instagram: estrategia, oportunidad, talonario…

Ayer, quienes nos dedicamos a la gestión de perfiles profesionales y personales en la redes sociales, nos despertábamos con la última noticias llegada del otro lado del atlántico: Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, anunciaba la compra del portal fotográfico Instagram, la red social con mayor auge en el mundo de la fotografía desde hace 18 meses.

Instagram es un pequeño monstruo con 3o millones de usuarios, que comenzó su andadura digital hace 18 meses. No son conocidas sus fuentes de financiación, no está claro cual es su modelo de negocio, lo que si está claro es que mueven una legión de seguidores por todo el mundo con sus filtros, sus fotografías y su buen hacer en el mundo digital.

Hay quienes se quejan del alto valor pagado por Facebook en la adquisición, 760 millones de euros, pero no hace tanto tiempo de la compra por parte de Google de Youtube, y en lugar de 1000 millones de dólares, se pagaron 1.600. Facebook anuncia que la adquisición de Instagram no provocará la independencia de la aplicación e incluso la posibilidad de que sus usuarios puedan continuar publicando fotografías sin necesidad de compartirlas en Facebook. Todo un acierto.

La fotografía es uno de los contenidos que mas movimiento genera en Internet, tengamos en cuenta que en Facebook se suben al día 250 millones de fotografías y en Instagram 150. Por ello no es de extrañar que Facebook, unos meses después de intentarlo, haya conseguido finalmente comprar la red social de referencia en el mundo fotográfico. Parece que servicios como Flickr o Picasa pierden posiciones en esta batalla de la fotografía, y Facebook no pierde comba en este sentido.

Integrar una red social de fotografía como Instagram en otra red social como Facebook con el potencial que tiene esta última, a mi me parece una estrategia muy bien definida, más si cabe, cuando otro tipo de redes sociales como Pinterest, cada día tienen más adeptos.

La famosa política de la integración, del 360º, es cada vez más necesaria, sobretodo en el ámbito de las marcas. Si trabajas para una marca, para una empresa, en cualquier sector, la integración de aplicaciones, para conseguir no marear al cliente, ni a sus consumidores, que al final son los que deben estar en contacto con la marca, hacen muy necesarias adquisiciones como la llevada a cabo por parte de Facebook.

La fotografía y el video son elementos multimedia que conducen a muchas marcas a crear auténticas comunidades de fans, si a esto le unimos blogs especializados, aplicaciones que se integran fácilmente con otras y en otras, podremos conseguir una integración tan necesaria en el ámbito de las marcas.

Ahora, si nos ponemos en el lado del consumidor, horas después de este adquisición algunos blogs anunciaban otro tipo de aplicaciones para utilizar servicios similares a Instagram, sin tener que pasar por el aro de Facebook. Aplicaciones como Snapseed, Pixlr-o-matic o Pho.to Lab son excelentes para realizar retoques fotográficos, para quienes nos gusta la fotografía son herramientas que nos hacen la vida cada día más fácil; pero estas aplicaciones no conforman una red social. Además como señalaba anteriormente, Instagram anunciaba en su blog, que no iban a desaparecer, y la integración con facebook será total, pero sin perder su señas de indemnidad en cuanto a la independencia, a la hora de publicar o no sus fotografías en Facebook. El usuario, pienso, debe sentirse agradecido por poder integrar sus aplicaciones con las redes sociales que utiliza.

Más que un golpe de autoridad a golpe de talonario, me parece una estrategia empresarial muy bien gestionada y con mucha cabeza.

En las próximas semanas comprobaremos cuales son los beneficios para el consumidor y las marcas. Finalmente todo lo que suponga facilitar la integración de contenidos al usuario parece una buena política.

y tú, ¿qué opinas de la compra de Instagram por parte de Facebook?