Catolico

Catolico

¿Cómo imaginan los niños al próximo Papa?

¿Cómo se imaginan los niños al próximo Sucesor de Pedro, al próximo Papa?

Vatican Conclave Rituals

Los chicos de @mypontifex nos muestran la visión de un grupo de niños, ante la llegada de un nuevo Papa.

Mañana comienza el Cónclave, en el que se decidirá el nombre del nuevo Papa. Estaremos atentos.

Sede Vacante

Es poco común que escriba en mi blog sobre asuntos relacionados con la Iglesia Católica, pero en algunas ocasiones lo he hecho, porque como decía en su último tweet Benedicto XVI, “debéis poner a Cristo en el centro de vuestras vidas”

benedictoXVI

Desde la tarde de ayer, la Iglesia se encuentra en situación de Sede Vacante, Benedicto XVI en acto sublime de humildad, viéndose son fuerzas para dirigir la Iglesia desde la cátedra de San Pedro, decidió hace unos días renunciar al Papado. Un gesto que muchos no han entendido, sobretodo, porque lo ven desde una perspectiva humana, sin pararse a pensar, que el Santo Padre ha basado su decisión en una perspectiva espiritual. Además, el Papa, no tiene ninguna obligación a la hora de justificar su decisión: la toma como Vicario de Cristo en la tierra y no debe responder ante nadie por una decisión de este calado.

Desde hace algunos meses, cuando el Vaticano se puso en contacto con agencias de publicidad para escuchar propuestas para la difusión de los mensajes del Santo Padre, Benedicto XVI ha convertido las redes sociales en herramientas muy útiles para la evangelización del mundo. No hay más que ver tantas y tantas iniciativas, que han surgido del corazón de muchos cristianos para agradecer al Santo Padre, los ocho años de pontificado.

El Aplauso Más Largo o tantas otras.

Con ocasión de la festividad de San Francisco de Sales, el pasado 24 de enero, el Santo Padre, enviaba un claro mensaje a los participantes de la próxima Jornada Mundial de la Comunicaciones Sociales, del 12 de mayo de 2013, al hablar sobre la importancia que las redes sociales pueden tener en la difusión del mensaje cristiano.

Benedicto XVI, que seguirá manteniendo el nombre papal que se otorgó el día de su elección, señalaba en su cuenta de twitter: “Gracias por vuestro amor y cercanía. Que experimentéis siempre la alegría de tener a Cristo como el centro de vuestra vida”. La presencia del Papa en las redes sociales ha sido gestionada gracias al trabajo del publicista granadino Gustavo Entrala y su agencia 101, se convirtió, desde el primer momento, en un gran altavoz del mensaje cristiano del Santo Padre. El último mensaje de su pontificado, fue retuiteado, en pocos minutos por más de 40.000 usuarios.

La muestras de cariño hacia el colegio cardenalicio fueron manifiestas el día 27/02 después de la audiencia en la plaza de San Pedro, en la que se concentraron cerca de 200.000 personas para dar el penúltimo adiós al Vicario de Cristo.

Y, desde ayer, la Iglesia se encuentra en Sede Vacante, desde las 20.00 horas cuando la Guardia Suiza, abandonó el Palacio de Castelgandolfo, donde se alojará Benedicto XVI hasta la elección del nuevo Papa, cuando regrese al Vaticano a residir al Convento Mater Ecclesiae que se encuentran en este pequeño estado.

Muchos, viene pasando desde hace unos horas, no entienden porque la cuenta @Pontifex, de Benedicto XVI en twitter, no tiene ningún mensaje: la explicación es clara, podéis leerla en el time line de @gentrala, “al estar en Sede Vacante los tuits, que son del Papa, no pueden ser públicos; el procedimiento es igual que cuando muere el Papa, todo se va con él, incluidos, los tuits.

Dentro de unos días se convocará el cónclave de cardenales para la elección del sucesor de Pedro, mientras tanto, el cardenal Tarsicio Bertone, el camarlengo, será el encargado de dirigir la iglesia y convocar el cónclave.

 

Gracias al joven de 85 años

Gracias Benedicto XVI por este pontificado ejemplar.

Creo en Internet

Hace algo mas de un año, cuando la crisis estaba pegando fuerte, no es que ahora no lo haga, llego a mis oídos sobre una empresa que buscaba comerciales. Todos los días llegan a mi email ofertas de muy diversa índole; ésta, sin embargo, llego a través de mi madre.

