Periodismo

el papel de los medios de comunicación en la red

Ayer tuve la oportunidad de asistir a una mesa redonda en Ficod, que versaba sobre las claves de futuro de los medios de comunicación online.
Moderada por Juan Valera de Periodistas 21, entre los componente estaban Chus del Río, director de Contenidos de Prisacom; Rosalía Lloret, directora general de desarrollo digital en Unidad Editorial; José Luis Rodríguez, director general de Godó Digital; Juan Luis Moreno Ballesteros, director de estrategia de Internet en Grupo Vocento; Mario Tascón, fundador de La Información y Alfredo Peña, director de multimedia en LaSexta.
He de puntualizar que llegué a la mitad de la mesa, pero parece que no me perdí gran cosa, porque el plato fuerte parece que llegó en ese momento, cuando uno de los asistentes, protagonizó una de las frases célebres de Ficod2010, al afirmar que “Twitter no es un medio de comunicación” y, efectivamente, es posible que no sea un medio de comunicación al uso, es mucho más, porque cada vez más gente, utilizamos twitter para estar informados.
Por tanto algo no tan bien hecho estarán haciendo los medios de comunicación, cuando hay una desbandada generalizada para obtener información. Posiblemente, como señaló Juan Luis Moreno, el papel no desaparezca en un breve plazo de tiempo, como trataba de hacerles ver con sus críticas, el periodista Javier Piedrahita en una de sus inquisitorias reflexiones, como responsable de MarketingDirecto. Sin embargo, me gustaría apuntar que o cambian mucho las cosas, o el papel está condenado a convertirse en el soporte residual. ¿Cuántos puestos de trabajo han desaparecido de las rotativas de papel? ¿Cuántos trabajadores han sido reconvertidos a las cabeceras digitales? Los monstruos de la comunicación parece que continúan abogando por un modelo, en el que el papel es importante.
Pero el episodio más jugoso de la mesa ocurrió casi al final de la misma, cuando Rosalia Lloret de Unidad Editorial, con un discurso que no había visto en mucho tiempo, cuestionó sin morderse la lengua el papel de las centrales de medios a la hora de vender la publicidad a los medios, y atreverse a cuestionar, fuera de un contexto más amplio, que las agencias de publicidad no hacen bien su trabajo a la hora de distribuir la publicidad de los anunciantes en los medios de comunicación, que las centrales no targetizan ni segmentan el público objetivo de los anuncios de las marcas con qué trabajan.
No dudo, que algunas agencias venden impresiones por kilos, pero cuestionar el trabajo de las agencias y centrales de medio en estos términos, cuanto menos me pareció esperpéntico. Que los medios de comunicación se dediquen a cuestionar a las agencias y centrales de medios a la hora de contratar anuncios, cuando ellos, precisamente ellos, no han hecho los deberes, por ejemplo al vender formatos infumables, que por ejemplo no permiten dicha segmentación, me parece una falta de respeto a todos aquellos que nos dedicamos a la comercialización de espacios publicitarios digitales.
La nota de humor final fue puesta, como señalaba anteriormente, por Javier Piedrahita, al cuestionar el modelo de pago por información, que practican todos medios. Jesús del Río apunto, que él cuando viaja en avión, cuando se toma un café o cuando compra un libro lo paga. Ninguno de los presentes dudamos en este sentido, pero el modelo de pago online que se intenta vender desde plataformas como Orbyt, en mi humilde opinión no es similar a cuando compro un vuelo en la red.
Si puntualizaré a Javier Piedrahita, que meter en el mismo saco de los contenidos de pago Mario Tascón, fundador de La Información, creo que estaba fuera de contexto, porque si de algo ha presumido LaInformación, después de convertirse en el tercer medio digital, ha sido de ofrecer todos sus contenidos a sus lectores de forma gratuita, mediante el modelo de inserción de diferentes formatos publicitarios en su portal, con una segmentación bastante bien hecha.
Al terminar la mesa intercambiando impresiones con Julio Alonso de WeblogsSL coincidimos en que la postura de la directora de digital de Unidad Editorial había sacado sus afirmaciones de contexto, y debería haber explicado su postura en un escenario más ajustado a la realidad.
Yo sigo pensando que los medios de comunicación deben seguir teniendo un papel relevante en la comunicación digital, pero algunos de ellos deben cambiar mucho sus formas de ofrecer la información a sus lectores. Decir que herramientas, como las redes sociales o twitter, no son formatos reconocidos para ofrecer o viralizar sus contenidos, es cuanto menos estar fuera del contexto actual. Muchos blogs especializados se han comido muchas secciones de los medios de comunicación tradicionales, simplemente, por la razón de la especialización.
Hoy, si quiero leer algo sobre Apple, sobre el lanzamiento de un nuevo modelo de automóvil, sobre unos muebles o un restaurante donde comer, ya no acudo a la prensa tradicional, en su formato papel o su formato digital, sino que lo hago, por este orden, en twitter, blogs especializados y redes sociales. Y, por una única razón, el contenido es el rey y la opinión que vale es la de los usuarios. El papel del periodista debe, en ese sentido reconvertirse, porque de lo contrario, ocurrirá, como en los ochenta, cuando se decía que había más abogados en España, que litigios que defender y juicios que celebrar.

