Consejos para un emprendedor

Esta semana se cumple un año del fallecimiento de Steve Jobs creador de Apple. Jobs se caracterizó por ser un emprendedor en toda regla, y dejó constancia en diferentes eventos de la importancia de ser en la vida lo que uno desea ser. A continuación puedes leer los 10 consejos que daba Steve en la conferencia de graduación que pronunció en Stanford, en la apertura del curso 2005.

1. La única forma de hacer bien un trabajo, el que sea, es amar lo que haces. Si aun no lo has encontrado, sigue buscando, no desesperes. Haz lo que te apasiona.

2. Haz las cosas que te gustan, que te atraen y sobre las que tengas un buen presentimiento, aunque no sepas de momento porqué te traen. No te cortes las alas: sigue tu intuición.

3. Conoce las debilidades, oportunidades y fortalezas del mercado el que pretendes poner tu negocio. Identifica y sigue a tu competencia, investigala y aprende de ella. Investigar, observar, investigar…

4. Las buenas cosas no se lograbn sólo. Cuenta con un buen equipo que contribuya al desarrollo y crecimiento de los proyectos: es importante. Busca a los mejores, forma un buen grupo humano y promueve dinámicas para que cada uno aporte lo mejor de si mismo. Fichar a los mejores.

5. Establece una relación cercana con tus empleados, involucrales en los proyectos y hazles sentir como una parte importante de la idea, así se comprometeran con tus iniciativas obteniendo mejores resultados. Mantener una plantilla reducida…

6. Contagia tu entusiamo a tus trabajadores, incentivales antes de castigarles y dirígete a ellos con respeto y buenas maneras, así mejorará la productividad de tu empresa. Seducir a tus empleados y socios.

7. Hacer un trabajo de calidad es fundamental para desarrollar una idea. El compromiso con idea es básico. No dejes las cosas a medias y no te conformes con “lo que hay”. Aspirar a más es importante, siempre que lo hagas buscando la excelencia. La calidad como religión.

8. Innovar es un camino en el que los errores es una constante. Lo mejor que puedes hacer es admitirlos, corregirlos lo antes posible, identificar donde estuvo el fallo y aprender de los fracasos para futuros proyectos. Aprender del fracaso.

9. Si no eres el que apuesta, en un primer momento, por tu proyecto, nadie más lo hará. Debes tener un buen nivel de seguridad sobre lo que se quiere hacer para creer en la idea. “Ser el hombre más rico del cementerio no es lo importante. Irte a la cama cada noche sintiendo que has hecho algo maravilloso es lo que importa”. Arriesga por tu idea.

10. Sin importar el campo donde quieres emprender, nunca tendrás condiciones 100% favorables para emprender. El momento es ahora.