Integracion en la prensa

A principios del siglo XX nacieron los principales diarios escritos, que hoy conforman el panorama periodístico mundial.
Un siglo después la grave crisis, que afecta a todos los sectores de la economía, ha provocado despidos, suspensiones de pagos y en algún caso, incluso reciente, el cierre de algunos diarios.
En este momento la prensa escrita, consecuencia de la crisis y del descenso de la inversión publicitaria, necesita, más que una reconversión, un nuevo modelo de negocio.
Algunos diarios americanos, como New York Times, llevan un tiempo intentando nuevas fórmulas de inversión, con tal de no tener que verse abocados al cierre.
Particularmente, y aunque no esté de acuerdo al ciento por ciento, me gusta la forma de explotar este nuevo modelo de negocio por parte de El Mundo.
Escuche a Pedro J. Ramírez, a finales de noviembre, hacer un nuevo planteamiento del modelo de prensa, en el que lo importante es la marca, y no el papel, o el ONLINE, o la TV, o el móvil. Lo verdaderamente importante es la marca, no el medio. Se trata de comercializar la marca, y planificar la inversión en diferentes soportes o pantallas, tratando de dar al anunciante una nueva fórmula rentable de retorno de la inversión, en la que, por ejemplo, en el papel hará branding, en online podrá medir y dirigirse a un target segmentado, y en el móvil podrá, con las nuevas aplicaciones, vender por ejemplo billetes de avión.
Se trata pues de un nuevo modelo de negocio. Pero nuevo, nuevo. Ni se trata de un restyling, ni de un retoque por aquí y por allí.
Pienso que quien no este pensando cambiar la forma de comunicar, tendrá que hacerlo lo antes posible, sino, puede ocurrirle como a algunos de los que ha cerrado estos días.