La sombra del poder

En un momento como el actual, en el que cada día se cuestiona en mayor medida el papel de la prensa, de los periodistas, y, sobretodo, el modelo de negocio de la misma, con personas que opinan sobre la desaparición de la prensa escrita tal y como la conocemos actualmente, el director Kevin Mcdonall trae a la gran pantalla este thriller de intriga política e intriga mediática.

El film, que es un canto al buen periodismo de investigación, sin embargo hace constantes referencias a los bloggers, a los que califica como “sanguijuelas” y a la actual tensión entre el formato de prensa escrita y el formato digital. En muchos momentos de la película el director ha sabido reflejar la actual situación de crisis, entre la editorial, anclada en el modelo antiguo, y, el buen periodismo, que no está reñido, con hacerlo bien, sea en un soporte o en otro.

En 2003 la BBC ya produjo una película con el mismo nombre, e iguales protagonistas, interpretada por actores ingleses, “State of Play“, qué es el título original de la película, entonces y ahora con la nueva versión de Mcdonall.

Es curiosa la forma que la distribuidora del film tiene, a la hora de traducir o ponerle un título en español. State of Play es el título original, y evidentemente refleja el estado de un juego, de un partido periodistico, entre un político y un periodista, con la entrada de nuevos actores en la información, tanto la nueva tecnología digital, como los bloggers, y como el escenario de crisis, mundial, que sufren los diferentes medios de información escritos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=RSvRFodDD9E&hl=es&fs=1]

Traducir así el título de la película, me parece una temeridad, pues al final, en la película se prima esa labor de investigación tan propia del Watergate de Nixon, y que durante muchos años, muchos periodistas han perdido, bien por la influencia del poder, o bien por las órdenes dadas desde su dirección.

La prensa tradicional, tanto en el film como en la vida real, teme a los bloggers, Y, por qué? Simple y llanamente porque cuando un blogger escribe sobre una noticia, sea del tipo que sea, no se detiene a pensar, si le va a molestar al director, o a la línea editorial de la publicación. El blogger, cuando escribe en su blog, no trata de informar sobre lo ya informado, sino de crear una conversación en torno a su reflexión.

Hablando un día con Marc Vidal me contaba, que en ocasiones, al hablar con periodistas en la trastienda de un programa televisivo, los propios periodistas, al preguntarle por temas de economía, han comentado que, la prensa no puede decir toda la verdad sobre la crisis. Sin embargo, el blogger puede hacerlo con total libertad, aunque en muchas ocasiones pueda estar jugándose otra serie de cosas.

Al final de la película se pone de manifiesto, algo que resulta muy interesante, y que bascula sobre la importancia de la labor de investigación de los periodistas, sea para escribir en papel o en formato digital. Un periodista puede escribir muy bien, y hacer una excelente labor de investigación, como hizo en su día Melchor Miralles o Woodward y Berstein, y al mismo tiempo, o pasado un cierto tiempo como en el caso de Melchor, escribir un blog, o escribir en formato digital.

