el clásico: 2-6

Anoche tenían algo que celebrar, y además merecido. Golpear, de esa manera al eterno rival, fue algo no esperado.

En las horas previas, afición y jugadores, nos conjurabamos para tratar de dejar la lucha por el campeonato al rojo vivo, con un punto de diferencia a cuatro jornadas para el final. Sin embargo, una vez más, todo fue un espejismo que d 18 minutos.

La fórmula anti-sistema, planificada en la horas previas por Juande Ramos, duró, lo que tardo el Barça en despertar. El Real Madrid nunca ha jugado este año como el Chelsea, con presión organizada, maniatando al contrario. Lo de anoche fue, eso, mero ilusionismo, mera ilusión de patio de colegio, cuando sabes que enfrente tienes a los mejores jugadores del colegio, inspirados, además, por alguien del colegio, que ya lo ganó casi todo. En 30 minutos la diferencia era de 1-3.

Ayer, anoche, sólo había un equipo de fútbol sobre el Bernabeu; el rival eramos una mera comparsa.

El Real Madrid, como otros muchos, entre los que se encuentra también el Barcelona, es una de las más grandes instituciones deportivas del mundo y, sin embargo, desde hace tres años practica un fútbol rácano, tacaño, nada vistoso. Ha ganado dos ligas seguidas, es verdad, pero en alguno ocasión yo mismo, de aburrimiento, he salido del estadio de Chamartín, eso, aburrido. Muchos años fuimos un referente mundial, hoy somo uno más del montón.

El compromiso, eso que nos piden muchas empresas, tan necesario en un deporte, con tu trabajo, con el club que te paga, con tus compañeros… debe ser total, como lo que ha conseguido Pep Guardiola nada más llegar al Barcelona. Ah, porque si alguien lo desconoce, el Barça tiene prácticamente el mismo grupo de jugadores que el año pasado. Lo que ha cambiado es la actitud y la adtitud.

A nosotros sólo nos queda el consuelo de terminar segundos, en el año que el Barcelona pasó como un rodillo por el Santiago Bernabeu. Ayer no sentí vergüenza, como en otros choques, lo de anoche se veía venir, visto el juego de uno y otro durante todo el año: pues el Madrid no se iba a cerrar en su campo esperando las contras… hubiese sido un suicidio, como lo fue practicar una defensa presionante por un sólo jugador durante 15 minutos.

Muchos, nuestros primos atléticos, se reirán de la derrota, bueno ellos ya tuvieron su ración parecida, sin embargo, a mi, que me gusta el buen futbol, el Barça de este año me ha enamorado. Nunca seré aficionado de otro club que no sea el Real Madrid, pero si reconoceré siempre el buen futbol, el buen deporte.

El Real necesita un cambio total, y posiblemente no venga bien un cambio a lo Florentino, de muchos millones, de grandes estrellas, ni de renombre. El sustituto de Carles Pujol, central del Barça, no ha venido del extranjero, sino de la cantera, es Piqué. Los centrocampistas mejores del mundo, Xavi e Iniesta, vienen de la cantera. El mejor delantero del mundo, Messi, aun siendo argentino, viene de la cantera. Y luego está el compromiso, eso que tanto falta hoy en el futbol.

Un clásico para recordar, un clásico qué hizo honor al buen futbol, el clásico del 2-6, en definitiva un excelente partido de futbol, una excelencia para los ojos. Sabiendo de las maneras de Guardiola, sólo me queda expresar mis felicitaciones sinceras a todos los hinchas del Barça que visitáis este blog, esperando que no haya algún desalmado, que el día de ganar el título se acuerde de la madre del subcampeón.

FELICIDADES BARÇA. A POR EL CHELSEA. A POR EL BILBAO.