfermedad.

Son tiempo complicados Emilio, pero como te decía hoy al mediodía, tu enfermedad es, quizás, un toque de atención, para tí que la sufres, y para quienes te conocemos.

Todo mi cariño para ti, y, cualquier cosa que necesites, me tienes a un golpe de click…. 🙂 🙂 🙂