Marca Personal

La importancia de la marca

La importancia de una marcaHace ya algún tiempo que escribí mi última entrada en este blog. Las circunstancias, sobretodo familiares junto a las profesionales han mandado en esto últimos meses.

Empece a escribir algunas entradas que verán su luz en pocos días, pero con un enfoque mucho mas directo hacia la importancia de la marca. Hablaremos sobre la importancia del mensaje que queremos comunicar con nuestra marca, y la importancia de quién comunica, a quién se lo comunicas y cómo comunicas.

Esta primera entrada del curso 2014 y 2015 iba a tener otro formato, pero hoy leyendo el último post de agradecimiento de Carlos Blanco por el premio al mejor emprendedor del año, he buscado a alguien que con su marca, se haya convertido en icono personal y/o profesional.

Es posible que pocos seáis los que veáis el video de abajo en su totalidad. Te aconsejo que lo veas con calma o al menos que lo escuches con atención, porque tiene mucho mensaje

Muchos ya sabéis quien es Risto Mejide, sin embargo en esta entrevista-coloquio con emprendedores, desarrollada en el marco del evento  First Tuesday, espero que descubráis algo nuevo sobre la importancia de la marca, sobre qué debes o quieres comunicar de tu marca, sobre cómo deberías comunicarlo y a quien deberías comunicarlo. Los próximos post van a ir sobre esto, sobre marcas, sobre diferentes formatos de comunicación, de diferentes marcas, en sus entornos y con sus entornos.

Disfrutad de Risto, no tiene desperdicio.

Imagen: José Luis Cernadas Iglesias

Impulsando tu Marca Personal

Impulsando tu marca personalHoy en día tu Marca personal es muy importante: cerca del 94% de los responsables de RRHH utilizan las redes sociales para encontrar candidatos y para seguir la actividad de sus empleados.

¿Qué dicen tus perfiles en las redes sociales sobre ti? Tu empleabilidad, tu reputación profesional y las oportunidades para alcanzar metas profesionales dependen de cómo estés posicionado de forma online.

1. Visualiza tu meta

Si no tienes claro por qué debes dedicar tiempo y esfuerzo a fortalecer tu marca personal, no lo hagas. El paso previo que deberías tomar es pensar cuáles son en realidad tus metas y aspiraciones. ¿Un nuevo trabajo, cambio de sector, conseguir hacer más negocio, desarrollar una reputación de experto?

Cuando tengas claro qué quieres lograr, podrás valorar la eficacia de tu marca personal actual y qué cambios debes llevar a cabo para apoyar tus objetivos individuales.

2. ¿Cuál es tu mensaje?

Una vez que en tu cabeza está claro que quieres lograr con tu marca personal, entonces puedes crear los mensajes clave que quieres comunicar en el ámbito online.

Primero crea una descripción clara, en una sola línea de ti, y lo que ofreces para posicionarte de forma de cara a conseguir tus objetivos.

Después invierte tiempo para elaborar el contenido básico de tus perfiles en redes sociales (cuida especialmente el de Linkedin) con una finalidad: qué sean fiel reflejo no sólo de tus habilidades y experiencia sino que muestren interés por otras áreas en las que te gustaría tener mayor grado de conocimiento en un futuro.

Es muy importante, finalmente, que seas honesto y fiel a ti mismo con las palabras que utilizas. Transmitir tu experiencia profesional a través de tus logros es más fidedigno que si adornas las misma con bonitas palabras.

3. Aprovecha los puntos fuertes de cada plataforma

Las redes sociales tienen diferentes alcances y aproximaciones, y pueden jugar diferentes papeles o roles en tu actividad de marca personal. Algunos ejemplos:

Linkedin Para muchas personas es la piedra angular alrededor de la que gira toda su marca personal. Cuando hayas terminado de ordenar tu perfil es importante que te unas a grupos que te aporten valor en relación con tus objetivos, participa en los debates y conversaciones que sean de tu interés, comienza alguno por iniciativa propia y publica contenido de interés de forma regular. Atención especial con las personas influyentes con quien te gustaría conectar y envíales invitaciones cuando te encuentres con ellos.