La película tiene muchos parecidos con otras de la historia del cine, y si además te gusta el periodismo, del bueno, esta es tu película. Al final el blogger, ya no es tan malo

Sobre las notas de prensa

Parece que algunos periodistas, agencias de noticias, pero sobretodo algunas marcas, personales o jurídicas, desde hace algún tiempo pretenden, que los que escribimos blogs, nos hagamos eco de las noticias que generan, y al igual que muchos medios de comunicación, nos convirtamos en transmisores de sus contenidos.

Estoy de acuerdo con que las notas de prensa pueden tener su importancia, sobretodo cuando se trata de informar de una forma concreta y concisa a los lectores. Sin embargo, como manifiestan algunos bloggers, que opinan en la siguiente presentación, los blogs no nacieron con vocación de medio de comunicación. En mi caso, nació como una forma de fomentar mi identidad, tanto digital como personal, en un momento, en que necesitaba comunicar y ser escuchado por mis amigos, mi familia, y mis colegas de trabajo.

Roberto Carreras nos propone la lectura de estas reflexiones en torno a las notas de prensa. Yo, que no me considero aún un blogger, este blog sólo tiene diez meses, no tengo claro que hacer con quienes me piden, que escriba sobre sus productos, cuando lo primero que hacen es enviarme una nota de prensa. Espero tenerlo más claro en unos días.

[slideshare id=1260061&doc=futurodelasnotasdeprensa-090407124215-phpapp01&type=d]

Crónica televisiva del año en que murio el tomate

Esta tarde he asistido, en el Aula Magna del Instituto de Empresa,  a la presentación del libro “Crónica televisiva del año que murió el tomate“, escrito por Susana Alosete. La verdad es que ha sido uno de esos eventos a los que debería acudir con más asiduidad. Precisamente porque no ha sido, como el resto de presentaciones de libros a las que he asistido últimamente.

photo-3

En lugar de hacer una presentación al uso, en la que diferentes personajes tratan de explicar los pormenores de la obra a presentar, y a esbozar un semblante del autor, esta tarde a lo que hemos asistido ha sido a una excepcional mesa redonda, en la que diferentes personajes, ante una audiencia de entre 70 y 100 personas, nos han hecho una extensa radiografía de la situación de la televisión en España, ante la inminente llegada de la televisión online, o la televisión sobre IP.

Junto a Susana Alosete se encontraban Jesús Moreno, subdirector de contenidos de Antena 3 Multimedia; Concepción Cascacoja, profesora de la Universidad Carlos III de Madrid, y autora del libro Prime Time; Gonzalo Martín, consultor de nuevos medios audiovisuales, y Javier Capitán, perdiodista conocido de sobra por todos los presentes.

A la TV, tal y como la conocemos, le queda poco tiempo. Necesita un reconversión brutal, un reinventarse el modelo de comunicación audiovisual, tan necesario, como que el televidente ha cambiado. Hoy hay personas que ven la televisión como antaño, sentados en su butaca con el mando a distancia a la derecha, o a la izquierda. Son los consumidores tradicionales; junto a ellos están los nuevos consumidores, que apenas utilizan la pequeña pantalla para ver contenido audiovisual, sino que lo hacen en la pantalla de sus pc, y consumen los contenidos a horas muy diferentes de los primeros, para ellos no existe el modelo de prime time, pues hacen un consumo audiovisual a la carta.

photo-4

La configuración, por parte de las cadenas actuales, de las parrillas televisivas no tienen razón de ser para este, cada vez más grande, grupo de consumidores. Pués, sobretodo, ya no consumen televisión. Y por último, están, estamos, aquellos que nos hemos cansado del modelo televisivo, y a penas utilizamos la televisión, excepto para recabar, en ocasiones, cierta información en directo, o semi-directo, o bien para visionar eventos, que por desconocimiento, no logramos ver en la nueva pantalla, que es internet.

