Memoria histórica para todos - Enrique Martinez Bermejo
1776
post-template-default,single,single-post,postid-1776,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Memoria histórica para todos

Horas después de leer que se crea una plataforma para defender al juez Baltasar Garzón, por las investigaciones llevadas a cabo sobre las actuaciones de Francisco Franco, Jefe del Estado de España, desde 1939 a 1975, me llegan a mi perfil de Facebook la sugerencia de hacerme fan de dos páginas: Plataforma Memoria Histórica – Guerra Civil Española y Por una España sin símbolos franquistas.

Y me planteo tres reflexiones:

  1. ¿Por qué la ley de memoria histórica sólo se acuerda de unos españoles de la guerra civil española, que tuvo lugar en España desde 1936 a 1939?
  2. ¿Por qué se defiende a un juez que busca, con armas jurídicas, la verdad de una época de nuestra historia, y, no se defiende a unos abogados y a unas víctimas, que buscan justicia en la causa de los atentados del 11 de septiembre en Madrid?
  3. Finalmente, ¿por qué en este pais cuando no estás de acuerdo con ciertas posturas, como las de las páginas arriba mencionadas, te practican una censura, similar a la que critican del dictador Francisco Franco, y borran todos tus comentarios sobre diferentes actuaciones con las que no estás de acuerdo?
  • Minutos después de hacer el siguiente comentario en una de las páginas de Facebook, que me sugiere Ramón Carrillo Morales, en el que, simplemente, trato de reflejar mi desacuerdo con lo que allí se publica sobre la memoria histórica de los españoles muertos durante la guerra civil,

Sinceramente tergiversar la memoria histórica se les da muy bien a quienes tergiversan y cuentan la historia por sus intereses. Su Excelentísmo el Jefe del Estado Español, don Francisco Franco Bahamonde, pudo cometer errores durante sus 36 años de gobierno. No menos errores que los cometieron sus predecesores. Miles de mujeres sufrieron la represión del régimen franquista? ¿Cuántos sacerdotes, mujeres, niños, hombres católicos que querían a España, y que amaban a Jesucristo fueron asesinados por los gobernantes de la II República? ¿Cuántos ciudadanos anónimos tuvieron que escapar, pasando frio y calamidades, de España, por el hecho de ser católicos? Me parece una gran hipocresia hablar de la represión del franquismo, y defender los métodos de la II Republica Española. Ser católico no significa ser fascista, muchos católicos no estaban de acuerdo con Franco: ah, pero eran católicos, había que acabar con ellos. La memoría histórica es para todos, para quienes defendieron España en todo momento de sus historia, no seamos hipócritas, por favor.

me encuentro con la sorpresa de ser eliminado como fan de la página, y eliminar un comentario, que en ningún momento insulta a nadie, ni como dicen en su página:

Cualquiera que inserte un post en esta página que atente contra la verdad, el honor, profiera insultos descalificadores, o cualquier otra acción que atente contra el fin de esta página, SERÁ ELIMINADO.
El comité de gestión de la Plataforma Memoria Histórica de la Guerra Civil Española.

  • Sobre el Juez Baltasar Garzón, quien me dió clases de Derecho Penal en la Facultad de Derecho, y quien además es amigo de parte de mi familia, señalaré, que estoy de acuerdo con muchos de los procesos incoados por él, pero eso no quiere decir que deba estar de acuerdo con todo lo que procesa. Como no estoy de acuerdo con todo lo que hacen, dicen o promulgan políticos de una línea política u otra en nuestro pais. En este, nuestro pais, se cometieron verdaderas atrocidades contra muchas personas en la época de la República, pero, sin embargo, no se incoan procesos para lavar el buen nombre, de muchos asesinados en esa época: ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ ERAN CATÓLICOS? Estuviesen o no a favor de las ideas del Presidente de la República, de la Segunda, por el hecho de vestir con sotana o declarar sus creencias religiosas, fueron asesinados. Hoy todos lo que defienden la memoria histórica hablan de derechos, pero olvidan los derechos de quienes fueron asesinados por razón de sus creencias. Esto, solo, tiene un nombre: HIPOCRESIA.
  • Parece ser que en nuestro país, a diferencia de otros que tanto nos gusta criticar, cuando una persona expresa una opinión en un foro, en el que se falta a la verdad parcialmente, lo mejor es censurarle para que nadie de ese foro pueda ponerse de parte del díscolo. Pero no díscolo por serlo, sino porque, en muchas ocasiones, nos gusta contar nuestra verdad, y no la VERDAD, la verdad objetiva. Por ejemplo si “la nieve es blanca, es blanca, y no de otro color, porque a mi me guste, o me deje de gustar. Durante la Segunda República en los meses previos a la Guerra Civil, y, durante las misma, por parte de los Milicianos Republicanos, se asesinó a muchos sacerdotes, monjas, religiosos, católicos, hombres, mujeres y niños, por el hecho de defender su amor a Jesucristo: muchos de ellos fueron declarados beatos y martires por Juan Pablo II. Sin embargo quienes hablan de la Memoria Histórica se olvidan de ellos, de ELLOS nadie se acuerda, sólo de quienes murieron bajo el yugo del franquismo, a quienes les debo todo mi respeto y admiración, pero seamos justos, y, no HIPÓCRITAS.
  • En la página de los símbolos franquistas se habla de erradicar esos símbolos, que forman parte de nuestra historia. Sin embargo de los símbolos republicanos o de otro símbolo que defendían la represión contra otros ciudadanos, ¿no?. Me sugiere cierto sarcasmos escuchar y leer manisfestaciones dónde se habla de sólo una parte de la memoria histórica de unos españoles. Y, ¿de los demás? ¿de los miles de sacerdotes, monjas, religiosos? ¿no eran españoles? ¿no tenían los mismos derechos? Sólo tienen derecho a ser reconocidos por la Iglesia Católica, en base a sus creeencias.

La diferencia, abismal, entre quienes defendemos la VERDAD OBJETIVA de los hechos y, quienes defienden la VERDAD SUBJETIVA de los mismos, es patente y notoria.

No soy fascista, ni falangista, simplemente, me gusta escuchar, conocer y profundizar sobre la VERDAD de las cosas, de los hechos históricos, de nuestra historia, pero sobretodo no me gusta la MENTIRA en estos asuntos, en los que hablamos de vidas humanas, de compatriotas nuestros, de, posiblemente, algún familiar cercano, un amigo, un conocido, estuviese en el lugar que estuviese. Fuese de color azul, rojo, amarillo, negro, ateo, musulmán o católico.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.