cine

por la defensa de los ciudadanos

En estos tiempos que corren, en muchos momentos del día, me siento desprotegido de toda acción del gobierno de este país: España. Unas veces porque los que gobiernan favorecen a unos ciudadanos frente a otros, como si los que vivimos, trabajamos y pagamos impuestos en Madrid fuésemos o estuviésemos hechos de otra pasta.

En otras ocasiones, el Gobierno con sus leyes absurdas, premia a determinados colectivos con leyes partidistas, oportunistas y de mal gusto, frente a quienes trabajamos emprendiendo, frente a quienes abogamos por la familia, frente a quienes defendemos la libertad de enseñanza o frente a quienes generan contenidos de calidad en el mundo del cine, de la música o la cultura, sin estar, por ello, sujetos a una siglas, del color que sean.

Anoche, me habría gustado asistir a la concentración que hubo en las puertas del Teatro Real de Madrid, en el que se celebraba la esperpéntica ceremonia de entrega de los Goya, que supuestamente premia aquellas películas y documentales aplaudidos por cada uno de los espectadores que acudimos cada semana a ver las historias, que fabrican directores, productores, guionistas, maquilladores, actores y un sinfín de personas, para ocupar nuestro tiempo de ocio.

Desde hace muchos años, no se si 25 he seguido esta ceremonia, pero últimamente, desde hace tres o cuatro años, me han parecido una pantomima, una representación burda a favor de unos pocos, defensora de intereses políticos e intereses de unos pocos, por quienes no puedo sentirme representado.

En esa manifestación ciudadana, maticemos los de manifestación, porque no nos autorizaron a manifestarnos, ya se sabe quien aprueba las manifestaciones en Madrid, la delegada del Gobierno, fiel servidora de las consignas de Zapatero y González-Sinde, ni estábamos 5 o 6, como seguro señalarán algunos medios, ni estábamos sólo los internautas. Detrás de cada una de las caretas de Anonymus, estamos muchos ciudadanos, muchos internautas, que abogamos por una oferta de contenidos real, sin cortapisas, sin manipulaciones y sin leyes-trampa, como al Ley Sinde, que más que defender a los autores de contenidos, lo que tratará de hacer es machacar a todo aquel que haga enlaces, en blogs, en Google o en las redes sociales, por el mero hecho de hacer una reseña de los mismos.

La ley Sinde no defiende a los creadores de contenidos; es una ley más propia de sistemas políticos más parecidos al totalitarismo, más parecido a regímenes del estilo de la Venezuela de Chaves, la Bolivia de Evo Morales o la Cuba de Castro. La ministra González-Sinde siguiendo las consignas del lobby americano trata de colarnos, en una disposición metida con calzador en una Ley, la supuesta defensa de los autores de contenidos.

Y no, no es así. Esa disposición pretende defender a unos pocos, pero en ningún caso los derechos de los consumidores, quienes finalmente son los que pagan el cine, mejor dicho, los que ya no pisarán un cine, un teatro o comprarán discos de “artistas”, que como Alejandro Sanz, se permiten el lujo de decir que los internautas le robamos de lo que come, después de ver la pedazo de mansión que tiene el artista.

Anoche no pude asistir a la concentración de Anonymus, pero me sentí representado por todos los que allí estuvisteis, pasando frío y mojando vuestras cabezas, en el convencimiento de la defensa de los consumidores, en definitiva defendiendo a los ciudadanos, de bien, que en este país no nos sentimos arropados por alguien que no hace leyes para la ciudadanía, sino para unos pocos, y para salvar el culo.

Tampoco vi la ceremonia de entrega de los Goya, pero no era problema, porque hoy, gracias a Gabriel Molino he disfrutado del discurso de Alex de la Iglesia, un director del que algunas películas me gustan y otra no, pero que al menos, sea el Presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias cinematográficas de España, enlace que por cierto sigue caído a estas horas,  o sea porque es un ciudadano más, ha sido de los pocos que ha levantado la voz, para defender, a quien realmente hay que defender, porque no lo olvidemos, como decía en su discurso,

si no defendemos a aquellos que viene a ver nuestras películas, finalmente, la industria del cine pasará a mejor vida

Decía Alex, que estamos en un momento en el que sin público no son nadie, y que la crisis, las acción ha provocado el cambio de las reglas del juego: Internet es el presente, forma parte de nuestras vidas.

Los internautas somos ciudadanos que defendemos un modelo de consumo diferente, que visionamos películas en la pantalla de nuestro ordenador porque la industria del cine no nos concede una oferta de contenidos en condiciones.

