Viajes

Viajes

15 días en México

Unos meses después de empezar a trabajar en UNIR Universidad internacional de La Rioja, me propusieron trabajar como asistente de marketing del responsable de UNIR México en España, Jesús Rico, a quien en estas primeras líneas quiero agradecer la confianza que depósito en su día en mi, junto con la confianza de nuestro director general.

Durante los meses que trabajé codo con codo con Jesús pude aprender y aprehender muchos procesos y formas de trabajar de las personas que trabajamos en UNIR. A Jesús le estaré siempre agradecido por haberme enseñado tantas cosas. Por circunstancias de la vida, Jesús enfermó el 6 de febrero, bastante grave. Sufrió cuatro operaciones y 100 días de hospitalización; ahora ya le tenemos de vuelta. Han sido meses complicados, ya que de la noche a la mañana pase de asistente de marketing a gestionar las áreas en la que Jesús trabajaba. Durante estos meses de 2013, incluso una vez incorporado Jesús, no han faltado ningún día las ayudas de muchos de los que trabajamos en UNIR, desde nuestra recepcionista Deborah hasta el último incorporado.

UNIR hace una apuesta muy fuerte por la expansión internacional, y en el departamento internacional apostamos por implementar un modelo similar al que tenemos en España en otros países. Uno de ellos es México, donde desembarcamos hace dos años y nos encontramos en el proceso de aprobación por la SEP (Secretaria de Educación Pública) como Universidad Online o, en línea como se dice en México.

A finales del mes de septiembre, el 21 concretamente, he viajado a México, durante dos semanas, para conocer muchos de los procesos que llevábamos a cabo en el país americano. En estos días he comprobado como funciona el pueblo mexicano y las sorpresas han sido muchas, a nivel de trabajo y a nivel personal.

20131022-104244.jpg

Una de las primeras sorpresas que me depararía mi primer viaje a México ha sido coincidir en la misma ciudad durante una horas con un gran amigo, hermano, como le gusta decir a él. Marc se encontraba en DF para dar una conferencia a empresarios mexicanos y gracias a su socio en México, Óscar Espinosa, tuve la oportunidad de asistir a la misma, saludarle, darnos un abrazo, desearle lo mejor en su aventura mexicana con Idodi y todo sea dicho, conocer en persona a Lara Oliveras, su pareja, una bellísima persona que seguro te hará feliz querido Marc. Gracias a esta reunión de empresarios en el club de industriales, hotel Marriot, he podido conocer a José Luis Porras, un excelente profesional en el campo de la comunicación, a Óscar Espinosa, presidente de Contorno México, antiguo gobernador de México DF y otros profesionales de la capital mexicana con quienes tuve ocasión de departir sobre la actualidad económica de su país y los formatos de enseñanza en línea.

Durante estas dos semanas he compartido muchas cosas con Ernesto Bermejo, nuestro representante legal en México. En muchos momentos ha sido la persona con quien he podido tener ciertas confidencias. En muchos momentos la lejanía de mi familia suponía un cierto agobio, que Neto, su mujer Lourdes y sus dos hijos pequeños han conseguido hacer olvidar en diferentes momentos. Además Ernesto me llevo a comer a sitios típicos de México, una tarde noche fuimos a Querétaro, al norte, y en un momento de mucho agotamiento mental me invito al club de golf donde práctica este y otros deportes para descansar, sobretodo mentalmente, después de mi primera semana en México.

20131022-112748.jpg

20131022-112820.jpg

Gracias a Pedro Cobo y Jesús Sibilla pude trabajar con gran eficiencia en estas dos semanas en México. Con ellos compartí grandes momentos y gracias a Pedro tuve la oportunidad de ver una gran exposición de automóviles de un amigo suyo.

20131022-113050.jpg

Recorrer las calles de México DF, andando, en motocicleta o en metro me conduce hacia una idea que siempre hemos comentado en círculos profesionales: cuán diferente es trabajar en un gran país como México o Estados Unidos, donde las distancias se miden en tiempo en lugar de millas o kilómetros, donde la diferencia horaria juega un papel importante y donde, aún compartiendo la misma lengua, las diferencias culturales se dejan notar a cada paso que das.

