adwords

Negocios en Facebook ¿sí o no?

negocios en facebookDesde hace cuatro años vengo gestionando páginas de negocios en Facebook, y desde entonces vivo “mis nuestras propias carnes” los cambios de la red social. No son sólo cambios estéticos, la mayoría tienen más que ver con el modelo de negocio de la red fundada por Zuckerberg.  Estos cambios afectan y continuaran afectando a aquellas empresas que tienen presencia corporativa en esta red social.

Los pequeños negocios con poco presupuesto o ninguno para publicidad, ¿están condenados a no estar en Facebook?

Es la pregunta que se hacen muchos. Hoy por hoy, Facebook es una plataforma “freemium”. La presencia puede ser de forma gratuita, pero si quieres tener visibilidad tienes que pagar, salvo en el caso de tener una comunidad con un alto grado de fidelización, que está pendiente de tus contenidos y que interactua, compartiendo, comentando y haciendo click en Me Gusta.

Muchos me han preguntado en este tiempo, y ¿esto cómo se logra? Solo hay una fórmula: trabajo diario, como una hormiguita, buen contenido, adaptado a las necesidades y gustos de tus fans, tratando de generar una “conexión emocional”. Sin embargo esto no sucederá de la noche a la mañana con presencia 100% orgánica (sin pago), porque por muy buen contenido que tengas, si la gente no lo ve en su TimeLine o Muro será muy difícil que interactúe y comparta tus contenidos.

Las marcas grandes en Facebook posiblemente también son conocidas en el mundo real. ¿por qué una persona se hace fan de una página? Si quitamos los “likes” falsos para hacer un favor al amigo, los “likes” genuinos siguen una página porque la marca les gusta en el mundo real o porque la odian, y necesitan hacerse fan para criticarla. Porque la marca genera información que resuelve dudas, provoca emociones, les parece divertida o porque regala algo. Normalmente los likes generados en este último caso suelen ser bastante efímeros.

Tienes una marca poco conocida o una marca de barrio, necesitas comenzar tu comunidad con tus clientes habituales o con aquellas personas que sabes de su interés por tu negocio. Para ello debes trabajar de forma paralela en acciones off-line y online. Y es básico que cultives las buenas relaciones con contactos y clientes del mundo real para que pasen a estar dentro de tu comunidad virtual.

A las personas nos gusta hablar con personas, no con logos. Si para tus fans, tú eres la cara propia del negocio y tienes una personalidad conocida, será más fácil para crear un vínculo emocional, algo fundamental para una comunidad activa y fidelizada.

Con este pequeño grupo de fans genuinos tienes que tratar de crear el efecto recomendación para que los amigos tus fans se interesen por tu negocio. No sucederá de la noche a la mañana, por lo que una presencia gratuita en cualquier social es imposible porque siempre tendrás que dedicar horas de tu tiempo, deberás generar contenido, contestar comentarios, medir resultados, etcétera.

¿El negocio pequeño debe enfocarse en su web y el e-mail marketing y olvidarse de facebook?

La web de cualquier negocio debe ser el cuartel general de nuestra estrategia digital y debe ser atractiva para que las personas vuelvan. ¿por qué la gente vuelve a una web? Porque pueden encontrar cosas interesantes, porque les seduce o porque le aportamos valor. Una web estática, con contenido corporativo exclusivamente, no aporta valor, por lo que se hace muy necesario tener un blog que genere tráfico a nuestro sitio corporativo.

Y aquí es donde entran en juego redes sociales como Facebook o twitter como herramientas para la difusión de los contenidos que generas en el blog. Son el mejor vehículo para llevar visitantes a tu cuartel general, siempre que encuentren algo que les guste, les interese o les aporte valor. Tu tienes el contenido y Facebook tiene los usuarios a los que puedes llegar si haces las cosas con cabeza.