Revaloria, la empresa en cuestión, tiene entre sus fines los de defender los valores cristianos en Internet; por ello me pareció una idea interesante conocerles. Les llame y mantuve un primer contacto con Antonio González, un zagal, super joven, con unas ganas de hacer cosas buenas en Internet, sin esconderse, que, en mi caso fueron muy bien recibidas. Me contó su proyecto, en el que la faceta comercial, no estaba casada con estar con ellos en exclusividad, y quedamos en vernos pasados unos días para tener una reunión con el presente y futuro de Revaloria.

Y…. ¿Por qué os cuento esto….? Muy sencillo: las cosas a nivel profesional comenzaron a tomar un camino mas claro, comencé a tener algunos clientes, a conocer a otros futuros y posibles que, a día de hoy, han sido o serán clientes; sin embargo las conversaciones con Antonio fueron derivando hacia nuevas formulas, y una de ellas ha sido el primer congreso Creo en Internet, que tuvo lugar el 11 del 11 del 11 en Distrito C de Telefónica en Madrid.

Al principio Antonio me contó su idea, y le fuimos poniendo patas a algunos de los ponentes. Le puse en contacto con algunos de los ponentes mas relevantes en el ecosistema digital, pero sobretodo, a diferencia de otras ocasiones, pasadas en mi vida, trate no ya de mantener en un segundo plano, sino de estar para lo que necesitase y, en la medida de mis posibilidades, echarle un mano o un cable.

Creoeninternet ha sido un rotundo éxito, por los ponentes, como Ismael el-Qudsi, Gustavo Entrala, Juanjo García-Noblejas, Manuel Echánove, Carlos Salas, Quique Infante, Sebas Muriel y un largo etcétera, acompañado de un mago y de una organización que se dejo la piel para que todo salese bien. Montar un congreso de este tipo, de un día de duración con 30 ponentes, con un catering servido por Lazcano, en un enclave tan espectacular como el Distrito C de Telefónica, a algunos que, previamente les había hablado de esta jornada, les pareció una locura, y he de reconocer que, en un principio, a mi también, pero que cuando conoces y te sientas con Antonio a comer, y te habla, no se anda por las ramas, va muy directo al grano. No digo que otros no lo hagan, pero éste era el primer Congreso que Antonio montaba de esta magnitud.

Conocía a muchos de los asistentes, y sus comentarios, eran los de personas, que no se dedican a esto del marketing Online o digital, sino a profesiones muy diversas, pero que, sin embargo, estan preocupados por la influencia de Internet en las personas, por la necesidad de impregnar valores en la red, para que nuestros hijos utilicen internet, no con control, sino con cabeza, poniendo pasión en lo que hacen, pero pasión racional, de la que requiere sentarse a pensar. Algunos de ellos, directores de colegios, periodistas de medios tradicionales, profesionales independientes, médicos, abogados, arquitectos, comentaban en corrillos, no ya lo bien que estaba hecho todo, sino la importancia de tomar cartas en el asunto, del uso de las nuevas tecnologías, internet, los smartphones, entre nuestros hijos.

Insuflar la red de valores es una tarea árdua, difícil y, en muchas ocasiones, costosa, por la influencia de quienes no estan dispuestos a consentir, que los católicos, estén presentes en Internet. Sin embargo no van a conseguir callarnos. Se hace muy necesario, que tanta gente de bien, que asistía al primer congreso “CreoenInternet”, nos pongamos, manos a la obra, para enseñar, tanto a nuestros hijos como a todas las personas que pasan a nuestro lado, que Internet debe ser una herramienta para conocer, para aprender, para hacer la vida agradable a los demás, poniendo valores enraizados en todas nuestras actividades y, como señalo Manuel Echánove de la Fundación Telefónica y de Generaciones Interactivas, poniendo Internet al servicio del hombre, no el hombre al servicio de Internet.

Mb Comunicación 2.0 y los que trabajamos aquí nos unimos a este planteamiento; desde hace algun tiempo, nos hacemos este planteamiento: si ponemos valores cristianos en las cosas une a nivel profesional hacemos, posiblemente algunos nos miraran como bichos raros, pero a la larga la satisfacción es mayor. Se nos critica a los cristianos muchas cosas, pero “Creoeninternet” es el ejemplo claro de cuanta gente, ya hace el bien a nivel profesional y trata de enseñar a los que tienen cerca sobre, no ya la importancia de hacer las cosas de forma diferente, sino de hacerlas para encontrar la felicidad de esas personas.