La televisión. actualmente, está creando conversaciones entre usuarios, en redes sociales, en blogs de todo tipo, en herramientas de comunicación como twitter, y sin embargo, esas conversaciones no están volviendo a la teñevisión, con la pérdida tan brutal de comunicación bidireccional, que podría ser utilizada por los anunciantes.

Se habla de la poca consistencia de la televisión interactiva, pues cada vez que se ha tratado de probar el modelo interactivo en la televisión, ha sido un rotundo fracaso. No será más bien, que el modelo sobre el que se ha tratado de imponer esa, supuesta, interactividad, estaba caduco. No será más bien, que con el cambio, que la crisis está agravando, se hace necesario un nuevo modelo de comunicación audiovisual, en el que el modelo de ingresos sea diferente a todo lo realizado hasta ahora. No habrá que reinventar un modelo en el que se utilicen todas las herramientas de comunicación posible, y se pongan al servicio del usuario.

En el momento actual, el del cambio de modelo económico, se impone un profundo cambio en la forma de hacer televisión. Un mirar hacía atrás, un no querer observar los cambios que se están produciendo, el no tratar de hacer programas y contenidos, en los que el usuario pueda participar, no cambiando finales, como entienden algunos la interactividad, sino dotando de bidireccionalidad a la comunicación audiovisual, es lo que la industria de la producción televisiva debe cambiar, y sobretodo, escuchar, a los que entienden, y por encima de todo a ese usuario, que ve la TV en Internet, o en TV tradicional, o en cualquier otra pantalla, como un iPhone.

Que programas como el Tomate hayan desaparecido, no sólo se debe al desencanto de la audiencia, sino a la caducidad del modelo televisivo, en el qué, además, la inversión publicitaria, tan vital e importante, sufre una crisis de identidad, y qué debe reinventarse hacia un nuevo modelo, donde prime más la creatividad, y no tanto el spot publicitario.

Finalmente, como en otros sectores de la economía, se impone consensuar una integración, que permita a los ciudadanos interactuar y poder participar, no tanto en las decisiones, que también, como en la aportación de la ideas…

Integracion en la prensa

A principios del siglo XX nacieron los principales diarios escritos, que hoy conforman el panorama periodístico mundial.
Un siglo después la grave crisis, que afecta a todos los sectores de la economía, ha provocado despidos, suspensiones de pagos y en algún caso, incluso reciente, el cierre de algunos diarios.
En este momento la prensa escrita, consecuencia de la crisis y del descenso de la inversión publicitaria, necesita, más que una reconversión, un nuevo modelo de negocio.
Algunos diarios americanos, como New York Times, llevan un tiempo intentando nuevas fórmulas de inversión, con tal de no tener que verse abocados al cierre.
Particularmente, y aunque no esté de acuerdo al ciento por ciento, me gusta la forma de explotar este nuevo modelo de negocio por parte de El Mundo.
Escuche a Pedro J. Ramírez, a finales de noviembre, hacer un nuevo planteamiento del modelo de prensa, en el que lo importante es la marca, y no el papel, o el ONLINE, o la TV, o el móvil. Lo verdaderamente importante es la marca, no el medio. Se trata de comercializar la marca, y planificar la inversión en diferentes soportes o pantallas, tratando de dar al anunciante una nueva fórmula rentable de retorno de la inversión, en la que, por ejemplo, en el papel hará branding, en online podrá medir y dirigirse a un target segmentado, y en el móvil podrá, con las nuevas aplicaciones, vender por ejemplo billetes de avión.
Se trata pues de un nuevo modelo de negocio. Pero nuevo, nuevo. Ni se trata de un restyling, ni de un retoque por aquí y por allí.
Pienso que quien no este pensando cambiar la forma de comunicar, tendrá que hacerlo lo antes posible, sino, puede ocurrirle como a algunos de los que ha cerrado estos días.

periodistas, informadores, bloggers…

Esta mañana leyendo un post de mi amiga Usue Madinaveitia, me ha venido a la mente una pregunta: quién en esta sociedad de la información, donde parece que todo vale con tal de informar, tiene la sarten por el mango en esto de dar información.