Facebook Aquellos contenidos que suponen cuestionar algo son el mayor peligro para tu marca personal. Por eso es mejor configurar tu perfil como “Privado” para que sólo tus amigos lean lo que publicas. Si por el contrario quieres que tu presencia en Facebook sea publica es mejor crearte una “Facebook Business Page” o un grupo en el sector en lugar de ser accesible para todos.

Twitter Es una herramienta muy potente para que encuentres gente influyente a quienes quieres dirigirte con tus mensajes y captar así su atención. Escribe al menos 3 tweets a la semana, publica tus pensamientos, preguntas y enlaces a contenidos de otros relevantes en tu sector o que beneficien a tus objetivos. Participa en las conversaciones que te interesen.

Google+ Usando tu perfil en Linkedin como plantilla crea una cuenta en Google+. Las comunidades en Google+ se han convertido en una excelente oportunidad para identificar nichos de interés. Configura Google Authorship en tu perfil para que el gran buscador por excelencia te reconozca como proveedor y autor de contenido de calidad.

4. Tu blog debería ser tu base de operaciones

Si vas a dedicar tiempo a impulsar tu marca personal considera la posibilidad de crear tu propio blog. Utilizar tus tweets para enlazar contenidos de terceros es una buena opción, sin embargo usarlos para dirigir tráfico a tu propio blog sería una opción interesante para aportar tus propias reflexiones, incluso de contenidos de terceros. Hay expertos que sugieren que es bueno tener tu nombre como dominio propio, como “MarcVidal.net“. Si no es posible, utiliza un nombre que refleje lo que quieres expresar en tu blog y tus intereses. Trata de publicar en tu blog con un cierto orden evitando hacerlo de forma alocada.

5. Deja de hablar de ti mismo

Seguro que conoces a personas que no dejan de hablar de si mismas, que no son capaces de parar un segundo para preguntar sobre ti. En las redes sociales puedes correr el peligro de solo transmitir contenidos propios sin molestarte en prestar atención e interés por lo que hacen o dicen las demás personas que están a tu alrededor. Una forma de hacer bien las cosas es elogiar, compartir y responder al contenido que otras personas publican.

6. Qué dicen de ti…

Tu marca personal equivale a la opinión que otros muestran de ti (en vez de la información que escribes acerca de ti mismo) y, por tanto, es vital que vigiles la web para encontrar toda mención online de tu nombre, tenga un efecto positivo o influencia negativa en tu reputación. Hay muchas herramientas que pueden ayudarte en esta labor, como Google Alerts, Social Mention y un largo etcétera.

Si encuentras una mención negativa trata de contactar con la persona responsable y proponle continuar en modo offline o en privado. Si trabajas para una empresa habla con el Social Media Manager sobre como abordar  esta cuestión. Toda mención negativa sobre ti, también es perjudicial para tu empresa. Tratar de manejarlo de forma privada casi siempre será perjudicial para tu empresa y las probabilidades de éxito serán escasas. Mantener la calma es la mejor receta. Establecer un protocolo para acometer los comentarios negativos es muy recomendable.

7. Corremos una carrera de fondo, no los 100 metros

Construir una marca personal y conducirla hacia la cima del éxito no es tarea fácil. Estos consejos requieren tiempo y compromiso. Debes estar encima a largo plazo. Desde un principio deberías establecer  cuanto tiempo vas a dedicar al desarrollo de tu marca personal y, una vez decidido, programa esos tiempos dentro de tu vida, personal y profesional.

Una marca personal online fuerte es vital para determinar si tendrás éxito o no. Descuidarla es un riesgo que tiene mucho peligro.

Empieza, desde hoy, a pensar cómo puedes impulsar tu marca personal.

Imagen: Jason Hargrove