Chandlee

facebook: de red social a plataforma de comunicación

Cuando hace unos meses Mark Zuckerberger, fundador de Facebook estuvo en Madrid, me quedé con las ganas de asistir a algunos de los eventos en los que participó; sin embargo, hace unos días recibí la invitación de Stephanie Castro, directora de la agencia Text100, para asistir hoy, en Madrid, a la presentación del nuevo director comercial de Facebook para el sur de Europa, Diego Oliva.

Diego Oliva, director comercial Facebook Sur Europa

Diego Oliva, residente en Paris, viene de trabajar en diferentes paises en el mundo de la publicidad online, más concretamente, como responsable de operaciones de TradeDoubler en España, Italia, Holanda, Bélgica, Suiza, Austria, Portugak e Irlanda. Sin duda, un profesional de la publicidad online con muchas tablas a sus espaldas.

En palabras de Blake Chandlee, director comercial de Facebook en EMEA, se trata de un excelente profesional que combina un profundo conocimiento del mercado español con su larga experiencia en publicidad online, y que tendrá la oportunidad de ayudar a las marcas y empresas a aumentar su presencia y comenzar un efectivo diálogo con sus clientes a través de Facebook.

Blake Chandlee

Por tanto Facebook parece, que al fin da el salto, y no precisamente libre de dificultades, de lanzarse al mercado de la publicidad online, facilitando a las empresas herramientas, a través de las cuales poder obtener resultados cuantificables y dirigidos a targets cualificados y bien determinados.

A día de hoy Facebook tiene entre sus usuarios a 200 milones de usuarios activos, del los cuales más del 70% se encuentran fuera de USA, y aunque no son muy dados a dar cifras de negocio, en España hay cerca de 4 millones de usuarios activos, que suponen una tarta muy targetizada de usuarios, muy suculentos para las diferentes marcas, que por otro lado hace poco han comenzado a crear perfiles de empresa en Facebook, algunas de ellas con un cierto éxito.

A día de hoy Facebook recibe ingresos por publicidad a través de dos canales, uno el tradicional de publicidad online con cargo a tarjeta de crédito del usuario, y que podemos ver en el lado derecho de nuestros perfiles; y otro la venta directa a agencias de medios, agencias de publicidad, y marcas de toda clase, que en España, ya está realizando un equipo dirigido por Diego Oliva. Sin ir más lejos, en el día de ayer en Valencia, Blake se reunía con las principales agencias del medios a nivel mundial, para presentar los nuevos formatos publicitarios.

Facebook con estos nuevos formatos publicitarios, que va a ir introduciendo en los próximos meses, trata de cambiar el modelo publicitario de la plataforma, desligándose, en palabras de Blake Chandlee, de los formatos tradicionales que propone la IAB, como los banner, skycrappers, superbanner e Interstitials, proponiendo otros formatos, no vistos aún en España, que van más dirigido a los formatos de texto y de “engagement” con el usuario.

Facebook se propone en los próximos meses, pasar de ser una red social, a una plataforma de comunicación en la que, a nivel de desarrollo las empresas mejoren la experiencia de los usuarios de Facebook. De entrada, y son ideas del propio Zuckerberg, Facebook no se ve como una red social, que deba competir con Tuenti o con MySpaces, ya que el consumo de información de los usuarios de Facebook es muy diferente al que hacen esas otras redes sociales. Mark, desde Palo Alto, empuja a Facebook hacia algo más allá de lo meramente tradicional, con un constante cambio, una evolución, y un movimiento continuo, que le hace huir de las redes tradicionales, para convertirse en una plataforma de comunicación entre usuarios, y entre usuarios y marcas.

Parece que por fin, las redes sociales, no se si porque le ven las orejas al lobo, o porque el pastel de la publicidad es tan suculento, pero se deciden a dar un paso, y una vuelta de tuerca a sus planteamientos iniciales, que en el caso de Facebook, tuvieron en 2004. Se veía venir un cambio, quizás no tan radical, pero vistos los recientes escarceos de muchas marcas, y no tan escarceos, en Facebook, a través de las Páginas, era previsible, que algo se cocía en la mente de los chicos de California.

Finalmente, es de recibo felicitar a la agencia, que ha organizado este encuentro con Diego Oliva y Blake Chandlee, se trata de Text100. No les conocía personalmente, y su trabajo me parece fantástico. La presentación, en inglés, y traducción del propio Oliva, ha sido perfecta, y no sólo por el super aperitivo, más bien casi comida, que nos han servido, del que no tengo imágens para no dar envidia.

Una matización para acabar, y no se trata de ser crítico con la Ley de Protección de Datos, pero en encuentros como el de hoy, a veces tengo la impresión de ver a infiltrados del ministerio de cultura entre los asistentes, al intentar poner entre la espada y la pared a los responsables comerciales de Facebook, con preguntas capciosas, sobre el papel de este red, en torno al papel de los menores, y al posible envío de ciertos contenidos publicitarios de dudosa reputación, qué sin embargo en esta red no existen.

Facebook, al igual que otras redes sociales, vela por la seguridad y tiene mucho cuidado con los perfiles de menores de 18 años. Más del 70% de usuarios de Facebook superan los 25 años, ni siquiera están en la Universidad, sino que se dedican a trabajar.

Esa fijación, con el tema de la privacidad de esos perfiles, me parece, que en ocasiones, ralla lo paranóico. Quizás esos que se dedican a criticar a Facebook o a Tuenti, deberían ser los que deberían criticar las formas educativas, de gobiernos como el actual, que propagan el todo vale, y que nuestros hijos menores hagan lo que les venga en gana, para luego echar la leña, las culpas y los asesinatos sobre las redes sociales.