Debes tener en cuenta que la gente no se mueve sólo en el mundo online, sino que está en un mundo real. El cliente es all-line: busca información en la web, consulta opiniones de otros usuarios y normalmente acaba comprando en un punto de venta físico. De igual forma existe el caso inverso de aquel que visita una tienda física, le gusta la experiencia como comprador y lo que transmite esa marca, entra en su web para conocerla mejor; se suscribe a una newsletter, hacen click en Me gusta en Facebook o comienzan a seguirla en twitter.

Lo mejor en estos casos es haberse decidido por una estrategia multicanal, estar presente en diferentes plataformas, teniendo en cuenta siempre dónde podemos encontrar a nuestro público objetivo. Y aquí es dónde llegamos a uno de los quids de la cuestión que nos aborda en este podt: ¿sabemos quién es nuestro público objetivo? ¿sabemos qué le gusta? Si la respuesta es negativa, ponte manos a la obra. Antes de empezar cualquier estrategia intenta conocerlo lo mejor posible, para saber dónde puede estar y ofrecerle lo que le interesa.

El email marketing tiene una gran ventaja ya que el mensaje llegará directamente “hasta la cocina” del cliente. Si tienes acceso a algo tan personal como el correo electrónico tienes mucho ganado. Pero ¿esto es bueno o malo para mi estrategia? Es una arma de doble filo, ya que si aquello que transmites no le interesa, le cansa o le agobia, puede ser contraproducente para tu marca y crear una imagen negativa de la misma. Segmentar y personalizar el contenido es otra de las claves. Ni sirve una base de datos comprada, ni el “de todo para todos”

Por tanto lo ideal es encontrar dónde están tu posibles clientes, generarles una experiencia placentera, que no agobie y que le aporte valor. Esto depende de la naturaleza de tu negocio, del contenido que seas capaz de generar y de tu creatividad.

Y cúando quiera hacer publicidad online ¿Adwords o Facebook Ads?

No existen reglas escritas que nos den la razón en un sentido o en otro. En función de tu negocio, del mercado y de los objetivos comerciales lo normal será moverte en ambas plataformas, si bien yo sigo pensando que los mejores resultados los obtendrás en Adwords. El mercado de la publicidad online está dominado por Google; ellos disponen de las mejores opciones para medir resultados, puedes acceder a una mejor segmentación y lo más importante e interesante es que quienes reciben publicidad de Adwords, efectivamente, están haciendo una búsqueda consciente. Facebook está mejorando la segmentación y tiene información que no dispone Google sobre gustos, aficiones y otros datos del usuario.

Facebook incorporó nuevas opciones en su publicidad para incluir “call to action” (comprar, descargar, compartir). Parece que con Facebook Offers podremos compartir cupones físicos para enviar directamente a los puntos de venta.

Si queremos que los usuarios lleguen directamente a nuestra web el mejor camino es Adwords; si queremos que el usuario nos conozca por nuestro contenido “social”, basado en recomendaciones y con una experiencia más personalizada, Facebook es la mejor opción.

Como siempre, dependerá de nuestros objetivos, que debemos tenerlos muy claros.

Si Facebook no es un canal de venta directa, ¿cómo podemos medir el ROI?

Para la mayoría de los negocios que conozco, Facebook es un canal de branding, para dar a conocer su marca y su reputación. No es por tanto un canal de venta directa. Las acciones “call to action” permiten saber quién ha ejecutado alguna acción consecuencia de un anuncio; mediante Facebook Offers también puedes seguir la pista a los cupones promocionales.

El ROI tiene mayor eficacia para medir los resultados de una campaña publicitaria en negocios B2C. El IOR (Impact of relationship) tiene mucho más sentido en visiones a largo plazo.

La mejor receta es que apliques el sentido común. Si no tienes presupuesto para contratar los servicios de un “community manager” deberías formarte en algunos conceptos de marketing en redes sociales y tener ciertas habilidades de comunicación. Si quieres hacer las cosas bien, lo siento, hay que echar horas, ser constante y aprender del ensayo prueba-error.

Imagen: Sean MacEntee