doofinder

OME 2012

La semana pasada, como muchos sabréis, se celebró en Madrid el evento, quizás más importante en España, de marketing digital, el OMExpo junto a ExpoeCommerce. Por tercer año, la feria más importante del sector de la publicidad y el marketing digital, se celebraba en Ifema, disponiendo un único pabellón para todo el evento.

El OME de este año, bajo mi punto de vista, ha tenido varias caras, y me explico:

1. Echo mucho de menos, cada vez con mayor frecuencia, eventos de marketing online, en los que el protagonismo sea compartido por los ponentes, sean o no de renombre, y diferentes clientes o empresas que expongan su estrategia online. En este punto, creo que hay eventos, que lo hacen cada vez mejor, como Congreso Redes, que aunque sólo tengo un año de vida, compagina la presencia de expertos en redes sociales con casos de éxito, o no, de empresas que utilizan estrategias de marketing online para su comunicación, sus ventas, sus relaciones con el cliente o sus procesos de recursos humanos. Los ponentes en esta edición han sido de lo mejorcito que se puede escuchar hoy en día, pero sólo había unas pocas marcas presentes en el mismo.

2. En esta edición me ha gustado escuchar a expertos de la talla de Gaby Castellanos, con su charla, interactiva y participativa, sobre la realidad más actual del Social Media Marketing, en el que las diferentes marcas deben tener muy presente, que todo aquello que no compartan con el cliente, y el no fijarse en las emociones, las relaciones y los sentimientos de sus clientes acabará por matar el social media marketing de esa compañía. Una charla en la que con determinados ejemplos, Gaby consiguió lo que pocos consiguen, atención y participación de la audiencia.

Asistí a la charla de Manuel Jurado sobre determinados aspectos del SEO, y me pareció otra forma diferente de hablar a la audiencia, de explicar las cosas que pasan en relación con el marketing en buscadores, de una forma amena, por alguien que lleva unos cuantos años dedicado a este tema, ahora BigmouthMedia.

En el evento por excelencia de marketing online, no podía faltar una mención especial para Antonio Gimeno y los chicos de Hoyreka, quienes, cada vez que hablamos, me convencen más sobre la importancia de los contenidos y las grandes posibilidades de colaboración. Poder saludar a Javier Piedrahita de MarketingDirecto, a Ismael ElQudsi de Internet República, quien en esta ocasión no era ponente, forma parte del devenir del OMExpo. Y por supuesto, no me puedo olvidar de la iniciativa que han tenido los socios de la agencia Ontwice, junto a profesionales de algunos medios, como Quique Infante, de organizar The Valley, como una nueva iniciativa encaminada a la formación de los profesionales del marketing digital, y con quienes posiblemente llegue a alguna forma de colaboración, sobre todo en lo relacionado con la generación de contenidos.

Saludar al director de Interactiva, Jesús García-Risco, y mantener algunas reuniones, en especial con los creadores del buscador web, doofinder, terminaron de perfilar mi asistencia a OME.

3. La cara, quizás más amarga del OME, no tiene nada que ver con la organización del evento directamente, ha sido la imposibilidad de comunicación por intente dentro del pabellón en el que se celebraba OME. Es una vieja batalla de IFEMA, que sinceramente, debería acabar de una vez por todas. En un evento de marketing digital, en el que la presencia de profesionales que utilizamos herramientas como smartphones, portátiles con internet, no podemos estar sujetos a las gracias de una empresa com kubiwireless y su acuerdo con Ifema, por el cual si quieres wifi, debes pagar al día cerca de 25€, con el agravante, que no se hasta que punto roza la ilegalidad, que muchos de los asistente no pudimos conectar a internet con nuestra tarifas planas de datos, por la saturación de comunicaciones simultáneas: pero por lo visto y escuchado a las operadores de telefonía móvil, Ifema no les permite colocar antenas como las que se colocan en grandes acontecimientos deportivos, simplemente porque hay un canon o llamase como se quiera, por el que debes pagar si quieres internet de calidad a la empresa de turno que trabaja con Ifema, que es la misma que trabaja en varios aeropuertos españoles.

El OME o cualquier evento que se celebra en Ifema, en el que la asistencia de público especializado, como fue el de la semana pasada, no puede permitirse estos lujos. En mi caso, el primer día, mi recién estrenado iPhone4S gasto la batería en tres ocasiones en pocas horas, tratando de encontrar comunicación con las diferentes aplicaciones que utilizo para comunicarme en la red. El segundo día decidí apagar el iPhone en vista del éxito del día anterior.

Efectivamente, el sector del marketing y publicidad online, goza de buena salud, y es uno de los motores que está consiguiendo que las empresas entienda que el nuevo ecosistema económico y de comunicación con sus clientes ha cambiado, aunque queda mucho camino. Ecosistema en el que las marcas deben ser cada vez más conscientes sobre la importancia de hacerse amigos de los consumidores, que estos hablen de las marcas, que se emocione al hablar de tal o cual marca, y que las empresas que nos dedicamos a esta bonita tarea seamos entendidos como amigos de las marcas. Un claro ejemplo, que a muchos no gustará, es el caso de Apple, que ha sabido entender que necesita su consumidor potencial; a diferencia de empresas, como Loewe, que equivocan su estrategia de comunicación a la hacer campañas como la última, que aboga por la modernidad.