facebook, linkedin, xing, twitter, friendfeed, perfiles digitales…¿qué uso les damos?

Hasta hace tres años, bueno igual cuatro, para tener una conversación con un amigo, con tu padre o tu madre, con un pariente, con un conocido o con un contacto profesional, utilizabamos diferentes modos de comunicación: antaño fueron las cartas, en la época de nuestros padres; luego el teléfono, bastantes años después el teléfono móvil, y casi al mismo tiempo el email.

Muchas empresas han explotado, durante muchos años, los diferentes modos de comunicación, y todas han tratado de dar un servicio al usuario. Esto no es nada nuevo, de hecho muchas personas, muchas empresas, muchos amigos, continúan utilizando para comunicarse estos medios. Porque no lo olvidemos son medios de transmisión de la comunicación, lo más importante es el mensaje.

Hecha esta disquisición lingüística, resulta que en el panorama actual de la comunicación, y desde que Internet llegó a nuestros hogares, se han puesto de manifiesto nuevas formas de comunicación con nuestros iguales, en las que podemos hacer multicomunicación, es decir comunicar con empresas, particulares, amigos, familiares, casi al mismo tiempo, y en tiempo real.

Hasta hace bien poco, comunicar por teléfono con dos personas era tarea ardua, ya que no existían las llamadas en espera, o la multiconferencia, tan propia de los primeros años de la telefonía móvil. Sin embargo, desde hace cerca de tres años, a través de medios que funcionan con Internet, pero, sobretodo, a través de Internet, es posible comunicar con nuestros amigos allá donde se encuentren.

Los diversos medios de comunicación de la llamada web 2.0, o como me gusta decir, de las plataformas de comunicación social, han de servirnos para comunicar con esos semejantes cercanos o no tan cercanos: amigos, familiares, contactos profesionales o contactos simple y llanamente.

Durante una primera época parece que esta comunicación social estuvo reservada a los medios para conocer gente, tipo Meetic o Match.com, sin embargo, hasta ellos mismo, se han aprovechado de la red social, de la web 2.0. Hace casi tres años, un estudiante de California, comenzó a desarrollar su propia red social para comunicar con sus amigos de la Universidad. Facebook, hoy en día tiene más de 350 millones de usuarios repartidos por todo el mundo. A Xing, que partio de una empresa española, le ha ocurrido algo similar, pero con la particularidad de tratarse de una red de contactos profesionales; Linkedin teniendo un modelo de negocio similar al de Xing, sin embargo se dirije a un tipo de usuario más relacionado con unos sectores.

Twitter es un caso aparte, porque inicialmente es desarrollado como plataforma de comunicación escrita en la red, mediante 140 caracteres, y sin embargo, hoy, es utilizado por millones de personas en todo el planeta, para actualizar sus perfiles en otras redes sociales, y para comunicar, en el llamado microblogging, a nuestros contactos que es de nuestra vida. Este sistema de comunicación, que comenzó con un uso diferenciador, hoy se ha convertido en forma de comunicación entre muchas marcas y sus clientes, algo similar a lo ocurrido con Facebook, con sus Páginas para empresas.

Posiblemente quienes leeis este blog, alguna vez hayáis visto una entrada similar, pero esta sirve como entrante de los platos fuertes que vienen a continuación:

1. ¿Qué ha significado Facebook u otra red social para tí?

Como muchos conocéis, cuando comencé a trabajar en la revista Interactiva, publicación referente de marketing digital en España, un par de personas me aconsejaron abrirme un perfil en Facebook, y otro en Linkedin. Por entonces, hace casi tres años, ya utilizaba twitter, aunque más como divertimento, que dándole un uso real.

Han pasado, eso casi tres años, y a través de Facebook, he conseguido contactar con muchos conocidos, amigos de la infancia, de la adolescencia, de la carrera, del Servicio Militar, que tenía perdidos, más bien no tenía idea de como contactar con ellos. Sin embargo aun no teniendo teléfonos móviles, ni teléfonos fijos, ni emails, ni contacto indirecto por un familiar, sin embargo con Facebook, lo he conseguido.

Facebook lo utilizé, al principio, para conocer a todas aquellas personas del marketing digital que me interesaba conocer, y para retomar el contacto con algunos compañeros de mi época de estudiante en Los Olmos y en la Facultad de Derecho. Hace unos meses comencé una ardua y difícil labor, qué consistía en recuperar el contacto con toda la familia de mi difunto padre: posiblemente, en breve, escriba un post más detallado, pero gracias a Facebook, he conseguido hablar con un primo hermano de mi padre, al que no saludaba desde hace más de 20 años. Él, que posiblemente leerá esto, vive en Paraguay, trabaja en la Universidad y en la agencia Reuters. Hablar anoche con él fue una dicha, algo que recordaré siempre, saludar a mi tio después de tantos años va a suponer un cambio importante. Con algunos de sus hermanos, hubo, y digo hubo, ciertos malos entendidos en el pasado, pero, la vida es muy corta, para pelearnos y dejar de lado a nuestros semejantes, y gracias a Facebook lo vamos consiguiendo.

El otro caso ocurrido en Facebook está aun en estado embrionario: cuando terminé el Servicio Militar hace doce años, hice amistad con un cabo profesional, no sé nos caimos bien. La vida da muchas vueltas, y lo último que se de él es que estaba viviendo en Zaragoza; pero da igual, hoy mientras escribía esta entrada, le he encontrado en Facebook. Él, a diferencia de mi, no tiene una foto suya, pero con la que tiene, me es suficiente para saber que se trata de Johnnie.

2. En otras redes sociales, más profesionales, tipo Linkedin y Xing, también han ocurrido coincidencias, pero ocurre que muchas de ellas han pasado primero por Facebook: algunos amigos, de colegio, sobretodo, hoy trabajan en empresas afines, del mismo sector profesional. Hemos coincidido en Facebook, y también en Linkedin, y nos ha servido para acercarnos más, y tener un contacto más a mano.

Los perfiles digitales, en la plataforma que sea, pero sobretodo bien utilizados, con cabeza, con cierta ética, pueden, y deben servirnos para estar cerca de todos aquellos que pasan, un día si y otro también, cerca de nuestras vidas. En la época de los móviles, de los email, de las cartas, cabía la posibilidad, a la mínima de perder un contacto, por un cambio de dirección, un cambio de móvil, un cambio de empresa: hoy con las facilidades que nos brinda Internet, las redes sociales deben servirnos para estar cerca de aquellos que nos importan.

Finalmente, además debemos dar las gracias, a todos aquellos desarrolladores de tecnología, que han sido capaces de desarrollar sistemas de comunicación de este calibre. Hace unos días hizo un año de mis primeras expereincias con el iphone, os aconsejo, si tenéis oportunidad, usarlo, no ha hecho sino confirmar todo lo escrito anteriormente.