Calienta motores: gran torino

Posiblemente sea una de las pocas ocasiones en que escriba un post sobre una película, pero esta ocasión merece la ocasión, y no precisamente para hacer un resumen de la misma, sino para despertar en tí, lector de mi blog, las ganas por ver tan excepcional film.

72grantorino

Clint Eastwood hablaba, hace poco, sobre su no vuelta a protagonizar una película, aunque no dejará la dirección, y esta película, Gran Torino, que ha dirigido y protagonizado, sobre las ganas de vivir, sobre la importancia de hacer cosas por los demás, es seguramente, una de las mejores razones para despedirse de los escenarios cinematográficos.

Basada en la fortaleza del Ford Gran Torino de 1972, Clint Eastwood nos propone con este film un canto a las ganas de vivir. Simplemente me parece una obra maestra, como lo fue el montaje de semejante maquina por la factoría Ford.

Posiblemente con Gran Torino, Clint Eastwood, a sus casi 79 años, como actor ya ha llegado a la cima de su carrera, pues borda este papel, con su humor irónico, tan característico en otros filmes anteriores. Espero que como director haga algún film tan excelente como éste.

El simil entre un veterano de la guerra de Corea y el Ford Gran Torino de 1972, icono de la sociedad americana de aquellos años,  refleja a un gigante a quien le quedan muchos motores, que calentar; a diferencia de Starsky&Hutch que con su Gran Torino, jugaban un papel más policiaco y diferente del papel que Eastwood le concede a tan excelente automóvil.