Habitualmente no veo la TV, pero hoy se me ha ocurrido ver el programa de TelecincoEstá Pasando“. No sé a ciencia cierta, si quienes lo presentan son periodistas o presentadores de programas, yo me inclino más por lo segundo, pero lo cierto, a mi entender, es que determinadas personas que informan a la audiencia se les viene llamando ¿¿¿periodistas, colaboradores, corre ve y diles?? No lo sé sinceramente. Mira que el mundo de la farandula me pone de los nervios, pero a veces, cuando un tipo se niega a responder, en una rueda de prensa-presentación de un libro, unas preguntas a determinados “periodistas” y alega que en ese programa, no se hace periodismo real, sino la busqueda de la intimidad de las personas, mediando dinero o no, me empieza a escamar la idea que provoca este post, y es que no son realmente periodistas, sino informadores.

Conozco a algunos periodistas, unos de renombre, y otros que no lo son, aunque iran sonando, como nuestra nueva directora, Mariu González Bermejo, o nuestra responsable web Usue Madinaveitia,  que si  hacen periodismo de información e investigación y no las patrañas y payasadas que he oído hoy, y otros días en esos programas.

Luego están los informadores, que son un caso, para echarles de comer a parte, entre los cuales considero, que están muchos de esos famosos o pseudofamosos, que venden sus vidas al mejor postor, y a cambio de millonarias sumas de dinero. No me extraña, que un juzgado de Marbella quiera bloquear las cuentas de Julián Muñoz, después de la millonada que, supuestamente, le ha pagado Telecinco.

Bueno, también hay otros informadores, como cualquiera de nosotros, que pasa por un sitio y ocurre un hecho relevante de ser compartido con los demás, como el tsunami, la nevada de anoche en Charleroi, o un hecho que escapa al periodista más avezado, porque a veces no pueden estar en todos los sitios. A este tipo de informador se le ha venido a llamar “periodista ciudadano”, y la verdad es que le viene al pego el término, y como señala en ocasiones Oscar EspirituSanto, son quizás quienes nos pueden mostrar la realidad más cercana e inmediata.

Finalmente, los bloggers o aprendices de bloggers, como es mi caso, que escribimos, sin quizás un rigor periodístico aprendido en una Universidad, pero que sin embargo, ponemos toda la carne en el asador, para que nuestros lectores conozcan las reflexiones sobre tal o cual noticia, producto, marca, hecho histórico, etc etc. Yo no me considero, ni me consideraré nunca un periodista, y siempre defenderé a capa y espada la labor que hacen los periodistas, lo que no quita para que en ocasiones, no esté de acuerdo con su forma de ver las noticias, o con la forma de expresarlas.

Un reflejo claro lo tendremos, a partir de mañana y hasta el jueves, en la celebración de FICOD en el Palacio Municipal de Congresos en Madrid. Como es lógico, habrá muchos periodistas, y… también estarán los bloggers, y… mucha gente twitteando y escribiendo posts en directo, sobre tal o cual noticia, hecho, o hecho noticiable. El viernes, o quizás durante el fin de semana, será un buen momento, para ver, cómo, unos y otros, cuentan las noticias. Al mismo tiempo, el miércoles y jueves, en Boadilla del Monte, tiene lugar el Festival Online San Inspirational de la IAB, en el que asisten gentes del mundo online, y muchos venidos del off al online. Será también un termometro de como está la situación del periodista, el informador y el blogger en este momento, en el que se critica al periodista, en general, por algunos hecho, muchas veces infundados, y al blogger, porque dicen que nos erigimos en contadores de historias, que no son bien llevadas por algunos periodistas.

Mobuzz Tv: la dosis diaria

Desde hace muchos meses, todas las tardes me veo la dosis diaria de Iria Gallardo de Mobuzz y veo los noticieros de Javier Capitan. La verdad es que desde que veo este programa, me queda la sensación todos los días, que hay alguien que informa con cierto rigor y cachondeo al mismo tiempo, de lo que pasa en la actualidad. Yo que llevo varios meses sin ver un telediario, bueno veo los deportes, con la dosis diaria y el Noticiero tengo suficiente, además de leer la prensa con un agregador como Netvides.