La entrada de una ministra de Cultura, en la gala de entrega de los Goya, abucheada como lo fue ayer, González-Sinde, no tiene precedentes, pero es a lo que deben ir acostumbrándose. Los ciudadanos no tenemos miedo, no nos van a callar, ni los que gobierna ni los que vendrán.

Y, como bien señala, Enrique Dans, al terminar su post de hoy, una clase política que no defiende a los ciudadanos, no merece ningún respeto por parte de estos, y el mejor modo de demostrarlo es en las urnas, en los próximos comicios, locales o nacionales. A mi, ya no me vale el dicho “es que no hay otro”, en clara referencia a votar al PP.

Lo siento, y tengo amigos en ese partido político, porque la hipocresía que han demostrado al apoyar este disposición trampa escondida en la LES, sinceramente apoya las tesis del gobierno, las tesis de las Sociedades de Gestión de contenidos y los dictados del gobierno americano, y no significa, otra cosa que una bajada de pantalones en toda regla.

Se que este post, me creará ciertas enemistades, no me importa, estoy cansado, como muchos otros, de los ataques a la ciudadanía con leyes que no van a ningún sitio, y que sólo persiguen salvar el culo de unos pocos, no de todos aquellos que les votamos.

Los ciudadanos de este país, dispongamos o no de Internet, no nos vamos a callar, y seguiremos en nuestra cruzada por lograr algo mejor para nuestros hijos.

y para tí, ¿qué es lo más?

Hace un par de semanas tuve el privilegio de comer con Ibon San Martín, a quien es posible qué algunos conozcáis, pues ha trabajado en algunas de las mejores agencias de publicidad de este pais, como por ejemplo Arroba. Mientras comíamos en su casa, por cierto era el día de su cumpleaños, hablamos de diferentes negocios, de nuestras idas y venidas por el rugby y el futbol americano, de comidas, a los dos nos emociona hablar alrededor de los fogones de una cocina, pero sobretodo de algo, que muchas veces nos preguntamos en nuestras conversaciones cotidianas: ¿qué es lo mejor para tí, en tal o cual área de la vida?

Por eso, y al hilo de esa conversación, escribo hoy esta simpática entrada, con el ánimo de recibir vuestras sensaciones y vuestras respuestas, más cotidianas, al haceros las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál es para tí la mejor ciudad del mundo, pero de las que has visitado?

Pues, y aunque parezca una contradicción, aunque he nacido en Madrid, y siempre he vivido aquí, y conociendo, por ejemplo todas las capitales de provincia de España, además de media europa, y alguna ciudad del continente americano, tengo dos ciudades por excelencia en mi discurso habitual sobre la mejor ciudad del mundo.

Palacios Nazaríes

Una es Granada, la tierra de los califas, la tierra de toda mi familia paterna. Granada cuenta con una de la Maravillas del Mundo, la Alhambra y el Generalife, pero su gente, sus tapas, su cocina, su amabilidad con el turista, sus cármenes, las cuevas del Sacromonte, el barrio del Albayzin la hacen una ciudad de ensueño. Y, si a todo esto, le unimos que tiene la estación de esquí más meridional de Europa, con 107 kilómetros de pistas balizadas, a 27 km de la capital granadina, y la playa a media hora en coche, por una renovada autopista, la convierten en una ciudad, que ha sido capaz de albergar un Campeonato del Mundo de Esquí, así como diferentes eventos culturales. Pocas ciudades, a lo largo y ancho del planeta, pueden presumir de tanta variedad cultural, tanta variedad turística y tanta variedad racial.

La otra ciudad, es una de las más antigüas de Europa, y hoy es referente por la próxima celebración de los JJOO, pero por encima de todo, porque es una de las ciudades que se ha acomodado a la nueva dimensión digital que está tomando el mundo: no es otra que Londrés. He estado, por primera vez, a mediados del pasado septiembre, y, si ya antes era de mis favoritas, ha quedado confirmada como la segunda, en el escalafón de ciudades del mundo. London lo tiene todo, pero sobretodo, eso que a mucha gente le repatea, el que hacen las cosas diferentes al resto de Europa, conducen por la izquierda, el volante está a la derecha, cuando cruzas la calle debes mirar al lado contrario, a nivel digital, nos dan mil vueltas, y Regent´s Street, es una de las más famosas calles comerciales del mundo, sin nada que envidiar a las de otras ciudades como New York, Madrid o París. A nivel cultural tiene algunas de los museos más importantes del mundo, y lo único que le cambiaría es que, según dicen algunos, llueve demasiado. Bueno no lo iba a tener todo.

