puro espectáculo = Barça vs Manchester

Hace muchos años, casi 25, cuando comenzó mi afición por el Futbol Americano, me conjuré para siempre, que cuando un equipo español jugase en Europa o a lo largo y ancho del mundo, aun siendo hincha del equipo con mayor rivalidad, como en mi caso, hincha del Real Madrid, mi corazón estaría con el equipo de mi pais.

Y por encima de todo ante el buen futbol, ante un equipazo, como el Barça de esta memorable noche, 6 de mayo, sólo debo quitarme el sombrero y dar la enhorabuena al equipo que juega bien. Ante la mezquindad y la tacañería a la hora de jugar al futbol sólo cabe practicar futbol de salón, de tiralíneas, de escuadra y cartabón. El Chelsea se merece donde está, semifinalista de la Copa de Europa, con un juego rácano, rácano y rácano.

Quizás el Barça ha pagado el cansancio del sábado pasado en el Bernabeu, pero ha salido la casta y la fuerza en los momentos importantes, y al final llegó el premio. El Chelsea se ha dedicado durante 180 minutos a especular con el resultado. Y al final del partido, Drogba se ha pasado. Y junto a Hiddink tienen la poca de vergüenza de sugerir, que la UEFA no quería que se repitiese la final del año pasado.

Oir a Messi decir que Andrés Iniesta se lo merece todo, darle mil pases, para que meta goles y más goles, es digno de admiración. Como hablaba con otros madridistas esta noche, qué envidia me dan esos jugadores, que no se lo tienen creido. Xavi señala que en el minuto 89 todavía creían poder ganar, y lo que ha hecho Iniesta es increible.