Los ejemplos fueron muchos y variados, el dinamismo del congreso fue tal que, incluso después de comer, con la presencia de un hacker, Chema Alonso, de la red, se oyeron hasta grandes carcajadas y comentarios, sobre que debemos dejar hacer o no a nuestros hijos en la red. En este enlace puedes ver el vídeo de su presentación, que no tiene ningún desperdicio.

Internet tiene sus peligros, porque no todos los que entran en la red de redes lo hacen para estar informados u obtener información para cosas saludable para él, su familia o sus hijos; sin embargo está en cada uno de nosotros tratar de hacer las cosas bien, y de enseñar a los demás como pueden hacerlo mejor.

Y cómo el movimiento se demuestra andando, Creo en Internet, ha sido una jornada dedicada a todos los que utilizamos Internet, para trabajar, como herramienta de ocio, como buscador de información, para encontrar viejos amigos a través de las redes sociales o cualquier uso legítimo que queramos darle para hacer una vida más cómoda y agradable.

Por ello, además, y haciendo caso a algunos de los ponentes, en cuanto a que debemos subir buenos contenidos o hacer saber sobre herramientas o cosas que hagan una vida mejor a los demás, os dejó aquí algunos enlaces que me ha mandado un familiar esta mañana, y que seguramente tendrán utilidad para vosotros.

1. Para tener todo a mano

2. Saber de un libro antes de comprarlo

3. Tu kiosko en casa

4. Actividades gratis en Madrid

5. Multas

6. Documentales

7. Para los cocinillas

8. Biblioteca de la Unesco

9. Para ver cine

10. Series de TV

Juan Pablo II: un ejemplo para muchos

Hace algunos años, en 1994, tuve la oportunidad de acercarme a Roma, y estar presente en una audiencia de Juan Pablo II en el Aula Nervi. En aquellos momentos acababa de salir de un accidente de esquí y llevaba un brazo escayolado. El viaje a Roma, en avión, por 24 horas, fue ciertamente un suplicio, compensado por las palabras de ánimo que Juan Pablo II me dedicó al pasar a mi lado, una vez terminada la audiencia de ese miércoles de abril.

En 1978, mientras disfrutaba de unos días de vacaciones con mis padres, veintitantos días después del fallecimiento de Juan Pablo I, fue elegido como Sucesor de Pedro, el Cardenal Carol Wotyla, oriundo de Polonia, de la ciudad de Wadowice, famosa por sus minas de sal. Un Papa polaco, un Papa eslavo: algo que nadie esperaba.

En 1982, cuando contaba con 12 años, en el encuentro del Santiago Bernabeu, tuve la oportunidad de escuchar sus palabras, con oídos de adolescente. Sin embargo, sus palabras calaron en mi alma, pues años después, en tres ocasiones, tuve la oportunidad de visitar Polonia, para echar una mano a los fieles católicos polacos en la construcción de diferentes iglesias, tras una petición del Santo Padre Juan Pablo II a todos los europeos con el fin de reconquistar Europa para el cristianismo. No fueron viajes de placer, todo lo contrario, aunque viajar en automóvil por toda Europa fue una experiencia recomendable, fueron días en los que descubrí el dolor de las gentes subyugadas al poder del comunismo, con cartas de racionamiento, con lo justo para vivir. Por eso cada encuentro con Juan Pablo II en mi vida significó un momento para aprender algo en la vida.

En la última visita de Juan Pablo II a Madrid, pude ver en sus ojos, como debía estar pasando aquellos últimos trances de su vida, pude ver al Papa cansado, hecho polvo, pero por dentro más fuerte que nunca. Sus últimos días en la tierra fueron momentos para dar gracias a Dios, por tantas y tantas gracias que nos dio  por medio de su siervo el Papa Juan Pablo II.

Ayer, seis años después de su tránsito al Cielo, el Papa Juan Pablo II fue beatificado por su sucesor Benedicto XVI. A partir de hoy, el féretro de Juan Pablo II estará en la Capilla de San Sebastián, junto a la urna de la Piedad de Miguel Angel.

Durante los 26 años y medio de pontificado, Juan Pablo II realizó innumerables viajes, en los que, por encima de todo, trato de transmitir que debíamos confiar en Jesucristo, que no debíamos tener miedo y debíamos abrir las puertas de nuestra alma a Jesucristo. En todas las ocasiones en que tuve ocasión de estar cerca de Juan Pablo II, su mensaje siempre fue el mismo. Muchas personas, opiniones muy respetables, piensan que la caída de comunismo fue debida a la acción de Juan Pablo II, yo sigo pensando que tuvo que ver, pero sobretodo fue Jesucristo y su Madre quienes obraron este milagro. Como lo ha sido el milagro, por el que se reconoce la intercesión del Papa en la curación de Parkinson de una monja francesa.