Es curiosos ver como internet, en un país como México, parece tener mayor índice de penetración y de uso, en la calle, a pie de semáforo, en un smartphone. Las clases medias parecen tener una mayor acceso al internet móvil que al internet en sus casas. A pesar de un cierto monopolio del internet móvil por parte de la compañía Telcel, otros players, como el español Movistar, tratan cada día de dar un mejor servicio al mexicano tipo y a los diferentes modelos empresariales que coexisten en México.

Durante mi estancia utilice una tarjeta de contrato (renta en México) de Telcel, en mi iPhone, y la verdad es que en las zonas de gran aglomeración de personas funcionaba bastante bien, a diferencia de España, donde en ocasiones el espectro de banda con múltiples conexiones simultáneas, hablo de eventos por ejemplo, se cae con mucha frecuencia. Sin embargo en México una vez sales de la ciudad empiezan los problemas. Se termina la cobertura y descubres que vives en México.

En los últimos días de mi estancia, Pedro Cobo, tuvo la deferencia de acompañarme al Santuario de Guadalupe, lugar de peregrinación mundial. Allí pude ver que a pesar de los pesares, del racismo, de las diferencias de clases, todos los mexicanos se sienten arropados bajo la tilma de la “morenita”

20131022-114244.jpg

20131022-114331.jpg

Manifestaciones como la de los maestros de Oaxaca que llevan dos meses acampados en el monumento de la revolución contrastan con barrios como Polanco en los que las diferencias sociales conforman un panorama atractivo a la hora de vivir y trabajar en el país americano.

20131022-115026.jpg

20131022-115053.jpg

En la zona donde me alojé, Insurgentes Sur, paseando una tarde pude fotografías algunos edificios, que juntó con otras muchas de estos días conforman una imagen clara de por donde irán nuestras acciones desde UNIR en México. Han sido dos semanas de mucho trabajo que ya están dando sus frutos. Gracias desde aquí a Ernesto Bermejo, Pedro y Jesús Sibilla.

20131022-123425.jpg

20131022-123446.jpg

20131022-123520.jpg

20131022-123557.jpg

20131022-123633.jpg

20131022-123655.jpg

20131022-123815.jpg

México, América Latina y sus estudiantes nos esperan. Es momento de darlo todo por ellos. Queremos estar pronto en México y que nuestro proyecto educativo cale hondo entre ellos.

20131022-130231.jpg

20131022-130334.jpg

Una ciudad desconocida

Después de un parón de 20 días, obligado y bien recibido, debido a la celebración de mi boda, el pasado día 19 de septiembre de 2009, vuelvo a escribir, tratando que los posts que escriba sean de vuestro agrado. De antemano, quiero agradecer a todos mis amigos y familiares las muestras de cariño que recibimos mi mujer, Regina, y yo, el día 19 de septiembre.

Ya hace muchos años pensaba cuando llegaría este momento, y, finalmente, aprovechando el viaje de novios, llegó el momento de conocer Londres, capital del imperio brítánico.

De Londres había oído de todo, que si una ciudad sucia, que si los edificios son antigüos, que si los ingleses son raros, que si tienes que conocer Picadilly Circus, en fin, todo tipo de comentarios, de quienes han pasado por esta grandiosa ciudad. En honor a la verdad debo decir, que aquellas otras capitales europeas, que he visitado con cierta asiduidad, como son París, Roma y Berlín, con el paso de las visitas, han ido gustando más, y encandilando mis sentidos.

Con Londres ha pasado algo, que, por ejemplo, con París tardo tiempo, y que puede resumirse en una frase: es una ciudad cosmopolita y agradable. Algunos conocidos que viven en Londres me advirtieron que llevase paraguas y ropa de abrigo: haría frío. Todo lo contrario, sólo sufrí dos gotas, o tres, el día que visitamos Tower Bridge y el Parlamento.