Hoy nuestros amigos de Mobuzz se encuentran con el agua al cuello. La dichosa crisis también les ha afectado. Y a todos los que les vemos, nos han pedido una aportación para poder seguir emitiendo durante los próximos tres meses, debido a que algunas campañas de publicidad que tenían planificadas, han echado el freno hasta primeros de año.

Bien yo he hecho una aportación, en la medida de mis posibilidades, y os animo a todos los que veáis este post a que os animéis, y hagáis una aportación, según vuestras posibilidades,  para seguir teniendo nuestra DOSIS DIARIA, todos los días.

Muchas gracias al equipo de MobuzzTv. Espero poder seguir viendo vuestra dosis diaria todos los días.

thermo_es_big

Excelente periodista, mejor persona, hasta siempre Juan Pablo

Anoche de madrugada, en la Clínica Universitaria de Navarra, y después del infarto cerebral sufrido el pasado verano, falleció don Juan Pablo de Villanueva Domínguez, fundador entre otros de Expansión y de la Gaceta de los Negocios, a los 65 años de edad. Actualmente, Juan Pablo era presidente de la Fundación Diálogos y era miembro del Consejo de Administración del Grupo Contenidos e Información de Salud, una vez que, hace más de un año, vendió su paquete mayoritario del Grupo Negocio (La Gaceta y Dinero).

Juan Pablo de Villanueva había nacido en Madrid en 1943, y había sacado la licenciatura de Periodismo en la Universidad de Navarra en 1963. Desde entonces se había dedicado a una ingente labor periodistica, acompañada de la faceta directiva en diferentes publicaciones, hasta crear sus propias empresas.

En sus primeros años, como periodista, trabajo en El Alcázar, y posteriormente llego a desempeñar diferentes cargos en Nuevo Diario hasta ser nombrado en 1969 director del mismo, cargo en el que estuvo hasta 1970. A finales de 1970 es nombrado subdirector de la Agencia EFE, donde estuvo año y medio. En el año 72, y junto a otros periodistas, creo Informe Diario S.A. y Multipress, S.A, las cuales presidió hasta 1980. Durante unos años, los que van de 1973 a 1976 fue consejero delegado de diario SOL de España, y consejero delegado de Diario de León.

En 1976 dirige Actualidad Española y le nombran editor de Actualidad Económica, semanario que compró en 1977 junto a Juan Kindelan, José María García-Hoz y Luis Infante, fundando así el grupo Punto Editorial, que preside hasta 1991. Desde Punto Editorial relanzó la revista TELVA, compró el diario deportivo Marca e intervino en la subasta de medios de comunicación del Estado. Fundó en 1986 el diario Expansión y fue presidente de la sociedad editora hasta 1991, cuando vendió su accionariado en la compañía.

Asimismo ha sido Presidente-Editor del Grupo Negocios, tras comprar, junto a otros periodistas y empresarios, la mayoría del capital de la compañía. Hasta fallecer era presidente de la Fundación Diálogos, cuya principal actividad era la organización de simposios internacionales sobre cuestiones de actualidad.

Además desde 1993 presidía el Consejo de Administración de Siena, editora de El Magisterio Español, el semanario más antiguo de España, publicado desde 1866, y del Anuario Español de la Educación.

El año pasado vendió su paquete accionarial de la Gaceta a la Fundación Valdecubas, e invirtió los dividendos en el Grupo Contenidos e Información de Salud, editor de El Globo, revista especializada en Sanidad. Además era miembro del Consejo Editorial de Nueva Revista.

En su faceta publicitaria fue presidente de la agencia de publicidad Gisbert y del grupo RED de publicidad exterior.

La capilla ardiente está instalada en el Colegio Mayor Santillana en Mirasierra.

Desde aqui me uno a las condolencias de pesame. Descanse en paz.