Hoy, tres meses después de comenzar este post, llega su publicación. Muchas son las voces que hoy en día se alzan contra la acción de la Iglesia Católica, por actos como el que tendrá lugar, en unos días, con la celebración de la JMJ 2011, en Madrid. Algunas de esas voces las conozco, y, por primera vez en mucho tiempo, me resbalan, simplemente, no tienen ningún tipo de razón. La celebración de estos encuentros entre el Santo Padre y jóvenes del todo el mundo tienen una clara misión: poner a los jóvenes, y no tan jóvenes, en la estela del camino que lleva a la felicidad. Después de ver algunos acontecimientos durante este año, en el que personas allegadas han sufrido alguna desgracia, sólo se me ocurre dar gracias a Dios y a mis padres, por haberme enseñado la fe cristiana, por haberme dado la posibilidad de asistir a la ya muy lejana primera Jornada Mundial de la Juventud en Roma, con Juan Pablo II, en 1984. La alegría de estar cerca de Dios, es la que sustenta mi vida y la de tantos que están cerca de mi. Sino, muchas cosas no tienen sentido.

Este año, este verano, en unos días, seguiré la JMJ por TV y por Internet, y no por no ser ya tan joven, sino por las obligaciones que conlleva tener dos hijos. A todos los que estéis en Madrid os animo a participar.

 

La Última Cima

He estado dando vueltas, durante los últimos tres días, a como escribir este post. No por el hecho de escribirlo, sino al hecho en si del mensaje.

Posiblemente querido lector de mi blog, puedas asustarte al leer este post. No es mi intención, pero, sin embargo, me gustaría que lo leyeses.

Hace cuatro años, por estas fechas, concretamente, el 27 de mayo de 2006, mi tercer hermano fue ordenado sacerdote en Roma. Algunos conocidos nos dieron la enhorabuena, sin embargo otros me dieron el pésame. Como les comenté en su día, ser hermano de un sacerdote no es una desgracia sino todo lo contrario, una bendición de Dios. Y no sólo porque haya celebrado la ceremonia de mi matrimonio, que también, o porque haya bautizado a algún sobrino, que también, sino por un sentido mucho más profundo: la alegría y la paz que se palpa en el ambiente cuando hablas con él, cuando está presente, en definitiva tener un hermano sacerdote, en estos tiempos que corren, no está bien visto, y menos, si cabe, cuando va vestido de negro; como si los “mod´s” no fuesen vestidos de negro.

Hace unos días, coincidiendo con esa misma fecha, otro amigo era ordenado sacerdote también en Roma. Su familia, a la que conozco desde los cuatro años, está muy feliz en estos momentos. A una de sus hermanas, cuñada mía, cuando le oyes hablar de su hermano se le iluminan los ojos, como a tantas madres, hermanos, amigos, que conozco que tienen la dicha de tener un sacerdote en su familia.

En estos tiempo que contemplamos, no está de moda hablar de los sacerdotes, debido sobretodo a que algunos de ellos, no han hecho las cosas bien en su vida, y, desde la prensa, desde la política y, sobretodo, desde un sector de la población cada vez menos respetuoso, se trata de meter en el mismo saco a todos los sacerdotes del mundo.

Hace un mes, un buen amigo, mientras manteníamos una animada conversación, me habló de Pablo Domínguez, un sacerdote, decano de la Facultad de Teología San Damaso, que falleció en febrero de 2009 cuando estaba de excursión en el Moncayo. Pablo, que había nacido en Madrid, se dedicó desde su infancia a hacer sonreir a todo aquel que pasase por su lado: al que iba en el metro, al que le insultaba, a quien le odiaba y a quien le quería.

Y Pablo, por encima de todo, por encima de su pasión por la montaña, por encima de si mismo, siempre trato de estar cerca de Dios, y conseguir, que todo aquel que pasase a su lado descubriese la maravilla de estar cerca de Dios.

Juan Manuel Cotelo, a quien conocí hace muchos años, aunque posiblemente él ni se acuerde, ha desarrollado su carrera profesional en el mundo del cine, primero como actor, en conocidas series españolas, y ha dirigido cuatro películas, El Sudor de los Ruiseñores (1998), Esto no es una ONG (2007), Corto Descafeinado (2007) y La Última Cima (2010).

La Última Cima nos habla sobre la vida de Pablo Domínguez y, en 80 minutos, desarrolla un semblante de la vida de un sacerdote: pero no uno de ficción, sino uno de carne y hueso, con testimonios vivos de quienes estuvieron en su vida.