Tower Bridge

Londres como capital del Imperio Británico, se convierte además, junto a New York, en una de las 7 ciudades del mundo más poderosas a nivel económico. Con sus 50 kilómetros de ancho y sus casi 60 de largo, con sus casi 10 millones de habitantes, con una red de Metro, que aunque antigüa, da servicio a toda la ciudad, qué además está dividida por el Thamesis, y que reune en la zona de Regent Street los comercios más importantes del mundo.

Londres me ha parecido, como dice mi hermano pequeño, una ciudad en la que debe ser un gustazo poder vivir. Claramente con las condiciones de UK, porque el nivel económico del pueblo londinense se nota que es medio-alto.

Pienso que,  aunque en invierno tiene pocas horas de luz debido a factores como la niebla, es una ciudad con mucho encanto, con los principales teatros del mundo, el Royal Albert Hall, Museos, parques, como Hyde Park o Sant James, y con comercios como el gran Harrods de la familia Alfayette.

Siendo una ciudad desconocida, ya que sólo tenía referencias por amigos y familiares, me pareció una capital en todo orden, en la que el orden, la limpieza, en general, facilitan al turista disfrutar de semejante ciudad, de sus restaurantes, de sus hoteles, de las tiendas, del London Eye.

Trataba de explicarle a mi mujer, que los ingleses desde hace muchos ingleses, siempre trataron de hacer todo de forma diferente al resto de Europa: por eso conducen por la izquierda, por eso el volante en sus automóviles se encuentra a la derecha. Por eso, cuando viajas en el Tube, debes subir las escaleras por el lado izquierdo. El pueblo británico, que basa su ordenamiento jurídico en la costumbre, basa, de igual manera todas sus viviencias, en unas costumbres ancestrales. Ocurre de igual manera en aquellos paises, que han sido colonias de Su Majestad la Reina de Inglaterra, como el caso de nuestros segundo destino Isla Mauricio.

Dos instantáneas llamaron mi atención de una forma no experimentada hasta ahora: una subir, mi mujer quería ver Londres desde las alturas, al London Eye, esa noria que hay en las inmediaciones del Parlamento Británico, desde la que puedes ver Londrés de una forma clara. Nunca he sido muy amigo de estas atracciones, pero he de reconocer, que han sido las libras mejor gastadas de esos días.

Desde el London Eye

Es una atracción muy turística, pero las vistas son espectaculares, subir a 135 metros de altura, da una idea de las imágens, además, y viendo su web, allí mismo in situ, descubrir, que las herramientas de social media, son utilizadas en todo este tipo de lugares, te hace una idea, del porque la inversión publicitaria en UK se destina en un alto grado a la inversión online. London Eye utiliza twitter y facebook para comunicarse con sus fans. Yo ya me he convertido en uno de ellos.

la city

La segunda, ya que es España no tenemos ninguna parecida, al menos de momento, fue poder visitar el Apple Store de Regent Street, en pleno centro financiero y comercial de Londres. Poder ver semejante espacio, y experimentar como te enseñan a utilizar y sacar rendimiento a tu iPhone, a tu Mac, tu iPod, o cualquier widget de la marca de Cupertino que puedas tener.

Todos los accesorios, originales, los cubre pantallas, como el mi iPhone, que no encontraba en Madrid, en ningún Premium Reseller, pudiendo entender donde lo compró uno de mis cuñados las pasadas navidades. Disfrutar de las secciones tutoriales OneToOne, en las que te enseñan a utilizar tu Mac o tu iPhone.

Quienes han estado en uno, alguna vez en su vida, saben de lo que hablo, como me ha comentado una amiga de Cádiz, que debe imaginar mi cara cuando vi la gran manzana en la entrada del Apple Store.