desde el London eye

2. ¿Cuál es tu comida favorita? Aquí le hemos dado en la línea de flotación. Mi padre fue un cocinero excelente, una de esas personas, que quizás no debió dedicarse a la publicidad, sino a desarrollar sus conocimientos culinarios. Mi madre no es que cocine bien, es que disfruta con la cocina, tiene ese don especial, que, además, nos ha transmitido a sus hijos el saber hacer en la cocina, y a tener una inventiva fuera de lo común, con ideas innovadoras. Si he de escribir sobre una comida, no tendría espacio para escribir, habría que escribir un libro, pero he de decir que uno de los platos que ha hecho furor en mi vida, siempre han sido los Canelones de mi madre, y, como le decía a Ibon San Martín una buena carne de buey, de toro, regada por un buen Ribera del Duero, siempre es bien recibido por el paladar. Aquí os dejo una de mis últimas esquisiteces.

Solomillo a la mostaza con melón

los solomillos

3. ¿Cuál es tu película favorita? Abrimos un nuevo frente el día de la comida con Ibon, porque ambos, somos cinéfilo empedernidos, sin embargo, ciñéndonos a películas que hayamos visto en el cine, hay tres o cuatro títulos por encima de todo el cine que he visto, en mis cuarenta años, aunque por encima de todos ellos están Star Wars y El Señor de los Anillos. Stars Wars fue, si me apuráis, la primera película que vi en el cine, allá por el año 1977.

Star Wars a new hope, como fue bautizada en la saga, capítulo IV, es una de esas películas que alguna vez deberías ver, si te gusta el cine. A mitad de la década de los setenta hacer una superproducción, como ésta, debía ser una locura, que muy pocos podían permitirse, pero que entronizó a George Lucas, como uno de los mitos de la industria cinematográfica.

Star Wars

Y, por supuesto, que años después, la trilogía de El Señor de los Anillos, convirtió al cine una de las historías más maravillosas de la literatura contemporánea. El tiempo de rodaje, la cantidad de extras, el rodaje en condiciones extremas, la superproducción y los efectos especiales, junto a la forma de contar una historia narrada por Tolkien de una forma tan minuciosa, le convierten en uno de los mitos del cine, junto a obras maestras como El Golpe, la saga de El Padrino, y desde no hace mucho AVATAR, una super mega producción, que no me extrañaría, que en los Oscars arrasasé como una de las mejores películas que la industria ha hecho en toda su historia.

El Señor de los AnillosAvatar

4. A tu entender, ¿cuál es la agencia de publicidad, qué considerarías para una campaña 360?

Ésta es una de esas preguntas, que no todos podríamos responder, si no nos encontramos metidos en el negocio de la publicidad. Y, sin embargo, me atreveré a responderla. Dejando a un lado la agencia en la que trabajo en la actualidad, LAYERBIT, que, sinceramente, podemos considerarla una de las mejores, por el nivel de los desarrollos que hacen, y por tratarse de una agencia digital integral, que desarrolla estrategias integrales, lo que hoy muchos llamamos estrategias 360 grados, puedo concluir, que a nivel español, aunque ha tenido reocnocimientos internaciones de primer nivel, he de concluir, que para mi, la mejor agencia que reune todos esos condicionantes, a la hora de tratar de cerrar el círculo de la comunicación publicitaria, de la comunicación de marketing de una marca, es, sin lugar a dudas la catalana DOUBLE YOU, dirigida magistralmente por Daniel Solana.

Layerbit

Double You

Hasta aquí algunas de las preguntas, que nos haciamos hace algunos días Ibon y yo, comiendo una buena hamburguesa de carne de buey, regada con un excelente Ribera del Duero, aunque quedan muchas preguntas en el tintero, hay una que no me resisto a preguntaros, ¿qué es lo más que te ha ocurrido en la vida? mi respuesta, escueta, pero sencilla, conocer a mi mujer, casarme con ella, y estar esperando nuestro primer hijo, cuarta generación de Enrique Martínez.

Proximamente más, ¿cuáles son lo más para tí?

Calienta motores: gran torino

Posiblemente sea una de las pocas ocasiones en que escriba un post sobre una película, pero esta ocasión merece la ocasión, y no precisamente para hacer un resumen de la misma, sino para despertar en tí, lector de mi blog, las ganas por ver tan excepcional film.

72grantorino

Clint Eastwood hablaba, hace poco, sobre su no vuelta a protagonizar una película, aunque no dejará la dirección, y esta película, Gran Torino, que ha dirigido y protagonizado, sobre las ganas de vivir, sobre la importancia de hacer cosas por los demás, es seguramente, una de las mejores razones para despedirse de los escenarios cinematográficos.