No voy a contar mucho más de este documental, pero os aconsejo ir a verlo, sobretodo, a quienes tienen un concepto del sacerdocio equivocado, sobretodo, para quienes piensan que la Iglesia Católica es, simplemente, un grupo de gente que quiere enriquecerse a costa de los demás.

Inicio Película “La última cima” YA EN + 60 SALAS DE TODA ESPAÑA from infinitomasuno.org on Vimeo.

Solo una nota, finalmente, en catástrofes naturales como las de Haití, en situaciones difíciles para la economía mundial, en situaciones de paro extremo, como la que vivimos en España, actualmente, cuando se acaban los subsidios por desempleo, cuando un Estado o un Gobierno se desentiende de sus parados, de sus ciudadanos, etc, es cuando la Iglesia Católica, a través de muchas organizaciones como Cáritas y a través de muchos sacerdotes, ayuda a todos aquellos que pasan penurias.

Algunos sacerdotes católicos, por el mero hecho de enseñar la fe cristiana, tal y como mando Jesucristo, son perseguidos y asesinados en muchos lugares del mundo, como Pakistan, Afganistán o países islámicos. Y, sin embargo, se nos sigue pidiendo, por parte de las autoridades políticas que respetemos las tradiciones del Islam. El respeto se debe a todos aun cuando no estemos de acuerdo con sus creencias. Pero, debe ser un respeto mutuo.

Trailer Película “La última cima” YA EN + 60 SALAS DE TODA ESPAÑA from infinitomasuno.org on Vimeo.

Escuchando a Jose Ignacio Munilla

Hace unos meses el Obispo de Palencia, recibió el encargo de tomar las riendas de la diocesis de San Sebastián.
Monseñor Jose Ignacio Munilla ha sido y es un Prelado que no se muerde la lengua, a la hora de hablar sobre como debe vivir el cristiano del siglo XXI su fe, y sobretodo la forma de mostrarse ante sus amigos, su familia, en definitiva, ante la sociedad civil.
Anoche tuve la ocasión de escucharle, en directo, durante la emisión de un programa en la emisora Radio Maria: y me llamo la atención su franqueza, su forma de hablar a la hora de hacer radio
Monseñor Munilla a la hora de hablar en la radio, al tiempo de manifestar sus inquietudes a la audiencia, comentaba que, a la hora de tratar un tema, suele coger el Catecismo. Y el tema del programa lo desmenuza, lo “vulgariza”, trata de estirarlo como un chicle. El gran reto es la transmisión de la fe a las nuevas generaciones. Y Radio Maria lo escuchan gentes de todas las clases, de todas las edades, y contaba el caso de un oyente reciente: un chico de 16 años, cuando falleció JPII encontró Radio Maria, su familia no es muy católica, y, sin embargo, a pesar de los pesares continuo escuchando Radio Maria.

Es falso que haya una metodología no valida para los jóvenes. Radio María, apostillaba Monseñor Munilla, puede llevar a los jóvenes a la Radio. Seguramente uno de los principales apostolados es llevar a los jovenes al encuentro con Jesucristo a través de la radio.

la radio acompaña, ayuda y salva en muchas ocasiones y desde la fidelidad que se nos exige, puede ser una manera de entrar en muchos hogares rotos, para llevarles a Cristo

Nos encontramos en momentos en los que la fe, necesita de nuevos modos de ser acercada a los jóvenes, a los adolescentes, en general, a todos aquellos que necesitan una experiencia cristiana, y es un buen momento para hacerlo, a través de la Radio digital, de los medios sociales de comunicación.

En estos tiempos en los que la Iglesia sufre ataques, desde muy diversos ámbitos de la vida publica, se hace muy necesario, que voces autorizadas, expliquen cual es el mensaje del Evangelio, que no es otro que la Salvacion de las almas.

Monseñor Munilla representa a aquellos que queremos vivir de acuerdo con nuestra de y, que no dudan, a la hora de dar testimonio de su fe.

Enfrente, pero sin mostrarles odio ni repugnancia, tenemos a aquellos que tratan de desnaturalizar al hombre, con políticas como el aborto, la diferenciación del genero como base de las relaciones sociales, la eutanasia, o el vale todo, as hora de dictar una u otra política económica.

Me congratula escuchar a personas, que, como Mons. Munilla, no dudan a la hora de propagar su fe, de declararse cristianos, le pese a quien le pese.

Os aconsejo leer la entrevista que le hicieron el pasado días 18 de abril.