Apple Store Regent Street

Crear comunidad en Renfe

Es verdad que viajar hoy de Madrid a Barcelona en tren es, o al menos pienso yo, más rentable en cuanto a tiempo y dinero, que hacer el viaje en avión.
Hace dos semanas viaje de Madrid a Barcelona en avión con la compañia Vueling, a los que tengo en gran estima porque nunca tuve la menor queja, y además acaban de crear una comunidad con el tema de las nubes negras, pero para llegar a Barcelona a las 8.30, con un coste razonable, tuve que levantarme a las 5 menos cuarto de la mañana. El vuelo que sale a las 7 a.m llega a Barcelona a las 8 a.m, después un bus, el atasco, y llegada a las 8.30-8.45.
La vuelta no fue muy diferente, al final son 3.30 horas, casi 4, además de sufrir el control de pasaportes, que parece seamos, en ocasiones verdaderos terroristas.
De casa al tren, son 10 minutos en taxi, unos 3,60€, casi 25 a la T4, al tren de las 7.00 llegue a 6.45. Y a las 9.25 en Sants, con desayuno incluido, que en el avión es de pago. Es verdad que esto es en preferente, pero por 77€ tienes desayuno, prensa, y poder trabajar y, por ejemplo twittear, con una tarifa plana, sea del netbook o del iphone, ah y el tren va a 300km/h sin paradas.
Hoy al volver, mismo tiempo, mismo precio con comida incluida. Y del tren a casa, en Bus, 7-8 minutos, y por un euro.
Al final los números saltan a la vista. Posiblemente vuelva a viajar con Renfe, aunque me gustaría hubiese alguna comunidad de usuarios del AVE, para hacer, por ejemplo sugerencias a la tripulación, del estilo de la de hoy: nada más comenzar el trayecto nos ofrecieron, a modo degustación, un Ribera del Duero, de la bodega PradoRey, una excelente forma de aumentar las ventas, pues además va acompañado de un folleto explicativo, lo que en mi caso sirvió para postear en twitter la deferencia.
Mientras pagas un precio por un servicio, y te dan algo a cambio, como el licor de hierbas post comida, me parece correcto el modelo.
Iniciativas de este tipo deberán crecer y que surjan otras, que nos hagan más llevaderos nuestros desplazamientos.

Ciudades del mundo: barcelona

Posiblemente Barcelona, puerto marítimo, nació como un lugar de intercambio, de comercio entre el continente europeo y el africano, entre Cartago y la península ibérica, lo que ha provacado, que aún con el paso del tiempo, sus habitantes sean grandes comerciantes, como además atestigua la cantidad de firmas que, hoy, se asientan en la Ciudad Condal. Otra cosa es que haya mucha rotación comercial, como afirman muchos de sus habitantes.

img_0830
La ciudad mas importante de Cataluña es, además, conocida como la Ciudad Condal, nombre que, creo, le viene, de la época de los Borbones. El actual Rey de España, Juan Carlos I, concedió a su padre, don Juan, el título de Conde de Barcelona.

img_0829
Durante los ultimos díez años Barcelona ha sufrido las grandes convulsiones de los cambios de la economía, además, en muchas ocasiones, tiene que sufrir que muchos negocios y contratos se vayan a Madrid, donde existe una gran centralización, aunque hoy en día, existen compañias extranjeras, que al iniciar sus negocios en España comienzan en la ciudad catalana, lo que supone una inyección, en muchas ocasiones, de optimismo.

img_0833
No hace mucho tiempo escuchaba hablar de la antipatía de los barceloneses. He de afirmar con rotundidad, que quiénes afirmaban semejante majadería jamás han debido visitar Barcelona. Estar perdido y soloni preguntar a alguien por la calle, te hace sentir como en casa, aunque en todos los sitios cuecen habas.
La cercanía de la montaña junto al mar mediterráneo hace a sus habitantes tener un talante muy diferente al del inferior. En esta ocasión como en otras, puedo afirmar que, Barcelona es sin lugar a dudas una ciudad mucho menos estresante que Madrid: será porque son menos gente, o mas bien por la templanza que proporciona la cercanía del mar, la mezcla de gentes, o simplemente porque al ser más reservados, esas reservas se han convertido en un tópico difícil de entender para el resto de los habitantes de este nuestro país, España.