Basada en la fortaleza del Ford Gran Torino de 1972, Clint Eastwood nos propone con este film un canto a las ganas de vivir. Simplemente me parece una obra maestra, como lo fue el montaje de semejante maquina por la factoría Ford.

Posiblemente con Gran Torino, Clint Eastwood, a sus casi 79 años, como actor ya ha llegado a la cima de su carrera, pues borda este papel, con su humor irónico, tan característico en otros filmes anteriores. Espero que como director haga algún film tan excelente como éste.

El simil entre un veterano de la guerra de Corea y el Ford Gran Torino de 1972, icono de la sociedad americana de aquellos años,  refleja a un gigante a quien le quedan muchos motores, que calentar; a diferencia de Starsky&Hutch que con su Gran Torino, jugaban un papel más policiaco y diferente del papel que Eastwood le concede a tan excelente automóvil.

Presto Presto

Esta mañana pronto me he despertado con este corto de Pixar, la factoria de Steve Jobs, a quién por cierto felicito, esperando que pronto esté de nuevo por la factoria Apple. Fue un corto de 2008. En dibujos animados uno de los mejores que he visto, merece la pena, entretenerse 5 minutos. Por trabajos de este calibre, y por las cosas que hace, y que ha hecho desde que fundó Apple, este año, en un momento importante de su vida, a Steve Jobs, debería concedersele el Premio Príncipe de Asturias.

tertulias culturales: cine

Hace catorce años mi buen amigo el doctor Poveda, psiquiatra de reconocido prestigio, junto a sus hermanos, comenzó a celebrar en la casa familiar de Collado Villalba (Madrid) una serie de encuentros, con personajes de reconocido prestigio en España: unas veces economistas, otras políticos, en ocasiones aventureros, y en otras gente del cine y de la cultura española. 051

Por esta casa, conocida como “La Poveda“, han pasado gentes como Rafael Termes, Federico Trillo, el sociólogo Amando de Miguel, el gran Jordi Tarres, y otros, muchos.

Ayer por la noche, asistimos un grupo de amigos, a la presentación del corto “Huellas”, dirigido por Liberto Rabal, nieto del gran Paco Rabal, en el que nos cuenta las vivencias de las enfermeras, cuando en el ejercicio de su profesión, se encuentran, con la dificil papeleta, de separar o no, los sentimientos delante de una persona que sufre. Es cierto que refleja con mucho realismo la situación de una enfermera, cuando ejerciendo su profesión, como una auténtica profesional, se enfrenta al mismo tiempo, con la difícil realidad de ver como sufren los pacientes, y como en ocasiones, ese sufrimiento hace sufrir también al médico, a la enfermera, al anestesista. En el posterior debate algunas enfermeras presentas, agradecieron a Liberto Rabal haber realizado este corto, por la realidad a la hora de retratar la, en ocasiones, difícil situación de las enfermeras, a la hora de ejercer una profesión tan bonita.

Posteriormente, Angel Blasco, Fundador y Director de la Escuelas de Artes Visuales de Madrid, y director entre otros films, de “El Viaje de Arian“, “Casaté conmigo, Maribel“, “Puerta del Tiempo“, nos mostró su último trabajo innacabado, como se encargó de remarcar en varias ocasiones, “Erick”.

En este excepcional corto, cuenta la historia de una niña que tiene un hermano tetrapléjico. Los valores que tiene este corto son de una categoría excepcional. No puedo contar mucho mas, porque está innacabado.

Angel Blasco y Liberto RabalEn el posterior turno de preguntas, en el que hubo cierto debate, se les preguntó a ambos, sobre el estado del cine, con respecto a nuestros hermanos europeos, siendo de gran interés las aportaciones de ambos, en el sentido de preconizar por un cine más global, no tanto, en terminos de cada pais, sino de promover un cine enfocado, a lo que en publicidad conocemos, como el 360. Hablaron de la integración en numerosas ocasiones. Importantes fueron las aportaciones, en torno a la importancia que deben tener los contenidos, los verdaderos protagonistas, del cine global. Se habló de la buena salud de que goza el cine español, en este momento, y de la importancia de mostrar a los espectadores, nuevas historias, con mensaje.

Ambos nos hablaron de sus proyectos, y se habló del próximo rodaje de la película de un conocido best-seller del difunto Torcuato Luca de Tena, por parte de Angel Blasco. Aunque se habló del cine publicitario, sin embargo, no se ve con buenos ojos, este tipo de cine, si no es rodado y dirigido, por el director, sin que tengan voz y voto, cada uno de los miembros del equipo creativo de una campaña. En este punto, mostré mi disconformidad con este planteamiento, pero como era una reunión de amigos, no le dimos más importancia.