Champions League

La Décima

real madridHoy ha salido el sol como cada mañana, es el último lunes del mes de mayo. Hace unos días cumplí 44 años. Hace 16 años llego la Séptima a las vitrinas del Santiago Bernabeu, fue el día de mi cumpleaños. El sábado reclamábamos la Décima.
Han pasado doce años, años de llegar a semifinales, pensando en el objetivo de la Décima. Ahora ya esta aquí, en las vitrinas del club más laureado de Europa. A muchos les pica este hecho. Lo siento por ellos.

Tengo hermanos, primos y buenos amigos del Atlético. Si hubiesen ganado les habría felicitado igual que hice hace una semana cuando ganaron la liga. Pero sentirlo, no lo siento. Esto se llama rivalidad y es sana.

Hay pocos atléticos (conocidos como indios) que hoy se hayan acercado a dar al menos un apretón de manos. Quique Infante ha sido uno de ellos, le honra su apretón de manos. La semana pasada le felicitaba por la Liga y hoy se tornan las banderas. A Fernando Ruiz le ha costado más, le entiendo, pero al final le ha salido la felicitación. Otra vez será. Antonio Domingo lanzo su felicitación personal ayer por la mañana, es otro de los atléticos al que le honra ser por encima de todo una excelente persona.

Hoy vivimos la resaca de la Décima. He leído muchos comentarios al respecto, que si fue un robo, “que se prolongue hasta que marque el Madrid”, que si las palabras de Varanne y un largo etcétera. El fin de los partidos, incluido el descuento, lo decide el árbitro en base a las circunstancias del juego. Quienes se quejaban el sábado noche han olvidado que muchos partidos los ganaron en el descuento y otros podrían quejarse de igual manera.

En la búsqueda de la décima han pasado muchos hitos, ganamos a dos equipos alemanes, Borussia Dortmund y Bayern Múnich, máximo goleador, Cristiano Ronaldo y 41 goles. Apuntes de una Champions ganada en muchos momentos con la heroica de antaño.

La Décima queda para el recuerdo, un recuerdo del presente. Cada año por estas fechas termina la temporada, y este año nuestra selección defienden el Mundial de 2010. Es momento de acabar con rencillas y salir todos a una a hacer un buen papel en la Copa del Mundo.

Este año el fútbol español ha copado las competiciones europeas de clubes. La Décima, la Europa League del Sevilla y ahora toca Mundial de Brasil.

El Real Madrid termina el año con dos títulos, Copa del Rey y Champions League, aunque algunos dirán que el primero es un título menor: ambas contra los eternos rivales, Barcelona y Atlético de Madrid. Este último gana la Liga.

“Como no te voy a querer, como no te voy a querer, si eres Campeón de Europa por décima vez”

Hala Madrid

 

Imagen: Muladar News.

Somos diferentes

Quiero manifestar mi admiración por el juego desarrollado por el FC Barcelona durante todo este año. Me gusta, por encima de todo el buen futbol y, sobretodo, actitudes como las que anoche vi mostrar a Pep Guardiola, Thierry Henry, Andrés Iniesta, Leo Messi, y, hasta a Joan Laporta, cuando pedía celebrar el triplete conseguido, con pasión y, por encima de todo, con civismo.

A las 12.30 de la pasada madrugada, en Rambla Cataluña había concentradas unas 120.000 personas, si comparamos, por ejemplo, con el día que el Real Madrid ganó la Séptima Copa de Europa, son pocos, pues en la Cibeles, aquel día nos dimos cita cerca de un millón de personas.

Sin embargo, que diferentes somos unos y otros, al celebrar los títulos de nuestros equipos. Sé que muchos cules sentirán vergüenza, cuando hoy hayan paseado por la Rambla Canaletas, y vean el destrozo producido, por una auténtica batalla campal, qué además se saldó con la detención de 119 personas. Incluso, después de la solicitud de los jugadores blaugranas, aún los de siempre se saltan a la torera cualquier recomendación de civismo.

Cómo quieren equipararse a todos, cómo quieren que les tratemos igual. Esto es una celebración deportiva, y no una ocasión de reventar la fiesta, de agredir a los periodistas desplazados a informar, ni por supuesto de destrozar todo lo que encontraron por delante. Y, es muy curioso, que en otras ciudades españolas, no se producen dichos altercados de tan gran magnitud, y que, en las celebraciones de otros deportes, no se producen ni por asomo los desórdenes producidos anoche.

De verdad, felicito a todos los barcelonistas por la consecución de los tres título en juego del 2009. Muchos sabéis que soy madridista, y, sin embargo, me gusta el buen futbol, el que me hace disfrutar, como lo hizo anoche el Barça. Pero, con quien no estaré nunca de acuerdo es que aquellos que aprovechan, e incluso, justifican estos actos de barbarie, como tampoco con aquellos, que muestran tanta chulería cuando ganan.

Felicidades

Sencillamente, cuanto deberían aprender de un chiquito llamado Giuseppe Guardiola, pedazo de jugador y mejor persona, quien, después de haber ganado, en año, lo que ha ganado, aun seguirá tratando de quedar en un segundo plano: un ejemplo de por qué somos diferentes.