Una de las frases más impactantes que encontré estos días en Barcelona, fue en las oficinas de Softonic, “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”, de Pablo Ruiz Picasso.

A Roma con Air Europa

Desde hace 4 años no volaba con Air Europa, y no dejan de sorprenderme, para muy bien. La atención al viajero, como lo que es, una persona que viaja, es exquisita, a diferencia de la brindada en algunos vuelos de la todopoderosa Iberia.
Hoy he volado con Air Comet a Roma, Fiumicino, vuelo operado por Air Europa, compañia asociada a Skyteam. Hace 4 años regrese de mis vacaciones en el sur de Gran Canaria, con esta compañia aérea, y el trato fue ejemplar, incluso desde el momento de facturar el equipaje. Solo haría dos sugerencias a ésta y otras compañias aéreas.
1. En los vídeos de medidas de seguridad en las maniobras de despegue y aterrizaje, como en las normas de vuelo, sería conveniente cambiar y adecuar a la actualidad, algunas imágenes, como el teléfono móvil antidiluviano y ladrillo de hace 15 años, por otro algo más moderno, no tiene que ser un HTC Diamond, o una BB Curve, o un iPhone, pero si algo mas moderno. Igual ocurre con los reproductores de música, al menos un MP3 podría sustituir al viejo WalkMan de los ’80.
2. Ya sabemos que en las operaciones de despegue y aterrizaje no se puede utilizar los teléfonos móviles, y por el momento solo en RyanAir es posible durante el vuelo. Quiénes utilizamos smartphones con wifi y conexión 3G, lo sabemos, y mas aquellos que disponemos de tecla “modo vuelo”, que apaga todos los dispositivos inalámbricos. No creo que haga falta que se nos llame la atención como a bichos raros.

Maticemos, hoy se me ha ocurrido preguntar si es posible utilizar el ipod del Ipone para escuchar música, después del despegue, es decir, en pleno vuelo, y, segun las normas de Air Europa no se puede utilizar nada que lleve modo vuelo, o lleve incorporado un dispositivo o software para escuchar música. ABSURDO. Por que unos vuelos si, y otros no, por que unas compañias si, y otras no. El colmo de la absurdez es que voy escribiendo este post con la app de wordpress del iPhone, y nadie me pide que lo apague. Entre el pasaje, unos 20 pasajeros utilizan sus iphones en modo vuelo, sus ipod touch, supongo que con el wifi apagado, y algunos más con los mp3 o mp4 encendidos. Ya se ve que lo absurdo es preguntar como me ha comentado un pasajero en la pasarela de recogida de equipajes.

No se que pasará el domingo a mi vuelta, prometo contarlo, pero yo no seré el que pregunte. Me parece una cuestión que no entenderé nunca.

Hoy al final, ni música, ni post, ni podcast, ni audiobook, al menos el libro de SEO de Miguel Orense me han dejado leerlo.
A mi vuelta, sino cambia mucho el vuelo a Madrid, al menos escribiré un mail al CAC de Air Europa, para que en los términos y condiciones se advierta de estos detalles.

La estancia en Roma ha sido genial. La vuelta va a ser en un avión lleno de cubanos, que se creen dioses en los vuelos. Son los que mas equipaje llevan. No se como les dejan facturar 40 kilos y después llevar más equipaje de mano… Al final la vuelta ha sido tranquila, salvo por los 35 minutos de espera en la cinta de las maletas. No se si será Air Europa o el Aeropuerto de Barajas, pero siempre la casa sin barrer.

Safari 4 beta

Perdonadme quienes me conocéis, pero cada vez, y cada día me pasa con más frecuencia, pienso que Microsoft se equivoca en los planteamientos, a la hora de sacar al mercado el nuevo Windows 7. Pienso, desde una posición, que creo imparcial, que los fabricantes de portatiles, laptops y ordenadores personales, deberían ponerle cierto coto al monopolio que ejerce Microsoft a la hora de equipar sus máquinas. Fabricantes, como Dell, HP, Acer, Toshiba, etc, y un largo etcetera, deberían hacerle frente a Microsoft, en su política de equipar sus máquinas, con ciertas prevendas, que, en muchas ocasiones, lo único que consiguen es cabrear, con perdón, al usuario.

