Barcelona

Quienes habitualmente leeis este blog, quizás os preguntéis porque escribo este post, espero que al final lo entendáis. Yo nací en Madrid, mi padre era de Granada, mi madre es de Madrid, y sus orígenes segovianos. En mi familia, en la se sangre, hay una mezcla catellana y andaluza, que nos hace llevarnos a todos muy bien, pero no por la sangre, ni por donde hayamos nacido, sino porque creo, que así nos lo han enseñado nuestras familias.

En el año 1970, al poco de nacer, mi padre y mi madre me llevaron a Barcelona, y por las fotos que he visto, me suena, que son en Plaza Catalunya. Yo, ni soy catalán, ni barcelones, ni culé. Soy, bueno nací en Madrid, soy hincha del Real Madrid, e hincha, por haberlo practicado, de los Barcelona Dragons.

Hotel Rey Juan Carlos IPort Olimpic

Hace menos años, mi padre me llevó a la Ciudad Condal, al Palau Blaugrana, a ver un Madrid-Barça de basket, da igual el resultado. Muchos de los clientes de la agencia de publicidad de mi padre eran catalanes. Y, oh que casualidad, hoy tengo amistad con algunos de ellos. Ah, y sigo siendo del Madrid…

Desde hace 5 años, voy mucho a Barcelona, por motivos profesionales, y cuando puedo, a descansar en la maravillosas aguas de la Costa Brava, o a pasear por Barcelona: por Rambla Canaleta, por Gracia, por el Rabal, o cualquier barrio de la Barcelona antigua.

chuleton de bueyLuz de Gas

La semana pasada estuve en Barcelona tres días en el Search Congress, sobre buscadores. He comido, en un italiano regentado por napolitanos, el Divina Pedralbes, en la Zona Universitat; cene un entrecot de buey, en el Mussol, y una copa en Luz de Gas, discoteca de renombre, en Muntané, 244.

A mi me gusta Madrid, la ciudad en la que me he criado. Pero, sinceramente, Barcelona, me gusta más que Madrid por varias cosas, hay menos gente, la locura de los atascos es diferente; hay motos, el tiempo es más benigno, tiene mar. A los emprendedores se nos trata de forma diferente, y Baqueira si me apuras está cerca.

Cambiaría de ciudad. Pues, de momento, creo que no. En un futuro? No lo sé, depende de algunos factores, sobretodo familiares. Yo en Madrid me siento muy a gusto, y en Barcelona también. Tengo amigos de Barcelona, y nos llevamos muy bien. Son gente abierta.

Escribo este post para que los radicales, y no están tan lejos, que odian Cataluña, como los que odian Madrid, Valencia o Andalucia, y lo único que saben decir, cuando alguien les dice que se lo paso bien en Barcelona, tres días, que en Barcelona hay más delincuencia que en Madrid, o que en el Rabal alguien murio, por una explosión, o que a fulano lo mataron en Loeches, o con perdón “la madre que los parió”, que en este pais, llamado España, con sus particularidades, existe una cosa que se llama T-O-L-E-R-A-N-C-I-A.

Hoy nada más llegar a Madrid y decir que en Barcelona hay menos tráfico, y menos estres que en Madrid, cosa que es cierta, por otra parte, me encuentro a quienes sólo saben criticar, por criticar, y decir que en Madrid no hay barrios como El Raval. Sinceramente, los hay, y peores.

Pero, desde aquí quiero dar las gracias a todos los catalanes que conozco de ser tan buena gente, como lo son los de Madrid, los de Sevilla, o los de cualquier ciudad del mundo. Los cizañeros son los que deberían esconderse en su agujero, y no salir, ni a hablar.

Nota: Si alguna palabra en catalán, está mal escrita, pido disculpas.