Hace unos meses compre un portatil de la marca HP. Su función era ser una herramienta de trabajo. Durante muchos años he utilizado máquinas de Macintosh, con su sistema operativo Mac OS, y al mismo tiempo, otras máquinas con sistema operativo de Microsoft. En el iBook, por ejemplo, si no sabías inglés no te enterabas, ni de la media, pero no era el caso, además ante la duda, tenía a mi hermano. El funcionamiento de un navegador era muy simple: con Safari iba de coña, y con Netscape también. Pero ojo, tener instalados dos navegadores diferentes en el Acer, era matarlo.

La causa es de todos conocida. Mientras las máquinas sobre soporte Mac o Linux, permiten la navegación a través de un sistema independiente, los portátiles con Microsoft utilizan en navegador de Windows para todo, con la consiguiente utilización de caché, y utilización inadecuada de recursos.

Actualmente, en el HP que utilizo, he ido probando diferentes navegadores, y de hecho actualmente, como alguno sabe, tengo instalados los tres más conocidos: IE, Mozilla Firefox y Google Chrome. En el portatil de mi novia, instale hace tiempo el Safari, para probarlo, pero ella no se acostumbra.

Hace unos días, los chicos de Cupertino lanzaron la beta del Safari 4. Hoy, hablando en twitter con Elena García Alonso, me decía que quitase y obviase el Explorer; espero conseguir quitarlo, y sino, es muy probable que guarde todos los archivos, y acabe formateando la máquina con Linux.

No sé cuantos de los que leeis este blog utilizáis Safari, Internet Explorer, Google Chrome o Mozilla Firefox, a lo mejor hago una encuesta en los próximos días. Yo desde luego, sólo utilizo IE para hacer BBDD de la intranet de Interactiva, porque, en otros no funciona. Firefox lo utilizo desde hace mucho tiempo, y funciona muy bien. Chrome ha sido una de las mejores apuestas de finales del 2008, y le auguro un excelente futuro, yo seguiré utilizándo este navegador, en muchas ocasiones.

Si Safari 4 funciona como los primeros cinco minutos después de instalarlo, Apple, posiblemente, haya recuperado un cliente usuario de Mac Book Pro, porque de Mac Os X, ya lo soy hace tiempo con el iPhone y el iPod Touch. Porque sinceramente, la interfaz de este navegador es una maravilla, de verdad que me he quedado muy sorprendido, y posiblemente, comienze a recomendarlo a quienes, utilizan la versión 3.

Renfe: de vuelta a la eficiencia

Desde hace bastantes años viajo a la Ciudad Condal, por motivos diversos, unas veces para trabajar, otras para ver amigos, otras para asistir a algún congreso, y otras para ir a la Costa Brava.
He viajado en todos los medios de transporte. Muchas veces en automóvil, grandes, pequeños, furgonetas, otras en moto, en tren, aunque en los de 12 horas y de noche, y por supuesto en avión, desde Madrid o, haciendo escala, desde cualquier ciudad europea.
En mis últimos viajes en avión me he tenido que levantar muy pronto, tipo las 4 de la mañana para estar a las 9 en Barcelona, con el consiguiente gasto en taxis, pues vivo, no precisamente cerca del aeropuerto. Total casi 5 horas para llegar. Ah, más los taxis en Barcelona.
Hoy he venido a Barcelona, para asistir al Search Congress de Marketing en Buscadores. Y, por primera vez, en AVE… Impresionante.

  • De casa a la estacion, vivo cerca, 4 minutos, y 4€.
  • El Ave salía a las 5.45, he embarcado a las 5.30.
  • Llegada a BCN, ojo 5 minutos antes, en vez de 9.04, 8.59.
  • De Sants a hotel Juan Carlos I, Metro, 1€, 15 minutos.
  • Ida y vuelta: 125€, sin esperas, sin control, tipo quitate el cinturón.

He podido mandar unos emails, contestar por tweetie a un amigo. Leer la prensa, dormir 30 minutos: no tenía mucho sueño… Y todo a 300km/h.

No se si Renfe le quita muchos o pocos clientes a Iberia, pero eficientes lo son con creces, de momento… Veremos si puedo cambiar la vuelta, de mañana al viernes…..

VY 1006

hoy vuelvo para Madrid y salimos en hora, ósea que sí todo va bien en menos de una hora estaremos en casa. Camino al Prat en taxi, me ha tocado uno de esos que se quejan de todo, que sí el tripartito, que sí ZP, que sí los guardias, los radares en la Ronda de Dalt, y… sobretodo que sí, en general los demás no respetamos a los taxistas en su forma de trabajar. Como siempre he manifestado, todos debemos colaborar en aras de una sociedad más cívica. Pero todos, sí, sí, todos.
Hoy quería hablar de algunos que sí buscan ese civismo, pero no solo en tierra, sino también en los cielos. Hablo de la tripulación del vuelo Vueling VY1006 Barcelona-Madrid. Los dos pilotos, el sobrecargo, y las tres azafatas, se hacen este vuelo 2 o 4 veces al día, y tienen que aguantar, seguro, en alguna ocasión, yo creo que más de una, al típico borde, pesado, miedoso o chulo que se sube a un avión de vez en cuando. Como no podía ser la excepción, en este vuelo va uno de esos. Todos, en nuestro sano juicio, solemos volar facturando los equipajes grandes o llevamos equipaje de mano (pequeño) sin facturar. Yo he volado para ir a esquiar y, jamás, se me ocurrió subir los esquíes al avión, como al tipo que en este vuelo ha subido una súper guitarra eléctrica, sin facturarla, le han indicado donde ponerla, lógico, porque en los maleteros no cabía, y se mosque porque “su guitarra” vale mas que los billetes de 10 personas. Encima que te dejan no facturarla, gracias habría que dar por las molestias a los demás. El sobrecargo, un alemán con muchas tablas, se le nota, le trató con mucha delicadeza y respeto. A veces, cuando volamos, cuando viajamos en tren o en barco, cuando vamos por la carretera, deberíamos pensar, un poquito más, en todos esos profesionales que hacen que el trasladarnos de un lugar a otro, sea agradable y, hasta en ocasiones, divertido.
En alguna otra ocasión fue el piloto, el que más manda en la aeronave, de hecho la máxima autoridad, quien tuvo que dar un toque de atención a un pasajero; todos nos acordamos del pollo que montó Melendi, el cantante, en un vuelo Madrid-New York.
Desde aquí me gustaría lanzar un agradecimiento a todos esos profesionales, que todos los días, nos hacen mas llevaderos y agradables nuestros viajes en avión, o en cualquier otro medio de transporte. En especial a la tripulación del vuelo de Spanair.

VY 1011

Unos meses después vuelvo a ir a mi querida Barcelona, y de nuevo en el VY 1011, un clásico de mis idas a la Ciudad Condal, que ya son unas cuantas. Compruebo que como de costumbre en este vuelo si funcionan los flaps y los slats, ah, se me olvidaba, y el súper air conditioned de este avión de la compañia Vueling.
Como habrá quien se pregunté, Vueling es la compañia aérea con la que hago casi todos mis viajes en avión a lo largo y ancho de los cielos europeos. Para mi y mucha gente son de fiar. Sus vuelos van muy limpios, el personal es amable, y en ocasiones, en caso todas, el piloto suele ser un cachondo mental, en el buen sentido. He tenido la oportunidad de viajar con el capitan vueling que cuando despega el avión suele gritar está palabra con sorna. En muchas ocasiones he volado al lado de gente mayor y estas palabras les han dado mucha tranquilidad. Hoy parece que el vuelo va a ir en buena hora, bueno eso parece, aunque como llega Barcelona a las 7am no hay problema, siempre hay tiempo para una vuelta por esta ciudad tan genial. Por cierto Barcelona desde el cielo esta de coña.